Autor Tema: Choque de Titanes  (Leído 2831 veces)

Desconectado Matias

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 139
  • "No existen los hechos,solo las interpretaciones"

Choque de Titanes

« en: 14 de Febrero de 2014, 05:04:57 am »
Hola a todos!
El 22 de junio de 1941 Alemania invade la URSS en la denominada "Operación Barbarroja", cuyo objetivo era derrotar al Ejercito Rojo y al Estado Soviético en una "campaña relámpago" de algunas semanas,para explotar los enormes recursos naturales del gigante asiático. Estos objetivos estaban previstos se realizarían, en un determinado plazo de tiempo. Alrededor de 3.050.000 (mas 300.000 reemplazos aprox en el Ejército de Reemplazo para cubrir bajas), que junto con otros ejércitos aliados del Eje sumaban un total de 4.000.000 millones de hombres, esperaban, desde Finlandia hasta el Mar Negro, para invadir la Unión Soviética."El mundo contendrá la respiración", había declarado Hitler en una sesión de planeamiento varios meses antes.


El enemigo que tenían delante estaba conformado por un total de 303 divisiones y 22 brigadas, a las que en el mes de julio se agregarían otras 109 divisiones. Gracias a estos refuerzos, el avance alemán se vio ralentizado. El no poder cumplir los objetivos con el ajustado calendario de operaciones traería fatales consecuencias para los planes alemanes. Para los meses de agosto-septiembre, el Ejercito Rojo había perdido (y reemplazado) alrededor de 97 divisiones. El jefe Jefe del Estado Mayor del Alto Mando del Ejército Alemán, Franz Halder, anoto en su diario de guerra que en el mes de Agosto, de las aprox 180.000 bajas alemanas,solo se reemplazaron 47.000. A ese ritmo,pronto se acabarían los reemplazos (300.000). La logística germana empieza a tambalear en el Frente Oriental y la resistencia del Ejercito Rojo y el factor climático exacerban dichos problemas, pues, como afirma el historiador David Stahel "una planificación pobre, dificultades operativas y una baja capacidad de transporte significaron que la crisis de suministro de Octubre fuera un hecho ya predestinado, exacerbado por el mal tiempo, pero no causado por él”.
Y es que en el mes de Octubre, en Smolensk, se había alcanzado el Tuirning Point (punto culminante) de la campaña, y cualquier operación ofensiva ejecutada luego de haber alcanzado dicho punto es,como decía Clausewitz,una invitación al desastre, y la contraofensiva soviética iniciada el 5 de diciembre de 1941 es la epitome de dicha campaña.



Con esta derrota, Alemania había perdida militarmente la guerra. Pero, eso si, estaba en condiciones de ponerle un fin político a la guerra,pudiéndose evitar la catástrofe que supuso la derrota final (y total) en 1945. Ahora bien, muchos dirán (con argumentos aceptables), que los alemanes no fueron derrotados hasta 1945. Y efectivamente, la Wehrmacht combatió durante 4 años contra el Ejercito Rojo y produjo millones de bajas a sus enemigos, pero ya nunca volvería a ser la formidable maquina de guerra del verano de 1941; El fracaso de Barbarroja había dejado seriamente mermada la capacidad bélica y la economía germana. Para sustentar y documentar esta teoría, me remito a las cifras de bajas de personal oficiales del OKH del 26 de noviembre de 1941: 743.112 hombres (23.5% de la fuerza media de la Wehrmacht en el Frente Oriental hasta el 26 de noviembre de 1941).El 31 de diciembre de 1941 las bajas de la Wehrmacht habían aumentado a 830.903 hombres (incluyendo 26.755 oficiales). Para principios de marzo, los alemanes sufrieron 190.000 bajas más, lo que daría la cifra aproximada de 1.000.000 de bajas. Las formaciones de combate registraban un total de 74.183 vehículos y 2.340 vehículos con oruga perdidos. Estas pérdidas se suplieron con el 10% (7.441) y 80% (1.847), respectivamente. Había igualmente un déficit de 28.000 fusiles, 14.000 ametralladoras, 7.000 cañones antitanque, y 1.900 cañones.También se habían perdido 170.609 caballos,de los que solo se repondrían alrededor de 20.000. El Ejercito Rojo, por su parte, había sufrido, hacia finales de diciembre,la espantosa cifra de 4.473.820 bajas (3.137.673 muertos y desaparecidos, y 1.336.147 heridos y enfermos).
La diferencia estriba, claro esta, en la capacidad del Estado Soviético para reponer esas bajas a tiempo y seguir presentado batalla allí donde fuera necesario (bajas que, por otra parte, solo la URSS podía soportar sin colapsar), mientras el Estado Nazi era incapaz de reemplazar las bajas (tanto humanas como materiales) con la velocidad que el frente demandaba. Estos números dejan en evidencia la imposibilidad de un ataque viable y con posibilidades de éxito hacia Moscu, como tantos claman hasta el día de hoy, con mas sentido operativo que estratégico, pues el estado y la capacidad de las armas alemanas quedaron evidentemente mermadas. En contra-parte, la capacidad bélica del Ejercito Rojo aumentaba a medida que descendía la alemana. Aun así, en el hipotético caso que la operación Tifón fuese exitosa y los alemanes tomaran Moscu, debían defenderla, porque no es lo mismo tomar una ciudad que mantenerla (la alusión al desastre de Napoleón en 1812 es inevitable), con la lineas de suministros forzadas hasta lo indecible, el ejercito extenuado, tropas resistiendo en la retaguardia y la furiosa replica del Ejercito Rojo. En fin...
Por si esto no bastara, en el decisivo mes de diciembre de 1941, los EE.UU, junto con todo su potencial industrial y económico entran en guerra contra Alemania, ganándose la URSS el apoyo de una alianza que, en su conjunto, era inmensamente más poderosa que la alianza del Eje.



