Autor Tema: Los acorazados clase Yamato  (Leído 11128 veces)

Desconectado minoru genda

  • Itto Heiso
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.342

Los acorazados clase Yamato

« en: 26 de Noviembre de 2015, 12:56:59 pm »
Los acorazados clase Yamato

Presentación e introducción:

     Con la inestimable colaboración de Tamino53 y Heinz von Westerhagen, los tres seremos colaboradores en éste trabajo o ensayo, (Para lo sucesivo los llamaré José y Mariano) vamos a "destripar" un poco esta clase "monstruosa" de acorazados que por el secretismo japonés y a pesar de los esfuerzos de historiadores y aficionados por divulgar información sobre ellos es difícil saber absolutamente todos los entresijos de estas grandes máquinas de guerra, a pesar de todo, con la información que hemos recopilado y el apoyo en trabajos anteriores, así como el estudio de la documentación disponible creo que tenemos suficiente para desarrollar y debatir sobre esta clase de buques que aún hoy en día es motivo de debate en diferentes foros.

Vamos con la introducción.

     Los Yamato fueron los mayores acorazados de toda la historia naval, su diseño se comenzó en 1934 y la presentación se llevó a cabo el 10 de marzo de 1935, no fue solo esa la presentación única y definitiva de su diseño hubo otras 22 que como es de suponer tenían las perceptivas modificaciones y que se hicieron antes de dar la autorización definitiva para la construcción de estos buques. Estos acorazadfos se diseñaron con el conocimiento general de que los tratados de Washington y Londres tenían ya su "fecha de caducidad" que era el 31 de diciembre de 1936 por lo que es de suponer que los japoneses no debían tener intención de adherirse a nuevos tratados.

     El Yamato, y tras la última presentación del proyecto y aprobación del mismo, comenzó a construirse en el Astillero Naval de Kure el 4 de noviembre de 1937, unos meses después, el 29 de marzo de 1938, se puso en quilla su gemelo, el Mushashi en el Astillero Mitsubishi de Nagasaki fue botado el 11 de noviembre de 1941 y entró en servicio el 5 de agosto de 1942. Fueron autorizadas dos construcciones más, el Shinano puesto en quilla 4 de mayo de 1940 que como como muchos sabemos acabó siendo modificado para ser un portaviones y la construcción Nº 111 puesto en quilla el 7 de noviembre de 1940 sin nombre asignado que acabó siendo desguazado antes de ser finalizado.

     Se invirtió mucho tiempo en definir que tipo de propulsión debían llevar que en principio se pretendia que fuera combinada, Diesel y vapor, solo Diesel o solo vapor al final se decidió dotarlos de propulsión a vapor por no poder disponer de motores Diesel con potencia suficiente estimada en 30000 c.v.cada uno (120000 c.v. en total), la potencia final fue de 150000 c.v. proporcionada por 4 turbinas Kampon, 4 ejes, alimentadas por 12 calderas también Kampon.

Como datos curiosos decir que el Mushashi fue el buque más largo conocido botado desde una grada, el uso de 360 a 400 toneladas de camuflage (cañas de bambú) para preservar a estos buques de las miradas de curiosos y posibles espías, Yamato y Shinano fueron construidos en diques especiales y a propósito de su construcción se empleó un buque especial de nombre Kashino construido exprofeso para transportar sus enormes cañones de 2500 toneladas aproximadamente.

     Los estadounidenses no pudieron construir unos buques tan grandes debido a que su tamaño era un problema para cruzar el Canal de Panamá, el desplazamiento más grande permitido para pasarlo estaba estimado entre 57000 y 63000 toneladas y la manga más grande no podía sobrepasar los 33 metros, de hecho los clase Iowa, construido para oponerse a los Yamato, no superaban esos 33 metros de manga ni alcanzaban las 58000 toneladas a plena carga, así que por cuestiones pragmáticas todos los acorazados estadounidenses de la época no pudieron superar en tamaño y desplazamiento a los gigantes japoneses.

     El Yamato  fue puesto a flote, como ya dijimos anteriormente en el dique especial construido para él el 8 de agosto de 1940 y puesto en servicio el 16 de diciembre de 1941 y convertido en buque insignia del almirante Isoruku Yamamoto el 12 de febrero de 1942, prestó servicio en Midway batalla de resultados nefastos para los japoneses, sufrió el impacto de un torpedo el dia 25 de diciembre de 1943, lanzado por el sumergible estadounidense USS Skate en la laguna de Truk que le produjo una vía de agua con 3000 toneladas embarcadas por efecto del ataque, durante la reparación en Kure se modifico el sistema de defensa AA ampliándolo y mejorándolo, se unió a la flota en mayo de 1944, combatió en las Marianas y más tarde en la batalla del Golfo de Leyte donde según algunos historiadores hizo el impacto a mayor distancia con sus cañones, hundiendo un portaviones y a un destructor el primero a una distancia de entorno a 31 kms.

     La historia del Mushashi terminó en el Mar de Sibuyan una de las batallas de la denominada como la del Golfo de Leyte al ser hundido por el repetido ataque de la aviación embarcada estadounidense que le encajaron en torno a 19 torpedos y 17 bombas, el mismo Yamato fue hundido pocos meses despues durante una misión sin retorno para rechazar a los estadounidenses que habían desembarcado en Okinawa esta vez los aviones no necesitaron tantos torpedos y bombas como con el Mushashi unos 15 torpedos y 5 bombas.

     El Shinano no tuvo mejor destino antes de concluir su construcción fue trasladado a lo que ellos consideraban podía ser un lugar seguro pero durante ese traslado fue localizado por el sumergible estadounidense USS Archerfish que le disparo 6 torpedos. la falta de los cierres estancos en los mamparos unido a la falta de sistemas de achique hizo que las inundaciones no pudieran ser controladas y que ese ataque provocara su hundimiento.

     Se me olvidaba: abrimos un tópico al efecto para comentar las cuestiones iniciales y de ese modo no romper el hilo de este tópico donde iremos acumulando datos, gráficos  y textos relacionados con estos buques.

     Comentarios http://mundosgm.com/maritimo/los-acorazados-clase-yamato-(comentarios)/


« última modificación: 21 de Abril de 2016, 11:02:43 am por Heinz von Westernhagen »

Desconectado Tamino53

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 74

Re:Los acorazados clase Yamato

« Respuesta #1 en: 26 de Noviembre de 2015, 23:54:29 pm »
¡Hola, a todos!. #@2
     En primer lugar quiero manifestar lo grato que me resulta compartir este trabajo/ensayo con mis compañeros de foro José (tocayo) y Mariano (ambos medio-paisanos).

     Creo obligado empezar por dar una idea sobre la gestación de este tipo de acorazados, la política naval que dio origen a su construcción, las consecuencias técnicas y el cambio de estrategia que conllevó en la Marina Imperial Japonesa así como la enorme diferencia con las construcciones de otros países en la misma época. Posteriormente pasaremos a realizar un análisis técnico, sobre aspectos que espero sean de interés para los compañeros del foro, que no suelen ser de discusión habitual en foros de historia naval.
     Espero que os resulte interesante y os invito cordialmente a que nos "deis caña" en un debate abierto, para el interés de todos. ¡Vamos al tema!...

INDICE DE CONTENIDOS

Página 1.-

     - Orígenes de la construcción de los buques tipo "Yamato".
     - Panorama general de las nuevas construcciones de acorazado rápidos.
     - Diseño del tipo "Yamato".
     - Distribución general.
     - Características del casco.
     - Maniobrabilidad y estabilidad.
     - Estabilidad y primado en caso de estar dañado.
     - Sistema de inundación y achique.
     - Otras características.
     - Armamento principal.
           Rendimiento del cañón.
           Densidad del proyectil.
           Capacidad de perforación a las distancias previstas de combate.
           Disposición de la artillería principal. Inconvenientes.
     - La artillería secundaria, anti-torpedera.
     - La artillería anti-aérea (a.a.).
     - La protección directa (por blindaje).
           Aspectos de relevancia a mencionar sobre el blindaje.
           Fuentes y sistema de cálculo.
     - La protección submarina. 
     - El radiotelémetro.
           El radar - conceptos básicos.
           Radares japoneses de los "Yamato".
           Equipos instalados en el "Yamato".
           Equipos instalados en el "Musashi".
           Características básicas de los tipos empleados.
     - La Dirección de Tiro, antecedentes.
           La primera Dirección de Tiro.
           Las direcciones de tiro en 1939.
           Elementos del Sistema de Control de Tiro (SCT) de los "Yamato".
           Comentarios varios.
     - Vida operativa del "Yamato" y del "Musashi" .
           Detalles del "Yamato" (fase inicial).
           Detalles del "Musashi" (fase inicial).
     - Vidas operativas simultáneas del "Yamato" y del "Musashi".
           El 19 de Junio de 1944: Operación "A-GO" - La batalla del Mar de Filipinas.
           Consecuencias de la batalla.
           Operación "SHO-I-GO" (Victoria) -  La batalla del golfo de Leyte.
                - Emboscada en el paso de Palawan.
                - La batalla del mar de Sibuyán - Fin del "Musashi" - 6 ataques - La agonía de un gigante

Página 2.-

     - Vida operativa del "Yamato": Últimos meses.
           Hacia el estrecho de San Bernardino.
           Fueras norteamericanas.
           La batalla de Samar.
           Fase final de la batalla de Leyte.
           Noviembre de 1944 al 6 de Abril de 1945.
           El ataque a las fuerzas invasoras norteamericanas en Okinawa.
           Día 7 de Abril de 1945 - Fin del "Yamato".
     - Construcción y métodos.
           Materiales
           Métodos de producción
     - Remachado y soldadura.
           Remachado.
           Eficiencia de las uniones.
           Soldadura.
           Superestructuras.
           Quillas de balance.
           Arbotantes.
           Timones.
           Torres de artillería.
     - Equipo eléctrico.
           Disposición general.
           Potencia de corriente alterna (c.a.)
           Detalles diversos sobre la distribución de energía.
           Sistema secundario de potencia.
           Sistema de energía de reserva.
           Energía de emergencia.
           Comunicaciones.
           Sistema de anuncios
           Sistema regulador de temperatura en compartimentos de munición.
           Tubos acústicos y neumáticos.
     - Servicio de alumbrado y afines.
           Instalación a bordo
           Iluminación.
           Reflectores de búsqueda.
     - Maquinaria.
           Consideraciones generales.
           Especificaciones para el buque nº 1 (BB Yamato).
           Máquinas principales (mm.pp.)
           Potencia de las MM.PP.
           Consumo de vapor de las MM.PP.
           Equipo de condensadores.
           Ejes y hélices.
           Calderas.
           Equipo de inyección de fuel.
           Chimenea y conductos verticales.
           Tubos, válvulas y equipamiento vario.
           Máquinas auxiliares (MM.AA.).
              MM.AA. en las salas de máquinas.
              MM.AA. en las salas de calderas.
              MM.AA. fuera de las salas de máquinas.
     - Análisis de daños soportados en combate.
           Torpedeamiento del "Yamato" por el "USS Skate".
           Torpedeamiento del "Musashi" por el "USS Tunny".
           Daños del "Yamato" en su combate final.
           Estudio comparativo de los daños de "Yamato" y "Musashi" en sus combates finales.
           ¿Por qué es tan importante la escora?.
           Comentarios sobre el sistema de inundación y achique de los tipo "Yamato".
     - Valoración final.
           Consideraciones estratégicas.
           El acorazado como buque principal de la flota.
           Garantes de la paz.
           Instrumento para forzar a los norteamericanos a construir buques que n pudieran transitar por el canal de Panamá.
           Consideraciones técnicas.
           Las tripulaciones.
     - Epílogo.

Orígenes de la construcción de los buques tipo "Yamato".-   

     Para encontrar el origen de este tipo de acorazados japoneses tenemos que remontarnos a una "Conferencia Técnica de alto nivel" que se celebró en Japón en 1929 para determinar la política general a adoptar para reemplazar los cruceros de batalla tipo "Kongo".

El Kongo (un click para agrandar la imagen)

     En esa conferencia participó el famoso ingeniero naval vicealmirante Yuzuru Hiraga como miembro del departamento de investigación de la Marina Imperial. Hiraga había sido jefe de la oficina de diseño hasta 1925, año en que dejó su puesto al Capitán Kikuo Fujimoto, que fue compañero suyo en la Universidad de Tokyo.En la conferencia, Hiraga presentó su propio proyecto, contrapuesto al de Fujimoto, y consiguió su aceptación. La conferencia de seguimiento posterior fue anulada por el comienzo de la Conferencia de Londres y la firma del tratado en 1930, que extendía la moratoria en la construcción de acorazados.

     Los representantes de la Marina Imperial eran contrarios a la firma del tratado pero fueron convencidos por su gobierno de que la admisión del cupo de tonelaje (límite del número de buques) no era obstáculo para obtener ventajas cualitativas en el futuro. Bajo este supuesto, aceptaron firmar el tratado. El presupuesto de la Marina fue aumentado para mejorar los buques existentes y la construcción de nuevos buques que se convertirían en los tipo "Yamato". 

     El proyecto de reemplazo de los "Kongo" quedó postergado pero el Capitán Fujimoto empezó a pensar en una estrategia que mantuviera a la Marina Imperial siempre un paso por delante, a nivel cualitativo, respecto a su potencial rival en el Pacífico, los Estados Unidos de América. Esta estrategia se basaba en la construcción de acorazados (el buque principal de la flota en aquellos momentos). El portaaviones era un "recién nacido" todavía, cuya valía estaba por demostrar.

     Básicamente Fujimoto pretendía construir un buque tan superior a sus rivales potenciales que les obligase a reaccionar para igualarles. Mientras tanto Japón trabajaría sobre un proyecto aún más ambicioso, de forma que cuando los rivales consiguieran igualarles, Japón estuviera preparado para tomar ventaja nuevamente, es decir, lograr estar siempre un paso por delante.

     El 31 de Agosto de 1934 se celebró nuevamente una conferencia para especificar los principios para la construcción de acorazados a la expiración de los tratados de limitación de armamentos. En Octubre, la Oficina de Construcción Naval del Ministerio de Marina recibió, por primera vez, del Estado Mayor de la Marina el encargo de preparar un diseño de acorazado armado con cañones de 18". A finales del mismo año Japón anunció públicamente su decisión unilateral de no secundar los términos de los tratados de limitación de armamentos a partir del final del año 1936.           

     El 9 de enero de 1935 murió Fujimoto, que había sido apartado temporalmente de su cargo durante la investigación por el hundimiento del "Tomozuru"; fue devuelto a su puesto pero murió al día siguiente. Le sucedió como máximo responsable del departamento de diseño de nuevas construcciones el contraalmirante Keiji Fukuda. El Doctor Hiraga continuó formando parte del grupo de diseño, si bien no como responsable máximo.

El Barón Hiraga                                                       Contraalmirante Keiji Fukuda
   

     Los dibujos del primer diseño del nuevo tipo de acorazado (aún no nombrado "Yamato") fueron completados en Marzo de 1935. En Julio de 1936 se completó el penúltimo diseño pero dificultades de última hora con la planta motriz causaron una revisión completa que retrasó el último diseño hasta Marzo de 1937.

     La construcción de los "Yamato" significó un cambio radical en la filosofía de diseño de los buques blindados japoneses. La marina japonesa empezó a construir sus buques grandes en 1905, si bien encargó al Reino Unido el crucero de batalla "Kongo" (1911-13) del cual construyeron luego 3 ejemplares en Japón ("Hiei", "Haruna" y "Kirishima"). El orden de prioridad que daban los japoneses a sus construcciones (acorazados y cruceros) en los grupos genéricos de diseño era el siguiente:

     - a) Artillería máxima, no inferior a ningún contrincante.
     - b) Velocidad máxima superior a los contrincantes.
     - c) Autonomía, suficientemente grande para operar en las grandes rutas del Pacífico.
     - d) Protección justa (la necesaria, sin excesos).

     En la construcción de los "Yamato" el orden de prioridad pasó a ser:

     - a) Artillería, superior a cualquier contrincante.
     - b) Protección, adecuada a un ataque de artillería de similar potencia a la propia.
     - c) Autonomía, la necesaria para el Pacífico.
     - d) Velocidad, la máxima que permitan los parámetros precedentes.

     En este cambio se puede ver la mano del Dr. Hiraga, un firme defensor de los sistemas de protección directa (por aplicación de blindajes) mientras el Capitán Fujimoto era partidario de fomentar la protección indirecta (incrementando la compartimentación del casco).

     Otra consecuencia de optar por conseguir la diferencia cualitativa fue la necesidad de dar un salto enorme en el tamaño de los nuevos buques, respecto a los existentes, lo cual conllevó adecuar los astilleros, dársenas, equipos de los arsenales, incrementar la capacidad de carga de las grúas de los astilleros, construir un buque especial para el transporte de las enormes torres de la artillería principal (2.774 tons cada torre) y grúas flotantes con capacidad de carga de 450 tons.. Conseguir todo eso manteniendo el más riguroso secreto fue una empresa realmente ambiciosa.

El barco de transporte especial IJN Kashino. Abajo, el Yamato en construcción.



Panorama general de las nuevas construcciones de acorazados rápidos.-

     Italia, que estaba autorizada por el tratado de Londres de 1930 a reemplazar con nuevas construcciones los viejos buques "Dante Alighieri" y "Leonardo da Vinci", puso las quillas de sus dos primeros acorazados ("Littorio" y "Vittorio Veneto") en octubre de 1934, armados con cañones de 15" (381 mm.), calibre inferior al máximo permitido por el tratado de Washington (W).

     Tras la denuncia de los tratados de limitación de armamentos hecha por Japón a finales de 1934, y por Francia el 2 de Enero de 1935, todas las potencias marítimas pusieron en marcha sus planes de renovación de la flota de acorazados. Francia estaba autorizada, al igual que Italia, a construir nuevos buques antes de 1936 para reemplazar los viejos "Jean Bart", "Courbet" y "France".

     En los siguientes años se pusieron las quillas de las siguientes unidades:


     Al efectuar las comparaciones utilizaré el primer buque de cada tipo, citando el tonelaje (estándar) límite aplicable conforme a los tratados de limitación de armamento, el desplazamiento estándar real y la fecha en que fue completado o entró en servicio conforme al orden cronológico siguiente:


 
Nota: El desplazamiento estándar del "Yamato" no es una cifra constatada. Siegfried Breyer (SB) y Hans Lengerer (HL) son las únicas fuentes que lo citan y coinciden cuantificándolo en 65.000 tons. . La mayor parte de las fuentes coinciden en el desplazamiento en pruebas (69.100 tons) y el desplazamiento a plena carga (72.809 tons). Los japoneses tenían la práctica de efectuar las pruebas de mar con los buques completamente equipados y con parte del combustible y agua de reserva de calderas (2/3 generalmente). La cifra de 65.390 tons sale de considerar que las pruebas se hicieron con el 50% de los pesos citados, restando al desplazamiento a plena carga (72.809 tons) las 7.418 ([72.809-69100] * 2), lo que da una cifra muy parecida a la de SB y HL, que sin duda está redondeada; aunque "calculada", debe ser bastante aproximada pero, en lugar de "tons" (toneladas largas) las cifras deben corresponder a toneladas métricas, ya que los japoneses utilizaban este sistema de medidas desde 1917. Las cifras equivalentes en tons serían 71.659 , 68.009 y 64.357 respectivamente. 

     Ya en 1937, Francia e Italia anunciaron sus problemas para mantener el límite de desplazamiento de 35.000 tons en sus nuevas unidades y presionaban para aplicar la cláusula del tratado de Londres de 1936 que permitía incrementar dicho límite.
A mediados de 1938, ante los rumores existentes y el secretismo japonés sobre sus nuevas construcciones, se acordó aplicar la cláusula citada elevando a 45.000 tons el límite de desplazamiento.     

     Los datos aportados me sugieren las siguientes conclusiones:
  • Todos los buques de los países firmantes de los tratados (incluyendo a Alemania por su acuerdo de 1935 con el Reino Unido) cumplieron los límites de los tratados de limitación de armamentos a partir de la ampliación a 45.000 tons a mediados de 1938, todavía en tiempo de paz. Japón había quedado fuera el 1 de enero de 1937.

  • Todos los buques entraron en servicio después del comienzo de la II G.M. en Septiembre de 1939. A partir de esa fecha los tratados citados dejaron de tener vigencia.

  • Todos los buques de 35.000 tons excedieron el tonelaje de diseño a su entrada en servicio, es decir, empezaron su vida operativa sobre calados.
     El punto 3º es realmente importante por sus consecuencias. Más calado significa menor reserva de flotabilidad, menor francobordo (menor capacidad marinera), menor radio metacéntrico (menor par adrizante), menor rango de estabilidad, menor estabilidad dinámica (que afecta al comportamiento de un buque en circunstancias de mal tiempo, fuerte viento y alto oleaje), menor capacidad para encajar daños y peor cobertura de la protección vertical de los costados.  A lo largo de la guerra se realizaron adiciones de peso al reforzar el armamento artillero anti-aéreo (a.a.), lo que agravó los problemas mencionados, con la particularidad de que ese peso era forzosamente "alto" (ubicado por encima del C. de G. del buque) y empeoraba aún más la estabilidad. La estabilidad se convirtió en la pesadilla de los diseñadores y constructores, al abordar las reformas de los buques existentes para mejorar sus rendimientos.

     Con esto doy por finalizado este apartado y vuelvo a centrarme en el diseño del tipo "Yamato".


Bibliografia:
 
     - IJN Yamato and Musashi/Battleships - Masataka Chihaya - Warships Profila Vol. 3
     - The Japanese Super Battleship Strategy - Hans Lengerer - Warship no. 25
     - Battleships and Battlecruisers 1905-1970 - Siegfried Breyer
     - Battleships - Dulin & Garzke - Macdonald and Jane's
     - The Littorio class - Aldo Fraccaroli - Warship No. 3
     - The King George V class - Robert Dumas - Warship no. 9
     - British Battleships of World War Two - Alan Raven y John Roberts - Arms and Armour Press
     - Battleship, Design and Development 1905-1945 - Norman Friedman - Conway
 
« última modificación: 29 de Abril de 2016, 13:24:49 pm por Tamino53 »

"La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
Carl von Clausewitz

Desconectado Tamino53

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 74

Re:Los acorazados clase Yamato

« Respuesta #2 en: 05 de Diciembre de 2015, 19:12:48 pm »
Diseño del tipo “Yamato”.-

     Al construir buques mucho más grandes que sus rivales potenciales (EE.UU. principalmente) los japoneses deseaban construir buques que les garantizasen una superioridad cualitativa por espacio de unos 10 años y que ejercieran un poder disuasorio para garantizar la paz.

     Para conseguir esa superioridad era necesario construir buques cuyo tamaño excediera las posibilidades del canal de Panamá, de importancia estratégica para los EE.UU. que tenía intereses en los océanos Atlántico y Pacífico pero que no podía permitirse tener dos flotas permanentes, una en cada océano, para defenderlos.

     Los japoneses estimaron en 63.000 tons  (unas 64.008 tm.) el tamaño máximo de buque que podía atravesar el canal.
El primer diseño japonés de Iwakichi Ezaki (protegido del capitán Fujimoto) de julio de 1934 proponía un buque de 67.000 tons (unas 68.072 tm.) de desplazamiento estándar; fue juzgado excesivo y finalmente se adoptó uno de 65.000 tons (unas 66.040 tm).

     En 1934 se encargaron los cañones y torres que compondrían la artillería principal de los nuevos buques. La artillería es lo que más tiempo de construcción requería, así que es por donde se empezaba cualquier nuevo proyecto. Este fue el plan de acción que se especificó en febrero de 1934 (antes de encargar el diseño del buque):


     Los datos balísticos previstos para estos cañones eran los siguientes:


     Obsérvese que por los datos que se facilitan, se considera la distancia de combate probable entre 20.000 y 30.000 metros, aunque los cañones tienen un alcance muy superior. Los sistemas de dirección y control del tiro disponibles en la época tienen mucho que ver.

     El nuevo diseño planteaba muchos retos; entre ellos preocupaban particularmente el enorme rebufo de los nuevos cañones,  la gran fuerza de retroceso y la dispersión del tiro.

