20 de junio de 2018, 01:50:32 am

Noticias:

Votad diariamente por el foro en los Top de historia.


Láminas Osprey

Iniciado por Ignaz Woll, 24 de agosto de 2014, 20:09:15 pm

« anterior - próximo »
Ir Abajo

Ignaz Woll


100. Gebirsjäger-Regiment, 5. Gebirs-Division, Colina 259, Creta, 23 de mayo de 1941

En el 20 de mayo, cuando el regimiento aterrizó en el aeropuerto de Maleme, una gran parte de los Gebirsjäger fueron aniquilados por el fuego de los defensores neozelandeses, poco después de salir de los Ju52 que los habían transportado. Durante los siguientes días, los infantes de montaña alemanes tuvieron que abrirse camino entre las fuerzas de la Commonwealth que defendían escarpadas montañas y estrechos pasos. En numerosas ocasiones, los bravos bávaros (pues la gran mayoría de la división era de esa zona, al contrario que en otras unidades, donde los austríacos eran dominantes) pudieron flanquear y atacar desde la retaguardia a posiciones enteras, sorprendiendo a los aturdidos infantes que la defendían, que se preguntaban por dónde habrían podido alcanzarles. Sin embargo, los Gebirsjäger no siempre estuvieron al ataque, sino que tuvieron que defender las líneas alemanas en numerosas ocasiones por la enorme terquedad y arrojo de sus enemigos. Por la efectividad de su unidad, el comandante del 100. Gebirsjäger-Regiment, el Oberst Willibald Utz, fue condecorado con la Ritterkreuz.

Esta pareja de artilleros sirve un mortero de 5cm, el leGrW 36 (leichter Granatwerfer 36). Durante la Batalla de Creta, debido a la nula presencia de la artillería y del limitado apoyo aéreo, los infantes tuvieron que hacer uso de sus morteros. El leGrW 36, el único mortero ligero, no tenía una gran fama. Era complejo, pesado (14 kg, más que la MG34), y no tenía un alcance enorme, pues su máximo rango eran poco más que 500 metros. Además, su mira telescópica era, de igual modo, compleja para apuntar. Su munición, por último, fue acusada de ser poco dañina.  Se podría decir que su única ventaja era su portabilidad (debido a su asa, como podemos ver en la lámina), y que podía ser servida por tan sólo dos hombres. Su producción fue cancelada en 1941, y se retiró de las líneas del frente en 1942. Aún así, numerosas piezas volvieron a ser puestas en acción en los últimos albores de la contienda.

Los dos cazadores de montaña de la lámina llevan el clásico uniforme tropical, pero algunos ragos e insignias identifican su rama. El ribete de las hombreras, de un vivo color verde, así como la Bergmütze con la "Edelweiss" y el parche en la manga con la misma flor alpina.  En términos de equipo, es visible en la espalda de ambos artilleros la pieza metálica para acarrear las diferentes partes del arma. Pafa finalizar, podemos observar que el infante de la derecha, el "cargador", ha sacado su pala de su funda para aplanar el agreste terreno para poder, más tarde, emplazar el mortero.


mister xixon


Ignaz Woll



3. Aufklarüng-Abteilung, 5. Leichte-Division, El Agheila, Libia, 20 de febrero de 1941

Como apoyo al Regio Esercito italiano, en situación de derrota en el Norte de África, el 11 de enero de 1941 Adolf Hitler ordenó al Heer el envío de un "Sperrverband" (destacamento de bloqueo) formado a partir de unidades procedentes de la 3. Panzer-Division. Esa agrupación fue denominada 5. Leichte-Division, y el Generalleutnant Johannes Streich, veterano comandante del 15. Panzer-Regiment entre el 12 de octubre de 1937 y el 31 de enero de 1941, que había combatido en Polonia y Francia, donde había ganado la Ritterkreuz. Los primeros elementos de la división arribaron en África el 14 de febrero, en Trípoli. Patrullas de reconocimiento fueron lanzadas inmediatamente hacia el este, pero no fue hasta casi una semana más tarde, hasta el 20 de febrero, cuando los teutones hicieron contacto con los británicos por primera vez.

