Autor Tema: La arrogancia de los polacos en el verano del 39  (Leído 18707 veces)

Karl H. Guderian

  • Visitante

La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« en: 11 de Marzo de 2006, 12:44:43 pm »
El día 23 de agosto, con el pacto germano - soviético listo, todo había cambiado: el fin de Versalles había llegado. Hitler proclamó que un alemán de Dantzig era tan alemán como un bávaro o un sudeta. Gran Bretaña y Francia aceptaron el ofrecimiento de Mussolini, que había propuesto una reunión internacional, para revisar las cláusulas del maldito tratado. En el Oeste esperaban que Hitler cediera. Por su parte Adolf esperaba que el Oeste reconociera que Dantzig, ciudad históricamente alemana, era germana.
A Hitler le parecía imposible, que los polacos pudieran negarse a aceptar los siguientes puntos: “Vuelta de Dantzig al Reich; concesión de una carretera y una vía férrea extraterritorial a Alemania a través del corredor polaco; concesión de un puerto libre en Dantzig en beneficio de Polonia y conclusión de un pacto de no agresión por veinticinco años entre Polonia y Alemania.”
Pero se negaron de una forma tan tajante, que a cualquiera le hubiera hecho soltar chispas. Hicieron declaraciones públicas de este tipo: “Que los franceses se ocupen de los italianos y nosotros nos encargaremos de los alemanes. Dentro de un mes, el Ejército polaco desfilará por Berlín y pasará bajo la Puerta de Brandeburgo.”
En realidad, lo único que ganaron los arrogantes polacos es encontrarse hasta los años noventa bajo el yugo soviético y ser una nación de segunda o tercera fila exportadora de emigrantes. Hubiera bastado con que los polacos se hubieran dignado a hablar con Hitler. Pero se negaron con una suficiencia que provocó la desesperación de la diplomacia francobritánica, como más adelante se sabría. Nunca antes se emprendió una guerra en condiciones tan absurdas. Los polacos se negaron a negociar o tratar con Alemania en todo momento. Los franceses y los ingleses lo intentaron todo por cambiar esta actitud que iba a resultar terrible para Europa.
El 31 de agosto, a las 18:00 Lipsky (el embajador polaco destinado en Berlín) consintió tratar con Ribbentrop. Éste le preguntó:
-   ¿Tiene usted poderes para negociar?
-   No tengo poder alguno
Era intolerable. Lo único que les quisieron decir con aquella actitud fue: Arréglense con franceses e ingleses. Si nos atacan, se las verán con ellos. Nosotros no queremos saber nada.
Un cuarto de hora después, Hitler redactó la directriz número 1 para la invasión de Polonia al día siguiente, 1 de septiembre, a las 4:45. Los planes para la invasión de Polonia decían en su introducción: “Una vez agotadas todas las posibilidades de resolver por medios pacíficos una situación que se ha hecho intolerable para Alemania en la frontera del este, he decidido recurrir a una solución de fuerza.”
No se pueden dar excusas, pero si explicaciones:
Algunos de los 448 artículos del Tratado de Versalles, que el mismo Papa Benedicto consideró monstruoso, habían arrancado a Alemania y entregado a Polonia territorios en los que vivían todavía un millón de alemanes. Personas que sólo querían vivir en paz. Pero a partir de julio de 1939, su situación se volvió insostenible. Amenazadas y oprimidas, aquellas minorías germanas, se vieron obligadas a abandonar su propia tierra, en la que vivían gracias a grandes sacrificios por su parte. Interminables filas de refugiados comenzaban a llegar al Reich, lo habían perdido todo, estaban en estado penoso. Sus casas fueron incendiadas y saqueadas; robaron y degollaron a sus ganados, quemaron los cultivos, violaron a las mujeres, se había asesinado a algunos alemanes... Puede que los relatos no fueran exactos en ciertas ocasiones. Esa gente quedó impactada, fue humillada, incluso las mujeres y los niños. ¿Hace falta añadir algo más? Los polacos disparaban sin reparo contra los aviones de comercio alemanes. Hubo, es verdad, provocaciones por ambos lados. Pero no se reconoció el derecho de Alemania sobre Dantzig. Hubo un delirio polaco, como  también lo hubo alemán. Incluso de haberlo querido, ninguno de los dirigentes nacionalsocialistas, ni el mismo Hitler, hubieran podido calmar a los alemanes que vivían en las fronteras, que bramaban contra los polacos.
¿Dónde comenta Churchill en sus memorias algo sobre los actos de pillaje polacos? ¿Hay acaso alguien que nombre estas barbaridades en algún sitio? Nadie. Para todo el mundo Alemania, su pueblo, Hitler y los demás altos cargos del régimen fueron acusados de ser los únicos culpables de esa guerra, por defender un derecho histórico y a sus compatriotas. Obviamente el mundo tiene que buscar siempre culpables, ¿y quién mejor que Alemania? Espero que algún día alguien tenga la dignidad de reconocer, o al menos intentarlo, que los alemanes no fueron los culpables de todo lo que ocurrió aquel triste verano de 1939.
Semejante situación no podía durar mucho tiempo. Hitler, pensando que las potencias occidentales, y no sólo eso, sino todos los países mínimamente civilizados lograrían convencer a Polonia, aplazó el plan de ataque, listo para el 2 de agosto y más tarde, el 26 del mismo mes. Además de soportar las humillaciones de los polacos, ¿podría retroceder por tercera vez? Era cosa de prestigio, la Werhmacht se impacientaba. Si Varsovia hubiese aceptado negociar aquel 31 de agosto, la historia se habría escrito de otra manera. Pero de nuevo apareció el enorme vacío diplomático.
Hitler no se dio cuenta de lo que estaba desencadenando. Jamás pensó en una conflagración mundial, porque no estaba preparado para una guerra total; de haberlo estado, puedo asegurar que el mundo hubiera quedado deslumbrado por Alemania y su poder; pero Hitler pensó que el conflicto permanecería localizado en pequeños focos. Por si fuera poco, pidió a sus soldados que no combatieran en el Oeste.
Para resumir lo ocurrido en Polonia, podemos decir que fue aplastada en dos semanas y su Ejército, que debía haber desfilado bajo la Puerta de Brandeburgo, capituló sin condiciones. Polonia ya no pudo levantar cabeza en unos cincuenta y cinco años.
Cuando Göring se enteró de la declaración de guerra francobritánica, que fue comunicada el 3 de septiembre dijo: “¡Qué Dios se apiade de nosotros si perdemos esta guerra!”
Había comenzado para Alemania, para toda Europa, una catastrofe sin precedentes en la historia de la humanidad. Pero que se debatiría con especial crudeza sobre el pueblo alemán.