     En el primer diseño del  Dr. Hiraga de un acorazado armado con cañones de 18” (457 mm. ) de 1929 concentró los nueve cañones de la artillería principal en torres (3 x 3) a proa de los centros de mando, como en el tipo “Nelson” británico, por considerar que era la única forma de mantener el resto del buque a salvo del efecto de su enorme rebufo. Éste se estimó tan severo que destruiría cualquier bote, hidroavión o dejaría inoperativo cualquier armamento menor que no estuviera protegido debidamente contra el efecto de la onda de choque. Esto afectó muy negativamente a la artillería antiaérea (a.a.) reduciendo los campos de visibilidad de los montajes cerrados.

     La realidad posterior confirmó las expectativas.  Mientras la onda expansiva provocada por el disparo de los dos cañones de una torre del “Nagato” producía una presión de 3,5 kg/cm2  en un punto alejado 15 metros de la boca de los cañones, los tres del “Yamato” lo hacían con 7,0 kg/cm2 a la misma distancia. Para valorar correctamente esa cifra hay que tener en cuenta que una presión de 0,28 kg/cm2 es suficiente para destruir botes a bordo y una de 1,16 kg/cm2 es capaz de romper la ropa de un hombre y dejarlo temporalmente inconsciente.

El "Nagato"...
     

     No obstante, en el nuevo diseño se adoptó la disposición de ubicar dos torres a proa y una a popa, como en los tipos “Littorio” que se estaban construyendo sin ningún tipo de secreto, lo que dejó toda la superestructura expuesta a los efectos del rebufo. Los botes y el hangar de los hidroaviones fueron ubicados en la popa, bajo la cubierta de intemperie, debidamente protegidos.

En las dos imágenes inferiores, podemos ver la ubicación de los botes.



     Los 8 cañones del “Nagato” proporcionaban una energía cinética de 270.280 tonelámetros por andanada completa. Los 9 cañones de los nuevos buques  407.601 tonelámetros, un 50,8 % superior, proporción aplicable a la fuerza de retroceso que debía soportar la estructura del buque. Además, El “Nagato” tenía la artillería distribuida por igual, a proa y popa (4 cañones por cabeza) mientras los nuevos buques tenían una disposición asimétrica (6 cañones a proa y 3 a popa) lo que suponía que los esfuerzos sobre el casco eran desiguales y podían causar torsión longitudinal. Este problema ya se había detectado en los cruceros pesados y la solución fue reforzar las estructuras originales para hacerlas más rígidas. En los nuevos buques se tuvo buen cuidado de aplicar un escantillado más resistente que el equivalente aplicado a los cruceros, el cual se demostró insuficiente.

     La puesta en servicio de los cruceros tipo “Myoko” puso en evidencia su punto más débil, la escasa probabilidad o bajo porcentaje de que su artillería hiciera blanco. El problema lo solventaron reforzando estructuras y adoptando un sistema que retardaba 30 milésimas de segundo el disparo de uno de los dos cañones de cada torre. En los “Yamato”, los cañones estaban separados 2,80 metros (110”) y la dispersión se valoró en 100/70 metros a las distancias correspondientes de 20.000/30.000 metros.     

     Como referencia, los estadounidenses “North Carolina”, “South Dakota” y (muy probablemente) los “Iowa” separaban los cañones 117” (2,97 m.) pese a lo cual seguían utilizando los dispositivos retardadores (en 60 milisegundos) en los cañones centrales. Los “Colorado” tenían 104” (2,64 m.) de separación, los del Bismarck” 375 cm. (147,6”) y los del “Richelieu” 195cm. entre pares y 295cm. entre los centrales (76,8” y 116,1”) de sus torres de 4 cañones.


 Bibliografía:
   
     - The Japanese Super Battleship Strategy , por Hans Lengerer – Warship 25/26
     - IJN Yamato and Musashi / Battleships, por Masataka Chihaya -  Warships in Profile Vol. 3
     - Aspects of Japanese Warships design. por Alan Raven – Warship no. 2
« última modificación: 10 de Febrero de 2016, 16:10:15 pm por Tamino53 »

"La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
Carl von Clausewitz

Desconectado Tamino53

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 74

Re:Los acorazados clase Yamato

« Respuesta #3 en: 07 de Diciembre de 2015, 20:33:53 pm »
Distribución general.-

     El contraalmirante Keiji Fukuda era un ingeniero leal al Dr. Hiraga de quien era pupilo y contaba con su confianza. Creó sus propios diseños siguiendo los requerimientos del Estado Mayor de Octubre de 1934.

     Todos los diseños desarrollados hasta Julio de 1936 (el penúltimo) tuvieron el denominador común de contar con una planta propulsora principal de motores diesel.  El motor diesel era más pesado que la turbina pero consumía menos. El esquema contemplado era mover los dos ejes interiores con motores diesel y los dos exteriores con turbinas.

     En los esquemas siguientes se puede apreciar la distribución general a mediados de la II G.M. cuando las torres de la artillería secundaria de las bandas ya habían sido sustituidas por artillería a.a. de mediano alcance.
 
(Un click para agrandar la imagen)


     Un problema inesperado con los motores diésel instalados en los buques del tipo “Taigei” hizo cambiar de forma drástica el diseño. Si en los acorazados se repitieran los problemas del “Taigei” después de haber sido instalada la cubierta blindada de 200 mm., los motores no se podrían cambiar. Se pasó así a rediseñar la planta motriz convirtiéndola en su totalidad a turbinas retrasando la finalización del diseño en seis meses. Quedó completado en marzo de 1937 con las siguientes dimensiones:


     Para conseguir una protección aceptable contra cañones de su mismo calibre se recurrió a disminuir al máximo la longitud ocupada por los espacios vitales a proteger.  Este reducto blindado ocupaba solamente el  53,5 % de la eslora a diferencia del 63,15 % de los “Nagato” (ver nota 1). 

     La artillería principal, de 9 cañones de 46cm (18,1”) estaba dispuesta en tres torres (3 x 3), dos a proa (una sobre elevada) y otra a popa. La secundaria de 12 cañones de 155mm (6,1”) estaba montada en cuatro torres (4 x 3), dos en la línea de crujía (detrás de las torres principales a proa y popa) y dos en las bandas.

     Las calderas estaban dispuestas de una forma totalmente original, en cuatro salas estancas (tres por sala) en sentido transversal, de forma que cada una alimentaba una turbina que movía un eje. Las salas de turbinas también estaban dispuestas transversalmente, con lo que se lograba (gracias a la gran manga del casco) el efecto de supervivencia que se buscaba en otras marinas al alternar salas de calderas y máquinas para minimizar el efecto de inutilización de alguna de ellas.

Maqueta de una de las calderas en el Museo del Yamato, Kure, (Japón)


Esquema planta motriz de los tipos "Yamato"...



C= Calderas; BP=Turbinas de baja presión;AP= Turbinas de alta presión; R=Reductoras de engranajes; TC=Turbinas de crucero.

   
     Las catapultas y los hidroaviones de reconocimiento se ubicaron a popa; los últimos, protegidos en un hangar bajo la cubierta superior.

     Para el gobierno se disponía de dos timones, uno principal y otro auxiliar, en lugar de los dos timones colocados en tándem (uno al lado del otro) que era la configuración típica en los grandes buques. El timón auxiliar, de menor superficie y colocado 15 metros a proa del principal, era incapaz de frenar la inercia del buque una vez que empezaba a girar, como se demostró durante las pruebas de mar para  decepción de los diseñadores. 

Características del casco.-

     Posiblemente, las cualidades y características del casco (la plataforma portadora del armamento, protección y maquinaria del buque) sean el apartado que menos interés suscita por los aficionados. No obstante, era una parte esencial del “sistema de armas” (como se denomina ahora) que constituía un acorazado.

     Las dimensiones del casco de los “Yamato” fueron condicionadas por la limitación de calado, pese a que el máximo de 10.86 m. ya conllevó el dragado de dársenas de arsenales, sus vías de acceso y el incremento de las capacidades de diques secos que tuvieran que alojarlos.

     El casco tenía un factor desplazamiento / eslora muy grande, un factor “velocidad / (eslora^0.5)“ pequeño y un coeficiente bloque grande (superior a los buques construidos hasta entonces), lo que significa que tenía una proporción grande de manga y una eslora y calado reducido para su desplazamiento. La relación eslora/manga era más pequeña que sus rivales (6,5) cuando la mayoría excedía de 7,0 ; esto es una muestra más del cambio de la política de construcciones japonesa; todos los cruceros tuvieron esa relación superior a sus rivales para fomentar la velocidad. Ahora era lo contrario.

     Buscando reducir la resistencia del casco y la mayor eficiencia de la planta propulsora se realizaron extensivos ensayos en el canal de experiencias hidrodinámicas de Tokio, el mayor de Japón. Como resultado se adoptó una gigantesca (para la época) proa de bulbo que reducía en un 8,2% la resistencia a 27 nudos de velocidad, en lugar del 5 o 6%, que eran los valores normales. Junto a otras mejoras en los soportes de los ejes de las hélices y las quillas de balance se consiguió una reducción de resistencia equivalente a 15.820 SHP.

En esta maqueta del Museo del Yamato, en Kure, se puede apreciar el enorme bulbo de proa y la forma de ola que tiene la cubierta corrida.


     Durante las pruebas de mar, navegando a plena potencia el “Yamato” alcanzó una velocidad de 27,46 nudos con una potencia de 153.553 SHP. Se le calculó una potencia efectiva de 76.700 EHP con lo que la eficiencia de la propulsión alcanzó una cifra del 50% que, a la velocidad de crucero de 18 nudos se convertía en el 58,7%. Tal eficiencia fue lograda por unos pocos buques de la marina japonesa y estaba a un buen nivel comparado con las marinas extranjeras. 

     En cuanto a la estructura, se adoptaron medidas para garantizar la resistencia estructural a la vez que se aligeraba peso. Ejemplos son la extensa utilización de la soldadura eléctrica (excepto en los elementos estructurales longitudinales, en que se seguía utilizando el remachado) y la utilización del blindaje bajo lateral (continuación de la cintura hacia abajo hasta alcanzar la quilla) como elemento estructural en lugar de estar “colgado” del correspondiente mamparo estructural; según Alan Raven, esta disposición nunca dio problemas a los japoneses, que la utilizaron en todos los cruceros.

     El mamparo longitudinal central, que debía soportar la cubierta blindada de 200 mm. de espesor, era doble y estanco; por él pasaba el cableado de seguridad.

     Otra característica única fue la cubierta corrida en forma de ola, característica de los cruceros construidos anteriormente. Con ella se pretendía disponer de una estructura longitudinal eficiente, continua de proa a popa, y que, al mismo tiempo, permitiese ahorrar peso estructural. Esta forma de cubierta dio un especto muy peculiar al buque, distinto a cualquier otro.

En esta foto podemos ver dicha característica


     Según Alan Raven, la sorprendente disminución del francobordo en la sección de proa tenía por objeto ahorrar peso de estructura. Siegfried Breyer apunta que la forma de la cubierta fue la forma de solucionar el problema de momento flector que originaba la sección de proa.

     En cualquier caso, la realidad fue que, con esa forma tan original, la sección de proa tenía menos reserva de flotabilidad que las construcciones de cualquier otro país y que las mismas japonesas anteriores.

     Desde los tiempos de los acorazados británicos tipo “Royal Sovereign” completados en 1893, se había dado prioridad total a la flotabilidad de la sección de proa. El “Seydlitz” se salvó del hundimiento tras la batalla de Jutlandia gracias a la flotabilidad que le dio la cubierta de castillo extra que tuvo respecto a su antecesor, el tipo “Moltke”.

     Los japoneses, en los “Yamato” rompieron esa regla y sufrieron las consecuencias con el hundimiento del “Musashi” en la Batalla del mar de Sibuyán  (octubre de 1944) cuando la falta de reserva de flotabilidad de la sección de proa, bajo el efecto de los daños acumulados, ocasionó su inmersión en el agua y el hundimiento del buque. 

     Respecto al problema de los momentos flectores es de notar que el concepto de un reducto blindado reducido conllevaba la existencia de los mismos.
 
     Las partes más pesadas de un acorazado era la maquinaria (calderas y turbinas), las torres de artillería (con sus barbetas, pañoles y sistemas de suministro de munición entre pañoles y torres) , los blindajes vertical y horizontal que los protegía y los centros de mando blindados; todas ellas, más las superestructuras, el armamento anti-torpedero y a.a.  estaban agrupados en el 53,5 % de la eslora, dejando la amplia zona de proa con el único peso de su propia estructura y planchas del casco.

     En la sección central del casco predominaba el peso (fuerza vertical hacia abajo) sobre el empuje (fuerza vertical hacia arriba que el agua ejerce sobre el casco por flotabilidad); en las cabezas era al revés; por lo tanto el casco (considerándolo como una viga) tenía sobrecarga en la parte central y tendía a flexionar hundiéndose por el centro respecto a las cabezas (arrufo). Esos esfuerzos, al igual que los correspondientes cortantes, entre secciones de casco con flotabilidad dispar, tenían que ser compensados con estructuras longitudinales de resistencia adecuada, superior a la de otras partes del casco. La afirmación de Siegfried Breyer no se sostiene por cuanto el aligeramiento de la estructura de la sección de proa aumenta (en lugar de reducir) los momentos flectores.

     Respecto a la subdivisión del casco en compartimientos estancos, el dibujo siguiente puede dar una idea de la misma. (Un click para agrandar la imagen)


     El casco tenía 1.065 compartimientos estancos por debajo de la cubierta blindada y 82 por encima, para hacer un total de 1147. Aunque era una mejora en valores absolutos sobre el “Nagato” (que tenía 865, 224 y 1089 respectivamente), si tenemos en cuenta que el “Yamato” tenía el doble de desplazamiento (y por consiguiente volumen) concluiremos que el nivel de subdivisión era peor.
 
     Este era el tipo de “protección indirecta” que fomentaba el Capitán Fujimoto en contra de la opinión del Dr. Hiraga. Su muerte prematura marcó negativamente el diseño del “Yamato” en este aspecto.


  • Nota: % blindado de otros buques de ref.: “Nelson” 54,7%; “Littorio” 51, %; “Bismarck” 70%; “Richelieu” 56,8%: “King George V” 69,3%; “North Carolina” 62,0%; South Dakota” 55,8%; “Iowa” 53,9%.
Bibliografía:

     -   The Japanese Super Battleship Strategy, por Hans Lengerer – Warhips no. 25 y 26
     -   IJN Yamato and Musashi /Battleships , por Masataka Chihaya -  Warships in Profile Vol. 3
     -   Aspects of Japanese Ships Design , por Alan Raven – Warships no. 2 y 3.
     -   Battleships and Battle Cruisers 1905-1970, por Siegfried Breyer – Macdonald and Jane´s
« última modificación: 26 de Abril de 2016, 18:06:58 pm por Heinz von Westernhagen »

"La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
Carl von Clausewitz

Desconectado Tamino53

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 74

Re:Los acorazados clase Yamato

« Respuesta #4 en: 09 de Diciembre de 2015, 16:56:40 pm »
Maniobrabilidad y estabilidad.-

      La maniobrabilidad era excelente. El diámetro táctico, avance y ángulo de escora, con todo el timón metido a la banda (36º) y a la velocidad de 26 nudos fueron de 640 m., 589 m. y 9º respectivamente (2,53 y 2,33 esloras).  Estas cifras fueron consideradas superiores a las de otros acorazados contemporáneos. Por ejemplo, eran mejores que los “Littorio” cuyo diámetro táctico era de 895 m. a la velocidad inicial de 29,5 nudos (3,7 esloras).

El Yamato virando bajo las bombas

 
     El reducido ángulo de escora, que era ventajoso desde el punto de vista de la acción evasiva, la estabilidad y el control del tiro se atribuyó al GM de 2,80 metros (9,2 pies). Esta cifra puede parecer algo alta (ver nota 1) pero el período de balance de 17,5 segundos lo desmiente. Los buques no eran “duros” de estabilidad.

Leyte, 1944. En la imagen, el Mushashi y su grupo de escolta son atacados por aviones norteamericanos.


     El francobordo era de 5,92 a popa, 8,52 m. en el centro, 6,93 m. en la parte delantera de la barbeta de la torre de proa y 10,03 m. en el extremo de proa.

Estabilidad y trimado en caso de estar dañado.-
 
     Los “Yamato” fueron diseñados para mantenerse estables pese a estar dañados.

     Aunque las partes de proa y popa estuvieran inundadas, además de las zonas protegidas, se creía que serían capaces de mantener la estabilidad hasta alcanzar una escora de 20º. También se creía que la capacidad de trimado le permitiría funcionar con su francobordo en proa reducido a 4,5 m., incluso si la sección de proa fuese completamente destruida e inundada.
 
     La realidad demostró (en la batalla del mar de Sibuyan) que el “Musashi”, con la proa muy dañada e inundada, fue incapaz de mantener el trimado y evitar que la proa se sumergiera totalmente bajo el agua antes de perder la estabilidad.

Sistema de inundación y achique.-

     Este sistema se diseñó para cumplir los siguientes requisitos:
  • La escora y el trimado causado por el primer impacto de torpedo podría ser corregido, dentro de un margen de 4º de escora y 2,3 m. de alteración del asiento (diferencia de calados entre proa y popa), en 5 minutos contados a partir de que el sistema de control de daños fuese puesto en funcionamiento.
  • La escora y el cambio de trimado resultante del segundo impacto de torpedo podría ser controlado en 30 minutos utilizando el mismo criterio.

  • Inundando los tanques del sistema de control de daños de la banda opuesta, los “Yamato” podrían recuperar una escora de 13,8º, como máximo, y otros 4,5º de escora podrían ser compensados transfiriendo combustible a la banda opuesta.
     Conjuntamente, se creía que el sistema permitiría adrizar un buque casi en su totalidad desde una escora de 18,3º.   

Otras características.-

     Los “Yamato” presentaron mejoras en otros campos. Los conocidos “mástiles en forma de pagoda” fueron sustituidos por una estructura de proa mucho más elaborada y refinada que contenía todos los centros de mando y control; encima se encontraba el gran telémetro, de 15 m. de base, y la dirección de tiro principal.

     Las líneas de comunicación de los centros de mando del mástil con el interior del buque se dispusieron en el interior de un tubo cilíndrico de 1,5 m. de diámetro y 20 mm. de espesor. La habitabilidad de los “Yamato” era la mejor de los buques japoneses. Fueron los primeros buques japoneses equipados con aire acondicionado, aunque no cubría todos los espacios habitables.

El puente del Ise (a la izquierda), en comparación con el de los Yamato...

Armamento principal.-

     Seguidamente se muestra una sección esquemática de la torre no. 3 (popa) donde se pueden apreciar la protección de la torre, su barbeta y los mamparos transversales de popa, así como los elevadores de proyectiles y cargas de proyección, entre otras cosas. Más abajo, una maqueta del interior de la torre...




     Las características detalladas de los cañones del tipo “Yamato” se pueden encontrar en la página web...

          http://navweaps.com/Weapons/WNJAP_18-45_t94.htm


     Los datos que utilizaré están obtenidos de Dulin & Garzke (ver biblio.), la mayor parte de los cuales están publicados en la página web anterior.

Otro esquema del interior de la torre. Notad la referencia de la altura del hombre...

     Citaré seguidamente los datos más relevantes del cañón japonés de los “Yamato” para hacer los análisis comparativos con los modernos cañones de otros buques de su época.

     - Peso del cañón (completo):  . . . 164.654 kg. (162.0 toneladas largas)
     - Peso del proyectil: . . . . . . . . . . . 1.460 kg. (3.218,75 libras)
     - Velocidad inicial (en boca) . . . . . 780 m/s (2.559 pies/seg.)


Rendimiento del cañón.-

     En la comparativa utilizaré la proporción entre la energía cinética que el cañón proporcionaba al proyectil al salir por la boca (velocidad inicial en la boca) y el peso del cañón:


     Como muestra la tabla, el rendimiento del cañón japonés no era un gran logro para su calibre mientras el de los cañones de los “Iowa” y “Richelieu” era realmente notable. Hay que hacer notar que el rendimiento de los cañones de los “Littorio” se vio empañado por una bajísima probabilidad de hacer blanco debido a problemas de baja calidad de los proyectiles y cargas de proyección, lo que originaba un tiro errático y gran dispersión, nunca solucionada. Su rendimiento se debe considerar inferior al cañón japonés.

     Algo parecido le sucedió al cañón francés del “Richelieu”. Solamente tras la reforma del buque en los  EE.UU., y la utilización de proyectiles y cargas de proyección estadounidenses, se pusieron de manifiesto las virtudes de este cañón.
 
     El cañón del “Vanguard” era el 15”/42 Mark 1, de alambre, de la IGM. Al comienzo de la IIGM ya estaba obsoleto. Se utilizó para agilizar la puesta en servicio del buque utilizando los repuestos existentes de los tipos “Queen Elizabeth”, “Royal Sovereign”, “Renown” y “Hood”. La obsolescencia del cañón no fue obstáculo para que los británicos sacasen buen partido de él durante la II G.M. .

Densidad del proyectil.-

     El proyectil tiene gran importancia en el rendimiento de un cañón. Una vez que éste lo lanza por la boca imprimiéndole una energía cinética (e.c.), la capacidad del proyectil para mantenerla hasta alcanzar el blanco y luego producir la perforación (sin romperse en el impacto) es virtud del propio proyectil.

Tipos de proyectiles de 456 mm de los tipos "Yamato". Fijaros en la carga de proyección total, compuesta por seis paquetes de carga propelente de 55 kg cada uno...


     La fuerza de rozamiento del aire produce una aceleración negativa (deceleración) que reduce la velocidad del proyectil.    Cuando el proyectil adopta una trayectoria descendente, la fuerza de la gravedad va reduciendo esa deceleración hasta que con ángulos de caída de unos 40º se impone al rozamiento y produce un movimiento uniformemente acelerado que aumenta la velocidad de caída.

     Este último efecto se produce a gran distancia, más allá de las distancias de combate.

     A las distancias de combate, el proyectil sufre una deceleración que es función inversa de su peso. El proyectil de menos peso decelera más. La fuerza opositora del aire al avance del proyectil es función directa de la superficie de la sección recta del proyectil; el de más calibre presenta más sección (resistencia) al avance. Por otra parte, el proyectil más pesado tiene más inercia y le afecta menos la resistencia del aire.
 
     La “densidad” del proyectil (peso por cm2 de área de la sección recta) nos permite valorar las capacidades intrínseca de los proyectiles, que junto a las cualidades balísticas del cañón que lo dispara determina el rendimiento total del arma.

     En la siguiente tabla muestro los valores de esta “densidad” de los proyectiles utilizados en los cañones que estamos comparando:


     Vemos en esta comparativa, que el proyectil japonés queda a muy buen nivel, solamente superado por el extraordinariamente pesado proyectil estadounidense, AP16” Mark 8, diseñado en 1939, años después de la artillería de los “Yamato”.

     Antes de pasar a analizar el rendimiento final, la capacidad de perforación a las distancias de combate creo conveniente abordar un aspecto poco comentado en libros y foros. Cuando se logra un impacto… ¿cuál es la probabilidad de alcanzar la cintura o la cubierta blindada?.

     La respuesta depende del ángulo de incidencia del proyectil (cualidades combinadas del cañón, proyectil y la distancia de tiro), de la altura de la cintura y de la anchura de la cubierta blindada. En la siguiente tabla voy a mostrar los datos relativos al cañón de los “Yamato” y las dimensiones de las cinturas y cubiertas blindadas de sus oponentes (incluyendo al propio “Yamato”): 

     Los datos de la artillería son los calculados por D&G a partir de los datos existentes para las distancias de 20.000 y 30.000 metros originales. Las interpolaciones que incluyo, sobre estos datos, tienen un margen de error inferior al 1%.


     A la distancia de la columna 4ª existe la misma probabilidad de impacto en cubierta y cintura (50% en ambas). A distancias más cortas aumenta la probabilidad de impacto en la cintura y a más largas en la cubierta.

     Salta a la vista que en los acorazados que montan cinturas blindadas inclinadas (respecto a la vertical) la probabilidad de impacto en la cintura es más pequeña que en los buques con cinturas verticales. La protección que proporciona la cintura inclinada se incrementa con la distancia (aumenta la oblicuidad del impacto en la suma del ángulo de impacto y el propio de la plancha) pero disminuye la probabilidad de ser alcanzada (proporcionar protección).

     Todas las distancias son inferiores a los 20.000 metros (límite inferior del rango de distancias de combate previstas, entre 20.000 y 30.000 metros), por lo que en dichos combates, es mucho más importante la protección horizontal que la vertical.  Ahora veremos si los blindajes verticales eran capaces de proteger el límite inferior de la zona de inmunidad respecto al cañón de los “Yamato”.

