Autor Tema: Opinión de Mosley sobre Churchill  (Leído 6079 veces)

Desconectado leytekursk

  • Leytenant
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.289

Opinión de Mosley sobre Churchill

« en: 14 de Mayo de 2009, 18:36:04 pm »
Mosley opina sobre Churchill.

Revisando las memorias de Oswald Mosley, el lider del BUF (Unión Británica de Fascistas) me encuentro con unas interesantes (y quizá sorprendentes)  reflexiones de Mosley sobre Churchill.

         Cito a Mosley:

              “A mí me era imposible no sentir alguna simpatía personal hacia Mr. Churchill, y esta afinidad perduró muchos años después de la separación de nuestros caminos políticos... Como muchos otros han observado, Churchill no era mezquino, una realidad completamente al margen de su capacidad como estadista o de la grave problemática de su política.

                 A pesar de la consternación, e incluso disgusto de mis amigos en varios países, yo nunca he sido capaz en lo personal, aunque me opusiera a sus fines políticos, de considerar a Churchill como un canalla, ni a Roosevelt como un criminal. Era posible, y es posible, oponerse a los hombres con toda la fibra de nuestro ser hasta llegar al sacrificio personal en todo aquello que creemos que son los intereses de nuestro país o nuestro continente, sin tratar por eso como villanos a aquellos que son personalmente honorables, incluso, aunque desde nuestro punto de vista estén profundamente equivocados. Creer que todos los errores son diabólicos revela una incomprensión del mundo, aunque si ellos amenazan con la ruina a nuestro país, debemos combatirlos como si lo fueran.

                             Hay que hacer notar que incluso a través de todas las amarguras de las divisiones internacionales, un cierto reconocimiento y hasta admiración por un enemigo, es el imprimatur de los grandes periodos de la historia.

                               …recuerdo una de las últimas tardes en el Otro Club (sic) cuando yo estaba sentado enfrente de Winston Churchill. El miró a través de la mesa y me dirigió un breve pero profético discurso que recuerdo exactamente y por una buena razón. Empezó con el símil de que el río de la Historia estaba fluyendo a través de la tranquila y pacífica escena contemporánea, tan serena que incluso podía llevar en su tranquilo seno las despreciables figuras de Baldwin y MacDonald (sus jefes nominales). Pero de pronto se alzaría la desolación, la catarata del destino, centellearía la espuma, brillaría el oleaje del mar a la luz del sol de la gran oportunidad y , avanzando hacia delante y alzando el puño para dar mayor énfasis, “nuestro tiempo llegará”.

                              Y ese tiempo llegó. Churchill en Downing Street y yo en la cárcel.”
Fin de la cita.

Mosley junto a miembros de la Unión Británica de Fascistas



Fuente: Mosley Oswald: Mi Vida.  Luis de Caralt editores, Barcelona 1973.


                                                                Saludos…


                                 
                               
« última modificación: 14 de Mayo de 2009, 18:52:51 pm por leytekursk »

Desconectado Nonsei

  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.681

Re: Opinión de Mosley sobre Churchill

« Respuesta #1 en: 05 de Junio de 2009, 17:38:29 pm »
Y ese tiempo llegó. Churchill en Downing Street y yo en la cárcel

Y Mosley en la cárcel junto a su bella esposa Diana. Hay que decir que se les permitió cumplir condena juntos por intercesión personal del propio Churchill.

Desconectado leytekursk

  • Leytenant
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.289

Re: Opinión de Mosley sobre Churchill

« Respuesta #2 en: 07 de Junio de 2009, 03:43:41 am »
En esta página se pueden encontrar los libros de Mosley, incluida su autobiografía, que en realidad no recomiendo y no por la ideología sino porque Mosley es un pésimo narrador. Muy tedioso y moroso. Se me hizo interminable la versión en español.

          http://www.oswaldmosley.com/

                                                            Saludos...


                                                                   

Desconectado Balthasar Woll

  • SS Oberstgruppenführer
  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 12.386

Re: Opinión de Mosley sobre Churchill

« Respuesta #3 en: 07 de Junio de 2009, 12:38:26 pm »
¿Este Mosley no es el padre del Mosley de la Formula 1?

Saludos

Desconectado STEINER M

  • Generaloberst
  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 7.662
  • 3º SS PzK / Blau Division

Re: Opinión de Mosley sobre Churchill

« Respuesta #4 en: 07 de Junio de 2009, 15:50:56 pm »
Lo es.
Te saludo.