Después del fracaso de Barbarroja, Alemania nunca pudo reunir las formidables fuerzas (3 Grupos de Ejércitos) de junio de 1941 en tres frentes: en el verano de 1942, solo fue capaz de lanzar una ofensiva en un solo frente; el sur (Cáucaso), con 1 Grupo de Ejércitos. Ya no se buscaba la victoria rápida, la destrucción del Ejército Rojo y el Estado soviético, sino que se busca petroleo para sostener el esfuerzo de guerra,petroleo para no perder la guerra. Aun así,las fuerzas con las que contaba eran, de por si, insuficientes y escasas para los objetivos planteados, ademas de variar fatalmente el plan operativo, desviando sus limitadas fuerzas hacia Leningrado y Stalingrado, cuando no se había logrado tomar y poner en marcha satisfactoriamente las refinerías, en la creencia de que el Ejercito Rojo ya había sido derrotado;una vez mas se produjo el desdeño estratégico y se subestimo al enemigo...
Para determinar el éxito o el fracaso de una operación, primeramente debemos establecer sus objetivos (discerniendo los estratégicos de los operacionales). Y que mejor que hacerlo consultando la directriz nº 41 del 5 de abril de 1942,donde Hitler establece:
Nuestro objetivo es eliminar todo el potencial defensivo que le queda a los soviéticos, y aislarlo, lo máximo posible, de sus centros más importantes de la industria de guerra (...) con el objetivo de destruir al enemigo ante el Don, para asegurar los campos petrolíferos del Cáucaso y los pasos a través de las mismas montañas del Cáucaso”.




Bien, ahora pensemos ¿se cumplieron estos dos objetivos? ¿Se destruyo el potencial del Ejercito Rojo y se lo aisló de sus centros industriales? ¿Se aseguro los campos petrolíferos del Cáucaso y los pasos a través de las mismas montañas del Cáucaso?. Evidentemente,NO. Por lo tanto,(en mi opinión),Fall Blau fallo en sus objetivos tanto estratégicos como operativos, pues no se consiguió eliminar el potencial defensivo del Ejercito Rojo ni se aseguraron los preciados campos petrolíferos.
Un año después, en los campos de Kursk, el ejercito alemán desataría otra ofensiva (Operación Ciudadela); pero esta vez en un solo sector del frente (Kursk).
¿Cuales eran los objetivos perseguidos; tanto estratégicos como operacionales? A nivel estratégico,Ciudadela buscaba la destrucción de los soviéticos en Kursk, para evitar una ofensiva masiva del Ejercito Rojo de verano, permitiendo así a las armas germanas recomponer y reorganizar su Ejercito y desviar fuerzas (como finalmente hizo) hacia Italia para hacer frente a los aliados occidentales. Sus objetivos operacionales eran mas obvios y evidentes: la destrucción del saliente de Kursk y la destrucción del arma blindada enemiga.



Comenzaba así la lenta pero inexorable debacle alemana, acentuada por el exitoso desembarco de los Aliados occidentales en el noroeste de Europa y posterior avance hacia el Reich, y que se vería rematada con la llegada del Ejercito Rojo y la caída de Berlin en mayo de 1945.