Sigel

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #1 en: 11 de Marzo de 2006, 18:40:10 pm »
En efecto Karl, cuesta trabajo comprender la imbecilidad de los políticos polacos, a menos que se considere que no eran en absoluto movidos por los intereses reales del pueblo polaco, sino que miraban más bien por los de muy otro género.
Hitler se mostró mucho más accesible con Mussolini, por ejemplo, cuando prefirió arreglar mediante un acuerdo el problema del Tirol sin arriesgar por ello una conflagración con Italia, mucho menos llevar a toda Europa a otra desvastadora guerra global.
Ni siquiera el megalómano personaje que dirige el actual gobierno cubano, osó (por ejemplo) en los días de total apoyo soviético, tocar ni con el pétalo de una flor la base naval norteamericana de Guatánamo.
Basten estas muestra para comprender, por atrevida comparación, la estúpida ceguera (que considero además criminal) de las autoridades polacas en vísperas de la II GM.
Pero lo que más me choca de los polacos es su victimismo.
Culpan, por supuesto, a los alemanes de la guerra.
También a sus aliados de no haberlos apoyados suficientemente.
Además, culpan a los soviéticos de atacarlos a traición...
Lloran lágrimas de cocodirlo por la suerte de los judíos, cuando se felicitan bajo cuerda de que Hitler los librara de ellos...
Y todo cuando los principales culpables de su desgracia son ellos mismos, que tuvieron que pagar el precio de los colosales errores de sus políticos.
Lamentable.