Estos soldados, que montan en una motocicleta BMW R12, acaban de estrenar su uniforme tropical (Tropenanzug), diseñado por el Instituto de Medicina Tropical de Hamburgo, basado el en uniforme de las tropas coloniales alemanas en la PGM, a su vez basado en su homólogo británico. Al llegar a su nuevo teatro de operaciones, los soldados alemanes reaccionaron rápidamente, sacanda las faltas de sus uniformes. La inútil corbata fue rápidamente desechada, el salacot (cómo los de estos infantes) no recibió muy buenas críticas, por lo que fue, poco a poco, reemplazado por el más ligero gorro M40, de forma similar al gorro de los Gebirsjäger.

El primer infante por la derecha es un Unteroffizier , como podemos averiguar por sus hombreras y por la raya distintiva en el cuello o "Tresse". Está armado con un subfusil MP-40, con sus reglamentarios portacargadores tropicales.  Asímismo, esta pertrechado con unos útiles binoculares. Como su compañero más cercano, lleva unas botas altas. El siguiente soldado, el conductor de la motocicleta, lleva un uniforme y un equipo idéntico a su suboficial, salvo que el lleva los portacargadores (continentales, de cuero negro) para su arma correspondiente, un Kar 98k, como el tercer infante en esta lámina. A todos ellos se les puede reconocer el cuerpo en el que sirven por las hombreras: el de reconocimiento, con su ribete amarillo.

PD:

CitarBuen relato Ignaz  #@5 #@5
saludos #@5 #@2


Gracias, Mister Xixon  ¢@26!


peiper

Me encantas estas imágenes por su calidad para apreciar los detalles,excelente Ignaz Woll .
Saludos

josmar

Son muy buenas láminas. Las considero mejores y más realistas que las de los personajes estáticos... #@5


Ignaz Woll



408. Artillerie-Abteilung, 104. Artillerie-Kommand, Gabr Saleh-Sidi Omar, Libia, 20 de noviembre de 1941

Una de las unidades subordinadas al Afrika Korps del Generalfeldmarschall Erwin Rommel, además de la 15. y la 21. Panzergrenadier-Divisionen, la 90. Leichte-Afrika-Division, y el XXI. Cuerpo de Ejército Italiano, compuesto por 4 divisiones de infantería, era la 104. Artillerie-Kommand, al mando del Generalmajor Karl Böttcher, que agrupaba todas las unidades de artillería no regimentales, traídas desde el continente en un intento de paliar la casi inconmensurable diferencia entre el número de piezas de los aliados y el Eje en el Norte de África. Las piezas de artillería, y en especial, las de largo alcance, probarían su valía en el desierto libio, donde decidirían numerosas batallas.

La pieza artillera que podemos observar en esta lámina es un cañón schwere Feldhaubitze 18 o sFH 18, de 15cm. Era muy común verlo en las baterías pesadas alemanas durante toda la guerra. Por su alcance, por su efectividad, este cañón fue seleccionado para  ser montado en el Sd.Kfz. 165 "Hummel".

Los dos teutones que vemos en primer plano son un Oberleutnant (a la izquierda), que es el comandante de la batería (Batterieführer), y un simple Kanonier. Ambos portan uniformes casi idénticos, ya que en África, al contrario que en Europa, no había tanta diferencia entre los uniformes. Estos dos artilleros, como el resto de los servidores de la batería, llevan el chaquetón M40 tropical de lana, vital en las noches más gélidas en el desierto, de un color chocolate oscuro. De igual modo, todos los hombres de la batería llevan la gorra con visera tropical M40 (el oficial con el ribete plateado reglamentario), introducida a mediados de 1941, con su correspondiente triángulo rojo, indicando el cuerpo. Un detalle curioso en el Kanonier de la derecha es que no ha reemplazado áun las hombreras, pues todavía se puede atisbar el negro en la hombrera, propio del uniforme continental. Viste el cinturón tropical para otros rangos, y unas botas altas. En cambio, su comandante está pertrechado con el impopular cinturón tropical para oficiales, distinguible por su forma circular.


mister xixon

Bonitas laminar Ignaz #@5 #@5 y muy buenos los detalles que las acompañan #@2 #@5
saludos #@5 #@2