Capacidad de perforación a las distancias previstas de combate.-

     Datos obtenidos de D&G (ver biblio.). Los datos de las tres columnas corresponden a los espesores perforables (en mm.) a las distancias de 0 (en boca), 20.000 y 30.000 m. En los dos últimos casos se citan los espesores perforables de cintura y cubierta (por este orden) separados por una barra (“/”).


     El resultado es de empate técnico entre los cañones del “Yamato” y del “Iowa”, con ligerísima ventaja hacia el último porque tiene más capacidad de perforar cubiertas y, como vimos en la comparación anterior, la probabilidad de impacto sobre ésta es mayor desde distancias inferiores a 20.000 metros.

     Los cañones de los “Yamato” y de los “Iowa” fueron, sin duda, los más poderosos montados en un buque, si bien los del “Iowa” eran soberbios para su calibre y los del “Yamato” no.

  • Nota 1: GM de otros buques (m.); s/D&G: “North Carolina” 2,53 ; “South Dakota” 2,19 ; “Iowa” 2,82. S/NF: “Richelieu” 2,81 ; “Vanguard” 2,50 ; “King George V” 1,95 ; “Littorio” 1,67.
Bibliografía:

     -   IJN Yamato and Musashi /Battleships , por Masataka Chihaya -  Warships in Profile Vol. 3
     -   Aspects of Japanese Ships Design , por Alan Raven – Warships no. 2 y 3.
     -   Battleships , por Dulin & Garzke -  Macdonald and Jane´s.
     -   Battleship, Design and Development 1905-1945, por Norman Friedman - Conwey
« última modificación: 21 de Agosto de 2016, 15:53:01 pm por Tamino53 »

"La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
Carl von Clausewitz

Desconectado Tamino53

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 74

Re:Los acorazados clase Yamato

« Respuesta #5 en: 09 de Diciembre de 2015, 20:08:34 pm »
Disposición de la artillería principal.-

     Durante el tiempo de diseño (1934-Marzo 1937) la disposición de la artillería principal de los buques en construcción varió de las tres torres (3 x 3) de los “Scharnhorst” y “Littorio”, a las cuatro de los “Bismarck” y las dos (2 x 4) de los “Dunkerque” y “Richelieu”.
     La elección de tres torres para los “Yamato” fue la más generalizada posteriormente; los “King George V” y “North Carolina” iban a montar 12 cañones (3 x 4); los “Lion” (proyectados), “South Dakota” y “iowa” 9 cañones (3 x 3).

     El montaje de 9 cañones en tres torres (3 x 3) tenía las siguientes ventajas respecto a la clásica de ocho (4 x 2):
  • La longitud del casco era menor con tres torres que con cuatro (menor peso de casco y lo necesario para moverlo, maquinaria, combustible).
  • Con el mismo peso de blindaje se podían proteger mejor tres torres que cuatro.
  • Se disponía de un cañón más (9 en lugar de 8).
  • Tres cañones por torre eran el mínimo para constituir una salva; permitían buscar la distancia, en la crucial fase inicial de  combate, en tres salvas escalondas mientras con las torres de dos cañones hacían falta dos torres para formar una salva y se podían escalonar dos salvas solamente.
   
Los inconvenientes:
  • En caso de ser alcanzada una torre se perdía el 33% de la artillería en lugar del 25% de la otra opción; pero aún quedarían 6 cañones disponibles, los mismos que en las tres torres de 2 (3 x 2) si perdían una (el 25%).
  • La distribución de pesos en el casco (la viga) era desigual, requería refuerzos estructurales en la zona de proa, más sobrecargada.
  • Los momentos flectores del casco eran superiores.
     Ambas opciones tenían ventajas e inconvenientes. Los británicos optaron por el sistema clásico cuando no se vieron constreñidos por las limitaciones de los tratados. Los japoneses, que no estaban ya sujetos a esos límites, se veían limitados, a su vez, por la magnitud del nuevo proyecto al pretender diseñar un buque con protección contra sus propios cañones de 46cm. con las instalaciones portuarias, etc. disponibles.

La artillería secundaria, anti-torpedera.-

     Por diversas razones, y extraña coincidencia, las tres potencias del eje montaron baterías separadas anti-torpedera y a.a. de largo alcance. Los aliados optaron por baterías de doble propósito (D.P.) para desempeñar las mismas funciones.

     Es generalizada la crítica de los especialistas a las baterías separadas; no la comparto.
 
     Solamente el cañón de 5”/38  (127mm.) de EE.UU. cumplió bien en función a.a. , si bien resultaba ya escaso para los grandes destructores. Los británicos de 5,25”/50 (133mm.) y los franceses de 150mmm./55 eran mejores cañones de superficie que a.a. hasta el punto que los franceses cambiaron algunos por cañones a.a. de menor calibre. Las direcciones de tiro combinadas precisaban de un tiempo precioso para cambiar de modo superficie a a.a. y viceversa.

     La artillería de los “Yamato” era la misma que se había montado en los cruceros “Mogami”. Las torres de tres cañones de 15,5cm/60, aunque se habían diseñado para cumplir funciones D.P. en los cruceros, eran buenas para tiro de superficie pero no a.a..  De las 4 torres que se montaron originalmente (4 x 3), las dos axiales (proa y popa) permanecieron en los dos buques pero las dos de las bandas del “Yamato” fueron sustituidas en 1944 por 6 montajes de 12,7cm/40 a.a. (6 x 2) como refuerzo de los 6 ya existentes de origen. Estaba previsto hacer una modificación similar en el “Musashi” pero no se hizo, a la par que su buque gemelo, por falta de montajes de 127mm. y su hundimiento canceló el proyecto.

El Yamato en 1941. Observad las dos torres triples de 155/60 en las bandas de babor y estribor, posteriormente eliminadas.(Un click para agrandar la imagen)


     La disposición axial en popa no era adecuada para la defensa contra el ataque de destructores, los cuales deben buscar una posición favorable para el lanzamiento de torpedos a proa del través.
   
     Poco antes de completar el alistamiento del primer buque (“Yamato”) se cayó en la cuenta del grave problema de protección de las torres secundarias. Fueron diseñadas para cruceros con protección de cruceros, es decir, muy escasa en los cruceros japoneses (apenas protección contra esquirlas de metralla), por lo tanto no estaban al nivel requerido en los acorazados. Se tomaron medidas paliativas, como añadir blindaje a las barbetas sobre la cubierta de intemperie, pero el problema nunca se solucionó en su totalidad.

Torres triples de 155 mm, con el blindaje extra añadido...

 
 

La artillería anti-aérea (a.a.).-

     Al igual que en otros buques de la época, estaba formada por piezas de largo, medio y corto alcance. Los cañones utilizados, para largo alcance, fueron los de 12,7cm/40 cal. tipo 88 y 89, que entraron en servicio en 1932; para alcance medio el 25mm/60 cal. tipo 96 Modelo 1, que entró en servicio en 1936, y para corto alcance el 13mm/76 cal. tipo 93 de 1936.

Montaje doble de ametralladoras de 13 mm Type 93


La siguiente tabla muestra las características principales de la A/A:

     Los calibres eran similares a los empleados por los EE.UU. en fase de proyecto y a la entrada en servicio en la II G.M., a saber:  5” (127mm), 1,1” (28mm.) y 0,5” (12,7mm), pero tan pronto empezó la guerra y se hizo patente el progreso de la aviación los estadounidenses se replantearos la situación, cosa que no hicieron los japoneses. Los cañones utilizados de forma generalizada por los EE.UU. a lo largo de toda la guerra fueron los cañones 5”(127mm)/38 Mark 12, el Bofors (fabricado bajo patente sueca) 40mm/56 Mark 1 y el Oerlikon (fabricado bajo patente suiza) de 20mm/70 cal. cuyas prestaciones se buestran en la tabla siguiente:


     Los japoneses consideraban buenos cañones a.a. los de 127 y 25 mm. pero el de 127 tenía una baja velocidad inicial y bajo techo mientras el de 25mm. se vio pronto superado por los de 40 y 20 mm. estadounidenses.

Cañón de 127 mm Type 89 en montaje abierto.

 

     La dotación original del “Yamato” fue de:

     -   12 cañones de 127mm en seis montajes (6 x 2), tres a cada banda, en la superestructura central.
     -   24 cañones de 25mm. en ocho montajes (8 x 3), cuatro a cada banda, en la sección central.
     -   4 cañones de 13mm. en dos montajes (2 x 2)

     Entre el 16 de enero y el 25 de febrero de 1944, mientras se le reparaban los daños causados por el submarino "US Skate", al “Yamato” se le desmontaron en Kure los dos montajes laterales de cañones de 155mm. y se le instalaron 6 montajes (3 x 2) de 127mm (3 a cada banda). Se le añadieron también 24 cañones de 25mm en  8 montajes (8 x 3) y otros 26 en montajes simples (26 x 1),

     El “Musashi” estuvo en el arsenal de Kure entre el 3 y el 22 de abril de 1944 para reparar los daños del torpedo que le produjo el ataque del submarino “US Tunny” el 29 de marzo. Durante su estancia se le desmontaron también los montajes laterales de 155mm. (como en el “Yamato”) pero se sustituyeron por 6 montajes de 25mm. (6 x 3), tres a cada banda; se le añadieron 73 cañones de 25mm. (16 x 3) y (25 x 1) y se aumentaron las direcciones de tiro a.a. de estos cañones a 14. El 2 de Julio se le añadieron otros 15 cañones de 25mm. para hacer un total de 130 (35 x 3) y (25 x 1). Con esta configuración participó en la batalla del golfo de Leyte donde fue hundido. 

     Entre el 25 de noviembre de 1944 y el 3 de enero de 1945 se modifica la dotación de cañones de 25 mm.  del “Yamato” quedando finalmente en 152 cañones (50 x 3) y (2 x 1) distribuidos por el reducto central y la cubierta de intemperie.

Disposición última de la artillería A/A. Podemos ver las piezas de 127  y 25 mm en sus dos versiones de montaje...

 

     En los esquemas siguientes se pueden apreciar los montajes de artilleria a.a. al final del verano de 1944, poco antes de la batalla del golfo de Leyte.


     Es de notar que las adiciones de artillería a.a. se hizo sin añadir protección contra el rebufo de los cañones principales. La mayor parte se concentró en el reducto central quedando muy expuesta a ataques aéreos con bombas y al ametrallamiento. Aunque el volumen de fuego a.a. que podían desplegar era impresionante, la efectividad se resentía por falta de suficientes puestos de control de tiro.

Montajes cerrados del cañón de 127 mm Type 89...


Montaje triple de cañones de 25 mm. Está ubicado en tierra, pero es igual que los instalados en el Yamato. Al lado, el montaje protegido...


 
Bibliografía:

     -   IJN Yamato and Musashi /Battleships , por Masataka Chihaya -  Warships in Profile Vol. 3
     -   The Imperial Japanese Navy, por A.J.Watts y B.G. Gordon - Macdonald
     -   Battleships , por Dulin & Garzke -  Macdonald and Jane´s.
     -   Navweaps.com
     -   Combinedfleet.com
« última modificación: 15 de Febrero de 2016, 10:28:52 am por Heinz von Westernhagen »

"La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
Carl von Clausewitz

Desconectado Tamino53

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 74

Re:Los acorazados clase Yamato

« Respuesta #6 en: 11 de Diciembre de 2015, 20:51:33 pm »
La protección directa (por blindaje).-

      Los tipo “Yamato” fueron los acorazados que portaron el blindaje de mayor espesor. Fueron los únicos diseñados para soportar el impacto de un proyectil de 18” (457mm.). Así como en el campo de la artillería principal, los mayores cañones de los “Yamato” fueron igualados en rendimiento por los de menor calibre de los “Iowa”, en el campo del blindaje la diferencia fue muy importante. Los “Iowa” (repetición del esquema protector de los “South Dakota”) fueron diseñados para soportar el impacto de un proyectil disparado por el cañón de 16”/45 calibres (406mm.), ni siquiera el cañón propio (de 50 calibres).

En la imagen, diferentes esquemas de blindaje en acorazados.


     Siguiendo la tónica generalizada (exceptuando los diseñadores alemanes) aplicaron el sistema de protección conocido como AoN (All or Nothing, “todo o nada” en español) que los estadounidenses utilizaron por primera vez en el tipo “Nevada” botado en 1914.

     Conforme con este sistema, evitaron todo tipo de espesores intermedios y acumularon lo máximo posible en grandes espesores. Redujeron el “reducto blindado” todo lo posible para lograr una zona de inmunidad de los espacios vitales entre 20.000 y 30.000 metros. La cubierta de 200 mm. podría ser penetrada por una bomba perforante de 1.000 kgs. arrojada a 3.400 m de altura o más. La protección de la cubierta de intemperie con blindaje de 50 mm.  era capaz de repeler una bomba de 250 kgs. arrojada por un bombardero en picado.

     En el esquema longitudinal del buque  se muestra la distribución de la protección, longitudinal y transversal, a la altura de la sección maestra y de una de las torres de la artillería principal con sus pañoles de municiones.

(Hacer un click en la figura para agrandarla)

                       

     En los esquemas de distribución de blindajes japoneses aparecen los conjuntos de abreviaturas (en lengua inglesa) cuyo significado se incluye seguidamente:

1) Blindajes homogéneos (de características mantenidas en cualquier punto de la plancha):

     - NVNC   (New Vickers, non cemented). Nuevo acero Vickers, no endurecido mediante proceso de cementación.
     - MNC     (Molybdenum alloy, non cemented). Aleación de molibdeno, no endurecido mediante... etc. etc.
     - CNC     (Copper alloy, non-cemented). Aleación de cobre, no endurecido... etc. etc.
     - CNC1/CNC2   Variaciones sobre el tipo CNC

2) Blindajes con la parte frontal endurecida:

     - VC  (Vickers cemented).  Acero Vickers endurecido mediante proceso de cementación.                           
     - VH  (Vickers hardened non cemented). Acero Vickers endurecido mediante proceso diferente al de cementación.         

Listado de los espesores usados en diferentes partes del buque


     La nota discordante en materia de protección la dieron las 4 torres de la artillería secundaria provenientes de los cruceros ligeros (reconvertidos a pesados al cambiarle el armamento) tipo "Mogami".

Aspectos de relevancia a mencionar sobre el blindaje.-

1) Los blindajes que debían resistir el impacto de un proyectil de 46cm. (los de mayor espesor) debían presentar una superficie particularmente dura. El sistema tradicional de cementación era costoso e incapaz de dar el resultado requerido en planchas de tanto grosor. Se adoptó un nuevo método para endurecer  la superficie, llegando hasta una profundidad de 140 mm., reduciendo a la vez costo y tiempo.

2) Teóricamente, la resistencia de un blindaje no es uniforme. Es menor en sus extremos; por lo tanto, cuanto más grande sean las dimensiones de una plancha mayor resistencia se puede esperar. La Marina japonesa no escatimó gastos en expandir las factorías para producir planchas más grandes en los “Yamato”. Según los registros existentes, se gastaron unos 10 millones de dólares en mejorar las factorías donde se construían las planchas de blindaje. Las dimensiones de una plancha del costado eran 5.9m x 3,6m, 21.2 m2, 410 mm de espesor y 68.5 Tm. de peso.

3) Un gran problema fue cómo construir una estructura suficientemente robusta, especialmente en el canto inferior del blindaje de 410 mm., para resistir el choque de un impacto de proyectil. El método adoptado se comprobó insuficiente cuando fue puesto a prueba por el impacto de un torpedo en el blindaje de costado.
 
4) Otra característica del sistema de protección fue la disposición de planchas de acero “Ducol” de 9mm. de espesor  a 700 mm. por debajo de la cubierta blindada. Su objeto fue proporcionar protección de potenciales fragmentos, tales como tornillos de sujeción del blindaje o cabezas de remaches, cuando la cubierta fuera alcanzada por el impacto de una bomba o proyectil.

5) El casco tenía un triple fondo en la mayor parte de la eslora, excepto en las salas de máquinas y calderas, por falta de espacio.

6) Una característica única fue la protección de los suelos de los pañoles de municiones contra explosiones submarinas por debajo del fondo del casco. Este tipo de protección fue descartada por los estadounidenses debido a su alto costo y la escasa probabilidad de sufrir ese tipo de ataque.

El siguiente esquema muestra de forma detallada la sección de una sala de calderas . El tamaño del dibujo debe ser así de grande para poder apreciar los detalles y su explicación. Clickar para ampliar un poquito más...


     Para finalizar este apartado, voy a mostrar comparativas de las capacidades de defensa de los “Yamato”, en combate artillero, con los restantes buques modernos de su época.

     La zona de inmunidad se definía como el rango de distancias a las cuales un buque era inmune porque ni su blindaje de costado ni su cubierta eran vulnerables al ataque de un cañón determinado.





     - El  límite inferior lo definía el blindaje de los costados, perforable desde una distancia de 0 m. hasta el primer valor indicado en la columna titulada “Límites de Z.I.”.

     - El límite superior lo definía el blindaje de la cubierta, perforable desde la distancia citada como segundo valor indicado en la columna “Límites de Z.I.” en adelante (distancias mayores).   


1) Capacidad de protección de los “Yamato” frente a los cañones rivales.

     Tenían zonas de inmunidad frente a todos sus oponentes, las distancias están expresadas en metros.


2) Capacidad de protección de otros buques frente a los cañones del “Yamato”.-

     No todos tenían zonas de inmunidad, y los que la tenían era bastante estrecha.


Fuentes y sistema de cálculo.-

     Las zonas de inmunidad han sido calculadas con los datos de los cañones obtenidos de D&G (“Battleships”, ver biblio) y “Navweaps .com” que utilizan la misma fórmula estadounidense de perforación del Dr. Thompson. Los datos del cañón “Bismarck” son los publicados en la versión inglesa de “Kbismarck.org”. El margen de error es inferior al 1% excepto en los cañones del “Richelieu” cuyos rangos de distancia son escasos y las interpolaciones y/o extrapolaciones tienen márgenes más altos.

     El cálculo de la resistencia de los blindajes de costado inclinados no se puede hacer utilizando los datos tabulados tal cual. La fórmula USA incluye la corrección por oblicuidad cos2(Ob). He aplicado la corrección a la inversa, anulándola, para luego volver a calcularla considerando que el ángulo real de impacto es la suma del “ángulo de impacto” (a) de la tabla y el “ángulo de inclinación del blindaje” (b), o sea…  “ángulo de oblicuidad final = a + b”.   

     La segunda tabla muestra claramente la gran ventaja en protección de los “Yamato” respecto a sus oponentes.

La protección submarina.-

     Se diseñó la protección anti-torpedo para ser capaz de soportar la explosión en impacto contra el casco de 400 kgs. de TNT.

     Fujimoto sacó conclusiones con las experiencias del “Tosa” en el sentido de que la mejor forma de paliar los efectos de la onda expansiva de la explosión de una cabeza de torpedo era utilizando mamparos múltiples (como los estadounidenses del tipo “West Virginia”), pero esa opinión no era compartida por el Dr. Hiraga.

     El diseño final fue sencillo, un espacio vacío, un mamparo antitorpedo y otro detrás para contener cualquier filtración del anterior. Debido a la forma del casco exterior (“bulge” externo) la profundidad del sistema variaba, siendo la distancia entre el casco y el mamparo antitorpedo de unos 4,60 metros a la altura de la unión de los dos blindajes de costado (el principal y el inferior) y de unos 6,50 m. en la parte alta del doble fondo.

Detalle del blindaje del Yamato (un click para ampliar)


     La inundación de estos espacios vacíos, al ser dañados, provocaba una escora considerable. Los estadounidenses disminuyeron ese efecto negativo disponiendo espacios líquidos junto a los costados, en los tipos “South Dakota” y “Iowa”; de esa forma redujeron la escora a la mitad que en los “North Carolina”.

     En la tabla que se muestra a continuación se pueden ver los datos de resistencia teórica que se pretendía obtener en los diseños de la época. Los buques están ordenados por orden cronológico, según la puesta de su quilla:


     En servicio, la protección submarina no respondió a las expectativas.

Esquemas de protección de los acorazados clases "Littorio" y "King George V"


     
Esquemas de compartimentación de Protección Submarina (P.S.)del "Yamato", "Nagano", "Colorado" y "Bismarck".

Acorazado "Yamato"


Acorazado "Nagato"


Acorazado "USS Colorado"


Acorazado "Bismarck"



Los espacios marcados en el gráfico como "W.T.C." significan Water Tight Compartent (Espacio Estanco al Agua), espacio vacío estanco al agua.

     Además, para desgracia de los diseñadores de buques, la aparición del Torpex en 1943, con capacidad destructora doble que el TNT, convirtió todos los esquemas existentes en insuficientes.   

     Es llamativo que los japoneses diseñaran una protección contra una carga explosiva de 400 kg. de TNT (entre 1935 y 1937), cuando ya en 1935 tenían en servicio el torpedo de 61cm tipo 93 con cabeza de 490 kg. que hacía insuficiente esa protección.

  • Nota 1: En el “Bismarck” he considerado primero la opción de su cubierta blindada de 80mm. y después la de 130 mm. (80 + 50). La realidad tenia que ser una cifra intermedia; la de 50 mm. no protege, junto a la de 80 mm., como una de 130 mm., pero su efecto destructor de la cofia y/o activador de la espoleta de retardo de un proyectil perforante aporta protección sobre la de 80 mm..
Bibliografía:

     -   IJN Yamato and Musashi /Battleships , por Masataka Chihaya -  Warships in Profile Vol. 3
     -   The Imperial Japanese Navy, por A.J.Watts y B.G. Gordon - Macdonald
     -   (D&G) Battleships , por Dulin & Garzke -  Macdonald and Jane´s.
     -   Navweaps.com
     -   Combinedfleet.com[/left]
« última modificación: 21 de Agosto de 2016, 15:31:57 pm por Tamino53 »

"La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
Carl von Clausewitz

Desconectado Tamino53

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 74

Re:Los acorazados clase Yamato

« Respuesta #7 en: 16 de Diciembre de 2015, 22:34:28 pm »
El radiotelémetro.-

     El radiotelémetro, conocido universalmente con el nombre de “radar”, fue la solución al problema del tiro naval de determinar la marcación (demora) y distancia a un objetivo.
 
El radar – conceptos básicos.-

     El radar se basa en la reflexión y dirigibilidad de las ondas electromagnéticas de muy corta longitud (ultracortas), que se rigen por leyes muy parecidas a las ondas luminosas. Tienen su misma velocidad de propagación (300.000 km/s.) y se reflejan al encontrar un cuerpo opaco.
     Aunque se propagan en todas direcciones alrededor del emisor, pueden ser orientadas en una determinada dirección en forma similar a como se dirigen las luminosas de un proyector mediante el empleo de un espejo parabólico. 

     En definitiva, un radar es un emisor de haces de ondas electromagnéticas, a intervalos regulares, y un receptor de las que son reflejadas por los cuerpos opacos que encuentran en su camino. Determina la dirección en que se encuentra un cuerpo captando la señal de retorno que  u un procede de esa dirección, como las ondas visuales son captadas por el ojo humano. Además, es capaz de medir la distancia a ese objeto, algo que no puede hacer el cerebro humano con la onda visual.

     Un equipo de radar está constituido por un generador de impulsos (modulador y oscilador), una antena emisora (que puede ser dirigible), una antena receptora, un receptor y un indicador (PPI = Plan Position Indicator = Indicador de posición plano); todos alimentados por corriente eléctrica.

     Las características más importantes de un equipo de radar son:
  • El alcance, es función de la potencia instantánea de la pulsación, de la longitud de onda, de la humedad y densidad de la atmósfera y de la altura de la antena sobre el nivel del mar. La potencia del equipo (modulador), se expresa en kw.
     
  • La precisión en la determinación de la distancia, depende de la precisión del sistema de cálculo del intervalo de tiempo entre los momentos de emisión y recepción. La distancia es el dato más exacto que aporta un radar.

  • La precisión en la determinación de la demora, depende de la amplitud de los ángulos horizontal y vertical de los haces de las emisiones. En el caso de los marítimos de superficie, el haz vertical afecta a garantizar su efectividad continuada en condiciones de movimiento de cabezada y balanceo del buque (la parte alta del haz puede quedar orientada hacia el agua y no al horizonte en un balance).
     Otras características que condicionan su rendimiento son:
  • El tipo de antena; su tamaño es función directa de la longitud de onda en que se realicen las emisiones. Pueden usarse antenas separadas para emisión y recepción o, lo más normal, una sola antena que realiza alternativamente las dos funciones. Puede ser fija, giratoria, haciendo barridos, etc., según para lo que se use y su forma depende de la función del equipo y la concentración de los haces de las emisiones que se pretenda.