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #2 en: 11 de Marzo de 2006, 18:48:48 pm »
En efecto Sigel es lamentable, tu has añadido cosas que hablan por si solas. ;)
Pero no olvidemos que son los actos políticos los que sirven para juzgar a un país, pero el pueblo no puede ser introducido en esta dinámica el pueblo polaco, que es indudable querría la paz.
A pesar de todo, su papel en el periodo de la Conferencia de Paz de 1919 fue lamentable, apropiándose en contra de los deseos de los aliados y por la fuerza militar de territorios que no les pertenicían étnicamente hablando.

Desconectado Nonsei

  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.681

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #3 en: 14 de Marzo de 2006, 21:41:24 pm »
Falta algún comentario sobre la ruptura de los acuerdos de Munich y la invasión de Checoslovaquia. La reclamación alemana sobre Danzig vino justo después de eso. Era imposible que Hitler convenciese a nadie para negociar.

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #4 en: 14 de Marzo de 2006, 23:38:02 pm »
Creo que si que se hubiese negociado, sinceramente, los aliados esperaban que los polacos aceptaran una mediación, de hecho Mussolini propuso una conferencia de paz...
Pienso que se tenía que haber dado la oportunidad de revisar todo el Tratado de Versalles, para poder cambiar todo aquello que en su momento se pensó sería bueno pero luego fue un error... De todas formas, es innegable el decir que Hitler buscó la guerra, otra cosa ya es prepararla convenientemente.

Graf

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #5 en: 15 de Marzo de 2006, 17:09:02 pm »
Falta algún comentario sobre la ruptura de los acuerdos de Munich y la invasión de Checoslovaquia. La reclamación alemana sobre Danzig vino justo después de eso. Era imposible que Hitler convenciese a nadie para negociar.

La vieja excusa de todos los días. No se niegan los hechos históricos expuestos, se excusan en con el argumento de "como ya habian hecho tal cosa terrible se podia suponer con certeza que lo iban a hacer otra vez...".

Mas o menos la cosa va así. Dos niños se pelean en la escuela, uno de ellos en vez de irse a los golpes trata de hablar con el otro, el cual se niega y busca apoyo en los demás, todos los cuales le niegan la posibilidad de dialogo al que trata de hacerlo con la excusa de que "antes no se ha podido hablar contigo"... Luego se pelean y la culpa la tiene el que quiso hablar... Bueno cuetsión de estilos...  ::)

Aun cuando dijeramos que es un argumento de considerar, pordemos usarlo para cualquier cosa, así podriamos decir que ¿Para que Alemania iba a ponerse a negociar despues de lo que le habian hecho en Versalles? Debia ir a la guerra de una vez.

De forma que es una simple excusa sin sentido, una forma de expiar las culpas propias en la conducta previa del otro, que además nos llevaría, como se muestra, a un circulo vicioso.

Desconectado Nonsei

  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.681

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #6 en: 15 de Marzo de 2006, 19:26:12 pm »
Sí, es la vieja excusa. Alemania reivindicó la región de los Sudetes. Nadie quería una guerra y al final todos se sentaron a negociar. La negociación acabó concediendo a Alemania todo lo que pedía, pero no todo lo que quería, porque la reivindicación de los Sudetes sólo era el primer paso para la neutralización de Checoslovaquia. Unos meses después la Wehrmacht entraba en Praga. A los once dias de eso Alemania presenta sus reivindicaciones sobre Danzig y el corredor. Pero los polacos no tenían que tener en cuenta lo que le acababa de pasar a Checoslovaquia, a lo mejor sabían que Hitler les tenía mucha más simpatía a ellos que a los checos. Y a los aliados les acababan de engañar y de reirse en sus narices, pero tampoco era algo a tener en cuenta, estas cosas hay que tomárselas con sentido del humor. Así que lo lógico habría sido volver a repetir la conferencia de Munich, y otra vez Europa se habría salvado de la guerra, aunque unos meses después la Wehrmacht estuviese desfilando por Varsovia.

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #7 en: 15 de Marzo de 2006, 21:34:28 pm »
Yo reconozco que es un tema complicado, es difícil creer en la buena voluntad de los alemanes a esas alturas, pero creo que a los polacos les ofrecieron condiciones razonables Nonsei. Ah, con respecto a lo de que faltaban referencias a la conferencia de Munich etc. te diré que bien sabía que las reclamaciones de Dantzig vinieron después, y a pesar de todo los aliados se comían las uñas por las negativas de los polacos, que en 20 años de "paz" no hicieron una a derechas.