Ignaz Woll



5. Panzer-Regiment, 21. Panzer-Division, Sidi Rezegh, Libia, 23 de noviembre de 1941

La 5. Leichte-Division era, ante los ojos de Rommel, una unidad provisional, que desembarcaba en África como una fuerza defensiva, con el objetivo de bloquear al enemigo. Bajo su dinámico mando, la división fue pronto reconvertida en una fuerza ofensiva. A medida que nuevos vehículos, más soldados, más reavituallamientos alcanzaban los puertos norafricanos, la división vio sus almacenes llenos, y alcanzó un nuevo status, y se ganó el título de 21. Panzer-Division.  Y es que, el tanque era un arma clave en la guerra en el desierto, bien por su movilidad y por su potencia de fuego.

Entre los triunfos iniciales alemanes y la posterior retirada en diciembre, el 5. Panzer-Regiment combatió a lo largo de casi toda Libia, y alcanzó el Paso Halfaya, uno de los mas importantes "pasillos" entre Egipto y Libia, situado en el norte de este último país. Allí, cuando el 18 de noviembre, los británicos comenzaron su "Operación Crusader", el regimiento combatió, junto al resto de la división y la 15. Panzer-Division, inflingiendo numerosas bajas en las líneas anglosajonas, sufriendo asimismo notorios muertos y heridos en las líneas defensoras. El 21 de ese mismo mes, las Panzer-Divisionen son enviadas a Sidi Rezegh, para frenar a las  4ª y la 22ª Brigadas Acorazadas Británicas. Asímismo, las piezas anti-tanque también colaborar en la frenada de los blindados britones.  3 días más tarde, los alemanes e italianos habían perdido tan sólo 126 por 250 de los británicos, y la escapada de los de la Commonwealth había sido paralizada. Ahora el turno llegaba a Rommel.

Estos dos tanquistas (Feldwebel uno y Leutnant el otro) llevan unos uniformes con varios rasgos distintivos de su aram en África, y otras características curiosas. El suboficial de la izquierda, que será el comandante del Panzer III. Ausf. G en el segundo plano,, debe llevar en el teatro tropical desde febrero, desde el inicio, pues lleva las botas altas con las que las primeras oleadas fueron pertrechadas. En el pecho, orgulloso, lleva su Panzerkampfabzeichen. Su gorra, como la de su superior, es una "Schiffen" de carristas, que se han traído desde su anterior destino, pues no había prenda para la cabeza oficial entre los tanquistas en el Norte de África. Colgado del cuello, este Panzerführer lleva aún colgado del cuello el "Funkhaube", con los auriculares y demás cables necesarios. En las solapas de la guerrera, porta las tan comunes calaveras metálicas, reemplazando los parches del uniforme continental en el más amarillento tropical.

Su Leutnant, lleva, de la misma manera, la "Schiffen" negra, pero con el ribete plateado propio de los oficiales, lleva, a diferencia del suboficial, los parches de cuello continentales, ante la imposibilidad de apropiarse de unos de rigor, tropicales. En su cintura también se nota la diferencia de rangos, pues este oficial tanquista viste el cinturón tropical para oficiales. Por último, decir que porta unas botas cortas, introducidas a mediados de 1941.

La identificación del tanque británico abandonado... digamos que se la dejo a los "experten"... #@24

CitarBonitas laminar Ignaz #@5 #@5 y muy buenos los detalles que las acompañan #@2 #@5
saludos #@5 #@2


Gracias, una vez más, MX  #@5!


Ignaz Woll



33. Panzerjäger-Abteilung, 15. Panzer-Division, Sollum, Libia, 3 de diciembre de 1941

En 1941, la gran mayoría de los batallones anti-tanque (o Panzerjäger-Abteilungen) estaban todavía equipados con el ineficaz PAK 36, de 37mm, que ya había dado muestra de su obsolescencia en numerosas ocasiones, ya fuese contra los carros más pesados en Francia o con los blindados del Ejército Rojo en las primeras fases de la Operación Barbarroja. El 33. Panzerjäger-Abteilung podía considerarse afortunado, pues contaba con piezas de mayor calibre, que además, debido a la preferencia del entonces General der Panzertruppe Rommel por la velocidad, eran motorizadas. Aunque pertenecía a

