Autor Tema: Anecdotas Militares  (Leído 112298 veces)

Desconectado Molders

  • Miembro completo
  • ***
  • Mensajes: 157

Anecdotas Militares

« en: 05 de Marzo de 2006, 18:27:49 pm »
Al secretario del club de Veteranos de la Fuerza Aerea Canadiense se presento un individuo que deseaba ingresar en aquel circulo.
Al preguntarsele en que unidad habia servido, dijo:
- Fui coronel de la Lutfwaffe.
Descincertado, el tesorero le respondio:
- No podemos admitirlo. Usted era del enemigo.
- Se equivoca - repuso el aleman- el "enemigo" eran ustedes.
Se acepto la solicitud, y el aspirante fue inscrito en una categoria especial, formada en ese momento: la de socios que sirvieron en otras fuerzas, fuera de las aliadas.

Desconectado ULRICH

  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.288
  • Sólo esta perdido,quien se da por vencido.

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #1 en: 05 de Marzo de 2006, 19:15:15 pm »
Muy buena Molders.

Un joven alférez de aviación en viaje hacia su destino se detuvo en Derna para cobrar su soldada.Cuando el pagador iba a escribir en su cartilla el asiento correspondiente,el aviador le respondió:
-.¡Un momento!.Escriba usted en otra hoja:ésa está reservada para la inscripción de las condecoraciones.
Se trataba de una hija en la que ya figuraba la concesión de la Cruz de Hierro de primera clase.
-.¿No creerá usted que va a recibir aquí alguna cruz más?-Replicó el pagador.
-.Naturalmente.-respondió el alférez.
El pagador dejó un par de hojas libres antes de escribir y devolvió la cartilla al alférez al tiempo que comentaba irónico:
-.Ahora ya tiene espacio suficiente para robles y brillantes.
Un año más tarde al pagador se le hubiera helado la ironía en los labios,porque el alférez no era otro que Hans-Joachim Marseille.

UN SALUDO.

Desconectado ULRICH

  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.288
  • Sólo esta perdido,quien se da por vencido.

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #2 en: 05 de Marzo de 2006, 19:56:36 pm »
En 1924,Mussolini visitaba Sicilia.Recorrió muchos pueblos y llegado a uno, el Alcalde(Miembro de la terrible máfia siciliana) al recibirlo le dijo que esa gran escolta que tenía en su pueblo no le haría falta.Mussolini se negó a prescindir de su numerosa escolta.El Alcalde se sintió ofendido y para vengarse dió orden de que nadie fuera al discurso del Duce.
Mussolini salió al balcón del ayuntamiento y no había nadie en la plaza.Éste tomó buena nota y mandó a Césare Mori que acabara con la máfia,logrando meter en la cárcel a un gran número de miembros.
Con el desembarco de Sicilia en 1943,los aliados volvieron a soltar a los presos ignorantes de el porque estaban presos.
Por una vez alguien mandó más que el Duce.
UN SALUDO.

Desconectado ULRICH

  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.288
  • Sólo esta perdido,quien se da por vencido.

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #3 en: 05 de Marzo de 2006, 20:11:03 pm »
Ante el miedo que Rommel provocaba al enemigo en la campaña del desierto que el comandante en jefe  de las fuerzas británicas en Africa,General Auchinleck,se vió obligado a enviar esta patética orden a sus oficiales:

"Existe el peligro de que Rommel se convierta para nuestros hombres,en una suerte de mago o guerrero invencible.Incluso en el caso de que fuera un superdotado,sería poco deseable que nuestros soldados le atribuyeran poderes sobrenaturales.
Quiero desterrar por todos los medios la idea de que Rommel es algo más que un General alemán.No pronunciaremos más su nombre.
Desde ahora,debemos referirnos a los alemanes o las potencias del eje o simplemente al enemigo.Pero no estar contínuamente mencionando el nombre de Rommel".

UN SALUDO.

Desconectado ULRICH

  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.288
  • Sólo esta perdido,quien se da por vencido.

