Autor Tema: ¡Arrivederci Africa Nostra!  (Leído 8229 veces)

Desconectado Molders

  • Miembro completo
  • ***
  • Mensajes: 157

¡Arrivederci Africa Nostra!

« en: 26 de Marzo de 2006, 15:52:39 pm »
Inmediatamente después de la consolidación de los desembarcos en Maruecos y Argelia las fuerzas aliadas se dirigieron a Túnez, donde fueron recibidas como libertadores. Así pudieron llegar en pocas horas hasta cerca de la capital de la colonia. Pero la reacción del Eje fue fulminante: el día 11 comenzaron a llegar a los puertos tunecinos tropas germano italianas, que pronto contuvieron la ofensiva y que, incluso, pasaron al contraataque.
Sin embargo, los días del Eje en África estaban contados: las tropas enviadas ya no podían dar vuelta a la situación y los suministros que requerían supusieron un esfuerzo adicional para la flota italiana que se consumió en la empresa.
Dos mil quinientos kilómetros al este, Rommel retrocedía lentamente ante la presión de Montgomery, cuya cautela permitió al zorro del desierto retirar al grueso de su ejercito, pese a la carencia de carburante, vehículos y tanques. Pero tal cautela no era totalmente gratuita porque en palabras del general británico Leese: “...Combatíamos mucho, casi una batalla al día, porque con la retaguardia alemana había pocas bromas. Todos los días Rommel combatía con algo”. Pero ni sus genialidades ni su audacia podrían ya compensar su falta de medios de combate.
Berlín y Roma comenzaron a vislumbrar su nefasto destino en África, pues sus efectivos estaban en una inferioridad numérica de 1 a 2 en el mejor de los casos y sus suministros de 1 a 10. Solo la entrada de España en guerra hubiera podido equilibrar algo la balanza permitiendo el contraataque y el abastecimiento a través del estrecho de Gibraltar.
Pero Madrid no mostraba ningún deseo de ir a la guerra. El General Jordana, ministro de Exteriores, declaraba que su misión era la de mantener a España lejos del conflicto. Franco tampoco tenia interés alguno, tanto que no escucho a su ministros falangistas que aconsejaban la intervención. Incluso, en consejo e ministros, se acordó rechazar la petición de paso del ejercito alemán, si tal demanda se producía.
Y Alemania, metida hasta el cuello en el cerco de Stalingrado, no podía distraer fuerza alguna para proyectar una invasión de España. En vista de la voluntad española de permanecer neutral y de los progresos de campaña de Tunes. Los aliados desactivaron el plan Backbone en febrero de 1943 y destinaron a la futura invasión de Italia las fuerzas que tenían reservadas para invadir el protectorado Español.
A finales de enero, Rommel se retiraba a Túnez : Libia quedaba en poder de los aliados que, en una inmensa tenaza que abarco la mitad norte del país concentraron mas de medio millón de hombres en Túnez. Primero perforaron la linea Maret, después la linea Akarit...Africa estaba perdida. El 8 de marzo de 1943 Erwin Rommel era retirado de Túnez para evitarle la amargura de la derrota y probablemente, el cautiverio. Su marcha se mantuvo en secreto tanto para no desmoralizar a los soldados germano-italianos.
La batalla decisiva se inicio la noche del 4 al 5 de mayo. Un poderoso bombardeo destruyo el sistema de defensa alemán en el sudeste de la montaña de Navidad. Nueve horas después, las unidades blindadas inglesas entraba a los suburbios de Túnez. La cabeza de puente germano italiana fue dividida en dos. Un telegrama del Cuartel General del Fuhrer invitaba al grupo de Ejércitos de África a Luchar “hasta el ultimo cartucho”, pero von Arnim de acuerdo con su estado mayor, decidió que el “ultimo obús” seria considerado como el “ultimo cartucho” y que después de haberlo disparado la unidad que lo hiciera tendría que rendirse.
El 7 de mayo de 1943, los aliados entraban en Túnez y Bizerta. El día 8 se rendía el general Dietloff von Armin, jefe de las fuerza alemanas, bajo el mando del general Meese, que se rindió ante la orden expresa de Mussolini: “Cese el combate. Es usted nombrado mariscal de Italia. Honor a usted y sus valientes”.
No pudo Meese saborear el mariscalato. Al día siguiente caminaba hacia el cautiverio con 250.000 hombres del Eje (130.000 alemanes y 120.000 italianos) entre los que había 22 generales. Para conseguir esta victoria que un mes mas tarde les llevaría Italia, los aliados pagaron un elevado precio: 41.000 bajas, de las que 10.000 eran muertos.
A primera hora del 13 de mayo de 1943, dos días antes de lo previsto por los planes del Estado Mayor Conjunto aliado, el mariscal Alexander podía telegrafiar a Churchill: “...La campaña de Túnez ha terminado. Ha cesado por completo la resistencia enemiga. Somos dueños de las costas africanas”