Los alemanes, en sus primeros proyectos para desarrollar un cazacarros, decidieron hacer uso de sus chasis todavía sin usar de los obsoletos Panzer I. Ausf. B, y equiparlos con el fiable cañón Škoda de 47mm, que, a pesar de su rudimentario diseño, ofrecía una buena capacidad de tiro, además de un más que buen alcance. Los primeros 99 ejemplares del Panzerjäger I fueron enviados a Francia en 1940, donde fueron bien recibidos por sus tripulaciones, que alababan el alcance y la efectividad del cañón contra tanques, barricadas, y nidos de ametralladoras, pero criticaban la baja visibilidad de los tripulantes, que, ante la obligación de levantar la cabeza por encima de la barrera, eran fácilmente cazados por los francotiradores franceses. Para el día (entre el 18 y el 21 de marzo de 1941) en el que 27 de esos cazacarros desembarcaban en Trípoli, aquellas faltas no habían sido corregidas, pero esta claro que la manera de combatir no tenía parentesco con la contienda que se había llevado en Europa.

Los Panzerjäger I de esta lámina llevan, lógicamente, el camuflaje tropical, y una Balkenkreuz en el flanco. Este trío de tripulantes, que se refrescan y descansan en un parón, visten todos el uniforme distintos ejemplos de uniformidad en el Áfrika Korps. El primero, el Unteroffizier que probablemente este al mando de uno de los cazacarros, viste un salacot de origen holandés, entregados a los teutones en África tras la derrota en el verano de 1940 de los Países Bajos, eso sí, con las insignias alemanas reglamentarias. Este veterano suboficial, que lleva la guerrera reglamentaria, con las también reglamentarias hombreras tropicales, porta en su pistolera una Walther P38. Es curioso el uso de pantalones largos, no tan comunes de ver en la tropa, si en los oficiales. Por último, mencionar el característico "Tresse", junto a los parches de cuello, que identifica su pertenencia al grupo de suboficiales.

Los dos Panzerschützen que  le acompañan llevan una vestimenta idéntica: camisa y pantalones cortos. El del centro, viste una gorrilla con visera tropical M40, con el ribete triangular de color rosa, identificando el arma blindada, el mismo ribete que lleva, de la misma manera que sus compañeros, en las hombreras. Su otro compañero, el que esta sentado encima de un bidón (marcado en blanco, por lo que porta agua)y disfruta de la presencia de un insospechado amigo, lleva, todavía, las hombreras continentales, y el no tan popular salacot germano. Como su compañero, y al contrario que el suboficial, no ha cosido el águila en la camisa, ya que no era reglamentario, al contrario que su presencia en la guerrera. Por último, mencionar que su compañero en segundo plano, que se encuentra en el cazacarros, parece llevar una "Schiffen", una gorra sin visera.


Ignaz Woll



115. Schützen-Regiment, 15. Panzer-Division, Gazala, Libia, 16 de diciembre de 1941

Los Schütze-Regimenten, los regimientos de infantería en las primeras divisiones Panzer, habían sido instruidos para luchar en conjunción con los blindados, pero todavía no estaban equipados con semiorugas, y solo contaban con dos batallones, al contrario que las Infanterie-Regiment (mot.).

La mayor presencia de ametralladoras en el ejército alemán que en cualquiera de sus enemigos, propiciada por la doctrina de sus escuelas militares, hacía, en la mayoría de ocasiones, que desde las unidades más pequeñas hasta los batallones, las defensas estaban organizadas en torno a las ametralladoras. A finales de 1941, la ametralladora más común en la Wehrmacht era la MG-34, de 7.92mm. Como podía ser usada en bípode, como ametralladora ligera (lMG o "leichte MG"), o en un afuste, como ametralladora pesada (sMGo "schwere MG"). Con su rápido cambio de cañón y su posibilidad de ser amunicionada por cinta o por unos cargadores de tambor (de 50 balas), ganó en poco tiempo la fiabilidad de los infantes germanos, incluso de los más exigentes.