Graf

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #8 en: 16 de Marzo de 2006, 01:34:34 am »
Pero los polacos no tenían que tener en cuenta lo que le acababa de pasar a Checoslovaquia, a lo mejor sabían que Hitler les tenía mucha más simpatía a ellos que a los checos. Y a los aliados les acababan de engañar y de reirse en sus narices, pero tampoco era algo a tener en cuenta, estas cosas hay que tomárselas con sentido del humor. Así que lo lógico habría sido volver a repetir la conferencia de Munich, y otra vez Europa se habría salvado de la guerra, aunque unos meses después la Wehrmacht estuviese desfilando por Varsovia.

Esta parte de tu mensaje son puras... digamos que puros comentarios sin sentido y que me imagino que has hecho a son de broma debido a la imposibilidad de responder seriamente, por lo tanto lo obvio y solo voy a responder la primera parte que es lo único en que pareces haber hecho un intento serio de responder.


Citar
Sí, es la vieja excusa. Alemania reivindicó la región de los Sudetes. Nadie quería una guerra y al final todos se sentaron a negociar. La negociación acabó concediendo a Alemania todo lo que pedía, pero no todo lo que quería, porque la reivindicación de los Sudetes sólo era el primer paso para la neutralización de Checoslovaquia.


Si claro, el asunto es que no se esta discuitendo lo de checoeslovaquia. Se discute lo de Polonia. Ya se que lo estas usando como excusa, pero te pido que releas mi mensaje anterior, y veras todos los argumentos que use para explicar porque tu excusa no srive. Si a ti te parece que mis argumentos no sirven explica porque. Pero no vengas cada ves que yo argumente contra lo que has dicho a volver a poner los mimo, porque caemos en un circulo vicioso. Puse mis razones por las cuales tu excusa no sirve, ¿te parece que me equivoco? di porque, no te limites a repetir la excusa, proque entonces yo me voy a limitar a copiar y pegar una y otra vez lo mismo. De hecho lo hago.

Citar
La vieja excusa de todos los días. No se niegan los hechos históricos expuestos, se excusan en con el argumento de "como ya habian hecho tal cosa terrible se podia suponer con certeza que lo iban a hacer otra vez...".

Mas o menos la cosa va así. Dos niños se pelean en la escuela, uno de ellos en vez de irse a los golpes trata de hablar con el otro, el cual se niega y busca apoyo en los demás, todos los cuales le niegan la posibilidad de dialogo al que trata de hacerlo con la excusa de que "antes no se ha podido hablar contigo"... Luego se pelean y la culpa la tiene el que quiso hablar... Bueno cuetsión de estilos... 

Aun cuando dijeramos que es un argumento de considerar, pordemos usarlo para cualquier cosa, así podriamos decir que ¿Para que Alemania iba a ponerse a negociar despues de lo que le habian hecho en Versalles? Debia ir a la guerra de una vez.

De forma que es una simple excusa sin sentido, una forma de expiar las culpas propias en la conducta previa del otro, que además nos llevaría, como se muestra, a un circulo vicioso.

En resumen, con tu teoria de porque no habia que negociar, tenemos para estar en guerra siempre.


Citar
Unos meses después la Wehrmacht entraba en Praga. A los once dias de eso Alemania presenta sus reivindicaciones sobre Danzig y el corredor.


Aqui creo que Karl te dio unas luces en su respuesta cuando dijo:

Citar
pero creo que a los polacos les ofrecieron condiciones razonables


Para estudiar el problema de Polonia y Danzig hay que estudiar el problema de Polonia y Danzig, no el de Checoeslovaquia.

Igual que para estudiar la guerra entre Alemania y Francia de 1940 se estudia la guerra entre Alemania y Francia de 1940 y no lo desgracidaos que fueron los franceses en Versalles (e incluso en lo abusos que cometieron durante el periodo de paz)...


Saludos.

