Autor Tema: Operación Neptuno  (Leído 2450 veces)

Desconectado Matias

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 139
  • "No existen los hechos,solo las interpretaciones"

Operación Neptuno

« en: 12 de Febrero de 2014, 05:31:17 am »
Hola a todos!
Básicamente, la Operación Neptuno fue el nombre en clave con el que se conoció a la operación naval llevada a cabo por los Aliados para el transporte de personal y material desde los puertos de Torquay, Weymouth, Portmouth y Shoreham,en el sur de Inglaterra, a través del Canal de la Mancha,y que desembarcaría en las playas normandas (Operación Overlord).
Los planes de contingencia alemanes habían considerado la posibilidad de desembarcos aliados en Noruega y Dinamarca,e incluso la eventualidad de desembarcos en España y Portugal.Los oficiales del Estado Mayor del OKW (Oberkommando der Wehrmacht),examinaron cuidadosamente las posibilidades de ataque contra la costa mediterránea de Francia y el golfo de Vizcaya,especialmente contra Bretaña y Burdeos. Pero las zonas mas probables (con mas posibilidades de explotar un hipotético éxito operativo) eran aquellas que estaban al alcance de las bases aéreas de los Aliados en el sureste de Inglaterra,desde las costas de Holanda hasta el extremo de la península de Cotentin.El objetivo mas evidente era el paso de Calais;ofrecía a los Aliados la ruta marítima mas corta,la mejor oportunidad de ofrecer apoyo aéreo constante,y una linea de avance directo hacia la frontera alemana de menos de 300 Km.Si tenia éxito,esta operación aislaría a las fuerzas alemanas situadas al oeste y rebasaría las plataformas de lanzamientos de los V-1,que no tardarían en estar listas.Por todos estos motivos,las principales defensas del Muro Atlántico habían sido concentradas entre Dunkerque y el estuario del Somme.Esta región era defendida por el 15º Ejercito alemán. Dentro de este contexto,la zona de desembarco mas probable eran las playas de Normandia.Hitler empezó a sospechar que ese podría ser el plan aliado,pero pronostico que la acción tendría lugar en ambos tramos de costa,para asegurarse de que luego pudiera jactarse de haber acertado.La Kriegsmarine,sin embargo,descarto extrañamente la costa de Normandia como posible escenario de un desembarco,en la creencia de que estos solo podrían hacerse con la marea alta.Este sector,que se extendía desde el Sena hasta Bretaña,estaba bajo la responsabilidad del 7º Ejercito alemán.Rommel,comandante en jefe del Grupo de Ejércitos B,estaba exasperado por la negativa del Fuhrer de poner a la Luftwaffe y a la Kriegsmarine bajo un único mando centralizado para la defensa de Francia.Este prefería mantener organizaciones rivales,a las que solo el pudiera controlar.Bien,hecha esta breve introducción,entremos a lo que nos trajo hasta aquí.¿Quienes eran,cuantos y como estaban compuestas las unidades navales participes de Neptuno? La mayoría de los barcos eran británicos,estadounidenses y canadienses,pero también había franceses,holandeses,polacos y noruegos.Esas embarcaciones transportarían 39 divisiones de ejército conformadas por 20 estadounidenses, 14 británicas, 3 canadienses, 1 francesa y 1 polaca.El total del número de naves era la enorme suma de aproximadamente 6200 barcos.Las unidades navales se dividieron en 5 grupos.Dado el gran tamaño de la flota, y la multiplicidad de puertos desde los que debían zarpar, se estableció un área de reunión y organización de la flota, el área “Z”(50°25' N, 0°58' W), popularmente conocida como “Piccadilly Circus” (en alusión a la concurrida zona en el centro de Londres) desde la cual los cinco grupos se dirigieron a sus playas correspondientes a través de diez canales previamente abiertos por los dragaminas (el mal tiempo que hizo el 5 de junio convenció a la Kriegsmarine de que no valía la pena enviar patrullas de vigilancia al canal.En consecuencia,las flotillas de dragaminas de la Marina Real británica pudieron avanzar en linea recta hacia la costa de Normandia sin que los alemanes hicieran algún tipo de intervención de importancia). Cuando los que zarparon en los convoyes de guerra volvieron la vista hacia Southampton al anochecer del 5 de junio, debio de parecerles que la flota se extendía mas allá del horizonte.Muchos se preguntaban que pensarían los alemanes cuando avistaran a la Armada,una de las flotas mas grande que se había hecho a la mar en la Historia... Mientras navegaban por el Canal de la Mancha,a la mente de muchos británicos y canadienses venían los recuerdos dolorosos de la infructuosa incursión en Dieppe,llevada a cabo dos años atrás.Se preguntaban si