  • PPI práctico, de fácil manejo, que permita presentar los datos de forma clara y disponga de accesorios para procesarlos (cálculos cinemáticos, etc.).

     El ángulo horizontal del haz determina la precisión de la orientación del obstáculo. Un ángulo de 3º significa que se presentan en la misma posición del PPI obstáculos que, a una distancia de 10.000 m., están a 523 metros de distancia transversal. A 20.000 metros, esa distancia transversal pasaría a ser de 1047 metros. Esa distancia sería equivalente a la eslora de 4 “Yamatos”. Sería válida para un radar de exploración de superficie pero la discriminación en marcación o demora sería insuficiente para una dirección de tiro de superficie (por ejemplo).

     Aunque el radar es una gran herramienta, no deja de tener limitaciones, por ejemplo:
  • 1)  Al ser un detector activo (que emite ondas) permite que el enemigo detecte sus emisiones por medio de un receptor (equipo pasivo), a mayor distancia que detecta el equipo propio.

  • 2)  Hay muchos tipos de blanco que pueden reflejar ondas de radar y cegar una pantalla, como gotas de lluvia de chubascos, oleaje del (la) mar, nubes cargadas de humedad (cumulonimbos), etc.. Un ejemplo es el artilugio que emplearon los aliados arrojando láminas metálicas para cegar los radares de la defensa a.a. alemana en la campaña de bombardeo de Europa.
         
  • 3)  Las ondas de radar son de propagación superficial, como las de FM de radio; tienen mayor alcance que la vista humana (les afecta la refracción terrestre de distinta manera) pero son bloqueables por pantallas, no permiten localizar blancos detrás de obstáculos.

Radares japoneses de los “Yamato”.-

     Los japoneses entraron tardíamente en la competición por conseguir radares eficientes para controlar el tiro. Disponían de ópticas luminosas que les permitían afrontar encuentros, tanto diurnos como nocturnos, con garantías. Nunca fueron capaces de recuperar el retraso.

     El desarrollo de radares en Japón empezó en Abril de 1941, inicialmente para detección temprana de aviones enemigos. La Marina Imperial Japonesa comenzó en Enero de 1942 el desarrollo de un equipo de radar de exploración aérea para montar en buques. Para disminuir el tamaño disminuyeron la longitud de onda de 3 a 1,5 m..  Este equipo fue conocido como el Tipo 21. Fue modificado al menos tres veces llegando a tener una potencia de pico de 13 kw en los últimos modelos.

En rojo, el radar Type 21 y en amarillo el Type 22


     El primer equipo con longitud de onda de 10 cm. fue el Tipo 22 cuya última modificación (la 4) se intentó utilizar en el control de la artillería.   

     En 1944 los EE.UU. ya disponían de radares de superficie plenamente capaces de dirigir el tiro de superficie a ciegas, ventaja absoluta que los japoneses no pudieron igualar.

En verde, radar Type 13

Los “Yamato” nunca dispusieron de equipos válidos para dirigir el tiro. A continuación cito los tipos de detectores utilizados por los dos buques y sus fechas aproximadas de instalación.
 
Equipos instalados en el “Yamato”:
  • Del 12 al 17 de Julio de 1943: Se le instala un radar Tipo 21 Modificación 3, de exploración aérea y de superficie. 

  • Entre el 25 de febrero y el 18 de Marzo de Feb 1944: Se le instalan un radar Tipo 13 de exploración aérea y un Tipo 22 Modif. 4, de exploración de superficie y limitada capacidad de control de tiro artillero de superficie. Además, se le instaló un equipo de IFF (“Identification Friend-or- Foe” = Identificación Amigo o Enemigo) por infrarrojos Tipo 2, y detectores de radar múltiples E27, copiados del modelo alemán FuMB 1 Metox R.600.
 
Equipos instalados en el “Musashi”:
  • El 3 Sep. 1942: Se le instala un radar Tipo 21 Modif. 3. La antena se instala en los brazos del gran telémetro de la dirección de tiro principal. El 28 de Octubre siguiente, durante unos ejercicios de tiro resulta dañado por el rebufo de los cañones principales.

  • Entre el 10 y el 22 de Abril de 1944: se le instalaron 2 radares Tipo 22 (modif. 3 probablemente) de exploración de superficie y 2 del Tipo 13 de exploración aérea.

  • El 2 de Julio de 1944: se le instaló un radar Tipo 22, modificación 4 (como el “Yamato”) que reemplazó a uno de los anteriores Tipo 22.

Características básicas de los Tipos empleados:







Nota: La designación estadounidense era diferente:

     -   El Tipo 13 es citado como “Mark 1 Model 3”
     -   El Tipo 21 es citado como “Mark 2 Model 1”
     -   El Tipo 22 es citado como “Mark 2 Model 2”

Bibliografía:

     -   Arte Naval Militar – Luis Carrero Blanco (Capitán de Navío)
     -   U.S. Naval Technical Mission to Japan – Official restricted documents.
     -   Japanese naval radar – T.A. Gardner – ww2f.com
     -   Combinedfleet.com –  Battleships Yamato and  Musashi - Bob Hackett y Sander Kingsepp.
     -   Combinedfleet.com –  Japanese Radar Equipment in WWII - Bob Hackett y Sander Kingsepp.
     -   Forum.warthunder.com - Japanese Naval Radar and Fire Control Systems -   

 
« última modificación: 15 de Febrero de 2016, 10:55:24 am por Heinz von Westernhagen »

"La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
Carl von Clausewitz

Desconectado Tamino53

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 74

Re:Los acorazados clase Yamato

« Respuesta #8 en: 15 de Enero de 2016, 00:23:42 am »
    La Dirección de tiro, antecedentes.-

         Durante el periodo entre guerras, el campo del control del tiro naval fue el que más avance tecnológico registró. El sistema de dirección y control de tiro fue el último elemento esencial en ser incluido en el diseño de un acorazado. El primer sistema lo puso en servicio el Reino Unido en 1912, casi 52 años después de que entrase en servicio la fragata acorazada “Gloire” (Agosto de 1860).

         Pese a la adopción de las pólvoras sin humo, de combustión lenta (ver nota 1), y la construcción de cañones más largos para sacarle provecho a finales del siglo XIX, al comienzo de la guerra Ruso-Japonesa en Febrero de 1904 la distancia de combate seguía siendo de 4.000 yardas (3.658 m.), prácticamente la distancia extrema a que podían disparar los cañones en la batalla de Trafalgar un siglo antes (1805).

         A finales del siglo XIX, los grandes cañones de los últimos “ironclads” y los primeros “Pre-Dreadnoughts” podían disparar a distancias efectivas de 12.000 yardas (10.973 m.) pero la irregular combustión de la pólvora negra producía un tiro errático imposible de preveer y controlar.

         En 1904 los cañones se apuntaban, individualmente, por medio de mirillas similares a las de un fusil Mauser; se alineaban visualmente el blanco y dos puntos de referencia, situados en las partes delantera y trasera de un cañón que indicaban la dirección en que se orientaba su ánima. Se mantenía el problema de la vista humana de ser incapaz de enfocar correcta y simultáneamente varios objetos situados a distancias distintas (corta. media y larga). La distancia a la que se podía hacer blanco de forma consistente no era superior a 2000 yardas (1829 m.).


         Con ese tipo de visor se combatió en la batalla del Mar Amarillo, primera batalla entre acorazados desde la de Lissa en 1866 (38 años antes). La batalla se decidió por el impacto afortunado de un proyectil de 12” (305mm.) del “Asahi” en el puente de combate del buque insignia ruso (“Tsesarevich”) cuando ambas escuadras navegaban a rumbos paralelos a unas 3500 yardas (3200 m.), tras cuatro horas de combate efectivo.

         Después de este combate los japoneses montaron visores telescópicos, con ayuda británica. Este tipo de visores fueron desarrolladas desde 1892 por Bradley Fiske y H.C. Mustin en la marina de los EE.UU. y por Percy Scott en la “Royal Navy” británica. Fruto de sus esfuerzos, ambos países contaron en 1899 con un sistema válido de visores telescópicos para montar en torres de artillería, si bien precisaron varios años más para tenerlos en servicio en sus flotas.

    Cañón de 3'' norteamericano, con visores telescópicos


         Los visores telescópicos permitieron enfocar correctamente los blancos a distancias de hasta 7000 yardas (6400 m.), superiores a las prestaciones óptimas de los telémetros “Barr & Stroud” (6000 m.), de los buques británicos y japoneses, y de los Liuzhol rusos de 4000 m.. En la batalla de Tsushima (1905) la diferencia entre ambos sistemas de puntería se puso de manifiesto de forma inequívoca.

    Telémetro "Barr & Stroud" en el puente del acorazado japonés "Mikasa", durante la batalla de Tsushima.


         Las mejoras en la construcción de cañones permitió construir cañones más largos y precisos a mayores distancias, con lo cual las distancias de combate fueron incrementándose continuamente (ver nota 2).

         Norman Friedman cita que en la marina norteamericana se contemplaban distancias de combate de 3000 yardas (2743 m.) en 1903, entre 8000 y 10.000 yardas en 1907 (7315 y 9144 m.) y 12.000 yardas (10.973 m.) a finales de 1910. En 1911, el Jefe de la Oficina de Armamento de los EE.UU. juzgaba que a 15.000 yardas la mayor parte del casco de un buque enemigo estaría bajo el horizonte (no visible); esto era válido para visores ubicados en torres a alturas no superiores a 30 pies (9,144 m.) sobre la línea de flotación. Un observador situado a 90 pies (27,4 m.) de altura podría tener visión a 25.000 yardas (22.860 m.). Los acorazados de EE.UU. previstos para construir en 1918 se diseñaron para una distancia de combate de 18.000 yardas (16.459 m.) y los siguientes para 24.000 (21.946 m.).

         Por parte británica se contemplaban distancias de combate de 10.000 yardas (9.144 m.) en 1910 y 16.000 (14.630 m.) en 1916.

         A medida que aumentaba la distancia de combate se necesitaban telémetros de base más ancha para medir las distancias con la misma precisión. Un telémetro de 10 pies (3,05 m.) tenía aproximadamente la misma eficacia a 10.000 yardas (9.144 m.) que uno de 20 pies (6,10 m.) a 20.000. Además, mayor distancia al blanco significaba mayor tiempo de vuelo del proyectil hasta alcanzar el blanco, lo cual, unido a que la velocidad de los buques aumentó de 15 nudos a 21 con la adopción de las turbinas de vapor en el “Dreadnought”, a partir de 1906, y a más de 25 nudos en los cruceros de batalla poco después, significaba que el blanco se movía de forma significativa desde que se disparaba un cañón hasta que el proyectil alcanzaba el blanco. También se requería disparar a mayor ángulo de elevación lo que conllevaba un mayor ángulo de caída respecto al plano horizontal y, por lo tanto, disminuía la probabilidad de impacto al ser menor el perfil que el blanco presentaba a la trayectoria final del proyectil.

         Ya no valía apuntar “a ojo” como un fusil, había que predecir la posición del blanco cuando recibiera el disparo. Había que observar un objetivo a mayor distancia de la que permitían los puestos desde los cañones propios y, además, compensar los movimientos de balanceo, cabezada y guiñada de la plataforma propia. Esto llevó al tiro centralizado y a la uniformidad de calibre de la artillería principal. En lugar de tirar cada cañón o torre de forma individual (tiro local) se pasó al tiro centralizado.   
         La visión desde los visores de las torres se reducía por el efecto de los disparos de los cañones de las propias torres y su baja posición. La solución era observar el tiro y controlarlo desde puestos altos, libres de los efectos adversos del humo de las chimeneas y las llamas de fuego de los cañones propios. 

         La dificultad de observar el tiro distinguiendo los piques producidos por armas de distintos calibres llevó a la adopción del calibre principal único, como ya había indicado el ingeniero italiano Vittorio Cuniberti en su artículo publicado en el Jane’s Fighting Ships de 1903. La guerra Ruso-Japonesa posterior validó el concepto de Cuniberti al mostrar lo decisivo del cañón de gran calibre con su cadencia de disparo mucho más alta que los cañones de gran calibre anteriores a la aparición del cañón de tiro rápido.

    La primera Dirección de tiro.-

         Los británicos Alfred Charles Dreyer (oficial de la Royal Navy) y Arthur Joseph Hungerford Pollen (escritor sobre temas navales) reconocieron la necesidad de controlar el tiro naval mediante un computador hacia el año 1900. Ambos trabajaron en proyectos separados durante años. Fueron contrastados y la Royal Navy eligió el de Dreyer (Dreyer Table) aunque el de Pollen (Argo Clock) tenía sus virtudes. Dreyer formaba parte del comité de selección y siempre eligió su proyecto, lógicamente.

         La versión Mark III fue la primera en entrar en servicio en 1912 y ya recibía información automática del rumbo del buque propio de una aguja giroscópica, invento patentado en 1906 por el alemán Hermann Anschütz-Kaempfe. Elmer Ambrose Sperry patentó en EE.UU. otro tipo en 1908 fundando la Sperry Gyroscope Company.

    Mesa de control de tiro Dreyer Mk V (1918)


         A finales de 1912 se realizó un ejercicio entre los modernos acorazados “HMS Thunderer” y “HMS Orion” (ver nota 3), el primero utilizando el nuevo sistema de tiro centralizado y el segundo el clásico de control local. Con los buques navegando en paralelo a 12 nudos el “Thunderer” obtuvo, en 3 minutos de fuego, seis veces más impactos que su rival, a 9.000 yardas de distancia (8.230 m.).  El ejercicio fue suficientemente concluyente para que el nuevo sistema se instalara en los buques de la flota como elemento estándar en el futuro.

    Las direcciones de tiro en 1939.-

         En el periodo entre guerras cada país desarrolló su propia dirección de tiro según permitía su nivel de desarrollo tecnológico y medios disponibles.

         En los buques existentes aparecieron puestos de observación y control elevados, telémetros de gran tamaño para medir grandes distancias y las torres de artillería principal aumentaron de elevación máxima (ver nota 4).

         Un sistema director de tiro constaba de puestos de observación y equipos para obtener los datos precisos para calcular el tiro, un “elemento base” que por medio de giróscopos identificaba la línea vertical (perpendicular al plano del horizonte), un computador/calculador electro-mecánico  donde se introducía la información, calculaba el rumbo y velocidad del blanco (cálculo cinemático) con las informaciones sucesivas de distancia y marcación/demora del telémetro principal (o los diversos telémetros disponibles en torres y puestos de control principal y secundario), calculaba la posición futura del blanco teniendo en cuenta el tiempo de vuelo de los proyectiles una vez disparados y traducía esa información en instrucciones de orientación de los cañones (sentido azimutal) y elevación de los mismos.



          Esa información se pasaba a una central de transmisión donde se efectuaban los ajustes específicos a los cañones (corrección de paralaje por la distancia longitudinal que separaba las torres, la diferente elevación de la base de los cañones sobre la quilla/flotación y la velocidad de boca de capa pieza en función del deterioro de su ánima por su vida operativa). La información corregida se pasaba a los montajes donde los operadores de orientación y elevación podían ver indicadores eléctricos que debían seguir para mantener en todo momento los cañones orientados y elevados conforme a las indicaciones recibidas.

         El estado de carga de los cañones se transmitía, eléctricamente, a indicadores situados en el puesto de control del director de tiro que podía disparar los cañones por control remoto. Una vez accionado cualquier botón (o dispositivo) de disparo, éste se efectuaba cuando el “elemento estable” identificaba que el buque estaba adrizado y/o sin asiento (tiro de proa-popa).           

         El tiro era observado desde la dirección de tiro principal y desde allí se facilitaban los ajustes que había que introducir en el calculador para continuar el proceso. Estos ajustes se debían a la dispersión natural de cualquier cañón así como factores que podían afectar a los proyectiles e su vuelo (ej: humedad del aire, velocidad y dirección del viento, presión atmosférica diferentes de las incluidas en el calculador). Hay un tipo de dispersión natural de cada cañón, cuyo proyectil nunca impacta en el mismo lugar aunque se dispare a orientación y elevación fija. Los impactos producen (en tiro terrestre) la “rosa de tiro”, un área de probabilidad de impacto. En el mar, la única forma de compensar esa dispersión es incrementar el número de cañones que tiran con los mismos parámetros para obtener un blanco.

     

         Los sistemas de transmisión de información y/u órdenes eran mayoritariamente eléctricos.

         Los sensores captadores de datos tenían que estar ubicados conforme lo exigía su utilidad. Telémetros, Anemómetros, Termómetros, Psicrómetros, Higrómetros, Agujas giroscópicas, Correderas, Inclinómetros, etc. alimentaban el calculador bien por introducción de datos manualmente o por estar integrados alimentando el calculador de forma automática. Los telémetros principales podían estar integrados en la Driección de tiro o estar dispuestos en puestos separados cerca de los mismos (como los “Littorio”).

    Esquema del control de tiro principal del acorazado "Littorio". (Un "click" para ampliar)



         La estación de transmisión se ubicaba generalmente bajo la cubierta blindada, en la vertical del puesto de dirección principal. Los directores se convirtieron en un elemento vital de los acorazados, que por su ubicación en altura no se podían proteger como otros (maquinaria, flotabilidad, armamento principal); con el incremento de potencia de la aviación quedaban expuestos a ataques aéreas con cañones y/o ametralladoras. Se les tuvo que aplicar protección contra este peligro potencial.

         El accionamiento de los montajes manual o automático (por servomotores) era un factor importante que ponía de manifiesto las diferencias en desarrollo tecnológico. El accionamiento automático (RPC, de Remote Power Control, en inglés) permitía apuntar los cañones de forma continua sobre la posible posición futura del blanco. Todo accionamiento manual condicionaba la eficiencia del sistema en su totalidad ya que el factor humano era influenciable al pánico, desánimo, falta de concentración y estrés durante el combate. De ahí la tendencia a lograr el máximo grado de automatización posible.

         Los mejores telémetros eran los japoneses y alemanes de los “Yamato” y “Bismarck” de 15 y 10,5 metros de base respectivamente. Los japoneses eran superiores en visión nocturna. En el artículo “Best Battleship: Fire Control” de la página web “combinedfleet.com” se aplica la siguiente valoración sobre los telémetros, que puede servir de orientación:
    • Calidad de la óptica: “Yamato” y “Bismarck” 10; “Iowa”/”South Dakota”, “Richelieu”, “KGV” y “Littorio” 7?.
    • Ópticas para combate nocturno: “Yamato” 10, “Bismarck” 8, resto 7 menos el KGV 6.
    • Valoración global de la óptica: “Yamato” 10, “Bismarck” 9, KGV 6, resto 7?.

    Uno de los telémetros (15 m) del Yamato


         Respecto al RPC (control remoto de los cañones), “Iowa”, South Dakota”, “Richelieu” y “Littorio” lo tenían tanto en orientación (azimutal) como en elevación; el “Bismarck lo tenía en elevación solamente porque los alemanes juzgaron innecesario aplicarlo en orientación; el  KGV los tuvo solo al final de la guerra y los “Yamato” no lo tuvieron nunca.

         En el caso alemán no parece que la falta de RPC en orientación afectase negativamente la eficacia de su sistema de control de tiro en los combates del “Graff Spee” en la batalla del Rio de la Plata ni al “Bismarck” en la del “Estrecho de Dinamarca”, combates diurnos. Quedó por ver su eficacia en combate nocturno ya que los datos y las circunstancias de los combates de la última noche del “Bismarck” no permiten hacer una valoración objetiva.

         Cuando se lograron los grandes avances en los radares durante la II G.M., el sistema estadounidense se impuso como el más completo y logrado, con capacidad de fuego sin visibilidad de la que no disponían los “Yamato”, “Bismarck” (el “Tirpitz” porque el “Bismarck” ya era historia) ni “Littorio”. El “Richelieu” se benefició de los equipos de radar británicos al entrar en servicio por el bando aliado tras su recuperación de la marina del gobierno de Vichy.

    Esquema del control principal de tiro del acorazado "Iowa"


         Los “Yamato” montaban un calculador tipo 98 (de 1938) que tenía integrados la velocidad propia, la marcación del blanco y la escora. Todo los demás datos se introducían manualmente y precisaba entre 4 y 6 operadores. El calculador era preciso; la eficacia final dependería de la resistencia de los sirvientes a la fatiga y al estrés del combate.

         Los visores telescópicos no tenían ningún tipo de estabilización por giróscopos.

         El atraso tecnológico no fue impedimento para que los japoneses lograran una eficacia notable en las acciones superficie durante el primer año y medio del conflicto, gracias al intensivo entrenamiento a que las tripulaciones fueron sometidas en el segundo quinquenio de los años 30, en condiciones de fuego muy próximo al real.  Posiblemente donde más se puso de manifiesto el retraso tecnológico fue en los sistemas de dirección y control de tiro anti-aéreo, campo en el que los japoneses nunca brillaron y donde la tecnología estadounidense alcanzó un grado de eficacia sin par. El grado de automatismo se reveló esencial con la inclusión de radares de última generación al final de la guerra.  En una guerra como la del Pacífico, eminentemente aeronaval, el tiro a.a. fue más importante que el tiro de superficie con la única excepción de la Campaña de las Salomón y el inciso que supuso la batalla del estrecho de Surigao, donde se combinaron ambos.

    Elementos del Sistema de Control de Tiro (SCT) de los “Yamato”.-

         El SCT de la artillería principal constaba de los siguientes elementos:
    • 4 telémetros de 15 m. de base; uno en el puesto director principal y 3 en las torres (1 por torre).
    • 1 telémetro de 10 m. de base en el puesto director secundario de popa.
    • 1 calculador Tipo 98 Sokutekiban,
    • Sistemas eléctricos de transmisión de datos de orientación y elevación a las torres terminados en indicadores que los operadores de las torres debían seguir manualmente.
    • Binoculares de visión diurna de 12 y 18 cm. en los puestos de observación.
    [li]Binoculares de visión nocturna de 21 cm. (muy avanzados) en los puestos de observación.[/li][/list]

    (1- Dirección de tiro (Type 98) de la artillería principal. 2- Telémetro (15 m ) de los cañones principales. 3- Deflector de viento. 4- Estación de combate de defensa aérea. 5- Puente de combate o primer puente. 6- Telémetro (1,5 m ) de navegación Type 14. 7- Dirección tiro (Type 95) de los cañones de 25 mm. 8- Reflectores Ward-Leonard para las direcciones de tiro. 9- Puente de navegación o segundo puente. 10- Telémetro torre de 155 mm. 11- Torre de mando blindada. 12- Dirección de tiro (4,5 m) de los cañones de 127 mm.)

    Otra vista, en donde pueden verse los binoculares


    Interior de la Dirección de tiro


    Zona de popa, con su telémetro


    Detalle del interior de la "pagoda" de los "Yamato"


    Interior del puente del "Yamato" (Museo de Kure)


          El telémetro del puesto director principal era cuádruple; contenía 4 telémetros de los cuales 3 eran de coincidencia y uno estereoscópico. El reglamento de control de fuego japonés se basaba en el telémetro de coincidencia, a diferencia de otras marinas donde el estereoscópico fue preferido. Los italianos utilizaron ambos en los “Littorio”, aprovechando sus mejores cualidades según las circunstancias.

    Telémetro de coincidencia



    Telémetro estereoscópico


         Ya he comentado la excelencia de los sistemas ópticos; ahora analizaré las deficiencias del SCF en su conjunto, que básicamente, en mi opinión, eran cuatro:
      1)  La ausencia de un “elemento estable” que hiciese “sentir” el horizonte (horizonte artificial), por medio de giroscopios.
      2)  La falta de capacidad RPC (Remote Power Control), control remoto de la artillería.
      3)  El retraso en la tecnología del radar, incluso en los de exploración de superficie.
      4)  La poca integración de datos en el calculador que hacía imprescindible el continuo suministro manual de los mismos.

         El primero afectaba decisivamente a la precisión del tiro. El oficial de tiro debía accionar el mecanismo de disparo de los cañones aprovechando la zona muerta de los balances, el momento final en que el buque se recupera del balance a una banda y comienza el balance hacia la contraria; es decir, como se hacía en la I G.M.. Entonces el procedimiento era aceptable porque no había alternativa tecnológica (la utilización de los giróscopos como elementos estabilizadores era un hallazgo reciente con la aguja giroscópica) y porque las distancias de combate eran inferiores a 16.000 yardas (14.630 m.). Pero para las distancias de combate previstas en el diseño de los “Yamato” (de 20.000 a 30.000 m.) el error del accionamiento del disparo por inclinómetro se traducía inmediatamente en un error en alcance inaceptable. Además, en 1939 la técnica de los giróscopos era sobradamente conocida y generalmente utilizada en todas las marinas de primer nivel. La carencia me parece realmente importante.