Kelder Toti

  • Visitante

Re:Opinión de Mosley sobre Churchill

« Respuesta #5 en: 14 de Junio de 2015, 22:54:36 pm »
El Último Defensor del Imperio: Oswald Mosley.

                                    por Kelder Toti.

                                 


Sir Oswald Ernald Mosley, 6.º baronet (Mayfair, Londres, 16 de noviembre de 1896 - Orsay, 3 de diciembre de 1980), político británico conocido principalmente como el fundador de la Unión Británica de Fascistas.

Orígenes y Familia.

La familia de Mosley era de origen anglo-irlandés y se trataba de una familia próspera de terratenientes de Staffordshire. Fue hijo de Sir Oswald Mosley, 5.º baronet, y de Katharine Maud Edwards-Heathcote. Sus padres se separaron a temprana edad de Oswald, por lo que fue criado por su abuelo. Se educó en el colegio Wichester y en la Real Academia de Sandhurst. Durante la Primera Guerra Mundial, le destinaron al decimosexto batallón de Lanceros, que fue enviado al frente occidental. Poco después resultó herido y fue asignado a trabajos de oficina durante el resto de la guerra.

En 1920, se casó con Lady Cynthia Curzon (Cimmie), hija de George Curzon, Lord Curzon de Kedleston, ex-Virrey de la India. La boda se realizó en la capilla real del Palacio de St. James y asistieron varios miembros de la realeza europea, entre ellos los reyes del Reino Unido y Bélgica.

Tuvo tres hijos de su matrimonio con Cimmie, incluido Nicholas Mosley, que escribió una biografía de su padre. De Diana Mitford tuvo dos hijos más, incluido Max Mosley que fue presidente de la FIA entre 1994 y 2009.

Comienzos en la  política.

Al final de la guerra, Mosley decide entrar en política como miembro del parlamento por el Partido Conservador, en gran parte gracias a la popularidad de su familia en el distrito. En las elecciones generales de 1918 ganó fácilmente un escaño. Fue el miembro más joven de la Cámara de los Comunes y se distinguió como orador, hábil político y una alta confianza en sí mismo.

Cambio de bando.

Mosley estaba en este tiempo en contra con los conservadores sobre la aplicación la política irlandesa, y el uso de la Real Fuerza Irlandesa para la represión. Cambió entonces de bando y se mostró como parlamentario independiente del lado de la oposición en la Cámara de los Comunes. Antes de 1924 se sintió atraído cada vez más al Partido Laborista, que acababa de formar gobierno. Pasó inmediatamente al Partido Laborista Independiente (ILP) también y se alió con la izquierda.

Cuando el gobierno cayó en octubre de ese año, Mosley tuvo que elegir un nuevo escaño pues su distrito no lo reelegiría como candidato de los Laboristas. Por lo tanto decide competir contra Neville Chamberlain en su distrito electoral de Birmingham, Ladywood. Una campaña enérgica condujo a un resultado muy parejo pero Mosley fue derrotado por 77 votos. En 1926, un escaño Laborista en Smethwick quedó vacante y Mosley volvió al parlamento.

La fundación de un nuevo partido.


Después que Mosley fuera en un viaje de estudio de los nuevos movimientos de Mussolini y otros similares, volvió convencido que esa era la alternativa para su país y para él mismo. Determinó unir los movimientos fascistas existentes y creó la Unión Británica de Fascistas (BUF) en 1932. La BUF era anticomunista y proteccionista, llegando a tener hasta 50.000 miembros. Entre sus seguidores estaban el novelista Henry Williams y el teórico militar J.F.C. Fuller. Mosley había encontrado problemas con la interrupción de las nuevas reuniones del partido e instituido un cuerpo de vigilancias paramilitares que fueron apodados los camisas negras. Su partido estuvo implicado con frecuencia en confrontaciones violentas, particularmente con los grupos comunistas y judíos y especialmente en Londres. El Gobierno decretó una ley que prohibía los movimientos políticos paramilitares y sus actos públicos, que entró en efecto el 1 de enero de 1937.

Cimmie Mosley, su esposa, murió de peritonitis en 1933. Mosley quedo libre para casarse secretamente con su amante Diana Guinness en 1936, en el hogar de Joseph Goebbels. Adolf Hitler fue uno de los invitados. Mosley, que había estado gastando grandes sumas de su fortuna privada en el BUF, deseó establecer un pie financiero firme y negoció a través de Diana con Hitler para un permiso de establecer una radio comercial en Alemania. Después del comienzo de la guerra en 1939, dirigió la campaña para una paz negociada con la Alemania nazi. Al principio fue bien recibido, pero después de la invasión de Noruega Mosley fue detenido e internado por las autoridades de su país.