Fuente:
Grandes Batallas de la Historia. Vo. 2. Ediciones Dolmen.
La Segunda Guerra Mundial. H. G. Dahms. Editorial Bruguera. 1976.
« última modificación: 27 de Marzo de 2006, 19:23:42 pm por Graf »

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: !Arrivederci Africa Nostra¡

« Respuesta #1 en: 26 de Marzo de 2006, 16:09:31 pm »
Quizás hubiera sido mucho más provechoso para Rommel ser atrapado junto a los hombres con los que había combatido durante dos años, además, de esta forma hubiera podido sobrevivir, unirse a su esposa y escribir sus memorias completas...
Unos de los fallos de el Eje fue no tomar el control de las norteñas colonias de Francia enviando guarniciones a las principales ciudades como Casablanca, Orán, Agadir, Argel y Tunez, de esta manera se hubiera podido contener la Operación Torch por que fácilmente puede que los aliados nunca la hubieran llevado a cabo. Además hubiera facilitado el control de Mediterráneo occidental y bases atlánticas para los submarinos.

Desconectado Nonsei

  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.681

Re: !Arrivederci Africa Nostra¡

« Respuesta #2 en: 27 de Marzo de 2006, 12:42:46 pm »
Y la ocupación de toda Francia. Alemania habría incumplido las condiciones del armisticio francés.

Desconectado Hilfswilliger

  • Generalleutnant
  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 5.812
  • Fuerza y Honor

Re: !Arrivederci Africa Nostra¡

« Respuesta #3 en: 27 de Marzo de 2006, 12:56:48 pm »
Las condiciones del Armisticio enumeradas por Hitler eran, en conjunto, idénticas a las que suscribió el día 22 siguiente la delegación Francesa.

1.- Desmovilización inmediata del Ejército Francés

2.- Entrega inmediata del armamento colectivo de éste, de la flota y de todo el resto de la aviación

3.- Ocupación del Territorio Francés, entre los Alpes y el Ródano, así como de las cabezas de puente Lyon, Valence,y Avignon.  Ocupación de Córcega.

4.- Ocupación de Túnez y de la Costa de Somalia, ocupación de las bases navales de Argel, Mers el-kébir y Casablanca;  Neutralización de Beirut y facultad para que Italia ocupase este puerto
5.-Facultad de ocupar cualquier punto de la Metrópoli o del Imperio Francés, necesario para el desarrollo de la operaciones, el mantenimiento de la Paz o el restablecimiento del orden.

6.- Prohibición de proceder a desrucciones o evacuación de material ferroviario en la zona destinada a la Ocupación Italiana

7.- Denuncia de la Alianza con Inglaterra.  Expulsión de las fuerzas Británicas que se hallasen en la Metrópoli o en el Imperio Francés.