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #4 en: 05 de Marzo de 2006, 20:28:03 pm »
En una entrevista al periodista J.Nicolás el 9-7-1982,durante una visita a España,Rudel comentó que había una norma para los pilotos de Stuka ,que no realizasen más de 100 picados,dado que a partir de esta cifra y a causa de la enorme presión,el cerebro de los aviadores podía quedar afectado.
Con ironía Rudel dijo:"Realizé,sin embargo,más de 2.500 picados y yo no soy idiota..."

UN SALUDO.

Desconectado ULRICH

  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.288
  • Sólo esta perdido,quien se da por vencido.

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #5 en: 05 de Marzo de 2006, 20:29:47 pm »
Otra de Ulrich.

De regreso de un servicio se encontró con una impresionante niebla sobre territorio enemigo,decidiendo ascender para poder ver el cielo y orientarse mejor.No consiguiendolo se decidió a volar a rás de los árboles durante todo el camino de regreso,con el enorme riesgo que ello conllevaba.Por fin,pensando que estaba ya en territorio propio realizó una perfecta toma de emergencia en un campo arado.Al apagar el motor se escuchó un ruido de tráfico de carretera,por lo que envió a su ametrallador a investigar con el resultado de que estaban en territorio alemán y que su base no estaba demasiado lejos;así que no queriendo esperar a que la niebla se despejase para despegar de nuevo,puso en marcha el motor de su Stuka y metiendose en la carretera , se dirigió rodando hacia a su aeródromo,ante los atónitos ojos de los conductores que se cruzaban con él.Pero a escasos kilómetros de su aeródromo se tropezó con un estrecho paso a nivel de ferrocarril por el que el Ju-87 no podría cruzar,frustando sus deseos.

UN SALUDO.

Desconectado ULRICH

  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.288
  • Sólo esta perdido,quien se da por vencido.

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #6 en: 05 de Marzo de 2006, 20:58:11 pm »
Quién diría que el "niño"de 18 años  al que cortan el pelo,volvería a Texas como un héroe con más de 240 alemanes muertos y 24 medallas.



Su nombre era Audie Murphy.

UN SALUDO.

Desconectado Molders

  • Miembro completo
  • ***
  • Mensajes: 157

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #7 en: 05 de Marzo de 2006, 21:51:51 pm »
Las primeras misiones británicas de bombardeo demostraron que la R.A.F. no poseía los aviones adecuados para acometer con posibilidades de éxito el bombardeo estratégico de objetivos militares e industriales alemanes. 
Los Hampden que eran comparativamente rápidos y maniobrables, carecían de torretas de accionamiento eléctrico y sus ametralladoras de direccionamiento manual de calibre .303 no daban la talla ante los cañones Messerschmitt de 20 mm. , que disparaban proyectiles explosivos. 
Los monomotores Fairey Battle eran aún más limitados. Más de 2000 de ellos habían sido construidos en base a un diseño de 1932. Eran lentos y con sólo dos ametralladoras, tenían una potencia de fuego menor que los Hampden. Después de varios enfrentamientos desastrosos con los cazas Messerschmitt 109E, rápidos y bien armados, se ordenó a las unidades de la R.A.F. en Francia que atacasen solo de noche con aviones Battle y aguardaran la llegada de más bimotores Bristol Blenheim antes de realizar operaciones diurnas. 
Por todo esto, a los ingleses les convino respetar el llamamiento hecho por el presidente Franklin D. Roosevelt a las potencias europeas, el 1 de septiembre de 1939, para evitar cualquier bombardeo aéreo sobre poblaciones civiles. El bombardeo sin restricciones era algo en lo que los británicos no querían tomar la iniciativa. Entre otras razones porque no estaban preparados para defender sus propias ciudades de contraataques. Los franceses, cuyas defensas antiaéreas eran aún menos eficaces, temían aún más una represalia alemana. El Mando de Bombarderos tuvo que permanecer un paso por detrás de Alemania en la iniciativa de bombardeos. 
Durante el otoño y el invierno, los escuadrones del Mando de Bombarderos de la R.A.F. empezaron a concentrarse  en un nuevo cometido: esparcir volantes propagandísticos sobre Alemania. Los ingleses habían empezado a lanzar volantes la primera noche de la Guerra. Sin embargo una protesta pública por no bombardear a los nazis con nada más letal  que el papel mientras Hitler devoraba y digería Polonia acabó con las campañas de los volantes. En aquella época se hizo popular el chiste de que a las tripulaciones se les había advertido que desataran los bultos antes de lanzarlos, no fuera que hirieran a alguien abajo
Dos semanas después se reanudó la campaña. Los resultados fueron desalentadores: no sólo no hubo ninguna reacción destacable por parte del pueblo alemán, sino que además las misiones de volantes, como las de bombardeos, revelaron serias dificultades de la R.A.F. para encontrar sus blancos. Sin embargo las defensas aéreas y terrestres del enemigo hicieron poca cosa por impedir estas misiones, y mientras unos cuantos aviones sucumbieron al mal tiempo, ni una sola nave fue derribada por fuego alemán. 
Al hacerse evidente que los panfletos no tenían ningún efecto aparente en los alemanes, el gobierno británico aceptó que tendría que pasar de los volantes a las bombas.