1 Disuelto por orden gubernamental, por las amenazas de colaboración con la Alemania nacionalsocialista.
La Unión Británica de Fascistas (en inglés, British Union of Fascists, BUF) fue un partido político de los años 30 en el Reino Unido.


El partido fue formado en 1932 por el ex-ministro laborista Sir Oswald Mosley. Era una unión que abarcaba a varios partidos nacionalistas pequeños. Mosley se basó en otro líder fascista, Benito Mussolini, y modeló su partido siguiendo la línea de movimientos fascistas en otros países, inspirándose sobre todo Italia. Instituyó un uniforme negro, ganando el partido el apodo de «camisas negras». El BUF era anticomunista y proteccionista. Apoyó la sustitución de la democracia parlamentaria por un sistema de ejecutivos elegidos con el excedente de la jurisdicción de sus propias industrias, algo similar al corporativismo del sistema fascista italiano. Su política oficial, según lo representado en discursos y publicaciones en los años 30, era antisemita.

La BUF tenía 50.000 miembros activos, e incluso el Daily Mail se deshacía en elogios para con ellos. A pesar de la animadversión considerable (a veces violenta) hacia los judíos, hacia el Partido Laborista, los demócratas y al Partido Comunista de Gran Bretaña, la BUF todavía encontró electores en el extremo este de Londres, en donde en las elecciones del consejo del condado de Londres de 1937 obtienen buenos resultados. Sin embargo, el BUF nunca hizo frente a unos comicios a nivel nacional, pues impulsaron a sus votantes abstenerse, ofreciendo la promesa del fascismo para la próxima vez.

Hacia mediados de los años 30, las actividades cada vez más violentas de la BUF y un malestar cada vez mayor en su alineación con el NSDAP de Adolf Hitler, comenzaron a molestar a algunos de sus partidarios de la clase media. La cantidad de miembros y simpatizantes disminuyó en consecuencia. En una reunión en Londres, en 1934, los miembros de la BUF estuvieron implicados en una confrontación violenta contra los comunistas, y esta mala publicidad hizo al Daily Mail retirar su apoyo al partido. Con su carencia de éxito electoral, el partido se fue alejando de la política moderada y viró hacia un antisemitismo radical entre 1934 y 1935. Organizaron varias marchas y protestas antisemitas en Londres, tal como la que dio lugar a la Batalla de Cable Street, en octubre de 1936. No obstante, sus afiliados eran menos de 8.000 antes del fin de 1935. El gobierno prohibió usar sus uniformes políticos durante las marchas, requirió la autorización de la policía para las marchas políticas y se enfrentó con eficacia el movimient


Internamiento.

El 23 de mayo de 1940, Mosley, junto con la mayoría de los fascistas activos en el Reino Unido, fue internado bajo la regulación 18B de defensa, y el BUF fue proscrito más adelante. Internaron a Diana Mosley también, poco después el nacimiento de su hijo, y vivieron juntos la mayoría de la guerra en una casa en las cercanías de la prisión de Holloway. Mosley pasó el tiempo leyendo extensamente sobre las civilizaciones clásicas.

La posguerra.

Después de la guerra, Mosley entró en contacto con sus antiguos partidarios y fue persuadido (inicialmente contra su voluntad) para que volviera a la política activa. Formó el Movimiento por la Unión, que propuso una única nación europea. Esta postura ha sido citada por los críticos de la lentitud británica a integrarse a la Unión Europea como evidencia de que esa postura fue originada por los fascistas, aunque los estudios académicos del fascismo ven generalmente este hecho como desarrollo de algunas de las corrientes del fascismo europeo de la preguerra y no conectadas con la fundación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero.

Las reuniones del Movimiento de la Unión a menudo fueron interrumpidas. Esto condujo a la decisión de Mosley, en 1951, de salir del Reino Unido y trasladarse a Irlanda y luego a París. Volvió brevemente al Reino Unido para presentarse a la elección de 1959 en Kensington del Norte, haciendo eje de su campaña con el tema de la inmigración "excesiva". Volvió por última vez a disputar las elecciones generales de 1966, antes de escribir su autobiografía, Mi vida (My Life) (1968) y se retiró. En 1977 lo nominaron para el cargo de rector de la Universidad de Glasgow.

Los documentos de Oswald Mosley se conservan entre las Recopilaciones Especiales (Special Collections) de la Universidad de Birmingham.

 

Real Time Web Analytics