8.- Desarme y licenciamiento de las Fuerzas Polacas, Belgas, etc., que se encontrasen en Francia


Desconectado Nonsei

  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.681

Re: !Arrivederci Africa Nostra¡

« Respuesta #4 en: 27 de Marzo de 2006, 13:10:44 pm »
El texto completo del armisticio:

Entre el Jefe de Alto Mando de las Fuerzas Armadas Coronel General [Wilhelm] Keitel, comisionado por el Fuehrer del Reich Alemán y Supremo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Alemanas y los suficientemente autorizados plenipotenciarios del Gobierno Francés, General [Charles L. C.] Huntziger, presidente de la delegación; Embajador [León] Noel, Vice Almirante [Maurice R.] LeLuc, General del Ejército [Georges] Parisot y General de la Fuerza Aérea [Jean-Marie Joseph] Bergeret, se acuerda el siguiente armisticio:

Artículo I.
El Gobierno Francés ordena la cesación de los combates contra el Reich Alemán en Francia así como en las Posesiones Francesas, colonias, protectorados, mandatos y en el mar.

El, [el Gobierno Francés] ordena bajar las armas inmediatamente a las unidades francesas actualmente acorraladas por las tropas alemanas.


Artículo II.
Para salvaguardar los intereses del Reich Alemán, los territorios del estado Francés al norte y al este de la línea dibujada en el mapa adjunto serán ocupadas por las fuerzas alemanas.

Como parte de las zonas no están en control de las tropas alemanas, esta ocupación se llevará a cabo inmediatamente a la conclusión de este tratado.

Artículo III.
En las partes ocupadas de Francia, el Reich Alemán ejercerá todos los derechos de una potencia de ocupación. El Gobierno Francés se obliga a apoyar por todos los medios las normas resultantes del ejercicio de esos derechos y llevarlos a cabo con la ayuda de la administración francesa.

Todas las autoridades y ofíciales de los territorios ocupados, por tanto, serán inmediatamente informados por el Gobierno Francés, a cumplir con las regulaciones de los comandantes militares y a cooperar con ellos de manera adecuada.

Es la intención del Gobierno Alemán limitar la ocupación de la Costa Oeste al finalizar las hostilidades con Inglaterra a la medida estrictamente necesaria.

Al Gobierno Francés se le permite seleccionar el asiento de su gobierno en el territorio no ocupado o si lo desea mudarse a París. En este caso el Gobierno Alemán garantiza al Gobierno Francés y a sus autoridades centrales los alivios necesarios de manera que puedan ejercer su posición de conductores de la administración desde París a los territorios no ocupados.


Artículo IV.
Las fuerzas armadas francesas en tierra mar y aire serán desmovilizadas y desarmadas en un periodo a determinarse. Se exceptúan aquellas fuerzas necesarias para mantener el orden doméstico. Alemania e Italia fijarán los niveles de fuerza que tendrán. Las fuerzas armadas en los territorios ocupados serán movilizados a los territorios no ocupados y dados de baja. Antes de marchar, estas tropas bajarán las armas y quipos en los lugares donde se encuentran estacionadas al momento de entrar en vigencia este acuerdo. Ellos serán responsables de la entrega ordenada a las fuerzas alemanas.

Artículo V.
Como garantía para la observación de este armisticio, la rendición, sin daño, de todos los cañones, tanques, armas de defensa antitanques, aviones de guerra, artillería antiaérea, armas de infantería, medios de camuflaje y municiones serán solicitadas a las unidades de las fuerzas armadas francesas que se encuentran en pie de guerra contra Alemania y que al momento de que este armisticio entre en efecto, estén o no en territorio ocupado por Alemania.

Artículo VI.
Armas, municiones y aparatos de guerra de todo tipo que permanezcan en el territorio no ocupado de Francia serán protegidos bajo el control de Italia o Alemania para que no puedan ser entregadas a unidades francesas.

El Alto Comando Alemán se reserva el derecho de disponer todas la medidas necesarias para excluir el uso no autorizado de ese material. La construcción de cualquier aparato de guerra en el territorio no ocupado, deberá ser detenida inmediatamente.