lograrían volver vivos a sus hogares,y muchos habían tomado un pequeño puñado de arena antes de embarcar,como ultimo recuerdo de su tierra natal.Casi todo el mundo,a todos los niveles,era consciente de que iban a participar en un hecho histórico.Pero también se preguntaban si los alemanes sabían de sus movimientos y si los estarían esperando.Los cerebros detrás de Neptuno habían pasado varios meses analizando las posibles amenazas que podrían cernirse sobre las flotas invasoras: submarinos,minas,los torpederos Schnellboote,los radares y la Luftwaffe.Se habían tomado todas las precauciones.Los escuadrones de cazas patrullaban las costas francesas durante toda la noche dispuestos a abatir a cualquier avión enemigo que pudiera avistar la llegada de las flotas.Aviones equipados equipados con contra-medidas de radio sobrevolaban ademas la zona para interferir las frecuencias usadas por los cazas nocturnos alemanes. También se realizo una operación de interferencias de radares a gran escala. Una de las maximas preocupaciones del almirante Ramsay,era la eventualidad de que se produjera un ataque masivo contra la flota invasora por parte de submarinos alemanes desde las bases que la Kriegsmarine poseía en Bretaña.Para ello,fueron desplegadas fuerzas navales anti-submarinos,pero la principal misión destinada a cubrir eventuales aproximaciones desde el suroeste recayó sobre el 19º Grupo de Coastal Command de la RAF,formado principalmente por B-24 Liberators e hidroaviones Sunderland.El griçupo estaba constituido por tres escuadrones canadienses,dos australianos,uno neozelandes,uno checo y otro polaco.Patrullaban constantemente el Canal.Uno de los Liberators del 224º Escuadrón pilotado por un canadiense de 21 años,el subteniente Ken Moore,hizo historia hundiendo dos submarinos en 22 minutos el 7 de junio.Para la frustración de Karl Donitz y el Alto Mando de la Kriegsmarine,ni un solo submarino logro penetrar la pantalla protectora de la flota aliada.Solo los veloces Schnellboote alemanes y,posteriormente,los submarinos enanos lograron infligir algunas perdidas.A bordo de los buques de desembarcos,los soldados se dedicaban a matar el tiempo.Algunos se esforzaban en aprender algo de francés de sus libros de frases,otros jugaban cartas,algunos trataban de dormir y otros leían la Biblia.En el buque británico Princess Ingid,Dios se había mostrado de mal humor.Por la tarde,el contramaestre había invitado a celebrar una misa en la cubierta superior."Aunque la asistencia era voluntaria"-relata un miembro de la 50º División-"daba la impresión de que todos los soldados de a bordo estaban presentes.En la proa se coloco una mesa con un mantel sobre el que había una cruz de plata.Entonces,el viento empezó a incrementar.Una ráfaga dio vuelta el mantel,y la cruz cayo rodando y se partió en dos.La consternación de todos los hombres que estaban allí era enorme.Menudo presagio!!.Por primera vez sentí realmente lo que era el temor a Dios.A mi alrededor,los hombres estaban abatidos...". A diferencia de lo que ocurría en las ruidosas partidas de cartas,había otros que entraban en largos silencios."Aunque estuviéramos amontonados-anoto el teniente Gardner Botsford-uno se sentía muy en privado".Algunos discutían quien iba a salir primero a la hora de desembarcar.A los hombres del tristemente celebre 116º Regimiento de Infantería que se dirigían a la playa Omaha les costaría trabajo olvidar el discurso de su oficial al mando,el coronel Charles D. Canham.Este había previsto que dos de cada tres de ellos no volverían nunca a casa.Un alto oficial británico que iba en el Empire Broadword hizo un comentario igualmente descorazonador al poner fin a su arenga con las siguientes palabras:" No os preocupéis si no sobrevivís al asalta,pues contamos con un montón de soldados de reserva que no tendrán mas que pasar por encima de sus cadáveres".En el Bayfield,de la USS Navy,un oficial anota en su diario su sensación de "acercarse a un gran abismo,sin saber si navegamos hacia una de las trampas militares mas grandes del mundo o si hemos cogido al enemigo completamente desprevenido".Los pensamientos de estos hombres fueron contrarrestados por el mensaje de el comandante supremo Dwight D. Eisenhower,transmitido por el sistema de megafonia a las tropas que debían desembarcar:"Soldados,marineros y aviadores de la Fuerza Expedicionaria Aliada!.Estáis a punto de embarcaros en la gran cruzada en la que hemos estado trabajando durante muchos meses.Los ojos del mundo están fijos en vosotros.La esperanza y las oraciones de las personas amantes de la libertad en todo el mundo os