    Los factores 2º y 4º ya han sido comentados, así que me centraré seguidamente en el 3º.

         El “Yamato” no tuvo su primer radar de exploración de superficie hasta julio de 1943. El “Musashi” tuvo uno en Septiembre de 1942 que quedó inoperativo durante pruebas de tiro en su periodo de alistamiento a finales del siguiente mes de octubre.

         Desde su entrada en servicio hasta julio de 1943 el “Yamato” estuvo expuesto al mismo riesgo de ser destruido en combate nocturno que el “Kirishima” en la segunda batalla de Guadalcanal, por falta de un radar eficaz de exploración de superficie.

         Los sistemas ópticos de visión nocturna del “Yamato” eran similares a los del “Kirishima”.  La cantidad de trabajo manual en el control de tiro japonés y la concentración en el enemigo que tenía en frente, en un combate que les era favorable hasta ese momento, propició que les pasara inadvertida la presencia del “Washington” en marcación de unos 80º a estribor a una distancia tan corta.

         Ningún acorazado hubiera sido inmune al fuego del “Washington” a 8.400 yardas de distancia (7.681 m.), incluyendo los “Yamato”, cuya zona de inmunidad empezaba a 12.900 metros (ver tabla de Z.I. en páginas anteriores).   

         El “Kirishima” fue víctima del atraso tecnológico japonés en radares porque prestaba servicio en primera línea. Para el “Yamato”, ese atraso no tuvo consecuencias inmediatas porque se le mantuvo en retaguardia, a la espera de una batalla decisiva en aguas de las Marianas que nunca tuvo lugar.
     
         La falta de capacidad para dirigir el tiro a ciegas, al final de la guerra, fue otro factor negativo de importancia que  nunca tuvo consecuencias porque el único combate de superficie en que participó el “Yamato” (la batalla del mar de Samar) tuvo lugar a la luz del día y las condiciones de falta de visibilidad por chubascos afectaban también negativamente a los radares.
     
         Teniendo en cuenta las deficiencias apuntadas, no es de extrañar la valoración final que se asigna al SCT de los “Yamato” en la pag. web.  www.combinedfleet.com, a la que ya he hecho referencia, en la que, en un baremo de 1 a 10 donde el 10 se asigna a los buques “Iowa” y “South Dakota” (con mejores sistemas al final de la guerra), los “Yamato” merecen solamente un “5”, superados incluso por el “King George V” y el “Richelieu”. 

         Los valores numéricos pueden ser discutibles, pero lo importante es que muestran gráficamente que el SCT de los “Yamato” no estaba al nivel de otros rivales contemporáneos y, sobre todo, al nivel extraordinario que se pretendió alcanzar con la construcción de estos buques. 

    Comentarios varios.- 

         Me resulta sorprendente constatar el esfuerzo inmenso que la economía japonesa realizó para construir estos acorazados, afrontando retos tecnológicos en materia de blindaje, armamento, hidrodinámica, modificación de astilleros, dársenas, accesos, construcción de nuevas grúas y hasta un buque especial para transportar las torres de artillería, dejando de prestar la atención debida a la tecnología precisa para culminarlo logrando la máxima efectividad de la artillería, elemento esencial en el rendimiento de todo el "sistema de armas", y exponiendo el fruto de tanto esfuerzo al riesgo de ser destruido en combates  a distancias para las que no fueron diseñados. 

         En lo concerniente a radares, los japoneses reaccionaron tras sacar conclusiones del hundimiento del “Kirishima”, pero por entonces llevaban un retraso tecnológico que nunca fueron capaces de recuperar durante la guerra. En cuanto a RPC y al “elemento estable”, acabaron la guerra como la empezaron.

    Por último, un enlace a un video de unos 15 minutos de duración.  Es parte de una película italiana de 1943 ("La nave bianca"), en donde pueden verse las direcciones de tiro, telémetros y funcionamento de la artillería en un acorazado italiano clase "Littotio"...


    • Nota 1: En 1887 Alfred Nobel patentó la “Ballistite”, que dio lugar al desarrollo británico de la “cordita” (1889), bajo explosivo cuya combustión generaba una onda expansiva que se movía a velocidad inferior a la del sonido (subsónica), a diferencia de los altos explosivos que lo hacían a velocidad superior (supersónica).
    • Nota 2: Valga como ejemplo el desarrollo del cañón británico de 12” (305 mm.) cuyo modelo Mark III a V de 1892 tenía un largo de 25 calibres, el Mark  VIII de los “Majestic” 35 (1895), el Mark IX de los “Formidable a “King Edward VII” 40 (1901), el Mark X de los “Lord Nelson”, “Dreadnought” y “Bellerophon” 45 (1908) y el Mark XI a XII de los “Saint Vincent”, “Neptune” y “Colossus” 50 (1910).
    • Nota 3: Acorazados del tipo “Orion”, cuarta serie de “Dreadnoughts” tras el propio “Drednought”, los 3 “Bellerophon”, los 3 “Collingwood” y los 3 “Colossus/Neptune”; primeros “Dreadnoughts” armados con cañones de 13,5” (343 mm.).
    • Nota 4: Los montajes británicos de 12” (305 mm.) de los tipo “Lord Nelson” de 1908 tenían una elevación máxima de 13,5º; durante la IGM se construían montajes capaces de elevar hasta 15º (los alemanes a 16º) , incrementados a 20º tras la batalla de Jutlandia. Después de la IGM en los montajes de cañones de 15” (381 mm.) se aumentó la elevación hasta 30º excepto en los tipo “Royal Sovereign”; los cañones de los tipos “Nelson” y “King George V” elevaban a 40º. La evolución en otras marinas fue similar a la británica.

    Bibliografía:
    • Battleships 1856-1919, Antony Preston, Phoebus Publishing Co.
    • A Majestic Revolution, Karl Lautenschläger, Warships 26.
    • Battleships, Design and Development 1905-1945 – Norman Friedman - Conway.
    • Balance of  Naval Power August 1914 – P. Kemp – Purnell’s Warships of the First World War.
    • www.navweaps.com - foros de discusión
    « última modificación: 31 de Marzo de 2016, 14:11:42 pm por Heinz von Westernhagen »

    "La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
    Carl von Clausewitz

    Desconectado Tamino53

    • Miembro Junior
    • **
    • Mensajes: 74

    Re:Los acorazados clase Yamato

    « Respuesta #9 en: 19 de Enero de 2016, 18:39:16 pm »
    Vida operativa del “Yamato” y del “Musashi” - (1ª parte)

         De las cinco construcciones previstas, se empezaron cuatro.

         Solamente las dos primeras llegaron a ser completadas como acorazados. La construcción de la tercera, que recibiría el nombre de “Shinano”, fue suspendida en el verano de 1942 después del desastre que supuso para Japón la batalla de Midway; posteriormente se continuó la construcción pero sobre un diseño modificado, para convertirlo en portaaviones. De la cuarta (construcción no. 111) se puso la quilla en noviembre de 1941 pero la construcción fue cancelada antes de que pudiese ser botado.

         De la quinta unidad, construcción No. 797, ni siquiera se llegó a ordenar su construcción.

         El historial bélico de los dos buques (“Yamato” y “Musashi”) fue muy reducido. El “Yamato” alcanzó el nivel operativo el día 27 de Mayo de 1942, justo a tiempo para formar parte de la gran flota que salió dos días después para luchar la batalla de Midway donde los acorazados, navegando 300 millas náuticas por detrás de la flota de ataque de portaaviones del almirante Nagumo, no tuvieron ninguna intervención en combate.

         Durante los combates decisivos de Guadalcanal, entre el 13 y el 15 de Noviembre de 1942, el “Yamato” permaneció inactivo en el fondeadero del atolón de Truk (ver nota 3). El “Musashi” no alcanzó el pleno estado operacional hasta Enero de 1943 en que partió de Kure para incorporarse a su división, con el “Yamato” en Truk.

         Ambos buques formaron parte de la 2ª flota que mandaba el Vicealmirante (V.A.) Kurita en la Batalla del mar de Filipinas (19 de Junio de 1944) sin entrar en acción más que para derribar y dañar algunos aviones propios no identificados (solo el “Yamato”).  Esta participación, por irrelevante, ha pasado desapercibida en muchas publicaciones sobre la batalla.

         Volvieron a participar en la batalla del golfo de Leyte, en octubre del mismo año, formando parte de la flota central que mandaba el V.A. Kurita. En el curso de esa compleja batalla, que tuvo episodios bien diferenciados, resultó hundido el “Musashi” en la batalla del mar de Sibuyán (24 Octubre). El “Yamato” participó en ese encuentro y en el posterior de Samar al día siguiente donde utilizó sus cañones principales, por primera y última vez, contra pequeños portaaviones de escolta (ver nota 4) y destructores.

         El 6 de Abril de 1945 el “Yamato” salió en su última misión de guerra hacia la isla de Okinawa sin combustible para retornar; misión suicida que tenía por objetivo defender la isla con sus cañones principales hasta que llegara su inexorable final. No pudo cumplir su objetivo; fue interceptado y hundido por grupos aéreos embarcados antes de alcanzar el destino de su viaje.

         Ambos buques compartieron destino con el “Prince of Wales” y, en parte con el “Bismarck”, otros acorazados que se aventuraron a operar en alta mar sin cobertura aérea. También sufrieron un ataque exitoso con torpedos provenientes de submarinos que les causaron grandes daños (se analizarán en una próxima entrega). El “Musashi” finalizó su existencia sin haber disparado una sola vez sus grandes cañones en un combate de superficie.

         Hasta aquí ha quedado expuesta, de forma resumida, la fría realidad de una historia gris, pasiva y sin brillo, como lo fueron las de todos los acorazado japoneses de la II G.M. excepto los tipo “Kongo” (cruceros de batalla reconvertidos en acorazados por milagro administrativo) que, por su velocidad, fueron seleccionados para dar escolta a los rápidos portaaviones de escuadra y participaron, al principio de la guerra, en todas las misiones de primera línea, incluyendo la campaña de Guadalcanal donde encontraron su fin, en combate de superficie, dos de las cuatro unidades de su tipo, el “Hiei” y el “Kirishima”.

         Seguidamente voy a describir, con mayor detalle, acaecimientos de menor relieve que nos permita acercarnos a lo que fue la actividad más cotidiana de estos buques. La fuente utilizada es la Página de la Marina Imperial Japonesa  www.combinedfleet.com, que cito en la bibliografía y me parece la más completa de las que conozco. Permite apreciar también cómo se vio el transcurso de la guerra desde la perspectiva del buque insignia de la flota.       

    Detalles de la vida operativa de los acorazados “Yamato” y “Musashi”.-

    Detalles del “Yamato”.-

         La primera unidad se construyó bajo la denominación de “Acorazado no. 1” en el Arsenal naval de Kure donde se puso la quilla el 4 de Noviembre de 1937. Se botó el 8 de Agosto de 1940, en el más estricto secreto, pasando al muelle de armamento. El 12 de Agosto salió de Kure para realizar las pruebas de mar y se completó el 16 de diciembre de 1941, una semana después del ataque a Pearl Harbor que dio comienzo a las hostilidades en el Pacífico.

         Ese mismo día fue registrado en el Distrito Naval de Kure (ver nota 1) con el nombre de “YAMATO” siendo asignado a la 1ª División de Acorazados con el “Nagato” y el “Mutsu” en Hashirajima (ver nota 2), a la cual se incorporó el 21 de Diciembre. Desde este día hasta el 10 de febrero de 1942 completó su armamento y corrigió las deficiencias en el arsenal de Kure.

         El 12 de Febrero de 1942 llegó al fondeadero de Hashirajima, procedente de Kure, y recibió la insignia del Comandante de la Flota Combinada (Almirante Isoroku Yamamoto) transferida desde le “Nagato”, con lo cual se convirtió en el buque insignia de la Flota Combinada.

    Almirante Isoroku Yamamoto


         El día 19 realizó ejercicios en el mar de Iyo (al N. del estrecho de Bungo) regresando al fondeadero al anochecer.

         Entre el 20 y el 23 de Febrero se realizaron, a bordo del buque, juegos de guerra para probar las planes de operaciones correspondientes al nivel 2, en presencia de altos cargos de la Marina. Una invasión de la isla británica de Ceilán, en el océano Indico, fue objeto de un juego de guerra completado sin éxito.   

         El Contraalmirante Tamon Yamaguchi, Comandante de la 2ª división de portaaviones, distribuyó copias de su plan para realizar una nueva ofensiva contra las Hawai a primeros de 1943. Los príncipes Nobuhito Takamatsu (hermano del emperador Hiroito) y Takeda Tsunenori embarcaron en el “Yamato” para observar las maniobras sobre el tablero.

         El 9 de Marzo, el Almirante Yamamoto impartió órdenes a la flota para que se preparasen para la operación “C”, una incursión en el Océano Indico.

         El día 30, en el mar Mediterráneo japonés, el almirante Yamamoto presenció los ejercicios de tiro a larga distancia (ver nota 5) que fueron considerados un fracaso. El Capitán Takayanagi y su oficial artillero fueron reprendidos porque los apuntadores del “Yamato” que manejaban el telémetro interpretaron mal los ajustes horizontales. Los ejercicios continuaron durante los meses de Abril y principios de Mayo mientras el buque recibía las visitas del Almirante de Flota Príncipe Hiroyasu Fushimi (Jefe del Alto Estado Mayor Naval) y el Capitán Kaoru Arima, Oficial Jefe de Equipamiento del “Musashi”, que encabezaba un grupo de tripulantes asignados al armamento de este buque, como visita de orientación.

         A principios de Mayo, el Almirante Yamamoto dirigió unos juegos de guerra, a bordo del “Yamato”, para probar los planes de invasión de Midway.

         El día 19, el “Yamato” salió de Kure para realizar maniobras de combate durante las cuales el portaaviones ligero “Junyo” casi llegó a tocar, de refilón, al “Yamato”.  El 23 regresó a Hashirajima.

         El 27 de Mayo (1942) el “Yamato” fue considerado operacional y el 29 partió con la 1ª Flota, que formaba el grupo principal, para atacar Midway. Este grupo navegó a 300 millas por detrás de la Fuerza de Portaaviones de Ataque que constituía la punta de lanza.

         Hacia la medianoche del día 30, la 6ª flota de submarinos informó desde Kwajalein haber detectado el intercambio de mensajes entre dos grupos operativos norteamericanos situados a unas 170 millas al NNE de Midway, moviéndose hacia el oeste. A bordo del “Yamato”, el Almirante Yamamoto sugirió  pasarle esa información al buque insignia de la 1ª Flota Aérea, portaaviones “Akagi”, pero el oficial de estado mayor más antiguo, el Capitán Kuroshima, recuerdó que no convenía romper el silencio de las comunicaciones por radio. El final de la historia es sobradamente conocida.

         El día 5 de Junio, el Almirante Yamamoto, desde el “Yamato”, canceló primero las órdenes para entablar un combate nocturno y luego la Operación MI en su totalidad, regresando la flota a Japón. Durante el viaje de regreso, el día 9 embarcaron en el “Yamato”, transbordados del crucero ligero “Nagara”, el Jefe del Estado Mayor de la desaparecida 1ª Flota Aérea (Contralmirante Ryunosuke Kusaka), y los oficiales de estado mayor Capitán Tamotsu Oishi y el Comandante Minoru Genda.

         El día 10, estando a unas 100 millas al NNE de la isla Marcus y 1200 millas al SE de Tokyo, un submarino no identificado disparó dos torpedos contra el “Yamato”. Todo el grupo principal realizó una maniobra de viraje simultáneo a babor y los dos torpedos pasaron de largo sin causar daño. El día 14, a las 19:00 horas,  la flota llegó a Hashirajima.

         El 14 de Julio los buques “Nagato” y “Mutsu” fueron asignados a la 2ª División de Acorazados. El “Yamato” permaneció en la 1ª, a la cual fue asignado el “Musashi” el 5 de Agosto si bien comenzó su programa de ejercicios y alistamiento que no finalizaría hasta enero de 1943.

         El 7 de Agosto tuvo lugar el desembarco americano en las islas Salomón (Florida, Tulagi, Gavutu, Tanambogo y Guadalcanal). La flota japonesa reaccionó el día 9; la batalla de la isla Savo (ver nota 6) fue la primera de la larga campaña en torno a las islas Salomón.

         El día 10, en el fondeadero de Hashirajima, Yamamoto convocó una reunión a bordo del “Yamato” con los Comandantes en Jefe de la 1ª Flota Aérea (Vicealmirante Chuichi Nagumo) y de la 2ª Flota (Vicealmirante Nobutake Kondo) y altos oficiales del estado mayor de la Flota Combinada. Yamamoto expuso su deseo de explotar el éxito de Mikawa (en la batalla de la isla Savo) y la necesidad de proteger los convoyes de transporte de tropas para recapturar Guadalcanal.

         El día 17, Yamamoto y su Estado Mayor salieron de Kure hacia Truk en un grupo formado por el “Yamato”, el portaaviones de escolta “Kasuga Maru” (renombrado “Taiyo” posteriormente) y la 7ª división de destructores (“Akebono”, “Ushio” y “Sazanami”).   

         El día 28, estando ya cerca de Truk, el “Yamato” fue atacado por el submarino americano “USS Flying Fish” (SS-229). Su comandante, Glynn R. Donaho, identificó el buque como un acorazado del tipo “Kongo”, al no ser capaz de encontrar su silueta en el manual de reconocimiento. Lanzó cuatro torpedos Mark 14 y creyó ver dos impactos, pero fueron explosiones prematuras. El “Yamato” lanzó al menos un hidroavión E13A1 “Jake” para contraatacar con bombas y la escolta de destructores atacó el “Flying Fish” con cargas de profundidad pero el submarino logró escapar.

         El mismo día 28 el “Yamato” llegó a Truk, sin más incidentes, para convertirse allí  en Cuartel General y Buque Insignia de la Flota Combinada (F.C.).

         Del 29 de agosto de 1942 al 8 de mayo de 1943 el “Yamato” prestó servicio casi como un “Hotel flotante”, sin intervenir en ninguna acción bélica durante la campaña de las Salomón. Truk fue reforzado convirtiéndose en el principal bastión de la F.C. en el Pacífico.

         El día 9 de septiembre las unidades principales de la Flota Combinada, en Truk, fueron transferidas al nuevo fondeadero al sur de la isla Dublon (una de las islas que forman el atolón).

         Durante la noche del 13 de Octubre, la división de acorazados no. 3 del Vicealmirante Takeo Kurita, acorazados “Kongo” y “Haruna” (del tipo “Kongo”) bombardearon el aeródromo “Henderson” en Guadalcanal, desde una posición frente a Punta Lunga (parte oriental de la isla), destruyendo 40 aparatos y retirándose a toda velocidad (29 nudos) por el “Slot” (ver nota 7).

    Vicealmirante Takeo Kurita


         El día 17, llegó vacío el buque tanque “Kenyo Maru”. El “Yamato” y el “Mutsu” le transfirieron 4.500 tons de fuel oil, cada uno, para reabastecer de combustible las unidades empeñadas en las operaciones de Guadalcanal.   

         El 1 de Noviembre, se celebró a bordo del “Yamato” una cena para festejar la victoria en la batalla de las Islas Santa Cruz, que tuvo lugar el día 26 de octubre. A la cena asistieron todos los capitanes destinados en Truk.

         Entre el 13 y el 15 de noviembre tuvieron lugar los dos combates navales que decidieron la campaña de Guadalcanal, conocidos como 1ª y 2ª Batalla de Guadalcanal. En los combates resultó destruida la División de Acorazados no. 11 (“Hiei” y “Kirisima”) que mandaba el Vicealmirante Hiroaki Abe.

         Mientras tanto, el “Yamato” permanecía inactivo, anclado en Truk. Las razones esgrimidas para no involucrarlo en la Campaña de  las Salomón fueron que el buque estaba corto de combustible y munición de bombardeo, las aguas cercanas a Guadalcanal tenían poco fondo y las cartas marinas no eran fiables, la velocidad de retirada era inferior a la de los “Kongo” y, finalmente, la reticencia de Yamamoto a empeñarlo en combate.

         El 11 de Febrero de 1943, en Truk, tras un año de servicio como buque insignia, el Almirante Yamamoto transfirió su insignia al nuevo acorazado “Musashi”, que se acababa de incorporar una vez alcanzado el nivel operativo, pasando a ser el nuevo buque insignia de la F. C..

         En este momento comenzó el servicio activo simultáneo de ambos buques, pero antes de continuar adelante voy a retroceder en el tiempo para exponer los acaecimientos del “Musashi” durante su construcción, armamento y alistamiento antes de convertirse en buque insignia de la Flota Combinada.

    Detalles del “Musashi” (inicios).-

         El buque fue construido en el astillero de Mitsubishi en Nagasaki con el número de casco 800 y un nombre provisional asignado de “Buque de guerra No. 2”. La quilla se puso el 29 de Marzo de 1938 en la grada no. 2 del astillero. El 1 de noviembre de 1940 fue botado en una ceremonia secreta a la que asistieron el Ministro y una docena de altos mandos de la Marina y el almirante de flota príncipe Fushimi Hiroyasu en calidad de representante de la familia imperial. Se le dio entonces el nombre de “Musashi” pero, por razones de seguridad, se mantuvo el nombre de “Buque de guerra no. 2” en la documentación oficial hasta el momento de su entrada en servicio.

         La incursión del teniente coronel Doolittle el 18 de Abril de 1942 se produjo mientras el buque se hallaba en la fase de armamento. En previsión de posibles incursiones posteriores, el capitán Kaoru Arima organizó una tripulación reducida, formada por oficiales seleccionados y unos cientos de marineros, al objeto de manejar la artillería a.a. en caso de emergencia. El grupo se formó el día 20 y quedaron a bordo de forma permanente.

         El 7 de Mayo se incorporó al buque la tripulación definitiva y el día 20 se trasladó a Kure para completar el armamento.

         El 5 de Agosto de 1942 fue completado el “Musashi” adscrito al distrito naval de Yokosuka. A las 09:00 horas se celebró la ceremonia de entrada en servicio siendo asignado a la División de Acorazados no. 1 con su gemelo el “Yamato”, teniendo al mando al Capitán Arima.

         El día 10 pasó al fondeadero de Hashirajima comenzando la serie de maniobras y ejercicios para culminar su alistamiento.

         El 3 de Septiembre viajó al arsenal de Kure donde le instalaron un radar Tipo 21 Modificación 3, de exploración aérea, en los brazos del telémetro principal.

         El 28 de Octubre participó en ejercicios de tiro en el mar de Suo (Mediterráneo japonés) con los acorazados “Nagato”, “Ise”, “Hyuga”, “Fuso” y “Yamashiro”. Durante los ejercicios, el rebufo de los cañones arruinó la demostración del radar.  En una segunda serie de ejercicios realizados un mes más tarde, se confirmó que la precisión de las marcaciones radar, del equipo montado en el “Musashi”, no eran satisfactorias.

         Finalizado el alistamiento y declarado el buque en estado operativo, salió de Kure con destino a Truk el 18 de Enero de 1943, uniéndose poco después a los portaaviones “Zuikaku” (de escuadra) y “Zuiho” (ligero), el crucero ligero “Jintsu” y los destructores “Akigumo”, “Kazagumo”, “Makigumo” y “Yugumo”.  El “Musashi” transportó un centenar de guardiamarinas. Llegó a Truk el dia 22.

         El 11 de Febrero se convirtió en el nuevo buque insignia de la F.C. relevando al “Yamato”.