Desconectado Molders

  • Miembro completo
  • ***
  • Mensajes: 157

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #8 en: 05 de Marzo de 2006, 21:53:20 pm »
A las 11:01 am  del 3 de septiembre de 1939, un minuto después de que el Primer Ministro británico declarara oficialmente la guerra a Alemania, se puso en movimiento un plan en el que participarían los escuadrones de bombarderos 107º y 110º, emplazados entonces en Wattisham, 104 km. al noreste de Londres. Por razones políticas los bombarderos británicos tenían prohibido lanzar bombas sobre blancos terrestres, de ahí que el primer golpe se preparase en el mar.   
Un vuelo inicial de reconocimiento, descubrió una concentración de buques de guerra en las radas de Schillig, en Wilhelmshaven (Alemania), en un segundo vuelo al día siguente vieron más buques en unas grandes instalaciones navales cerca de la entrada del canal de Kiel, en Brunsbütel.   
El 4 de septiembre poco después de que el oficial Andrew McPherson volviera  de su segundo vuelo de reconocimiento, 10 Blenheim comandados por el teniente K.C. Doran, cada uno con dos bombas de uso general de 225 kilos, dotadas de fusibles de retardo de 11 segundos para ataques a bajo nivel, partieron con el cielo encapotado rumbo a Wilhelmsha- ven. Para unirse al ataque, despegaron cinco Blenheim del 139º Escuadrón de Wyton, no encontraron sus blancos debido al mal tiempo y tuvieron que volver.   
Los diez bombarderos del 110º Escuadrón  de Doran localizaron los objetivos fondeados, eran el pequeño acorazado Almirante Scheer y el crucero Emden. No tuvieron problemas para aproximarse e impactar dos veces en el Almirante Scheer, pero las bombas rebotaron en la cubierta acorazada y cayeron al agua antes de estallar. Cuando emprendieron la retirada, los cañones antiaéreos de los buques y del puerto abatieron un Blenheim. Cuando los 5 aviones del 107º Escuadrón llegaron a los blancos, el fuego antiaéreo era demoledor. Sólo uno sobrevivió.   
Mientras 14 Wellington de los escuadrones 9º y 149º se dirigían a Brunsbütel. Se enfrentaron a un fuego antiaérero tan feroz como antes se habían encontrado los Blenheim.Dos Wellington cayeron. El resto afirmó haber realizado un impacto que no pudo ser confirmado.   
De los 29 aviones que participaron en esta primera ofensiva británica de la S.G.M. 10 no encontraron sus blancos y siete se perdieron. El daño a los buques había sido superficial, salvo el que ocosionó uno de los Blenheim derribados que se estrelló contra la proa del Emden en un posible acto de valentía del piloto derribado, o por simple casualidad.   
La primera ofensiva británica habia sido un catastrófico fracaso.

