Autor Tema: Mariscal Paul Von Hindenburg  (Leído 8713 veces)

Desconectado STEINER M

  • Generaloberst
  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 7.662
  • 3º SS PzK / Blau Division

Mariscal Paul Von Hindenburg

« en: 24 de Noviembre de 2007, 14:28:14 pm »
(1847-1934)
El Mariscal Paul Von Hindenburg era una especie de figura militar que justificaba con algunos ligeros retoques, el viejo dicho que afirma que los viejos soldados nunca mueren y que con el tiempo se convierten en símbolos nacionales impotentes y patéticos.
Dentro del contexto de los difíciles años de antes de la segunda guerra mundial, Hindenburg, presidente de edad, se dejó persuadir por el astutoFritz Von Papen para que llamara a Hitler en enero de 1933 al puesto de Canciller. La imagen que mejor ilustra a Von Hindenburg es la foto de un anciano de mirada fatigada posando ante la cámara al lado de un Hitler ávido y exaltado, cuyas maquinaciones y diabólicos designios probablemente no llegó a adivinar jamás.
Hindenburg tenía un inestimable valor para la propaganda de Hitler. Había sido el más grande y honrado soldado alemán de la Primera guerra mundial. Los alemanes llenos aún de resentimiento a propósito de la derrota de 1918, rendían honores a un jefe como Hindenburg que había atenuado la vergüenza de la última derrota mediante brillantes victorias durante notables batallas, como las que salvaron Prusia Oriental de los rusos en Tannenberg y en los lagos de Mazuria en agosto-setiembre de 1914.
En 1918, Hindenburg, prototipo perenne del oficial prusiano, hizo la cosa más insospechada para un espíritu ultratradicionalista como era el suyo: dió su apoyo a la expulsión del Kaiser. Este acto le valió, sin embargo, las simpatías de un pueblo cuya lealtad había sido quebrantada por el propio Káiser.
Así pues, Hindenburg era en 1925 un Presidente muy popular.
En cuanto Hitler llegó al poder, Hindenburg se convirtió en un personaje complaciente, satisfecho de pasar la mayor parte del tiempo en su finca de Neudeck mientras que Hitler ejercía su papel como dictador.
En 1934, durante la sangrienta purga del Partido nazi (la Noche de los cuchillos largos contra las SA), el viejo mariscal fue utilizado con un cinismo
sin precedentes. Una vez acabada la purga, Hitler fue felicitado por el anciano por "haber salvado al país de la trición". El telegrama que contenía esta frase llevaba su firma, si bien no se sabe si fue imitada y falsificada, o le fue presentado el escrito al mariscal a la firma sin que éste se enterara de su contenido. Tuvo la "Amabilidad" de morirse, pocas semanas despues, el 2 de agosto de 1934, dejando sitio vacante a Hitler.





Desconectado Armia Krajowa

  • Podpułkownik Piłsudski
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 2.713
  • Cruzando el rio Bug

Re: Mariscal Paul Von Hindenburg

« Respuesta #1 en: 24 de Noviembre de 2007, 14:41:53 pm »
Bueno, puede que fuera el o que fuera su firma falsificada la del telegrama... dado que era el ultimo año de su vida a saber con que estado estaba entonces.


Desconectado STEINER M

  • Generaloberst
  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 7.662
  • 3º SS PzK / Blau Division

Re: Mariscal Paul Von Hindenburg

« Respuesta #2 en: 24 de Noviembre de 2007, 14:47:11 pm »
Pero es diferente que firmes tú un documento, o que te falsifiquen la firma.

Desconectado Wobst

  • Oberleutnant
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.455
  • vae victis!

Re: Mariscal Paul Von Hindenburg

« Respuesta #3 en: 24 de Noviembre de 2007, 15:45:50 pm »
bueno, creo que Hindenburg estuvo bastante lúcido hasra sus últimos días, si bien era bastante complaciente, como dices tu, Steiner

Desconectado Wobst

  • Oberleutnant
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.455
  • vae victis!

Re: Mariscal Paul Von Hindenburg

« Respuesta #4 en: 24 de Noviembre de 2007, 15:47:43 pm »
Corrijo: lean lo que menciona la Wikipedia

Citar
Hindenburg murió el 2 de agosto de 1934 en Ogrodzieniec (por entonces Gut Neudeck) aquejado de demencia senil. Por ejemplo, un día antes de morir confundió a Hitler con el Káiser, dirigiéndose a él con el título de "Majestad". En vez de ser enterrado en el lugar de su muerte, fue inhumado, a instancias de Hitler, en el monumento a la batalla de Tannenberg.


Como información curiosa, lo que pasó con su cadaver:

Citar
Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, los cadáveres del matrimonio Hindenburg junto con los de Federico el Grande y Federico I(Hijo) fueron escondidos por los nazis a un subterráneo en Tannenberg y encontrados por casualidad por los americanos que buscaban reductos con explosivos. Después de muchas reuniones, en las que incluso se pensó en destruir dichos cuerpos por temor a los grupos derechistas ultranacionalistas, se decidió al final darles un entierro pacífico.

Su cadáver y el de su mujer fueron trasladados por el Ejército americano a Marburgo, siendo enterrados en la Iglesia de Santa Isabel, en la capilla de la torre norte, y cubiertos con una gruesa plancha metálica. Aún se encuentran allí, aunque, por decisión del clero, el sepulcro no cuenta con iluminación

Mj Richard Winters

  • Visitante

Re: Mariscal Paul Von Hindenburg

« Respuesta #5 en: 11 de Noviembre de 2009, 17:51:07 pm »
buen aporte STEINER



Saludos.

 

Real Time Web Analytics