Artículo VII.
En el territorio ocupado, todas las fortificaciones terrestres y costeras, con armas, municiones y aparatos y plantas de todo tipo serán rendidas sin daño alguno. Los planos de esas fortificaciones así como los planos de las que han sido actualmente conquistadas serán pasadas a nuestra manos.

Planos exactos relacionados con cargas, minas terrestres, obstrucciones, fusibles de tiempo, barreras etc. deberán ser entregadas al Alto mando Alemán. Esos obstáculos serán removidos por fuerzas francesas ante la demanda alemana.

Artículo VIII.
La flota de guerra francesa, será reunida en puertos a ser designados de manera particular y bajo el control italiano o alemán para desmovilizarla a excepción de aquellas unidades entregadas al gobierno francés para protección de los intereses franceses en su imperio colonial.

Las estaciones de los barcos en tiempos de paz deberán designar los puertos.

El Gobierno Alemán solemnemente declara al Gobierno Francés que no tiene intenciones de usar la Flota de Guerra Francesa que estén puertos bajo control alemán para los propósitos de guerra, con la excepción de las unidades guardacostas y barreminas.

También solemnemente expresa que no pretende hacer demandas contra la flota de Guerra Francesa al establecerse la paz.

Todos los barcos de guerra fuera de Francia deberán recalar a puerto francés con excepción de la Flota de Guerra Francesa que deberá designarse como representante de los intereses franceses en el Imperio Colonial.

Artículo IX.
El Alto mando Francés, deberá darle al Alto Mando Alemán la ubicación exacta de todas las minas sembradas por Francia, así como todas las otras obstrucciones marinas instaladas por Francia. Asimismo, al requerimiento alemán, Francia deberá eliminar tales obstáculos.

Artículo X.
El Gobierno Francés se obliga a prohibir que cualquier porción de sus fuerzas armadas tomen acciones hostiles contra Alemania en cualquier forma.

El Gobierno Francés también evitará que sus fuerzas armadas o sus armas salgan del país y también evitará que sus armas de cualquier tipo incluyendo barco y aviones sean tomados por Inglaterra o cualquier otro.

El Gobierno Francés prohibirá a sus ciudadanos combatir a Alemania al servicio de estados con los cuales El Reich Alemán se encuentra en guerra. Los ciudadanos franceses que violen esta previsión serán tratados como insurgentes.

Artículo XI.
Los barcos comerciales franceses de todo tipo, incluyendo los costeros y caleteros, que están en manos francesas no podrán salir de puerto hasta nuevo aviso. La reiniciación de viajes de negocios requerirá la aprobación de los Gobiernos Italiano y Alemán.

Los barcos comerciales franceses serán llamados por el gobierno francés y si el retorno es imposible, los instruirán para entrar en puertos neutrales.

Todos los barcos comerciales alemanes serán devueltos a Alemania en perfectas condiciones.

Artículo XII.
Los vuelos de cualquier avión francés quedan prohibidos. Todos los aviones que vuelen sin autorización alemana serán declarados enemigos y tratados correspondientemente por la Fuerza Aérea Alemana.

En los territorios no ocupados, todos los campos aéreos y facilidades de tierra estarán bajo control italiano o alemán

Puede solicitarse que tales campos sean inutilizados. El Gobierno Francés se hará cargo de todos los aviones extranjeros en las regiones no ocupadas para prevenir su vuelo. Ellos deberán ser entregados a las fuerzas alemanas.

Artículo XIII.
El Gobierno Francés se obliga a entregar, a las tropas alemanas en la región ocupada, todas las propiedades y facilidades de las fuerzas armadas francesas sin daño alguno.

Ellos (el Gobierno Francés) también verán que todos los puertos, facilidades industriales, muelles sean preservados en su condición actual y que no sean dañados de modo alguno.

Las mismas estipulaciones aplican al equipo y las rutas de transporte, especialmente líneas férreas, caminos y canales, y a todo el equipo y redes de comunicaciones, vías de agua y servicios de transporte costero.