    Continuará…

    • Nota 1: Kure: localidad cercana situada al SE de Hiroshima, en la parte SW de la gran isla de Honshu, donde la Marina Imperial tenía uno de los Arsenales más importantes.
    • Nota 2: Hashirajima: pequeña isla situada en el mar interior de Seto (Mediterráneo japonés) al sur de la bahía de Hiroshima y al SW del próximo arsenal de Kure. Fue utilizada por la Flota Imperial Japonesa como  fondeadero y punto de reunión de la flota antes de hacer salidas operacionales.
    • Nota 3: Truk: atolón de las islas Carolinas, al S del archipiélago de las Marianas, al E de la isla de Mindanao y al NE de la isla de Papua/Nueva Guinea.
    • Nota 4: Portaaviones de escolta: eran pequeñas unidades construidas a requerimiento del Reino Unido para dar cobertura aérea a los convoyes que cruzaban el Atlántico. El R.U. encargó la construcción a los EE.UU. quienes construyeron algunas unidades para su propio uso. Eran buques mercantes transformados para tener una pequeña cubierta de vuelo, lentos y con pocos aviones, sin hangar. Se construyeron conforme a las reglas del Lloyd (buques mercantes)  no conforme a los reglamentos navales sobre resistencia de estructuras, etc.. No se podían comparar ni con  los portaaviones ligeros tipo “Independence”;  el apelativo de “portaaviones” puede dar una idea de potencia atacante  muy superior a la que realmente tenían.
    • Nota 5: La fuente original cita que en estos ejercicios se disparó a una distancia de 23 millas. La cifra me parece claramente errónea. Una cifra más probable sería 23 km. pero he preferido hacer referencia a la distancia con el término ambiguo“ larga distancia” ante el desconocimiento de la distancia exacta. He estimado en 38,5 m. la altura del telémetro del “Yamato” sobre la línea de flotación normal;  a esa altura el horizonte visual está a 23.900 m. por lo cual se podía dirigir el tiro midiendo distancias y haciendo correcciones por medio del telémetro principal a 23.000 m. , si las circunstancias meteorológicas, en cuanto a visibilidad, lo permitían.  23.000 m. sería la máxima distancia a la que podía disparar el “Yamato” dirigiendo el tiro 100% por medio de instrumentos ópticos.
           Por el contrario, a 23 millas el tiro sería imposible; 23 millas náuticas serían unas 46.000 yardas (42.062 m.), el blanco no sería visible con telémetro (ni siquiera las superestructuras de un blanco normal); la distancia estaba fuera del rango de combate para el que se diseñó el buque (entre 20.000 y 30.000 m.) y era alcanzable únicamente con los cañones al máximo de elevación de 45º. Se suele utilizar la milla para citar distancias en navegación marítima pero para distancias de artillería se usa la yarda o el metro/km.
    • Nota 6: isla Savo: pequeña isla de las Salomón, situada entre la isla de Guadalcanal y la de Florida, al NE del cabo Esperanza, punta norte de Guadalcanal.
    • Nota 7: Slot: se llamaba así a la vía marítima de orientación NW – SE existente entre la larga isla de Santa Isabel y el archipiélago de las islas de Nueva Georgia, por la que se accedía a Guadalcanal desde la base japonesa de Rabaul y viceversa. Rabaul estaba en la punta N de la isla de Nueva Bretaña, perteneciente al archipiélago de las islas Bismarck, al E de Papua Nueva Guinea y al WNW de las islas Salomón.

    Bibliografía:
    • Battleships and Battlecruisers 1905-1970 – Siegfried Breyer - MacDonald
    • www.combinedfleet.com – Bob Hackett y Sander Kingsepp
    « última modificación: 10 de Febrero de 2016, 20:06:37 pm por Tamino53 »

    "La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
    Carl von Clausewitz

    Desconectado Tamino53

    • Miembro Junior
    • **
    • Mensajes: 74

    Re:Los acorazados clase Yamato

    « Respuesta #10 en: 20 de Enero de 2016, 01:01:58 am »
    Vida operativa del “Yamato” y del “Musashi” - (2ª parte).-

    Vidas operativas simultáneas del “Yamato” y del “Musashi”.-

         El 1 de Abril, Yamamoto (desde el “Musashi”) ordena el refuerzo de Rabaul (v. nota 1) con la 1ª división de portaaviones (“Zuikaku” y “Zuiho”) y el de la bse en la isla Ballale (v. nota 2) con la 2ª división de portaaviones (“Hiyo” y “Junyo”). Operación “I-GO”.

         El día 3, Yamamoto y su estado mayor parten de Truk hacia Rabaul en dos hidroaviones Kawanishi H8K “Emily” para supervisar la operación “I-GO” del 7 al 14 de Abril. Esperaban regresar a Truk el día 19.

         El día 18, Yamamoto y su estado mayor viajaron de Rabaul hacia Ballale cuando fueron interceptados por 18 cazas estadounidenses P-38  “Lightning” sobre la isla de Bougainville (operación “Venganza”). Los dos bombarderos Mitsubishi GM$ “Betty” fueron derribados sobre la jungla. El Jefe de Estado Mayor (Vicealmirante Matome Ugaki) y dos acompañantes de su aparato sobrevivieron; Yamamoto, que iba en el otro avión, fue alcanzado por dos impactos de bala, uno de los cuales le alcanzó en la cabeza produciéndole la muerte inmediatamente. Su cuerpo fue encontrado al día siguiente, en la jungla, sentado en su asiento arrancado del fuselaje, a unos 24 km. de Buin (en el sur de la isla). Tras practicarle la autopsia en Buin, el cuerpo fue cremado vistiendo su uniforme. Sus cenizas, y las de los seis miembros de su Estado Mayor muertos en la acción, fueron enviadas por aire hasta Rabaul y de ahí a Truk donde se recibieron por hidroavión en la tarde del día 23. Las cenizas de Yamamoto fueron transferidas en absoluto secreto al camarote del almirante bajo la supervisión del Capitán Kameto Kuroshima, miembro de su Estado Mayor.

    Derribo de Yamamoto


         El día 25 llegó al “Musashi” el almirante Mineichi Koga, procedente de Yokosuka, aparentemente para una gira de inspección. Hasta Mayo no se hizo público que Koga era el nuevo Comandante en Jefe de la F.C..

         El 8 de Mayo, el “Yamato” parte de Truk hacia Yokosuka y el 13 sale de Yokosuka hacia Kure donde permanece en dique seco entre el 21 y el 30 siendo sometido a inspección y reparaciones.

         El día 11 de Mayo se produjo la invasión estadounidense para recuperar las islas Aleutianas, en manos japonesas desde la batalla de Midway, en junio del año anterior.

         El día 17 partió hacia Yokosuka el almirante Koga, en respuesta a la invasión de Attu  (la mayor y más occidental isla del archipiélago de las Aleutianas), con los acorazados “Musashi”, “Kongo” y Haruna”, el portaaviones “Hiyo”, los cruceros pesados “Tone” y “Chikuma”, y 4 destructores. El “Musashi” transportó las cenizas de Yamamoto a Tokyo para el funeral de estado que se le preparaba.

         El día 20, el grupo japonés fue detectado por el radar del submarino estadounidense “USS Sawfish” (SS-276) pero fue incapaz de ejecutar un ataque.

         El día 22, el submarino “USS Trigger” (SS-237) avistó la fuerza operativa frente a la bahía de Tokyo, pero tampoco pudo atacarla. La agrupación llegó a su destino de forma segura y el “Musashi” fondeó en la bahía Kisaruzu. Esa misma tarde, se celebró una ceremonia budista a bordo. Las cenizas de Yamamoto fueron llevadas a tierra al día siguiente a bordo del destructor “Yagumo”.

         Los portaaviones “Zuikaku”, “Shokaku” y “Zuiho” junto a los cruceros ligeros “Agano” y “Oyodo”se unieron a la flota en Yokosuka (Bahía de Tokyo). Los cruceros pesados “Kumano”, “Mogami” y “Suzuya” también llegaron de Tokuyama.

         Antes de que esta potente flota pudiera partir para contraatacar en las Aleutianas llegó la noticia de que Attu había caído (el día 29) ante las fuerzas estadounidenses; la operación fue cancelada.

         El 23 de Junio, el “Musashi” retornó a Yokosuka para ser objeto de revisión y un repaso del pintado (preparándose, aparentemente, para una gira de inspección por parte de oficiales del Astillero naval de Yokosuka).

         Al día siguiente (el 24) entre las 11:03 y las 14:25 horas, El “Musashi” fue visitado por el Emperador y un grupo de altos oficiales de la Marina  y de la Fuerza Aérea. Fue un acontecimiento de alto secreto, pese a lo cual se izó la enseña imperial.

    El Emperador Hirohito y su "staff" en el "Musashi"


         Se celebró una cena de gala. Después, el Emperador visitó los alojamientos de la tripulación y un puesto de defensa a.a. en el puente alto. Lo más probable es que el Emperador usara el ascensor del “Musashi” para alcanzarlo.

         El día 25, el “Musashi” salió de Yokosuka hacia Kure, a donde llegó el 27 entrando en dique el 1 de Julio. Se le limpió el casco y fue repintado. Todos los ojos de buey situados a menos de 5 metros de la línea de flotación fueron sustituidos por planchas de acero soldadas. Salió de dique el día 8 de julio, realizó pruebas el 14 y volvió al fondeadero de Hashirajima.

         El 12 de Julio (mientras estaba en dique seco en Kure) se le instaló al “Yamato” un radar Tipo 21, modificación 3 de exploración aérea y de superficie. Además se incrementó su dotación de artillería a.a. con 12 cañones de 25mm. (4x3) lo que elevaba el número total a 36 (12x3). Se mejoró la protección de los montajes laterales de 155 mm. añadiendo blindaje de 28 mm. a las barbetas y protegiendo con blindaje las brazolas. Se le redujo la capacidad de almacenamiento de combustible y se realizaron mejoras en los controles de los timones principal y auxiliar.

         El día 16, el “Yamato” fue visitado por el agregado naval alemán en Tokio, Contraalmirante Paul Wenneker. Antes de la visita de Wenneker hubo una serie de debates entre el oficial al mando del arsenal de Kure (Vicealmirante Naokuni Nomura) y el comandante del “Yamato” (Contraalmirante Matsuda) sobre temas de seguridad (v. nota 3).

    Contraalmirante Paul Wenneker


         Ambos oficiales eran de diferente opinión sobre la capacidad de Wenneker de identificar diferencias entre cañones de gran calibre. Se le facilitó al alemán una relación de datos, antes de su visita, que describía el armamento principal del “Yamato” en 40 cm. en lugar de los 46 cm que realmente tenía. Nomura creía que el Almirante alemán, anterior comandante de un buque tipo “Deutschland”/”Lutzow” armado con cañones de 28,3 cm., no sería capaz de apreciar la diferencia entre cañones de 40 y 46 cm., pero Matsuda no estaba tan seguro y se oponía a la visita.

         Wenneker fue invitado a pasar una noche en el Club Naval de Kure. Se puso un uniforme de la Marina Imperial Japonesa e hizo una visita rápida al buque, al día siguiente, de menos de una hora, en una ruta escogida que eludía el paso junto a las torres principales. No se le mostraron instalaciones bajo cubierta. Wenneker admiró el ascensor, el puente, el centro de defensa a.a. y la dirección de tiro de la artillería principal.  El agregado naval incluso inició una discusión con Matsuda sobre la mejor ubicación de la dirección de tiro secundaria de un acorazado.     

         El día 17, el “Yamato” salió de dique seco.

         El 30 de Julio, el “Musashi” partió hacia Yokosuka y al día siguiente salió de Yokosuka hacia Truk escoltado por la División no. 10 de destructores.

         El 16 de Agosto fue el turno del “Yamato”. Salió de Kure en compañía de los acorazados “Fuso”, “Nagato” y los destructores “Amatsukaze” y “Hatsukaze”, cargado de tropas y suministros. Hizo una parada en el fondeadero de Yashima por la noche y, a la mañana siguiente, partió para Truk, vía Yokosuka, como parte de un grupo operativo que incluía también al portaaviones de escolta “Taiyo”, los cruceros pesados “Atago” y “Takao”, y los destructores “Ushio”, “Akigumo” y “Yagumo”.  Llegaron a Truk el día 23.

         El 18 de Septiembre (1943), en Truk, la flota salió hacia Eniwetok (islas Marshall) como respuesta al ataque que la Fuerza Operativa estadounidense no. 15 (Contraalmirante Charles A. Pownall) realizó hizo contra los atolones de Tarawa, Makin y Abemama.

         La flota estaba compuesta por dos secciones; la 1ª, al mando del Vicealmirante Jizaburo Ozawa, contaba con los acorazados “Yamato” y “Nagato”, los portaaviones “Shokaku” y “Zuikaku”, los cruceros pesados “”Myoko”, “Haguro”, “Tone” y “Chikuma”, los cruceros ligeros “Agano” y “Noshiro”, y una escolta de destructores.

         La 2ª sección, al mando del Vicealmirante Takeo Kurita, constituía la Fuerza Avanzada y contaba con los cruceros pesados “Atago”, “Takao”, “Maya” y “Chokai” (los tipo “Takao” al completo). 

         El almirante Koga permaneció en Truk en el “Musashi”, con los acorazados “Fuso”, “Kongo y “Haruna”.

    El "Yamato" y el "Musashi" en Truk

     

         Como no se hizo contacto con la Fuerza Operativa 15, la flota retornó a Truk el día 25.

         Los días 5 y 6 de Octubre, la Fuerza Operativa 14 estadounidense (Vicealmirante Alfred E. Montgomery, lanzó un ataque contra Wake y las islas Marshall con tres de los nuevos portaaviones tipo “Essex” (“Essex” CV-9, “Yorktown” CV.10 y “Lexington” CV-16) y tres de los nuevos portaaviones ligeros tipo “independence” (“Independence” CVL-22, “”Bellau Wood” CVL-24 y “Cowpens” CVL-25).

         El día 17, Los japoneses interceptaron comunicaciones por radio que sugerían que los estadounidenses planeaban otra incursión sobre la isla de Wake. El Almirante Koga salió con toda la flota, incluyendo al “Musashi” y al “Yamato”, para interceptar al enemigo.

         El 19 llegó a Eniwetok. El 23 salió para alcanzar una posición 250 millas al Sur de Wake y luego retornó al no hacer contacto con fuerzas enemigas, llegando nuevamente a Truk el día 26.   

         El 12 de Diciembre, el “Yamato” partió de Truk con el portaaviones “Shokaku” y 3 destructores proporcionando escolta a los transportes de tropas de la operación “BO-1”.

         El día 13, los decodificadores estadounidenses descubrieron que el plan del “Yamato” era estar de vuelta en Truk el día 25 transportando hombres y material.

         El día 17, el grupo llegó a Yokosuka. Cargó suministros y 4.131 hombres del 1er. Regimiento Mixto Independiente movilizado el 22 de Septiembre anterior. El día 20 salió de Yokosuka escoltado por dos destructores rumbo a Truk.

    Jizaburo Ozawa


         El 25 de Diciembre de 1943, estando el “Yamato” a unas 180 millas al NE de Truk, el submarino estadounidense “USS Skate” (SS-305) detectó con su radar la agrupación japonesa a las 04:40 horas, a 27.300 yardas (24.963 m.) mientras navegaba en superficie. Su comandante (Eugene B. McKinney) ordenó inmersión y maniobró para logar una distancia de ataque pero su esfuerzo fue infructuoso hasta que el “Yamato” viró hacia su posición pasando por su través de estribor. Entonces viró y, a las 05:18 horas, lanzó sus cuatro torpedos de popa a una distancia de 2.200 yardas  (2.012 m.) en posición 10-05 N, 150-32 E.

         A las 05:20 horas, la tripulación del “Skate” oyó una explosión seguida de otra más apagada. Al menos un torpedo Mark 14-3A impactó en la parte de estribor del casco, en las proximidades de la torre no. 3. La explosión abrió un boquete de unos 15 pies de altura (4,57 m.), contados hacia abajo, desde la parte superior del “blister” (parte exterior del sistema de protección submarina), y de unos 75 pies (22,86 m.) en sentido longitudinal entre las cuadernas 151 y 173. El depósito de municiones superior se inundó a través de un pequeño orificio abierto en el mamparo longitudinal anti-torpedo. El gran daño fue causado por el fallo de la unión entre los blindajes laterales principal (superior) e inferior (el que se prolongaba dentro del sistema de protección submarina). El “Yamato” embarcó unas 3.000 tons (3.048 tm.) de agua, mucho más de lo previsto por los diseñadores del sistema de protección lateral.

    La vela del USS "Skate"


         La misión de transporte fue abortada. El “Yamagumo”, el “Tanikaze”, o ambos, lanzaron cargas de profundidad, ninguna de las cuales cayeron suficientemente cerca del submarino. Después de 30 minutos de búsqueda, los destructores abandonaron el área;  el “Skate” lo hizo tres horas después.

         A las 08:15 horas, los escuchas estadounidenses interceptaron y descifraron un mensaje que decía: “De unidad de escolta de superficie no. 2. Ataque de torpedo a las 04:00 horas del día 25, en posición 10-05N, 150-32E”.

         El “Yamato” llegó a Truk el mismo día. El buque taller “Akashi” llevó a cabo reparaciones de emergencia y preparó un informe de evaluación de daños.   

         A las 14:35 horas, los estadounidenses descifraron un mensaje del Comandante del “Yamato” en el que hacía un resumen de los daños sufridos en el casco como resultado del ataque de torpedo. Los detalles que afectaron al armamento y la maquinaria serían facilitados posteriormente. Un boquete abierto entre las cuaderna 163 y 170, de 11 metros de diámetro sobre el pantoque, con perforación de algunas planchas del forro exterior del mismo. 
         
    Continuará…
       
    • Nota 1: Rabaul: puerto importante en el norte de la isla de Nueva Bretaña, territorio de Nueva Guinea.
    • Nota 2: Isla Ballale: pequeña isla del archipiélago de las Shortlands, situada al S. de la isla de Bougainville, en las Salomón.
    • Nota 3: La visita se realizó a petición expresa de Adolf Hitler y del Almirante Dönitz en reprocidad por la visita que hizo Nomura al acorazado “Tirpitz” en Marzo de 1941.

    Bibliografía:
    « última modificación: 10 de Febrero de 2016, 20:48:30 pm por Tamino53 »

    "La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
    Carl von Clausewitz

    Desconectado Tamino53

    • Miembro Junior
    • **
    • Mensajes: 74

    Re:Los acorazados clase Yamato

    « Respuesta #11 en: 21 de Enero de 2016, 00:05:35 am »
    Vida operativa del “Yamato” y del “Musashi” - (3ª parte).-

    Vidas operativas simultáneas del “Yamato” y el “Musashi” (Continuación).-

         El 10 de Enero de 1944, el “Yamato” salió de Truk hacia Kure escoltado por los destructores “Michishio”, “Asagumo” y “Fujinami”.

         El día siguiente, el grupo fue avistado por el submarino “USS Halibut” (SS-232) pero su posición no le permitió realizar un ataque.

         El día 14, el submarino “USS Batfish” (SS-310) detectó el grupo por radar y llegó a hacer contacto visual pero no pudo acortar la distancia para poder atacar. 

         Al día siguiente, el operador del hidrófono del “USS Sturgeon” (SS-187) detectó ruido de hélices en demora 105º. Pronto se vio un acorazado a unas 11.000 yardas (10.058 m.) en posición 32-24N, 133-44E. La tripulación del “Sturgeon” vio solamente un buque de escolta sin cobertura aérea, pero el objetivo se movía a 24 nudos y pronto desapareció de su vista.

         El día 16, el grupo llegó a Kure. Posteriormente el “Yamato” entró en el dique seco no. 4 para reparar los daños producidos por el torpedo y corregir las deficiencias encontradas en la unión de sus blindajes laterales. Se le instaló una plancha inclinada, en la unión de los dos mamparos longitudinales interiores. Se propuso extender la modificación a toda la longitud del recinto acorazado pero finalmente se hizo, en el “Yamato”, solamente en el área afectada por el daño del torpedo (v. nota 1). El buque abandonó el dique el 3 de Febrero.     

         Cambiando de escenario, el día 4 de Febrero (v. nota 2) dos aviones de reconocimiento fotográfico Consolidated  PB4Y-1 “Privateer” con base en Bougainville sobrevolaron el fondeadero de la flota en Truk. Un hidroavión Mitshubishi F1M2 “Pete” del “Musashi” intento interceptarlos a una altura de 23.000 pies (7-010 m.) pero fracasó en su intento debido a la mayor velocidad de sus oponentes (v. nota 3).

         El día 10, el “Musashi” partió de Truk con destino Yokosuka en compañía del crucero ligero “Oyodo” y cuatro destructores (“Hatsuharu”, “”Michishio”, “Shiratsuyu” y “Tamanami”) llevando al Almirante Mineichi Koga. Fue el último acorazado en dejar Truk.

         El día 15 llegó a Yokosuka. Por la tarde empezó a embarcar munición, provisiones y combustible para la guarnición de Palau (v. nota 4). Se embarcaron no menos de 40 camiones Isuzu y Nissan en la cubierta de popa.

         El día 22, en Yokosuka, el “Musashi” embarcó una unidad de defensa a.a. de 300 hombres y una unidad del ejército de 100 hombres y otro personal, incluyendo miembros del Estado Mayor Naval recién destinados a Palau. A las 10:00 horas, el “Musashi” partió de Yokosuka hacia Palau con los destructores “Michishio” y “Shiratsuyu”. A la altura de la isla Hachijo (v. nota 5) el grupo encontró un tifón u tuvo que reducir la velocidad a 18 y 6 nudos después de que varios marineros del “Shiratsuyu” cayeran al mar. El destructor fue destacado de la formación en busca de los marineros perdidos.

         El día 25, la División de Acorazados no. 1 (“Yamato”  “Musashi”) fue reasignada de la 1ª a la 2ª Flota.

         En Kure, el “Yamato” entró nuevamente en dique seco. Se le desmontaron las dos torres laterales de 155 mm. (6,1”) y se reemplazaron por seis cañones a.a. de 127 mm. (3x2). También se le añadieron 24 cañones de 25 mm. (8x3) y otros 26 en montajes simples. Se añadieron espacios protegidos en la cubierta superior para albergar las dotaciones de la artillería a.a. añadida.  Se instaló un radar de exploración aérea Tipo 13 y uno de exploración de superficie y control de tiro (la última capacidad, limitada) Tipo 22, Modificación 4. Se desmontaron dos reflectores de 155 cm. que se instalaron después en Kure. Se le instalaron también equipos IFF de identificación “amigo/enemigo” (Identifification Friend or Foe) de infrarrojos (IR) Tipo 2, a media altura a cada banda del puente de navegación. Estos equipos debían estar basados en el equipo de IR alemán Seehund; se construyeron alrededor de un sensor telescópico que recibía ondas en la banda de IR y registraba una lectura en la caseta de la radio. El sistema incluía también un par de binoculares de 20 mm. montados coaxialmente con la lámpara emisora de IR en el puente por lo que otro buque podía usar el detector de IR para hacer señales elementales o como luz de formación para mantener la posición.

         Aproximadamente por estas fechas , el “Yamato” fue equipado con múltiples detectores de radar  E27 copiados de los alemanes FuMB 1 Metox R.600. El 18 de Marzo, el “Yamato” salió de dique seco en Kure.

         Volviendo al “Musashi”, el 29 de febrero llegó al fondeadero de Koror (isla Palau), descargó su carga, que incluía 3.800 minas, y permaneció allí por espacio de un mes.         

         El 11 de Marzo, el “Musashi” recibió provisiones de productos comestibles frescos del buque de aprovisionamiento “Kitakami Maru”.

         El 28 de Marzo, a las 14:30 horas se pasó la enseña de la F.C. a tierra “temporalmente”, como resultado de las incursiones aéreas que se esperaban. El Almirante Koga pretendía regresar al “Musashi” cuando hubiera terminado el ataque aéreo, pero luego decidió mover su cuartel general a Davao, en las islas Filipinas. Nunca volvió.

         El día 29, a las 15:30 horas el “Musashi” abandonaba Palau para ponerse a resguardo de un ataque anticipado y se movió al norte de la isla. Salió en compañía de los cruceros pesados “Atago”, “Takao” y “Chokai” escoltado por 4 destructores a los que se unieron otros 4 a la entrada del canal.

         A las 17:44 horas. Salía del canal occidental cuando fue impactado en la amura de babor, aproximadamente unos 20  pies (6,10 m.) por debajo de la flotación, por uno de los seis torpedos que lanzó el submarino “USS Tunny” (SS-282) al mando del Teniente John A. Scott. El torpedo abrió un boquete de unos 19 pies (5,80 m.) de diámetro en la amura. El pañol del cabrestante de proa y el compartimento del hidrófono del Tipo O se inundaron. Hubo 18 bajas incluyendo 7 operadores del hidrófono que resultaron muertos en la proa. El buque embarcó 3.000 tons (30.48 tm.), como el “Yamato” tres meses antes, pero fue capaz de abandonar el área a 24 nudos.