Desconectado Molders

  • Miembro completo
  • ***
  • Mensajes: 157

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #9 en: 05 de Marzo de 2006, 22:05:16 pm »

 El 17 de Septiembre cuando Stalin ordenó a sus tropas que cruzaran la indefensa frontera este polaca, ya no quedaban dudas sobre el resultado de la invasión. Los pilotos polacos recibieron la orden de su comandante, el general Wladyslaw Jan Kalkus, de huir por el suroeste hacia la neutral Rumania. 
Volaban en cualquier avión que pudieran conseguir, hacían auto-stop en coches que viajaban hacia el sur o se llegaban a la frontera rumana a pie. Desde allí por lo general se dirigían a Italia o Grecia, que aún eran neutrales y de allí a Francia y, finalmente a Inglaterra, donde eran acogidos por la RAF. Durante la batalla de Inglaterra lucharon valientemente alentados por su odio a los alemanes.
Uno de los primeros en escapar fue el mayor Mumler. Antes de abandonar su país voló en su P11 por toda Polonia para mantenerse fuera del alcance de los alemanes, y luego de los rusos. En una ocasión cuando ya se quedaba sin combustible aterrizó en una carretera junto a una columna polaca, milagrosamente tenían un barril de combustible. En su último aterrizaje en Polonia sobre una pista maltrecha, daño su rueda de cola por lo que supo que el próximo vuelo sería el último. "Me dije a mi mismo", escribió Mumler tiempo después, "es la última vez que despego. Y le hable a mi avión -tenía un alma humana- : "no me falles amigo". Despegué y puse rumbo a Rumanía, adonde solíamos ir de vacaciones antes de la guerra, de modo que conocía el país bastante bien. Ya casi había oscurecido, pero tenía que seguir adelante; crucé el río Dniester en la frontera rumano-polaca, luego el río Prut, y me dirigí río abajo hacía la base aérea de Czerniowce. Finalmente vi abajo un aeródromo lleno de aviones. De pronto recordé que había olvidado revisar el depósito de combustible. ¡Miré  y estaba a cero! Aterricé un segundo después de que se parara la hélice." 
Desde Rumania, Mumler viajó en tren a Belgrado, y luego a Atenas, de allí en barco a Marsella. Tras la caída de Francia, voló en un avión francés a Argelia y tomó un tren lleno de refugiados polacos a Casablanca. Finalmente un convoy británico se llevó a los polacos a Liverpool. 
" El 17 de septiembre, exactamente un año desde que escapara de Polonia, me uní a la Batalla de Inglaterra en el gran 302º Escuadrón Polaco."

Desconectado Hilfswilliger

  • Generalleutnant
  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 5.812
  • Fuerza y Honor

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #10 en: 05 de Marzo de 2006, 23:59:04 pm »
Perdon pero esta teia que ponerla aun no siendo militar.... ;D

Eduardo VIII de Inglaterra, duque de Windsor, tras su abdicación en 1936.

Este hombre que abandono un trono por amor, fue incapaz de mostrar gratitud hacia Walter Monckton, su asistente personal, que no dudó en seguirle al exilio cuando contrajo matrimonio con la divorciada estadounidense Wallis Simpson. Tras más de treinta años a su servicio, a la hora de su jubilación, el duque de Windsor se limitó a regalarle una pitillera... Y por si fuera poco, ¡con su nombre mal escrito!.


AHORA SI

(...) en un campo de prisioneros republicanos, en plena guerra; se descubrió una conspiración para acabar con los guardianes, huir y reintegrarse a la zona de procedencia. Se tomaron las medidas oportunas interrogando a los prisioneros para conocer la identidad del jefe de la intentona, y uno interrumpió las pesquisas voluntariamente para reivindicar las ideas que le habían llevado a organizar la rebelión. Condenado a muerte fue llevado ante el paredón; se le ofrecieron ayudas espirituales que rechazó, así como la tradicional venda. Pero cuando el teniente al mando del pelotón iba a dar la voz de ¡fuego!, el condenado levantó la mano.

- Un momento, por favor.

El oficial bajó el sable.

- ¿Qué pasa?¿Has cambiado de idea?¿Quieres confesarte?
- No es eso- fue la tranquila respuesta. Lo que quiero es advertirle que el tercer fusil empezando por la izquierda tiene un taco en el cañón y puede ocurrir una desgracia".
« última modificación: 06 de Marzo de 2006, 00:11:39 am por Hiwi »

Desconectado ULRICH

  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.288
  • Sólo esta perdido,quien se da por vencido.

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #11 en: 07 de Marzo de 2006, 00:23:20 am »
Frank Musgrove,tripulate de bombardero de la R.A.F.