En esta lámina, podemos ver una de las mencionadas ametralladoras MG-34, en el trípode correspondiente (Laffette 34), con su mira especial a la izquierda del arma. Los servidores de una de estas sMG debía constar de 6 hombres, de los que sólo 4 aparecen en esta ilustración. El infante a la izquierda (seguramente un Leutnant) confirma la distancia de los objetivos con su telémetro, el hombre a su derecha, amuniciona la cinta, el artillero en el centro, dispara la MG-34, y el último hombre con unos prismáticos, se encargaría de avistar a los objetivos. Los dos últimos soldados que no aparecen en esta escena deben estar consiguiendo más munición para la ametralladora, que podía disparar hasta 800-900 balas por minuto. Detrás de este último infante, el de los binoculares, yacen unos nuevos cañones para la ametralladora, que, después de que el hombre de la cinta sacara el maltrecho y ardiente semejante, procedería a colocar.

Los uniformes de estos hombres han cambiado radicalmente desde que llegaron aquí: el oficial de la extrema izquierda, muestra, orgulloso, su gorra con visera, blanquecina por el sol, signo de veteranía, mientras que el resto de los servidores con dicha gorra muestran su relativa poca presencia en África por el pardo color de las suyas. El tirador, que no ha sacrificado su comodidad por su seguridad, se ha vestido con su Stahlhelm, al que le ha dado la correspondiente pintura de camuflaje tropical.  Todos los infantes llevan un uniforme idéntico, con pantalones largos y camisa. Un detalle curioso a nuestros ojos podría ser las pistoleras y demás útiles de cuero negro, pues el Éjercito no fabricó pistoleras tropicales, para el disgusto de los hombres de Rommel. Su color contrasta de sobremanera con el resto de elementos, incluso con el propio cinturón, de color khaki.



josmar

Muy  buena la descripción, y mejor la minuciosidad en la justificación de las variables en los detalles...


mister xixon

Lo justo para cazar gorriones, 800 garbanzos por minuto #@2
Bonita lamina Ignaz #@5
saludos #@2 #@5

Ignaz Woll



Infanterie-Regiment, en algún punto de la Unión Soviética, verano de 1941

El 22 de junio de 1941, como es bien sabido por la mayoría de los foreros, los alemanes dieron comienzo a la Operación Barbarroja, la Invasión de la URSS. 134 divisiones teutonas, organizadas dentro de 7 ejércitos y 4. Panzergruppe, penetraron la frontera, adentrándose en la vastas estepas sobre las que combatirían durante 4 años más. Sus aliados, y en especial, Rumanía y Finlandia, les ayudarían con un millón y medio de hombres más, en su particular lucha contra el comunismo.


De todas las divisiones y unidades mencionadas anteriormente, Alemania relegaba especialmente en la 17 divisiones Panzer, 13 Infanterie-Division (mot.) y una única división de cavallería ( la 1. Kavallerie-Division, más tarde 24. Panzer-Division), para acometer su efectiva estrategia. Pronto, aquel territorio extraño para la gran mayoría de los infantes se tornaría en poco menos que una pesadilla, cuando el invierno hizo su aparición, paralizando las columnas de reavituallamiento y suministros, y el Ejército Rojo se lanzó en masa al ataque para intentar alejar al enemigo de Moscú.

La unidad que se nos muestra en esta página es un Gruppe, que estaba comandado por un Unteroffizier, que en esta obra está situado en la derecha, y que estaba compuesto por 8 soldados más. Por un lado, estaba la Schützen-Trupp, comandada por el segundo al mando ( o stellvertretender Gruppenführer), y formada por 5 infantes, armados con rifles. Por otro lado, estaba la MG-Trupp, formada por 3 soldados: el artillero y dos asistentes. En 1941, la totalidad del pelotón, excepto el Gruppenführer, que iba armado con una MP-40 (como en la lámina) y el artillero, que llevaba la MG-34 y una P-08 "Luger" o una Walther P38 para el combate cercano, iba armado con el fusil Kar 98k.