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #9 en: 16 de Marzo de 2006, 14:14:29 pm »
Creo Graf que son sabias tus palabras, desde luego que el problema polaco era un paso más en el intento por abolir el sistema surgido de Versalles... No podemos negar la influencia que Munich tuvo sobre esta parte de entreguerras... pero no hay duda de que bajo ninguna circunstancia hubieran negociado los polacos. Nonsei, quizás convendría que relelleras mi artículo principal, creo que refleja bastante bien el proceder de los polacos y de manera bien argumentada.
« última modificación: 16 de Marzo de 2006, 14:16:06 pm por Karl H. Guderian »

Desconectado Nonsei

  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.681

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #10 en: 16 de Marzo de 2006, 14:53:41 pm »
El sistema surgido de Versalles ya se estaba desmontando. Desde la remilitarización de Renania, Alemania lo había incumplido una y otra vez, y los aliados siempre cedieron. Después de la ruptura de los acuerdos de Munich ya no podían ceder más. No se pueden separar como quereis hacer vosotros: ONCE DIAS DESPUES de la ocupación de Praga, Ribbentrop planteó las reivindicaciones sobre Danzig. Era el siguiente paso, despúes de Checoslovaquia a por Polonia. Y la estrategia había que pensar que iba a ser la misma. ¿Por qué iba a pensar nadie que si Polonia cedía con Danzig se iba a solucionar el problema? ¿No fue lo que pensaron con Checoslovaquia y los Sudetes? La crisis de los Sudetes fue el primer paso: crear la crisis, hacerse con la única linea defensiva posible de Checoslovaquia, y luego dedicarse a desmontar y debilitar el estado checo gasta su total neutralización. Danzig eran los Sudetes de Polonia, su única salida al mar. Si la perdía, Polonia quedaría encerrada por el norte, el sur y el oeste por Alemania, en una situación tan débil que, al igual que pasó con Checoslovaquia, su desaparición iba a ser cuestión de tiempo, sin posibilidad de recibir ayuda aunque tuviese quien quisiera mandársela. Y Hitler no se iba a parar consiguiendo Danzig, eso fue lo que demostró rompiendo los acuerdos de
Munich. Polonia se jugaba su supervivencia como país independiente, no podía ceder. Y los aliados, después de Munich tampoco. En Munich Hitler gastó la via de la negociación, él mismo se encargó de que no pudiese volver a usarla, rompiendo los acuerdos.

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #11 en: 16 de Marzo de 2006, 15:00:01 pm »
Pero los aliados si quisieron negociar Nonsei, eran los polacos los que se negaban, Hitler ofreció una razonable cosoberanía germano - polaca en Dantzig y además pedía un ferrocarril y una carretera, que no el Wathergau entero... no se que hay de malo en todo esto... los habitantes de la antigua ciudad hanseática anhelaban volver a ser alemanes.
En una guerra la defensa de Dantzig por mucho tiempo sería prácticamente imposible y su neutralización por mar inmediata, así que para Polonia, su valor militar era ínfimo, no así comercial. Los polacos se ganaron la declaración de guerra a pulso con sus palabras y sus acciones, lo que ocurre es que Hitler nunca pensó estar desencadenando un conflicto mundial. Creo que no merecía la pena luchar por una Polonia arrogante que nunca había escuchado a los aliados hasta que Alemania puso sus ojos en ella.

Desconectado Nonsei

  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.681

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #12 en: 16 de Marzo de 2006, 15:21:10 pm »
Los aliados lo habrían tenido muy fácil para obligar a Polonia a negociar: retirándole su garantía de defenderla. No lo hicieron, al contrario, la confirmaron varias veces.

Lo malo no eran las ofertas de Hitler, es que no importa las que fuesen, no eran creibles. Esa es la importancia de la ruptura de los acuerdos de Munich, y por eso no se pueden separar de la crisis polaca como si fuesen dos casos independientes.

El valor estratégico de Danzig para Polonia era enorme, vital. Tras la desaparición de Checoslovaquia, Polonia estaba rodeada. Sólo le faltaba perder en favor de Alemania su única salida al mar.

No confundas las declaraciones propagandísticas con la realidad. Por supuesto que los polacos se sabían muy inferiores a los alemanes. Por eso tenían tanto interés en conseguir las garantías aliadas para su defensa.