"Mi supervivencia en Homberg el 21 de Noviembre se debió,o eso creo,a un milagro,y desde entonces he creído en Dios.Hasta entonces he sido agnostico o quizás ateo,desde ese momento he sido un creyente ferviente y devoto.
En Homberg volábamos a unas 240 millas por hora;las bombas bajaban en caida libre desde el Lancaster que iba a la misma velocidad justo por encima de nosotros, y sin embargo, salimos casi indemnes.El hecho de que ese racimo de bombas enormes simplemente nos cayera encima sin causarnos daños fatales, está más alla de la simple atribución al "azar". Una enorme bomba revientamanzanas cayó por un lado del fuselaje, entre el plano de cola y el ala. Otra, lanzada unos segundos más tarde, cayó por el otro lado del fuselaje, de nuevo entre el plano de cola y el ala. La tercera, siguiendo una trayectoria que iba con todas las de la ley hacia el artillero de cola,lo libró por menos de un metro, chocó con el plano de cola pero no llegó a explotar y arrancó un buen bocado de este. Vi todo esto como si fuese a cámara lenta, abstraido del tiempo, anonadado, desde mi cúpula de navegación. No puedo imagi
narme la naturaleza del Dios en el que ahora creo firmemente, sólo creo que es un intervencionista, a escala personal, en los asuntos humanos. El porque,el motivo, no puedo llegar a entenderlo. Pero sé, sin asomo de duda, que es así."

UN SALUDO.

Desconectado Hilfswilliger

  • Generalleutnant
  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 5.812
  • Fuerza y Honor

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #12 en: 08 de Marzo de 2006, 01:18:30 am »
Actualmente algunos fanáticos discuten la posibilidad de que la caballería acabe por extinguirse, y profetizan que el avión, el tanque y los automóviles sustituirán al caballo en las guerras futuras. Yo creo que el valor del caballo y su oportunidad en el futuro serán mayores que nunca (...). Estoy por la utilización de aeroplanos y tanques, pero estos no son más que accesorios del hombre y su caballo.

Mariscal de campo Earl Haig (1925), al poner en duda las cuestiones planteadas en la tesis, "Paris, of the Future Wars" de Basil Liddell Hart (1895-1970), historiador y militar británico

Desconectado Molders

  • Miembro completo
  • ***
  • Mensajes: 157

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #13 en: 08 de Marzo de 2006, 01:47:56 am »
Esta la escuche hace poco:
En una entrevista de Churchill con Stalin en Moscu, Churchill pregunta a Stalin porque no establecia relaciones diplomaticas con el Vaticano. Stallin lo mira fijamente y le pregunta:
De Cuantas Divisiones dispone el Vaticano.

Ironicamente el vaticano puso su granito de arena en la caida del comunismo y de la URSS. ;D

Desconectado Hilfswilliger

  • Generalleutnant
  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 5.812
  • Fuerza y Honor

Re: Anecdotas Militares

« Respuesta #14 en: 08 de Marzo de 2006, 01:52:59 am »
Cinco horas después de que los japoneses lanzaran un ataque aéreo sorpresivo contra las bases estadounidenses apostadas en Hawaii, en 1941, un mensaje transmitido por canales comerciales fue recibido por los comandantes del ejército y la armada de los Estados Unidos destacados en esas islas. Lo envió el jefe del Estado Mayor, general George C. Marshall, desde Washington, dando una advertencia a las fuerzas de defensa de la isla para que se prepararan para un ataque posible.

La declaración de guerra del gobierno japonés había llegado a la embajada de EEUU con tiempo suficiente como para que el ataque sorpresa coincidiera con su anuncio, pero el personal diplomático tardó tanto en descifrar el mensaje en clave que la declaración llegó horas después del ataque. Sin embargo, el servicio secreto estadounidense había interceptado y descifrado rápidamente el mensaje, pero el anuncio llegó muy tarde para prevenir a la base.

El ataque, perfectamente planeado, fue ejecutado por numerosos aviones japoneses. El radar de la base los detectó, pero el alto mando estimó que sería una escuadrilla propia que volvía de una misión. A causa de esto, la sorpresa fue total y permitió la destrucción de casi toda la flota estadounidense en el Pacífico.


 

Real Time Web Analytics