En la lámina, todos los infantes que podemos observar visten la guerrera M40, salvo el suboficial, que lleva la M36 (con sus distintivos cuellos verdes oscuros), signo de su veteranía. Ninguno de los infantes lleva el Stahlhelm (todavía con las insignias nacionales en los laterales, a pesar de que fuesen eliminadas en 1940)  puesto, y es que resultaba extremadamente incómodo en las marchas, por lo que la mayoría de ellos lleva la gorra "Schiffen", con el triángulo blanco, que indica su rama, en este caso, la infantería. Asímismo, se puede ver que todos los soldados de la imagen llevan botas altas ( Marschstiefel), que no serían reemplazadas por las más prácticas botas cortas ( Schnürschuhe) hasta otoño de 1941, cuando dejarían de ser entregadas a los reclutas. Me extraña la curiosa manera de acarrear las cajas con las cintas de munición para la ametralladora, colgadas del fusil.


Ignaz Woll



212. Infanterie-Regiment, 79. Infanterie-Division, Río Dnieper, Unión Soviética, 14 de julio

En toda división alemana, al menos durante la SGM, cada compañía de cualquiera de sus regimentos de infantería estaba designada númericamente. Si alguien mencionase en algún informe la 5./212. IR, el lector rápidamente la identificaría como la 5. Compañía del 212. Infanterie-Regiment, perteneciente al II. Bataillon. Y es que, el primer batallón disponía de las primeras cuatro compañías, entre la quinta y la octava, serían del segundo batallón, y al tercero le corresponderían desde la novena hasta la duodécima. Sin embargo, no todas las compañías eran idénticas, pues la 4., la 8. y la 12. eran compañías de ametralladoras pesadas, y la 13. y la 14. , que estaban bajo control regimental, estaban equipadas, en este orden, con cañones de apoyo a la infantería (Infanterie-Geschütz), formando la 13. Infanterie-Geschütz-Kompanie, y con cañones anti tanque, formando la 14. Panzerjäger-Kompanie.

Este trío de soldados que vemos en la imagen pertenecen a la Infanterie-Geschütz-Kompanie, y están a cargo (junto a otros tres hombres más) de la pieza que tienen detrás, una le.IG 18, de 7,5 cm. Introducida en 1932, está magnífica pieza estaba extremadamente bien valorada por sus servidores, ya que era extremadamente compacta y tenía una baja silueta, resultando en un poderoso cañón casi invisible, al poder ser acarreada por dos caballos o por un vehículo ligero, debido a su bajo peso (400 kilos). Su fuego directo o indirecto, extremadamente útil en cuanto a favorecer el avance de la infantería en un terreno fortificado, o incluso en la lucha calle por calle, para silenciar un edificio hostil, ofrecía una extremadamente buena protección a la infantería.

Estos tres infantes han unido sus Zeltbahn para formar una tienda de campaña sin acabar, tan sólo para protegerles de manera ligera contra el frío nocturno en el verano ruso. Esta sería una de las más pequeñas extructuras que se podían edificar con los versátiles ponchos/gabardinas, pues los manuales alemanes contemplaban, incluso, estructuras de tamaño suficiente como para acoger a 16 hombres en su seno (contando con los necesarios Zeltbahn, lógicamente). Dos de los hombres de esta ilustración se han desecho de su guerrera momentáneamente, mientras que el tercero todavía viste el jersey propio del Heer. A punto de trasladarse a una nueva posición, estos infantes estan volviendo a empaquetar su equipamiento. Un detalle curioso de las Infanterie-Geschütz-Kompanie es que sus mienbros pertenecían a la infantería, a pesar de servir en una pieza de artillería, por lo que su ribete, ya fuese en la guerrera, o en la gorra o "Schiffen" (como podemos observar en la imagen), sería el blanco de la infantería.


PD:

CitarLo justo para cazar gorriones, 800 garbanzos por minuto #@2
Bonita lamina Ignaz #@5
saludos #@2 #@5


CitarMuy  buena la descripción, y mejor la minuciosidad en la justificación de las variables en los detalles...


Una vez más, gracias a vosotros, Mister Xixon y Josmar, por vuestros atentos comentarios... #@5


peiper

Yo la verdad es que disfruto mucho con estas imágenes tan detalladas y la descripción que acompañas me las voy a tener que empezar a guardar separadas por carpetas.
Saludos

Ir Arriba