Autor Tema: Japón: La alimentación del soldado japonés en combate  (Leído 1325 veces)

Desconectado Lenz Guderian

  • Oberstleutnant 2da. División Panzer
  • Moderator
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 2.707
  • La Voluntad y el Error son los padres de lo vivo.

Re:Japón: La alimentación del soldado japonés en combate

« Respuesta #30 en: 13 de Mayo de 2017, 20:28:50 pm »
Buenísimo. Para Leer con calma y aprender mas sobre esta guerra tan especial. Las condiciones climaticas en Africa modificaron todo. Las armas, la intendencia. Y los alimentos se ve tambien. Me imagino que todo se descomponia mas rapido. Lo bueno es que ahorraban gas al freir los huevos en la lámina de los vehiculos  https://k30.kn3.net/taringa/2/5/6/9/9/0/48/panzer_arg/B00.gif

Desconectado TITUS20050

  • Tenente Colonnello
  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 2.833
  • Mirando el pasado se comprende mejor el futuro

Re:Japón: La alimentación del soldado japonés en combate

« Respuesta #31 en: 20 de Mayo de 2017, 00:30:16 am »
En esta párte nos toca hablar del ejército americano ya que fue el que más investigo que darles de comer en combate a sus tropas.

ESTADOS UNIDOS  ENTRA EN LA GUERRA

 Estados Unidos de Norteamérica es probablemente el país que más se ha preocupado en materia de alimentación  militar no solo desde el punto de vista de la provisión adecuada de comida para sus tropas, sino en su constante investigación y desarrollo de nuevos alimentos aptos para los distintos cuerpos militares en diferentes situaciones de combate. Esto se hace patente sobre todo a partir de la Segunda Guerra Mundial y se prolonga hasta nuestros días.

Últimos soldados españoles en Cuba año 1898


                                           
 
El 14 de junio de 1775 el primer Congreso Continental  crea el Ejército Continental a las órdenes de George Washington para enfrentar a los británicos que habían incursionado en Massachussets, regulando las raciones y contenido, modalidad que se prolongará más allá de los ocho años que duró la lucha por la independencia.

Estas  raciones conocidas como Ración de Guarnición (Garrison Ration) se componía de : “Una libra (453, 6 gr.) de carne de vaca o 3/4 libras de cerdo o una libra de pescados por día, una libra de pan o de harina por día.

Tres pintas (2.25 l) de guisantes o de habas por semana o vegetales equivalentes a un dólar por el celemín (4,5 l) para los guisantes o las habas. Una pinta (0.75 l) de leche por hombre por día, ½  pinta de arroz  o una pinta de la comida india (alimentos a base de maíz) por hombre por semana, un cuarto de galón de cerveza spruce, (Cerveza fabricada por la melaza fermentada y otros azúcares con el exudado de una especie de abeto y a veces con la malta.) o de sidra, por hombre por día, o nueve galones de mollasses (melaza) para una  compañía de cien hombres.

En 1856, Gail Borden Jr. inventa la leche condensada que sería solicitada en grandes cantidades por el ejército de la Unión durante la guerra de secesión (1861-1865) en la que se enfrentaron los estados del norte con los estados esclavistas del sur.

Durante este período de la guerra civil, surgió un producto enlatado a base de carne de cerdo y frijoles producidos por Gilber Van Camp (En la actualidad los productos Van Camp´s pertenecen a ConAgra Foods) que originalmente envasaba frutas y verduras para su propia tienda de comestibles en Indianápolis.

Van Camp, que había sido hojalatero y por lo tanto tenía gran experiencia en materia de enlatados, logró un contrato con el ejército de la Unión para abastecer a sus tropas con judías enlatadas. En 1863 el ejército del norte incorporó la patata en la ración de combate en una proporción de 30 libras para cien raciones, y hacia finales del siglo XIX cuando comienza el enfrentamiento contra España por la posesión de Cuba.

El problema de la alimentación se torno difícil debido a las grandes distancias que separaban a los EE.UU. de las tropas combatientes en particular, las que peleaban en Filipinas,  haciendo muy dificultosa la provisión de alimentos que por otra parte, debido a los bajos estándares de fabricación de las conservas, muchas veces se consumían en mal estado provocando más muertes por intoxicación que por los combates.

El problema logístico fue una constante en todos los tiempos razón por la que  muchos ejércitos estuvieran mal alimentados a pesar del esfuerzo por mejorar sus raciones. En 1902 el ejército estableció la primera escuela de cocineros militares  y en el mismo año, la marina publicó un manual con 100 recetas de cocina.

Dado el avance en los estudios sobre nutrición hacia principios del siglo XX, las raciones incorporaron  proteínas, grasas e hidratos de carbono para llegar a 4000 kilocalorías diarias durante la Primera Guerra Mundial en la que sin embargo, había una ausencia de vitaminas por falta de verduras frescas y frutas.

Pero a pesar de la imagen pacifista y de neutralidad que proyectó  Estados Unidos años más tarde, lo cierto es que siguió preparándose para la guerra porque su expansión nómica se había extendido por todo el mundo y sus inversiones corrían serio peligro ante el avance del nacionalsocialismo, el fascismo italiano, el comunismo de la Unión Soviética y el expansionismo japonés sobre Indochina.
Continua

Desconectado josmar

  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.644
  • Konteradmiral

Re:Japón: La alimentación del soldado japonés en combate

« Respuesta #32 en: 21 de Mayo de 2017, 12:31:35 pm »



        #@48  #@48  #@48  #@48            #@5


 

Real Time Web Analytics