Adicionalmente, el Gobierno Francés será requerido por el Alto Mando Alemán a realizar todas las restauraciones necesarias en esos medios de transporte.

El Gobierno Francés velará porque en la región ocupada, todo el personal técnico necesario en grado normal y los equipos rodantes de las vías férreas y cualquier otro equipo de transporte sea retenido en el servicio.

Artículo XIV
Hay una prohibición inmediata de las transmisiones de todas las estaciones inalámbricas en suelo francés. El reiniciación de las conexiones inalámbricas desde la zona no ocupada de Francia requerirá de una especial reglamentación.

Artículo XV
El Gobierno Francés se obliga a sí mismo a acarrear el tránsito de carga entre el Reich Alemán e Italia a través del territorio no ocupado en la medida que el Gobierno Alemán lo exija.

Artículo XVI
El Gobierno Francés, en acuerdo con los oficiales alemanes responsables, llevará a cabo el regreso de la población a los territorios ocupados.

Artículo XVII
El Gobierno Francés se obliga a evitar cualquier transferencia de valores económicos y provisiones, del territorio a ser ocupado por las tropas alemanas, a los territorios no ocupados o afuera.

Estos valores y provisiones en los territorios ocupados serán disponibles solamente de acuerdo con el Gobierno Alemán. En ese sentido, el Gobierno Alemán considerará las necesidades vitales de la población de los territorios no ocupados.

Artículo XVIII
El Gobierno Francés afrontará los costos de mantenimiento de las tropas de ocupación alemanas en tierra francesa.

Artículo XIX
Todos los prisioneros de guerra y civiles en custodia por Francia, incluyendo aquellos bajo arresto y convictos que fueron capturados en actos en favor del Reich Alemán, serán entregados inmediatamente a las tropas alemanas.

El Gobierno Francés se obliga a rendir bajo a demanda todos los alemanes nombrados por el Gobierno Alemán en Francia, así como en las posesiones francesas, colonias, territorios protegidos y mandatos.

El Gobierno Francés se compromete a evitar la remoción de Francia, de prisioneros de guerra y civiles alemanes, hacia posesiones francesas o países extranjeros, así como de los enfermos y heridos alemanes que no puedan ser transportados, deberá hacerse una lista exacta de los lugares de residencia. El Alto Mando Alemán asume el cuidado de prisioneros de guerra alemanes enfermos o heridos.

Artículo XX
Las tropas francesas en campos de prisioneros alemanes se mantendrán prisioneros de guerra hasta la consecución de la paz.

Artículo XXI
El Gobierno Francés asume la responsabilidad por la seguridad de todos los objetos y valores cuya rendición intacta o disponibilidad inmediata por Alemania sea exigida en este acuerdo y se prohibe su remoción fuera del país. El Gobierno Francés recompensará por toda destrucción, daño o remoción contrario a este acuerdo.

Artículo XXII
La Comisión de Armisticio, actuando de acuerdo con el Alto Mando Alemán, reglamentará y supervisará la ejecución de este acuerdo de armisticio. Son funciones de la Comisión de Armisticio asegurar la necesaria conformidad de este acuerdo con el Armisticio Italo-Francés.

El Gobierno Francés, enviará una delegación al asiento de la Comisión Alemana de Armisticio para representar los deseos franceses y para recibir reglamentaciones de la Comisión Alemana de Armisticio para la ejecución del acuerdo.

Artículo XXIII
El acuerdo de armisticio se hará efectivo tan pronto el Gobierno Francés haya llegado también a un acuerdo con el Gobierno de Italia, referente a la cesación de hostilidades.

Las hostilidades deberán cesar seis horas después del momento en que el Gobierno Italiano haya notificado al Gobierno Alemán de la firma del consecución de ese acuerdo. El Gobierno Alemán notificará al Gobierno Francés de ese momento por inalámbrico.