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #13 en: 16 de Marzo de 2006, 15:32:56 pm »
Pero Nonsei, por Dios, creían que llegarían a Berlin en una semana y lo pensaban de verdad. Y la manera en que despacharon a los diplómaticos alemanes o la forma de tratar a los alemanes que vivían en el Wathergau... eso es más que un motivo para declarar la guerra.
En cuanto a lo de Dantzig, repitiendo la cuestión que se hacía en todas las cancillerías en Agosto del 39: "¿MORIR POR DANTZIG?" para mi una insensata locura... al fin y al cabo ¿que ganó Europa con la declaración de guerra franco- británica del día 3? Nada, por que arriesgarse por unos polacos obstinados no merecía la pena.
Si de verdad crees que de haberse negociado por Dantzig Hitler se habría lanzado sobre Varsovia después, esto es algo que no cuestiono, es una posibilidad muy razonable, no lo niego, pero veo más un acuerdo por 25 años con los polacos como se propuso, para desde las fronteras más orientales de Polonia lanzar el ataque sobre la URSS, y luego ya se hubiera visto.
Desde luego esto son suponeres y creer en la buena voluntad de Hitler era difícil...Todos sabemos que Checoslovaquia tenía sus más que interesantes fábricas skoda, que nutrieron de munición a Alemania durante buena parte de la guerra, eran motivos económicos. Si se hubiera luchado debería haberse hecho por Checoslovaquia, que si era un aliado serio.
« última modificación: 16 de Marzo de 2006, 15:38:01 pm por Karl H. Guderian »

Graf

  • Visitante

Re: La arrogancia de los polacos en el verano del 39

« Respuesta #14 en: 16 de Marzo de 2006, 15:57:24 pm »
Citar
No se pueden separar como quereis hacer vosotros: ONCE DIAS DESPUES de la ocupación de Praga, Ribbentrop planteó las reivindicaciones sobre Danzig. Era el siguiente paso, despúes de Checoslovaquia a por Polonia. Y la estrategia había que pensar que iba a ser la misma. ¿Por qué iba a pensar nadie que si Polonia cedía con Danzig se iba a solucionar el problema? ¿No fue lo que pensaron con Checoslovaquia y los Sudetes?

En primer lugar, no es que se pueda separar es que son cosas diferentes. Como dijo Karl, los polacos nunca habrian negociado, la semilla de le guerra no se gestó en los primeros meses del 39. Independientemente de lo que paso los polacos no iban a negociar. Polonia habia sido ideada para servir de dique a Alemania, como tal se le habia tratado y como tal la habian manipulado y animado a actuar los aliados desde el fin de la guerra. Eran 20 años de animarla a ser belicosa, no fue una actitud que tuviera su origen en lo de Münich iban a acutuar igual o peor con o sin el. Lo que mal nace mal termina, Polonia nacio para enfrentarla a Alemania, excusar su comportamiento con lo de Münich es eso una excusa.


Citar
La crisis de los Sudetes fue el primer paso: crear la crisis, hacerse con la única linea defensiva posible de Checoslovaquia, y luego dedicarse a desmontar y debilitar el estado checo gasta su total neutralización.


1. La crisis no la creo Alemania en 1938, la crearon los aliados cuando robaron un pedozo de Alemania para darlo a los Checos.

2. Que Hitler desmontara el estado polocao lo veo dificil, Hitler murio en el 45 y Checoeslovaquia igual ya no existe, porque siempre fue una creación fictisia, nunca una nación, y por supuesto que se desmoronó no una si dos veces.

Citar
Danzig eran los Sudetes de Polonia, su única salida al mar

Claro que lo era, era un parte e Alemania robada, tienes razon eran lo mismo. Que fuera su salida al mar a mi no me importa. ¿O si mañana yo te robo la cartera luego voy a pretender, que tengo derecho legítimo a ella porque es la única que tengo.?

Citar
Si la perdía, Polonia quedaría encerrada por el norte, el sur y el oeste por Alemania, en una situación tan débil que, al igual que pasó con Checoslovaquia, su desaparición iba a ser cuestión de tiempo, sin posibilidad de recibir ayuda aunque tuviese quien quisiera mandársela.


Si lo que dices es verdad peor para ti. Estas aceptando que al igual que los checos eran una ficción y dependian de lo robado a Alemania.

Citar
Y Hitler no se iba a parar consiguiendo Danzig, eso fue lo que demostró rompiendo los acuerdos de
Munich.

Eso no se demostró, son conjeturas tuyas, con base más o menos cierta, pero no se demostró.

Bravo por tus palabras Karl.

 

Real Time Web Analytics