acompañan.Juntos con nuestros valientes aliados y hermanos en armas presentes en otros frentes,vais a llevar a cabo la destrucción de la maquina de guerra alemana,vais a conseguir la eliminación de la tiranía nazi sobre los pueblos oprimidos de Europa,y la seguridad para nosotros mismos en un mundo libre". Muchos admitieron que se les puso la piel de gallina al escuchar aquellas palabras...Poco después de la 1 hs de la madrugada,se ofreció el desayuno a las fuerzas de asalto.Muchos marineros renunciaron voluntariamente a sus raciones y se las dieron a los soldados que iban a desembarcar.Una vez concluido el desayuno,los soldados de la primera tanda empezaron a reunir su equipo.Se sentían casi tan torpes como los paracaidistas cuando recibían la orden de saltar.El exceso de carga de la primera oleada resultaría fatal para muchos.Un oficial de la Marina estadounidense habla de como los soldados "arreglaban con nerviosismo su equipo y daban caladas a los cigarrillos como si cada una fuera a ser la ultima". Tras limpiar los canales que debían conducirlos hasta las playas de desembarco,la pantalla protectora de dragaminas dio media vuelta,haciendo la señal de buena suerte a los destructores que pasaron ante ellos para dirigirse a sus posiciones de bombardeo. Parecía casi un milagro que los frágiles dragaminas,cuyas posibles perdidas tanto habían preocupado al almirante Ramsay,hubieran llevado a cabo su tarea sin sufrir una sola baja.Pero era inevitable que una flota tan grande pasara desapercibida.A las 02:15 hs,el cuartel general de la 352 División de Infantería alemana,desplazada a lo largo de la costa,recibió una llamada del Seekommandant Normandie de Cherburgo en la que se decía que unos barcos enemigos habían sido avistados a 11 Km. al norte de Grandcamp.Pero,al parecer,la enorme confusión creada por los lanzamientos de paracaidistas (verdaderos y falsos),que estaban sucediéndose en esos momentos a lo largo y ancho de la península,distrajo la atención de la principal amenaza (la flota).Solo a las 05:20 hs,la guarnición de Point Du Hoc informo de la presencia de 29 barcos enemigos.La Fuerza Expedicionaria Occidental (que perdió al destructor Corry tras chocar con una mina),situada ante la plata Omaha,estaba formada por los acorazados estadounidenses Texas y Nevada,así como por el monitor Erebus,de la Marina de su Majestad,4 cruceros y 12 destructores.La fuerza expedicionaria Oriental,situada delante de las playas asignadas a los británicos y canadienses,Sword,Juno y Gold,estaban formadas por los acorazados Ramillies y el Warspite,y el monitor Roberts,de la Marina de su Majestad,y por 12 cruceros,entre ellos, el buque polaco Dragon,y 37 destructores para el apoyo cercano.A las 05:37 hs,mientras los navíos mas pequeños se dirigían a ocupar sus posiciones,el destructor noruego Svenner fue alcanzado de lleno.Una pequeña flotilla procedente de Le Havre se había acercado aprovechando la cortina de humo lanzada por la aviación aliada a fin de protegerlas de las baterías costeras de Le Havre. Los buques de desembarco también se dirigieron a sus posiciones frente a la costa.Los que llevaban equipo pesado,como radios y lanzallamas,de casi 50 Kg,tenían dificultades para deslizarse por las redes para acceder a las lanchas.Varios hombres se rompieron tobillos y piernas al no calcular debidamente el momento en el que debían saltar.Un ingeniero,describiría mas tarde en una carta que el momento del descenso,fue el "momento mas solitario" de su vida.La fuerza expedicionaria Occidental abrió fuego sobre las playas Omaha y Utah.Muchos sufrían de mareo.Un soldado a bordo de una de las lanchas diría luego:"el cielo y el mar y los barcos,todo era de una color plomizo"...                                                                                     
Fuente:"El Día D,La Batalla por Normandia",Antony Beevor.
« última modificación: 01 de Septiembre de 2014, 02:10:47 am por Matias »

Desconectado Sikorski

  • Chorzy 1ª División Acorazada
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 764
  • Para acabar una guerra es necesario verse de cerca
    • Colección Sikorski

Re:Operación Neptuno

« Respuesta #1 en: 12 de Febrero de 2014, 08:15:11 am »
Buen aporte, Matias #@5

Recomiendo para el tema de la preparación de Overlord este librito, muy bueno:


Desconectado Matias

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 139
  • "No existen los hechos,solo las interpretaciones"

Re:Operación Neptuno

« Respuesta #2 en: 12 de Febrero de 2014, 18:45:52 pm »
Muchas gracias Sikorski.Anotare la recomendación.Saludos.

 

Real Time Web Analytics