    El USS "Tunny"


         Los destructores “Urakaze” e “Isokaze” contraatacaron lanzando 38 cargas de profundidad pero sus esfuerzos fueron vanos. Previendo otra incursión aérea, el estado mayor de Koga desestimó retornar a Palau después de haber sido torpedeado. Tan pronto como las secciones dañadas fueron reforzadas, el “Musashi” partió al anochecer hacia Kure escoltado por los destructores “Michishio”, “Shiratsuyu” y “Fujinami”.

         El día 31, a las 22:00 horas, el Almirante Koga abandonó Palau en hidroavión para establecer su nuevo cuartel general en Davao (isla de Mindanao, Filipinas). Su jefe de estado mayor, Vicealmirante Shigeru Fukudome, salió también, al mismo tiempo, en otro hidroavión. Ambos aparatos se perdieron en un tifón frente a la isla de Cebú (Filipinas). Koga murió, pero Fukudome fue rescatado por personal del ejército japonés (v. nota 6).

         El 2 de Abril, a las 06:00 horas, los estadounidenses interceptaron y descifraron un mensaje que decía: “El acorazado Musashi fue torpedeado el día 29, impactado entre cuadernas nos. 12 y 40. Ejes centrales ------ fuera de servicio -----  , no hay más daños. Se solicita que se hagan preparativos para realizar inmediatamente una inspección y reparación a la llegada a puerto”. 

         A las 09:34 horas del día 3 llegó a Kure. Esa tarde, los cuerpos de los siete marineros muertos fueron extraídos del compartimento del hidrófono inundado.

         El día 10, el “Musashi” entró en el dique seco no. 4 donde se hicieron las reparaciones del casco.
         Al igual que su gemelo, el “Yamato”, se le desmontaron las torres laterales de la artillería secundaria de 155 mm. (6,1”). Se le añadieron 16 montajes triples y 25 simples de cañones a.a. de 25 mm.; se incrementó el número de sus direcciones de tiro a 14.  Dos reflectores de 150 cm. (los nos. 7 y 8) y sus equipos de control fueron desmontados para hacer sitio a los nuevos cañones de 25 mm. y sus equipos de control. Los reflectores fueron instalados posteriormente para su uso por las baterías a.a. de Sasebo.

         Tras las modificaciones realizadas, el equipamiento a.a. del “Musashi” quedó compuesto por 115 cañones de 25 mm. (30x3, 25x1). Se le instalaron también dos radares de exploración de superficie Tipo 22 y dos Tipo 13 de exploración aérea.  Salió de dique el 22 de abril y el 27 empezó. El 27 empezó el desarrollo y prueba de los radares en la parte occidental del mar Mediterráneo japonés. 

         El 1 de Mayo salió de Kure hacia Saeki, transportando suministros destinados a la guarnición de Okinawa. Realizó ejercicios anti-submarinos y a.a. durante el trayecto.

         El día 11 salió de Saeki para Okinawa. Se unió a los portaaviones “Hiyo”, “Junyo”, “Ryuho”, “Zuiho”, “Chiyoda”, “Chitose” y cuatro destructores poniendo rumbo a Okinawa. Llegó al día siguiente, descargó y volvió a hacerse a la mar dirigiéndose al fondeadero de Tawi Tawi (v. nota 8), al que llegó el día 16, uniéndose a su compañero de división el “Yamato”.

         Por su parte, el “Yamato” tras salir de dique en Kure el 18 de Marzo, realizó ejercicios en el mar de Iyo el 11 y regresó al fondeadero de Hashirajima hasta que el 17 volvió a Kure para cargar suministros. El 21 salió de Kure para Okinoshima, donde embarcó tropas el mismo día, y partió al día siguiente, con el crucero pesado “Maya” y cuatro destructores, hacia Manila  a donde llegó el día 28. Desembarcó las tropas, descargó los suministros y salió hacia el fondeadero de Lingga (v. nota 7); llegó el 1 de Mayo y el día 3 volvió a ser buque insignia, en esta ocasión de la 1ª división de acorazados al mando del Vicealmirante Matome Ugaki.

         El día 11 salió de Lingga con la Flota Móvil, al mando del Vicealmirante Jisaburo Ozawa hacia Tawi Tawi donde ancló el 14. El “Musashi” se incorporó el día 16.

         Con los dos buques ya reunidos en Tawi Tawi, hago un inciso en la narración para comentar la situación en que quedó el mando de la F.C. tras la muerte del Almirante Koga y valorar la situación que tuvo que afrontar su sucesor. 

         El 3 de Mayo de 1944, fue nombrado nuevo Comandante en Jefe de la Flota Combinada el Almirante Soemu Toyoda. Ejerció el cargo hasta 29 de Mayo de 1945 en que se lo pasó al entonces Almirante Jisaburo Ozawa.

    Soemu Toyoda


         Durante el mando de Toyoda tuvieron lugar las dos grandes batallas de las Filipinas (o Marianas) y Leyte así como la misión suicida del “Yamato”; por lo tanto, este periodo significó la entrada en combate de los dos buques y el final de su carrera y existencia.

         La situación que hubo de afrontar Toyoda fue realmente difícil. Ya habían pasado los primeros tiempos de la guerra cuando la aviación naval nipona era (muy posiblemente) la mejor y más entrenada en combate del mundo, tras su experiencia directa de combate en el conflicto de China.

         La batalla de Midway significó la perdida de cuatro portaaviones de ataque y muchos pilotos experimentados. Desde mediados de 1943 los estadounidenses empezaron a poner en servicio nuevos portaaviones de los tipos “Essex” (de ataque) e “Independence” (ligeros), los nuevos acorazados del tipo “South Dakota” y cazas navales Grumman “Hellcat” y Chance Vought “Crusader” (en la infantería de marina) a un ritmo que los japoneses no podían igualar en ningún modo y con tripulaciones bien entrenadas. Los estadounidenses eran superiores cuantitativa y cualitativamente; lograron la superioridad aérea en sus zonas de operaciones lo que les permitió hacer ataques de hostigamiento y desgaste del rival, a su antojo, por el océano Pacífico. Fueron expandiendo su presencia, primero en las islas Salomón y luego en las Marshall. A Toyoda le tocó defender los perímetros de supervivencia que suponían las islas Marianas, las Filipinas y Okinawa cuya pérdida cortaría el cordón umbilical de las comunicaciones de la metrópoli con las indias holandesas, fuentes del petróleo y las materias primas de las que tanto dependía la economía japonesa.     

         Al “Yamato” y al “Musashi” les tocó entrar en combate sin contar con superioridad ni cobertura aérea en la zona, como se pondrá de manifestó en próximas entregas. No es de extrañar que tuvieran el mismo final que el "Bismarck" y el "Prince of Wales" en circunstancias parecidas. El "Vittorio Veneto" se salvó, en Matapán, porque tenía la base propia cerca.

    Continuará…
    • Nota 1: La medida correctora fue inadecuada. Una recomendación para usar unas 5.000 tons (5.080 tm.) de acero para reducir el volumen de los compartimientos fuer a del reducto blindado,  para incrementar la resistencia a la inundación, fue desestimada porque el peso extra hubiera aumentado el desplazamiento y calado del buque hasta límites inaceptables.
    • Nota 2: Incluyo en negrita los meses y años, a su comienzo, para evitar repetirlos continuamente durante la narración.
    • Nota 3: El informe fotográfico obtenido en esta misión fue procesado por la Oficina de Inteligencia Naval en Pearl. Los expertos en interpretar fotografías y los diseñadores de buques que las revisaron concluyeron que el buque debía desplazar, por lo menos,  60.000 tons (60.960 mt.) y que portaba cañones de 18 pulgadas (457,2 mm.).
    • Nota 4: Palau: isla de la micronesia situada al N. de Papua-Nueva Guinea y al E. de Mindanao (islas Filipinas).
    • Nota 5: Hachijo: pequeña isla de las Izu, situada al S. de Honshu y de la bahía de Tokyo, en el Pacífico.
    • Nota 6: Se repitió la historia de su antecesor, el almirante Yamamoto; dos aviones que cayeron; el comandante murió y el Jefe de E.M. se salvó.
    • Nota 7: Lingga: Isla al SSE de Singapur y al E de la localidad de Telaga (isla de Sumatra). El fondeadero de “Lingga Road” estaba situado al sur de la isla, entre ésta y la próxima de Singkep, más al Sur.
    • Nota 8: Tawi Tawi: localidad ubicada en una pequeña isla, al E de Lahad Datu y ESE de Sandakan (isla de Borneo). Esta isla junto con las otras pequeñas de Sanga-Sanga y Pababag forman una rada protegida.

    Bibliografía:
         -   www.combinedfleet.com – Bob Hackett y Sander Kingsepp
         -   Así fue la Segunda Guerra Mundial – Noguer, Rizzoli, Purnell
    « última modificación: 11 de Febrero de 2016, 22:49:46 pm por Tamino53 »

    "La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
    Carl von Clausewitz

    Desconectado Tamino53

    • Miembro Junior
    • **
    • Mensajes: 74

    Re:Los acorazados clase Yamato

    « Respuesta #12 en: 21 de Enero de 2016, 23:49:29 pm »
      Vida operativa del “Yamato” y del “Musashi” - (4ª parte).-

      Vidas operativas simultáneas del “Yamato” y el “Musashi” (Continuación).-

           Entre el 16 de Mayo y el 10 de Junio, en Tawi Tawi, la división de acorazados no. 1 de Ugaki, integrada en la Flota Móvil de Ozawa, realizó ejercicios de tiro a casi 22 millas (v. nota 1).

           El día 10, Operación “KON” :

           A las 16:00 horas, la divisón 1ª salió de Tawi Tawi hacia Batjan Batjan, isla Halmahera ( v. nota 2) con el crucero ligero “Noshiro” y tres destructores (“Asagumo”, “Okinami” y “Shimakaze”). El submarino “USS Harder”, que patrullaba en las proximidades, reportó la salida de la fuerza KON de Tawi Tawi.

           Desde el “Okinami”, que navegaba a babor del “Musashi”, se observó el periscopio del submarino y atacó con cargas de profundidad, esquivando los tres torpedos que éste lanzó contra el destructor. Conforme el informe de un testigo ocular, el “Musashi” disparó uno o dos proyectiles de 127 mm. contra el periscopio del “USS Harder” antes de que se sumergiera.

           Al día siguiente, pasadas las 20:00 horas, el “Musashi” casi colisionó con el “Yamato” al efectuar una maniobra evasiva por riesgo de torpedo.

           El día 12 empezó la invasión de las Marianas por los estadounidenses. La operación “KON” se pospuso. La fuerza de Ugaki llegó a Batjan donde se le unieron los cruceros pesados “Haguro” y “Myoko” y el destructor “Asagumo”. Mientras petroleaba el “Musashi”, se tocó con el petrolero de flota “Genyo Maru”, resultando destruidos dos montajes de la artillería a.a. de 25 mm..

           El día 13, la fuerza de Ugaki salió de Batjan para reunirse con la Flota Móvil.

           El día 14, estando al N de Halmahera, un Mitsubishi F1M2 “Pete” capotó debido al fuerte oleaje cuando regresaba de una patrulla anti-submarina, pero la tripulación pudo ser rescatada.

           El día 15, el submarino “USS Seahorse” (SS-304) informó de la presencia de la fuerza de Ugaki al este de Mindanao.

           El día 16, se produjo la unión a la Flota Móvil y, a las 20:00 horas, el “USS Cavalla” avistó la fuerza en el mar de Filipinas.

           El día 17, el “Yamato” se aprovisionó de combustible de los buques tanque de la Fuerza de Suministro no. 1. 

      El 19 de Junio de 1944: Operación “A-GO” – La Batalla del Mar de Filipinas:

           La segunda flota del Vicealmirante Kurita navegaba unas 100 millas por delante de la flota de portaaviones del Vicealmirante Ozawa.

           A las 08:20 horas, los vigías del “Yamato” localizaron aviones aproximándose a 13.125 pies (4.000 m.) de altura. Era la unidad de cazas del grupo aéreo 601 del segundo ataque, pero Kurita no había recibido ninguna información de ser sobrevolados por aviones propios. El crucero “Takao” disparó cuatro bengalas, lo que significaba “identifíquese”. No hubo respuesta y los aviones continuaron aproximándose.

           Cuando la distancia disminuyó a 16.400 yardas (14.996 m.) el “Yamato” y los demás buques ejecutaron un viraje simultáneo a babor y abrieron fuego (v. nota 3). Los cañones del “Yamato”, cargados con proyectiles “Sanshiki-dan” (proyectiles tipo 3) dispararon con furia por primera vez… ¡pero sobre fuerzas amigas!. Cuatro “Zekes” fueron dañados y otros varios abatidos. El “Yamato debió haber dañado algunos de los aparatos. El “Musashi” fue uno de los pocos buques cuyos vigías identificaron correctamente los aviones y a tiempo.

           Los aviones de la Flota Móvil atacaron la Fuerza Operativa 58 estadounidense pero sufrieron una derrota aplastante, por la numerosa pérdida de aviones, en la conocida como “Gran cacería de patos de las Marianas”.       

           La flota se retiró hacia el norte con la Flota Móvil. Ninguno de los dos acorazados sufrió daños.

           El día 20, el “Musashi” proporcionó apoyo a.a. al portaaviones “Zuiho” que se retiraba. Después de las 17:28 disparó varias salvas, con sus cañones principales de popa, contra una formación de veinte Curtiss SB2C “Helldivers” reclamando haber abatido dos aviones torpederos. Durante el mismo enfrentamiento, los artilleros de la batería de cañones a.a. de 25 mm. abatieron, por equivocación, un caza Mitsubishi A6M5 “Zero” propio.

      Torpedero Curtiss SB2C "Helldiver"

         

           El día 21, a las 05:50 horas, los cañones del “Musashi” abrieron fuego contra dos aviones identificados que seguían la flota a distancia.

           El día 22, la Flota Móvil llegó a Nakagusuku, Okinawa. Los destructores se reabastecieron de combustible y luego la flota partió hacia Hashirajima, a donde llegó el 24.

      Consecuencias de la Batalla.-
      • 1) La derrota en la batalla naval dejó la vía libre para que los estadounidenses recuperasen la isla de Guam (v. nota 4) que los japoneses invadieron el día 13 de Diciembre de 1941. Eso permitió a los EE.UU. acondicionar un gran aeropuerto en la isla, desde el cual iniciar la Campaña de bombardeo estratégico contra Japón por medio de superfortalezas volantes Boeing B-29. Esto no tuvo consecuencias para “Y” y “M”.
      • 2) La aviación naval de la Marina Imperial Japonesa dejó de ser una fuerza “oceánica”; sus reducidos recursos en portaaviones de escuadra (ataque), aviones y pilotos bien adiestrados pasaron a ser utilizados desde bases aéreas terrestres, con alcance reducido y fines meramente defensivos.
      • 3) Los estadounidenses, ahora con bases más próximas, pudieron ejercer su superioridad aeronaval hostigando continuamente las bases aéreas terrestres en las islas Filipinas, impidiendo la reorganización de las fuerzas aéreas japonesas (tanto navales como terrestres). Esto tendría consecuencias decisivas para lograr la superioridad aérea sobre las islas Filipinas durante la gran batalla de Leyte que tendría lugar cuatro meses después y supuso el fin del “Musashi”.

           Hecho el inciso, vuelvo a la narración.

           El día 29 de Junio de 1944, ambos buques salieron de Hashirajima hacia Kure donde se le instalaron al “Yamato” 15 cañones a.a. de 25 mm. (5x3) adicionales y se les desmontó la cubierta de madera en su totalidad.

           El 2 de Julio, el “Musashi” embarcó armamento, munición y provisiones. Se le añadieron al “Musashi” otros 15 cañones a.a. de 25 mm. (5x3) para totalizar 35 montajes triples y 25 simples (35x3, 25x1), 130 cañones en total. Se le reemplazó el radar de exploración de superficie Tipo 22 por un Tipo 22 Modificación 4 con capacidad limitada de control de tiro de superficie.

           Entre los días 7 y 8, ambos buques embarcaron 3,522 hombres y material de la 49ª División del 106º Regimiento de Infantería del Ejército. A las 08:45 horas partieron hacia Okinawa en el “Grupo A” con los cruceros pesados “Atago”, “Takao”, “Maya” y “Chokai” (4ª div. de cruceros) y los “Kumano”, “Suzuya”, Tone” y “Chikuma” (7ª div. de cruceros), el crucero ligero “Noshiro” y varios destructores.  A las 10:30 horas salió el “Grupo B” compuesto por los acorazados “Kongo”, “Nagato”, el crucero pesado “Mogami”, el crucero ligero “Yahagi” y varios destructores.

           A las 18:30 horas el primer escuadrón ancló en la bahía de Usuki, isla de Kyushu, quedando a la espera del Grupo B.

           El día 9, ambos grupos partieron de la bahía de Usuki, arrumbando al SW.

           El día 10, el “Grupo A” se destacó del “Grupo B”, saliendo de Okinawa hacia Lingga (S. de Singapur) para unirse a la Flota Móvil.

           El día 16, los cruceros pesados se destacaron del “Grupo A” para ir a Singapur. La 1ª división de acorazados continuó, con sus tres destructores de escolta, hacia el fondeadero de “Lingga Road”, a donde llegaron el día 17. Permanecieron allí los siguientes 3 meses realizando ejercicios de entrenamiento con otros buques de la flota y recibiendo provisiones de alimentos frescos cada 2 o 3 semanas del buque “Kitakami Maru”.

           El 18 de Octubre, adoptaron un camuflaje negro en las cubiertas, con la intención de forzar el paso por el estrecho de San Bernardino, fue aplicado apresuradamente en ambos buques. El componente principal utilizado fue hollín de la chimenea del “Yamato”. 

           Entre el 18 y el 20 la flota salió del fondeadero de Lingga hacia la bahía de Brunei (al NW de la isla de Borneo) para repostar combustible.

           22 de Octubre de 1944: Operación “SHO-I-GO” (Victoria) – La Batalla del Golfo de Leyte.-
       
      Continuará…

      • Nota 1: Donde dice “millas”, quizá debería decir “kilómetros”. Ya se ha comentado en la nota 5 de la parte 1ª.
      • Nota 2: isla Halmahera: la isla mayor de las Molucas, situada al S de la isla de Mindanao (Filipinas).
      • Nota 3: Distancia a la que se abrió fuego: la misma fuente proporciona dos cifras distintas, 9 millas (18.000 yardas) y 16.400 yardas.
      • Nota 4. Isla de Guam: pertenecía  a los EE.UU. de América desde 1898 en que la obtuvieron de España conforme al art. 2º del acuerdo de París que puso fin a la guerra Hispano-Estadounidense en Cuba y las islas Filipinas.
      Bibliografía:[/list]
      « última modificación: 11 de Febrero de 2016, 23:00:16 pm por Tamino53 »

      "La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
      Carl von Clausewitz

      Desconectado Tamino53

      • Miembro Junior
      • **
      • Mensajes: 74

      Re:Los acorazados clase Yamato

      « Respuesta #13 en: 25 de Enero de 2016, 19:19:40 pm »
      Vida operativa del “Yamato” y del “Musashi” - (5ª parte).-

      Vidas operativas simultáneas del “Yamato” y el “Musashi” (“Y” y “M”) -(Continuación).-

      22 a 25 de Octubre de 1944: Operación “SHO-I-GO” (Victoria) – La Batalla del Golfo de Leyte.-

           El 19 de Octubre, la 3ª Flota del almirante William F. Halsey se situó al este de las islas Filipinas y al día siguiente (20) empezaron los desembarcos en la costa oriental de la isla de Leyte.  Las fuerzas de invasión constituían parte de la 7ª flota mandada por el vicealmirante Thomas C. Kinkaid, que había partido de la isla Manus (v. nota 1) entre el 15 y el 18. La flota japonesa estaba ya en estado de alerta desde el día anterior.

           De las más de 7.000 islas que conforman el archipiélago, las cuatro que forman el borde oriental son, de norte a sur, la gran isla de Luzón (donde está Manila), Samar, Leyte y Mindanao. Entre Samar y Leyte no hay paso navegable. Entre Luzón y Samar está el estrecho de San Bernardino y entre Leyte y  Mindanao el estrecho de Surigao.

           El plan japonés “SHO-I-GO” contemplaba destruir los transportes y fuerzas de apoyo del desembarco en las playas de Leyte haciendo confluir dos fueras operativas, la “A” (fuerza central) mandada por el vicealmirante Takeo Kurita y la “C”, al mando del vicealmirante Shojo Nishimura, en una maniobra de tenaza, cayendo sobre la zona de desembarcos   desde el norte y el sur, navegando a través de los mares de Sibuyán y Joló respectivamente.


           La 2ª fuerza de ataque, mandada por el vicealmirante Kiyohide Shima, debía salir de Maku (islas Pescadores, en el estrecho de Formosa), hacer una escala en Corón (isla de Calamián en el estrecho de Mindoro) para reaprovisionarse de combustible, continuar viaje  y unirse a Nishimura al sur de la isla de Negros (SE del Mar de Joló) para continuar juntos hacia el estrecho de Surigao.

           Desde el mar interior japonés, zarparía la fuerza mandada por el vicealmirante Jisaburu Ozawa que actuaría como “señuelo”, navegando por la zona oriental de la isla de Luzón para atraer a la poderosa 3ª flota de Halsey  hacia el Norte y dejarle despejado el estrecho de San Bernardino al grupo central de Kurita.

           El Jefe de la Flota Combinada, almirante Toyoda seguía y dirigía las operaciones desde el Cuartel General Imperial.

           Los “Yamato” y “Musashi” formaban parte de la Fuerza Central (“A”) de Kurita. Antes de empezar la misión desde Brunei (isla de Borneo), el almirante se reunió con sus oficiales en su buque insignia (el crucero pesado “Atago”) para informarles de su misión.

           Día 22, a las  08:00 horas zarpó de Brunei la fuerza “A” de Kurita, seguida a las 15:10 por la “C” de Nishimura. Kurita arrumbó al NNE para acceder al Mar de Joló, vía paso de Palawan y estrecho de Mindoro, y luego alcanzar el Mar de Sibuyán pasando por el estrecho de Tablas. Nishimura entró en el Mar de Joló por el estrecho de Balabac (entre las islas de Borneo y Palawan).

      La Fuerza Central "A" de Kurita saliendo de Brunei. Podemos distinguir al "Yamato" y, detrás de él, al "Musashi"


           Kurita se adentró en el paso de Palawan con sus buques organizados en dos secciones, cada una de ellas formando dos columnas a unos 4.000 m. de distancia, con una cortina de cruceros ligeros y destructores a sus costados y entre las columnas. No se dispuso ningún destructor a proa de las formaciones haciendo barrido anti-submarino. Kurita contaba con que la escuadrilla no. 901, basada en tierra, hiciera esa exploración pero finalmente la citada escuadrilla no pudo llevarla a cabo.

      Emboscada en el paso de Palawan.-

           Los submarinos norteamericanos “USS Darter” (SS-227) y “USS Dace” (SS-247) (v. nota 2) estaban estacionados en la ruta que seguía formación de Kurita. A las  00:16 horas del día 23, el operador del radar de vigilancia del “Darter” informó tener un contacto. En pocos minutos el contacto inicial se tornó en un grupo considerable. Navegando a un rumbo paralelo, a 15 nudos, estudiaron la formación. A las 02:45 horas, la formación japonesa estaba a 18 km. de distancia. Los dos submarinos se adelantaron para obtener una posición de ataque favorable. Al amanecer, el comandante del “Darter”, David McClintock, apuntó al primer buque de la columna de babor, el crucero pesado (CP) “Atago”, buque insignia de Kurita, y le lanzó los seis torpedos de proa. Inmediatamente viró y lanzó sus cuatro torpedos de popa contra el segundo buque de la columna, el CP “Takao”. El “Darter” se sumergió para soportar el contraataque con cargas de profundidad de la escolta.

      Formación de Kurita y ataque de los sumergibles USS "Darter" y USS "Date" en el paso de Palawan


           A las 05:33 horas, el “Atago” empezó a ser impactado por 4 torpedos (de los 6 que le lanzaron). Se hundió a las 05:53 en una profundidad de unas 1.000 brazas (1.829 m.). Tuvo 360 muertos; entre los 529 supervivientes que recogió el destructor “Kishinami”, se encontraban el vicealmirante Kurita, su Jefe de Estado Mayor y el comandante del buque; el “Asashimo” recogió otros 171 supervivientes.     