Artículo XXIV
Este acuerdo es válido hasta la consecución del tratado de paz. El Gobierno Alemán podrá cancelar este acuerdo en cualquier momento con efecto inmediato si el Gobierno Francés falla en cumplir las obligaciones asumidas por este acuerdo.

Este acuerdo de armisticio, es firmado en el Bosque de Compiègne el 22 de Junio de 1940 a las 6:50pm, hora de verano alemana.

HUNTZIGER
KEITEL

APÉNDICE
La línea mencionada en el Artículo II de este acuerdo de armisticio, comienza al este de la frontera Franco-Suiza en Ginebra y corre cerca a las villas de Doe, Paray, Le Monial, y Bourgues a aproximadamente veinte kilómetros de la línea de ferrocarril Tours-Angulie-Liborune y se extiende a través del Monte Marsan y Orthes hasta la frontera española.


Lo de la ocupación de los puertos que mencionas, podía ser algo temporal mientras duraba el proceso de desarme de la flota francesa, pero no aparece en el texto final del armisticio. Y el caso es que no se cumplió en ninguno de los puntos. Más bien parece la propuesta inicial alemana.



Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: !Arrivederci Africa Nostra¡

« Respuesta #5 en: 27 de Marzo de 2006, 14:34:04 pm »
Bueno, en realidad los alemanes no esperaban que los aliados iban a romper la neutralidad de la Francia de Vichy, pero deberían haber estado preparados para ello... ¿les sirvió para algo tratar con tanto tacto a los franceses durante la guerra? ???

Graf

  • Visitante

Re: !Arrivederci Africa Nostra¡

« Respuesta #6 en: 27 de Marzo de 2006, 19:22:42 pm »
Quizás hubiera sido mucho más provechoso para Rommel ser atrapado junto a los hombres con los que había combatido durante dos años, además, de esta forma hubiera podido sobrevivir, unirse a su esposa y escribir sus memorias completas...

... Y ser presidente de Alemania...  :-\

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: ¡Arrivederci Africa Nostra!

« Respuesta #7 en: 27 de Marzo de 2006, 21:36:02 pm »
Bueno, todo es hacer conjeturas ;D ;D ;D, pero si, por que no. ;)
Pero hay una duda que me corroe, el hecho de que Rommel aceptara con esa tranquilidad la muerte (según la versión oficial), da fe de su resignación ante algo que según da a entender estaba metido hasta el fondo... no se, quizás Rommel tuviera más que ver de lo que parece en el complot. ???

Graf

  • Visitante

Re: ¡Arrivederci Africa Nostra!

« Respuesta #8 en: 28 de Marzo de 2006, 16:58:32 pm »
No creo que tuviera mas que ver de lo que se sabe.

Pero posiblemenete sabia que en su conciencia y en sus intenciones la lealtad ya se estaba desvaneciendo??? No se solo especulo.

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: ¡Arrivederci Africa Nostra!

« Respuesta #9 en: 28 de Marzo de 2006, 17:01:08 pm »
Como todos, en estos temas es difícil hablar con autoridad y plena consciencia de los hechos. :-[

Desconectado Nonsei

  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.681

Re: ¡Arrivederci Africa Nostra!

« Respuesta #10 en: 07 de Junio de 2006, 20:17:22 pm »
En este foro se ha comentado varias veces (y nunca hubo discusión) la importancia estratégica de Malta, y el gran fallo estratégico que supuso para el Eje su no neutralización. Pero en esto, como en todo, hay distintos puntos de vista. Estas son unas frases del libro El Alamein, de Jon Latimer:

La batalla (se refiere a El Alamein) no fue sólo una victoria para el Octavo Ejército, sino también de todos los que habían participado antes, especialmente las Fuerzas Aéreas y la Royal Navy basadas en Oriente Medio, que con sus constantes operaciones contra las rutas de suministros del Eje limitaron la llegada al Panzerarmee de sus vitales pertrechos. Aun cuando el Eje hubiese conseguido asegurar estas rutas, ello no habría garantizado el éxito de Rommel en su campaña en Egipto. A pesar que Malta tenía una importancia vital para el desarrollo de la contienda, no fue el factor decisivo en los problemas de suministros padecidos por Rommel, sino que fueron las inadecuadas instalaciones portuarias de Libia. Incluso con Malta fuera de juego, la capacidad de Tobruk era tan pequeña (y más vulnerable desde Egipto que desde Malta) que no podía servir de apoyo logístico. Como señalara Halder ya en 1940, la única alternativa realista al envío gradual de suministros a través del Mediterráneo consistía en concentrar una cantidad suficiente de fuerzas y suministros para tomar Alejandría en un solo intento, resolviendo el problema de la capacidad portuaria de una vez y para siempre y evitando a Malta como posición estratégica. Pero los puertos de Libia no podían dar soporte logístico a las fuerzas necesarias.

Según esto, el Eje tenía un problema irresoluble: Necesitaba una fuerza lo suficientemente poderosa como para lanzar una ofensiva que le permitiese tomar el puerto de Alejandría, pero no podía reunir esa fuerza sin contar con un puerto lo bastante grande (que tendría que ser precisamente Alejandría). Hay que recordar que cuando Rommel llevó a su ejército hasta El Alamein, lo más cerca que pudo estar de Alejandría, lo que hizo también fue multiplicar sus ya graves problemas de suministros, al alargar de tal manera las líneas, y eso contribuyó mucho a su derrota final. Pero eso habría sido inevitable incluso si Malta hubiese sido neutralizada, porque el ritmo con el que podían haberse abastecido sus fuerzas seguiría siendo demasiado lento, debido al tamaño de los puerto libios.

¿Algún comentario?

Desconectado Wittmann

  • Obergruppenführer
  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.730
  • Disfrutando en Villers-Bocage.

Re: ¡Arrivederci Africa Nostra!

« Respuesta #11 en: 07 de Junio de 2006, 23:03:43 pm »
Mi primer comentario. No he logrado acabar el libro de latimer sobre Tobruk (no tiene una prosa demasiado buena), ademas no creo en su teoría.

Sigo en mis trece Malta fue el gran error, desgraciadamente no he logrado encontrar la información sobre el material hundido en el mediterraneo por causa de Malta.

Pero si sabemos que se llego a 40 Km de el Cairo, pues lo tengo clarísimo, con esos suministros, en Palestina (este es un comentario totalmente subjetivo, no tengo dato obetivo que pueda aportar).

Saludos. :)

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: ¡Arrivederci Africa Nostra!

« Respuesta #12 en: 07 de Junio de 2006, 23:08:15 pm »
Sin embargo, a pesar de todos los innumerables errores y faltas, así como la falta de preparación logística, poco faltó para que alcanzaran el canal de Suez. Rommel quedó a sólo cuarenta kilómetros de Alejandría. Los ingleses quemaban los documentos confidenciales y evacuaban El Cairo y Alejandría esperando la llegada del primer Panzer en cualquier momento. En aquel momento Rommel paró, temeroso de que le faltara combustible; de haber seguido adelante hubiera podido reequipar su Afrika Korps y todo el Ejército italiano. Los servicios de inteligencia olvidaron comentar que a unos veinte kilómetros de donde Rommel se encontraba, estaban los stocks del Ejército británico: gigantescos depósitos de combustible, alimentos, municiones...

Desconectado Wittmann

  • Obergruppenführer
  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.730
  • Disfrutando en Villers-Bocage.

Re: ¡Arrivederci Africa Nostra!

« Respuesta #13 en: 07 de Junio de 2006, 23:11:41 pm »
Exacto Karl, a eso me refiero ;)

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: ¡Arrivederci Africa Nostra!

« Respuesta #14 en: 07 de Junio de 2006, 23:17:52 pm »
Perfecto, ahora a ver que dicen los demás, que en este caso sólo es Nonsei. Seguro que tendrá algo interesante que añadir, esperemos pues.

 

Real Time Web Analytics