 
En el medio, por supuesto, se produjo una tragedia de proporciones monstruosas que arrastro y devoro todo un mundo, pues el Frente Oriental siempre fue el Leviatán de la Segunda Guerra Mundial. Y es en este punto donde uno se pregunta: ¿que fue lo que movilizo a esos seres humanos a una de las guerras mas devastadoras de la Historia? ¿Lucharon por el Comunismo, por Stalin, por miedo? ¿O lucharon por sus hogares y sus familias? ¿Que hizo que la sociedad alemana obedeciera las ordenes auto-destructivas de sus lideres al final de la guerra, cuando era evidente para cualquiera que la guerra estaba perdida hace tiempo y el país (y su pueblo) estaban siendo destruidos hasta los cimientos? ¿Tenían (tanto el pueblo soviético como el alemán), otra opción u alternativa?
Quizás, el miedo, la represión y el idealismo de una élite expliquen (en parte) la disposición del pueblo ha confrontar lo que finalmente confrontaron, pues ambos sistemas políticos representan el paradigma de los gobiernos totalitarios del siglo XX. Quizás.



Evidentemente, hubo un error garrafal en la inteligencia germana subestimando la capacidad del Ejercito Rojo, alimentada por el menosprecio hacia su enemigo (menosprecio no exento de índoles raciales). La obsesión o el exceso por las planificaciones operativas y el desdeño por la estrategia fue la tónica general del Alto Mando alemán durante todo el conflicto, y su valoración del enemigo esta bien reflejada en la frase "un coloso con pies de barros".
Bien, ese coloso con pies de barros (el Ejercito Rojo y el Estado Soviético), resulto ser, pese a todos sus carencias y defectos, mucho mas fuerte, implacable y eficaz que el Estado Nazi. Y digo "carencias y defectos" porque, evidentemente, el Ejercito Rojo en nada se parecía a su enemigo: La Wehrmacht era,por lejos (en mi opinión),el ejercito profesional mejor entrenado,con la mejor doctrina y cadena de mandos. El Ejercito Rojo, en cambio, era un ejercito que había nacido con la Revolución,y para nada tenia la extensa y brillante historia del ejercito alemán. Tuvo que aprender en el campo de batalla, y contra el mejor ejercito de entonces (y en su apogeo) a luchar. Para colmo, fue descabezado en las purgas de 1937 y sus mejores pensadores eliminados,y su doctrinas,archivadas. Le costo muchas sangre y vidas detener la apisonadora nazi, pero lo hizo, y finalmente la derroto.
Muchos citaran el Prestamo y Arriendo estadounidense y el factor climático como causas de la debacle germana.Y en verdad que son factores importantes,que no determinantes.
Karl von Clausewitz sostenía que no podía ganarse una guerra sin haber vencido la voluntad del enemigo. Es decir, hasta que el gobierno y sus aliados hayan sido impelidos a firmar la paz, o hasta que la población haya sido sometida. Stalin y el Estado soviético movilizaron a toda la nación junto con todos sus recursos desde el primer día de Barbarroja; Hitler no lo hizo sino hasta 1943-1944, cuando la guerra hacia tiempo estaba perdida. Lo hizo utilizando medidas criminales y coercitivas (y también a través del voluntariado), pero se debía ser pragmático: la derrota solo podía significar la esclavitud o la muerte para millones de personas; se necesitaba una voluntad inquebrantable, despiadada e implacable, para combatir a otro enemigo con una igualmente voluntad inquebrantable, despiadada e implacable. Evidentemente, la victoria soviética no fue una victoria "romántica", con excelencias tácticas y operativas (que las tuvo). Pero esto no es mas que un cliché para los aficionados a la estrategia militar. Como bien dijo Stalin: las guerras se ganan en la retaguardia,en las fabricas,lejos de los campos de batalla.
Y creo que aquí están las claves para entender el desarrollo y desenlace de este conflicto: El concepto decimonónico de "batalla decisiva" había quedado desfasado en la Segunda Guerra Mundial;el factor que decantaría el resultado final de este conflicto seria el factor industrial y económico, así como el factor que determino los resultados de los primeros años de guerra fue el logístico.
En fin...fue ,como lo dijo el historiador David Glantz: Un choque de Titanes,donde el mundo contuvo la respiración, y luego...luego siguió respirando...

Bibliografia: Los datos concernientes a la Wehrmacht son extraídos de "The German Campaign in Russia: Planning and Operations 1940-1942", George E. Blau, perteneciente a la División de Estudios Especiales de la Oficina del Jefe de Historia Militar, mientras que los datos del Ejercito Rojo provienen de G. F. Krivosheev,"Soviet Casualties and Combat Losses in the Twentieth Century".
« última modificación: 20 de Enero de 2015, 00:51:53 am por Matias »

 

Real Time Web Analytics