           El “Takao” recibió impactos de dos de los cuatro torpedos lanzados contra el buque. Quedó muerto en el agua, con incendios a bordo. La contraofensiva de los destructores japoneses, durante 1 hora, fue ineficaz. Cuando McClintock maniobró para rematarlo, embarrancó en un bajo no mostrado en la carta marina. El “Takao” abandonó la formación en compañía de los destructores “Naganami” y “Asahimo”, el torpedero “Hiyodori” y el vapor “Mitsu Maru”. Por la tarde regresó renqueante a Brunei. Los norteamericanos recibieron y descifraron varios mensajes relativos a las operaciones de salvamento y remolque del “Takao”.

           En cuanto al “Dace”, a las 05:55 horas lanzó sus seis torpedos de proa contra el 3er. buque de la columna de estribor, el CP “Maya” que iba seguido por el “Yamato” y el ”Musashi”. Cuatro torpedos hicieron blanco en el costado de babor. A las 06:05 se hundió con su comandante y 335 hombres de su dotación. El destructor “Akishimo” recogió 769 hombres que transfirieron al “Musashi”. El comandante del “Dace” (Teniente Bladen Clagett) recogió después la tripulación del “Darter”, embarrancado y puso rumbo a su base.

      El USS "Darter", encallado


           Tras el ataque al “Atago”, tomó el mando del grupo el comandante de la división no. 1 de acorazados, vicealmirante Matome Ugaki, hasta que fue transbordado al “Yamato” el vicealmirante Kurita, retomando el mando, hacia las 15:00 horas. Después de los ataques con torpedos, la agrupación japonesa veía submarinos por todas partes hasta que se fueron serenando los ánimos.

           Kurita continuó con la ruta prevista, atravesando el estrecho de Mindoro y luego el de Tablas para entrar en el Mar de Sibuyán.


           Desde que la agrupación de Kurita fue avistada, a las 08:10 horas del día 24, en el estrecho de las Tablas, sufrió repetidos ataques en lo que se conoce como…       

      La Batalla del Mar de Sibuyán - Fin del "Musashi".-

           A las 07:43 horas la agrupación adoptó la formación de crucero a.a., con las unidades divididas en dos anillos concéntricos. El “Musashi” se posicionó a estribor de la unidad líder, la No. 1. En ese momento el “Musashi” tenía un pequeño asiento apopante (algo más de calado a popa que a proa).

           A las 08:10, los vigías del “Musashi” reportaron el avistamiento de tres aviones de reconocimiento armado tipo Consolidated PB4Y. Se hizo sonar la alarma aérea. Un avión de reconocimiento del “USS Intrepid” (CV-11) es detectado visualmente. Durante la siguiente hora, el personal del “Musahsi” intentó interferir las comunicaciones de radio del avión sin éxito.

           Desde el “Yamato”, los aviones son avistados en marcación 10ª (10º a estribor de la misma proa) a 31 millas de distancia. Se incrementa la velocidad a 18 nudos.

      Primer ataque aéreo.-

           A las 10:18 horas, los vigías avistaron unos 40 aviones embarcados enemigos en marcación 110 (20º a popa del través de estribor).

           A las 10:25, el “Musashi abre fuego.

           A las 10:26, el “Yamato” abre fuego contra los aviones atacantes con sus cañones principales usando utilizando munición Tipo 3 (sanshiki-dan).

           A las 10:27, el “Musashi”, navegando a 24 nudos, es atacado por ocho bombarderos en picado Curtiss SB2C “Helldivers” del “USS Intrepid”. Cuatro impactos próximos a la proa causan pequeñas vías de agua por debajo de la flotación. Una bomba de 500 libras (227 kg.) impactó en la torre no. 1 pero no perforó el blindaje del techo.

           A las 10:29, e, “Musashi” fue atacado por tres “Avengers” del “Intrepid”. Un torpedo impactó en el centro del buque, por la banda de estribor, ligeramente a popa del puente. Provocó una inundación de 3.000 tons (3.048 tm.) de agua y una escora de 5,5º a estribor que fue reducida a 1º por medio de contra-inundación. Un torpedo impactó en el CP “Myoko”. Dos “Avengers” fueron derribados y un tercero (éste del “USS Cabot”) falló el ataque debido al intenso fuego a.a..

      TBF Grumman "Avenger"


           La explosión del torpedo bloqueó la dirección de tiro principal del “Musashi”, que supuestamente era a prueba de sacudidas. Esta pérdida afectó totalmente el plan del contralmirante Inoguchi para la defensa a.a. del “Musashi”. Antes de la batalla, Inoguchi, conocido como el mejor teórico en artillería de la Marina Imperial Japonesa, diseñó un elaborado esquema a.a. basado en el uso prolífico del “sanshiki-dan” (proyectil Tipo 3). El hecho de que el director principal fuese puesto fuera de servicio tan fácilmente le deprimió tanto que lo mencionó en su última carta al Almirante Toyoda, comandante en jefe de la F.C..

      Daños en el "Musashi" tras el primer ataque y sus condiciones de flotabilidad. Las dos imágenes se amplían con un "click".




           Durante este primer ataque, el “Musashi” disparó 48 proyectiles de 155 mm. (6,1”) y 160 de 127 mm. (5”) sobre los aviones norteamericanos.

           A las 10:32, dos aviones torpederos Grumman “Avengers”, procedentes del portaaviones ligero “USS Cabot”” (CVL-28), atacaron el “Yamato” sin lograr impactos (v. nota 3).

           A partir de las 10:47, los vigías de “Yamato”, “Musashi”, “Chokai”, “Noshiro” y “Kishinami” informan avistamientos de periscopios y estelas de torpedos. Varios falsos avistamientos retrasan el reagrupamiento de la flota.

      2º ataque aéreo.-

           A las 11:54, el radar Tipo 13 de exploración aérea del “Musashi” detectó aviones enemigos acercándose en marcación 290 (20º a proa del través de babor) a una distancia de 81 km.

           A las 11:57, se hizo otro contacto con aviones en marcación 210 (30º abiertos de la popa por babor) a 80 km. de distancia.

           A las 12:03, los aviones enemigos son avistados. Un segundo ataque realizado por 8 “Helldivers” (bombarderos en picado) procedentes del “Intrepid” se saldó con dos impactos de bomba y 5 impactos fallidos pero próximos al casco. Una bomba, que no estalló, atravesó dos cubiertas altas y salió por encima de la línea de flotación. Una segunda bomba estalló en el costado de babor por delante del montaje a.a. No. 4, de 127 mm., penetró dos cubiertas altas y explotó en la sala para tripulantes No. 10, en la cubierta intermedia. Algunos fragmentos rompieron una tubería de vapor en la sala de máquinas no. 2, que estaba directamente debajo. Esta sala de máquinas y la adyacente sala de calderas No. 10 se llenaron rápidamente de vapor recalentado y fueron abandonadas. El daño causó la inutilización del conjunto eje/hélice interior de babor y la velocidad del “Musashi” cayó a 22 nudos. Dos “Helldivers” fueron derribados.

           A las 12:06, Nueve “Avengers” (bombarderos/torpederos) lanzaron otro ataque de tipo “yunque y martillo”. Un bombardero fue tocado por la artillería a.a. y dio la vuelta. Los ocho aviones torpederos restantes obtuvieron 3 impactos en el costado de babor, en el área central del buque, causando una escora de 5º. El primer torpedo impactó en el costado, a la altura de la torre No. 1. El segundo inundó el compartimento de maquinaria hidráulica no. 2 y el tercero inundó la sala de máquinas No. 4. Los compartimentos cercanos fueron apuntalados. Después de realizar la contra-inundación inmediata la escora se redujo a 1º a babor, pero el “Musashi” estaba hundido de proa 6 pies (1,83 m.).  Se incrementó las revoluciones de las tres hélices restantes para mantener la velocidad de 22 nudos del resto de la flota.

      Daños en el "Musashi" tras el segundo ataque y sus condiciones de flotabilidad. Las dos imágenes se amplían con un "click".



               

           Durante este ataque, el “Musashi” cambió la dirección de tiro del puesto principal al secundario de popa. Disparó nuevo proyectiles Tipo 3 de 460 mm., 17 de 155 mm.  más de 200 de 25 mm.. Después de la primera salva de la artillería principal, un fragmento de bomba penetró la boca del cañón central de 460 mm. de la torre No. 1 y detonó un proyectil Tipo 3 que acababa de ser cargado. La explosión resultante inutilizó la maquinaria de elevación de la torre, poniéndola fuera de servicio. Después de que esta torre quedase inutilizada, las dos torres restantes dispararon 45 “sanshikidan” para hacer un total de 54 en el ataque.

           A las 13:12, Kurita ordenó reducir la velocidad de la flota a 22 nudos para que el “Musashi” pudiera mantener la formación.


      Continuará…


      • Nota 1: Isla Manus: isla del archipiélago de las Bismarck, al NW de Nueva Bretaña
      • Nota 2: Submarinos “Darter” y “Dace”: tipo “Gato”, equipados con 10 tubos lanzatorpedos, 6 a proa y 4 a popa.
      • Nota 3: “USS Cabot”: portaaviones ligero del tipo “Independence”, construido modificando el caasco de un crucero ligero del tipo “Cleveland” que iba a recibir dl nombre de “Wilmington”; después de la guerra prestó servicio en la armada española con el nombre de “DEDALO”.

       
      Bibliografía:
      -   www.combinedfleet.com – Bob Hackett y Sander Kingsepp
      -   La mayor batalla naval de la historia – Bernard  Ireland – Osprey Publishing
      -   Golfo de Leyte, una armada en el Pacífico – Donald Macintyre – San Martín
      -   Musashi / The final days – The USS Flier Project – www.ussflierproject.com[/size]
      « última modificación: 19 de Febrero de 2016, 15:58:10 pm por Tamino53 »

      "La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
      Carl von Clausewitz

      Desconectado Tamino53

      • Miembro Junior
      • **
      • Mensajes: 74

      Re:Los acorazados clase Yamato

      « Respuesta #14 en: 26 de Enero de 2016, 13:33:42 pm »
      Vida operativa del “Yamato” y del “Musashi” - (6ª parte).-

      Vidas operativas simultáneas del “Yamato” y el “Musashi” (“Y” y “M”) -(Continuación).La Batalla del Mar de Sibuyán - Fin del "Musashi" - Continuación.-

      3er. ataque aéreo.-

           A las 13:31, El Yamato” abre fuego sobre aviones de la Fuerza Operativa 38.3 (v. nota 1).  El “Musashi” sufre el tercer ataque, esta vez de 29 aviones del “USS Essex” (CV-9) y del “USS Lexington” (CV-16). Es atacado por dos cazas F6F “Hellcats”. Luego, cuatro bombarderos en picado “Helldivers” obtienen dos impactos fallidos pero próximos al casco en la banda de estribor, uno en el centro del buque y el otro en el través de la torre principal No. 3 que causa bajas en las tripulaciones de los cañones a.a. próximos.

           Seis torpederos “Avenger” lanzan tres ataques adicionales del tipo “yunque y martillo”. Consiguen cuatro impactos de torpedo. El primero impactó en la banda de estribor, a proa de la torre No. 1. La onda expansiva penetró tanques de combustible, compartimentos estancos y destrozó las salas de corredera e hidrófonos. Un hospital temporal en la proa se inundó de monóxido de carbono. Hubo muchas bajas.       

           A continuación, tres  vuelos de “Helldivers” obtuvieron cuatro impactos de bomba en babor, cerca de la torre No. 1. Otro torpedo impactó en la amura de estribor, inundó los pañoles de provisiones y causó más escora a estribor. El tercer torpedo impactó en el costado de babor, a proa de la torre No. 1 y el cuarto lo hizo en la misma banda pero en el centro del buque.

           A las 13:50, un bombardero en picado Curtiss SB2C “Helldiver” del “USS Essex” (CV-9) lanzó dos bombas perforantes que dañaron la amura de babor del “Yamato” al través de la torre No. 1 de artillería principal. Fue el punto final del tercer ataque.

      Daños en el "Musashi" tras el tercer ataque aéreo y sus condicienes de flotabilidad. las dos imágenes de amplían con un "click"




           En el “Musashi”, las medidas de contra-inundación reducen la considerable escora a estribor a 1º. El buque está ahora hundido de proa 13 pies (3,96 m.) con casi todos los tanques de trimado y espacios vacíos llenos. La velocidad cayó a 20 nudos y comenzó a quedarse atrás de la 1ª sección de la Fuerza “A”. Durante este ataque, disparó 35 proyectiles Tipo 3 de 460 mm., 79 de 155 mm. y más de 500 de 25 mm..

      4º ataque aéreo.-

           A las 14:12 horas, El cuarto ataque se dirige hacia los “Yamato” y “Nagato”. Lo realizaron ocho cazas “Hellcats” y 12 bombarderos en picado “Helldivers” del “USS Essex”. El “Musashi continuó navegando retrasado de su sección. Inoguchi informó a Kurita que, pese a los daños de su buque, era capaz de navegar a 20 nudos.

           A las 14:13: Los vigías del “Yamato” vieron los aviones del “Essex” aproximándose. Kurita ordenó aumentar la velocidad de la flota a 22 nudos.

           A las 14:30, El “Yamato” fue atacado por cuatro cazas “Hellcat” y 12 bombarderos en picado “Helldivers”. Lanzaron cinco bombas perforantes de 1.000 libras (453 kg.) y otras 7 perforantes de menor peso. La primera bomba penetró la cubierta del castillo, demolió la caja de cadenas de babor, explotó bajo la línea de flotación, reventó una plancha del costado y abrió un boquete en la amura. Dos bombas impactaron en la torre No. 1. Una abrió un boquete sobre la línea de flotación. Otra bomba penetró en los alojamientos de la tripulación, a través de la cubierta superior.

           El “Yamato” embarcó 3.000 tons (3.048 tm.) de agua de mar y  tomó una escora de 5º a babor. El control de daños la redujo a 1º por medio de contra-inundación. Aproado, mantuvo un asiento de 2 pies y 8 pulgadas (0,81 m.).

           A las 14:45: El Capitán Haruo Mayuzumi, comandante del CP “Tone”, sugirió que la 2ª sección al completo prestara apoyo artillero  al “Musashi” para defenderlo de ataques torpederos adicionales.

      5º ataque aéreo.-

           A las 14:55 horas, 69 aviones del “USS Enterprise” (CV-6) y “Franklin” (CV-13) empezaron el quinto ataque del día sobre la flota de Kurita. Algunos pilotos del “Enterprise” informaron que el “Musashi” se iba quedando rezagado de los otros buques, dejando un rastro de combustible y moviéndose a 8 nudos. En el “Musashi” se izó la señal “aviones enemigos avistados”.

           A las 15:15, nueve “Helldivers” del “Enterprise” obtuvieron cuatro impactos con bombas perforantes de 1.000 libras (453 kg.). Los tres primeros alcanzaron el área de la amura de babor y causaron daños bajo las cubiertas. El grupo humano de control de daños de proa fue aniquilado por completo. La cuarta bomba destrozó la oficina del mayordomo.

           Ocho “Avengers” lanzaron ataques de tipo “yunque y martillo” y obtuvieron tres impactos de torpedo. Los dos primeros impactaron en ambas amuras (babor y estribor). El tercero impactó el costado de estribor al través de la chimenea, cerca de donde impactó el torpedo del 1er. ataque, inundando el local del enfriador de la sala de máquinas No. 3 y el compartimento de la maquinaria hidráulica de estribor. Se produjeron algunas filtraciones en la Central de Control de Daños que fue apuntalada. Los pilotos norteamericanos informaron a su regreso, que el “Musashi” estaba humeante, muy hundido de proa y muerto en el agua.

      Daños en el "Musashi" tras el quinto ataque aéreo. Las imagen se amplía con un "click"


           El “Musashi” estaba, en realidad, hundido de proa, pero moviéndose a 16 nudos con tres hélices. Después de efectuar contra-inundaciones, su escora a estribor se redujo a 1 o 2 grados, pero su velocidad cayó a 13 nudos.

      6º ataque aéreo.-        

           Casi continuando el ataque anterior, 75 aviones del “Intrepid” (34),”Franklin” (30) y “Cabot” (11) hicieron el sexto ataque de la jornada reemplazando los aviones del “Enterprise” que ya regresaban.

           A las 15:25, tres de los “Helldivers” del “Franklin” reclamaron haber logrado dos impactos con bombas perforantes de 500 libras (227 kg.). Nueve de sus “Avengers” atacaron después. Dos fueron derribados.

           A las 15:30, Siete “Helldivers” del “Intrepid” atacaron, seguidos por dos de sus “Avengers”. Una bomba de 500 libras penetró el ala derecha del puesto de defensa a.a. y detonó en el primer puente. Ambos, el puente y la sala de operaciones adyacente salieron ardiendo.  52 tripulantes fueron muertos y 20 heridos, incluyendo el comandante del “Musashi”, el almirante Inoguchi. Después de extinguir los fuegos, Inoguchi asumió el mando desde el segundo puente.

           Tres bombas detonaron en el pasadizo de babor de la cubierta del castillo, al través de las torres principales de proa. Dejaron fuera de servicio dos montajes simples y uno triple de cañones a.a. de 25 mm., la sala principal de comunicaciones, la sala de telegrafía No. 1 y la sala de telefonía. Las ondas expansivas penetraron en las salas de calderas Nos. 4 y 8.

           Las dos bombas siguientes explotaron en la banda de estribor de la cubierta del castillo, al través de la superestructura. Destruyeron dos montajes simples y uno triple de la artillería a.a. de 25 mm. La séptima bomba impactó en la protección de los tripulantes de los cañones a.a. centrales, causando mucho daño en la cubierta de señales. La octava bomba explotó en el sollado de la tripulación No. 5 y destruyó el hospital cercano. La novena bomba impactó la torre No. 1 de artillería principal. Finalmente, la décima bomba explotó en estribor, en la cámara de oficiales.

           Tres torpedos impactaron en el costado de babor y dos en estribor casi simultáneamente, causando muchos daños e inundaciones en el costado de estribor. El primero de esos torpedos impactó en babor (cerca de un impacto del segundo ataque) al través de la torre No. 1, e inundó el pañol inferior de cargas propulsoras. El segundo torpedo inundó lentamente la sala de calderas No. 8 y, poco después, la adyacente de popa No. 12. Casi simultáneamente, una bomba explotó sobre la sala de calderas No. 8 y la onda expansiva penetró en ese local.

           Los cuatro torpedos siguientes impactaron en babor, añadiendo más inundación a la sala de calderas No. 8 y al pañol de munición de 25 mm. de popa. Tres de esos cuatro torpedos impactaron el costado en su parte central, en las proximidades de la sala de máquinas No. 4. Una sección del forro del casco de unos 30 pies (9,14 m.) de longitud fue arrancada. La inundación de la sala de máquinas causó la pérdida del otro eje de propulsión de babor. La velocidad cayó a 6 nudos.

           Los últimos dos torpedos impactaron en la banda de babor, a popa, inundando el pañol de munición No. 6 de los cañones a.a. de 127 mm., el local de la aguja giroscópica de popa y el túnel del eje de la hélice exterior de babor. Uno de esos dos impactos se produjo bajo la torre de 155 mm. de la artillería secundaria. El “Musashi” tomó una escora de 10º a babor. La tripulación contra-inundó nuevamente y redujo la escora a 6º. El sistema de gobierno principal dejó de funcionar temporalmente con el timón principal bloqueado en posición de 15º a babor. El buque comenzó a virar a babor, pero el problema fue solucionado rápidamente y retomó el rumbo. Otro “Avenger” fue abatido y otros tres  dañados, al igual que tres “Helldivers”.

      Daños en el "Musashi" tras el sexto ataque aéreo y sus condiciones de flotabilidad. Las dos imágenes se amplían con un "click"




           En total, la Fuerza “A” soportó ataques de 259 aviones embarcados durante el día. El “Musashi” recibió un total de 19 impactos de torpedo (10 en babor y 9 en estribor), 17 impactos de bomba y 18 impactos en el agua próximos al casco.   

           A las 15:30 horas, el Almirante Kurita ordenó dar la vuelta poniendo rumbo 290.

           A las 17:15, la Fuerza “A” volvió a invertir su rumbo y a las 23:30, la Fuerza “A” entró en el estrecho de San Bernardino en línea  de fila.  La batalla del golfo de Leyte continuaba pero el “Musashi” agonizaba.

      La Agonia de un gigante.

           A las 16:21, la fuerza de Kurita se aproximaba al “Musashi” que aproaba al N con una escora de 10 grados a babor, hundido de proa 26 pies (7,92 m.) con la cubierta del castillo a flor de agua. Kurita destacó el CP “Tone” y los destructores “Shimakaze” y “kiyoshimo” para darle escolta.

      El "Musashi" hundiéndose de proa 


      Todo el personal sin cometido específico y los heridos fueron agrupados en el extremo de estribor para contrarrestar la escora. El ancla de babor fue arrojada al mar.  El arroz y otros consumibles de los pañoles, así como la madera usada en las operaciones de control de daños, fueron estibadas en la banda de estribor. En un último intento de reducir la escora, los espacios de la tripulación a estribor popa, algunas salas de calderas y la sala de máquinas No. 3 de estribor (la situada más cerca del costado) fueron inundadas accionando las válvulas de fondo (Kingston). Como consecuencia, el “Musashi” perdió otro eje/hélice de propulsión. El almirante Inoguchi intentó hacer embarrancar el buque en la playa, pero las máquinas se pararon antes de que pudiera conseguirlo.

      El final del "Musashi".Fijaros en su escora final. Un "click" en la imagen para ampliarla



           A las 19:15, Cuando la escora alcanzó los 12 grados, Inoguchi dio la orden de “preparados para abandonar el buque”. El Segundo Comandante, Capitán Kenkichi Kato, agrupó la tripulación en la cubierta de popa. Se arrió la bandera de combate. El Almirante Inoguchi se retiró a su cámara y no se le volvió a ver.




           A las 19:30, después de alcanzar una escora de 30 grados a babor, el “Musashi” empezó lentamente a dar la vuelta. El Capitán Kato dio la orden de abandonar el buque. Ordenó llevarse el retrato del Emperador. El “Shimakaze” recogió 635 de los 796 supervivientes del CP “Maya”, que el “Musashi” había tomado a bordo cuando el crucero se hundió en el paso de Palawan.

           A las 19:36,  el “Musashi” zozobró a babor y se hundió de proa en una profundidad de 4,430 pies (1.350 m.) en el mar de Sibuyán, en posición 13-07N, 122-32E. Se escucharon dos explosiones submarinas. 

           Los destructores “Kiyoshimo”, “isokaze” y “Hamakaze” rescataron 1.376 supervivientes incluyendo al Capitán Kato, pero 1.023, de los 2.399 hombres que componían su tripulación, perecieron incluyendo a su comandante el Contralmirante Inoguchi, que fue ascendido a Vicealmirante, a título póstumo.

      Fotografías del "Musashi" bajo los ataques norteamericanos. En esta primera se ve como una bomba da de lleno


      Esquivando torpedos. Pueden adivinarse las estelas en la primera foto y como le alcanza uno en la segunda
                                             


      Bajo un ataque generalizado de bombas y torpedos



           Por el bando contrario, los norteamericanos perdieron 18 aviones que fueron derribados y, probablemente, sus pilotos.

           El día 25, a las 02:30 horas, los norteamericanos interceptaron y descifraron un mensaje que decía: “Completadas las operaciones de rescate del acorazado Musashi a las 02:15 del 25. Seguidamente las cifras de personal rescatado: Hamakaze: 2º comandante y 800 hombres (de los cuales 30 son oficiales). Isokaze: 30 oficiales y 410 marineros. La escolta llegó a Coron a las 17:30”.

           El 31 de Agosto de 1945 el “Musashi” fue dado de baja en la lista de buques de la Marina Japonesa.


      Continuará…

      -   Nota 1: TG 38.3 (Fuerza Operativa 38.3): portaaviones de ataque “Essex” y “Lexington”; portaaviones ligeros “Langley” y Princeton”.

       
      Bibliografía:
      -   www.combinedfleet.com – Bob Hackett y Sander Kingsepp
      -   La mayor batalla naval de la historia – Bernard  Ireland – Osprey Publishing
      -   Golfo de Leyte, una armada en el Pacífico – Donald Macintyre – San Martín
      -   Musashi / The final days – The USS Flier Project – www.ussflierproject.com
      « última modificación: 26 de Febrero de 2016, 14:22:15 pm por Heinz von Westernhagen »

      "La guerra no es más que la continuación de la política del Estado por otros medios"
      Carl von Clausewitz

       

      Real Time Web Analytics