Autor Tema: Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu  (Leído 3262 veces)

Desconectado mister xixon

  • SS-Sturmbann-führer 9ª Division Panzer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 2.680
  • Mister Xixón- puxa asturies.

Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu

« en: 24 de Abril de 2016, 18:52:02 pm »
                                 LAS FAUCES DEL INFIERNO.  PELELIU

Para muchos generales la batalla de Péleliu fue la batalla más difícil del Pacifico, por sus combates feroces y disputados contra un enemigo que por primera vez cambiaba sus tácticas de combate, de una defensa total en la playa, a fuertes fortificaciones en cuevas del interior apoyadas entre si, luchando hasta la última posición a muerte.
Nombre en clave “Operación Stalemate II”, enfrentaba a las fuerzas de Estados Unidos y el Imperio Japonés en las islas Palaos, en el Pacifico. Peleliu tiene una forma de pinza de langosta, de norte a sur la isla mide unos 10 Km de largo con un ancho de 3 Km aproximadamente.



          Leyenda del mapa

    1.- Aeródromo en la isla Ngesebus.
    2.- Caminos.
    3.- Bloody Nose Ridge, (cerro de la nariz sangrienta).
    4.- Línea del frente (22-9-44).
    5.- Cuartel general 14ª División Japonesa.
    6.- Línea del frente (18-9-44).
    7.- Línea del frente (16-9-44).
    8.- Línea del frente (15-9-44).
    9.- 1º Regimiento de Marines.
   10.-Playa Blanca 1 (desembarco 1ª Sección del 1º Regimiento).
   11.-Playa Blanca 2 (desembarco 2ª Sección del 1º Regimiento).
   12.-5º Regimiento de Marines.
   13.- Playa Naranja 1 (desembarco 1ª Sección del 1º Regimiento).
   14.- Playa Naranja 2 (desembarco 2ª Sección del 1º Regimiento)
   15.- 7º Regimiento de Marines.
   16.- Playa Naranja 1 (desembarco 7º Regimiento)
   17.- Aeródromo en la isla Peleliu.
   18.- Arrecifes de coral.
   19.- Zonas pantanosas.
   20.- Isla Ruriid (tomada el 23-9-44)
   21.- Puente entre Peleliu y Ngesebus.
La isla ocupada por unos 11.000 hombres de la 14º Div. De Infantería, más trabajadores coreanos, al mando se encontraba el Coronel Kunio Nakagawa, comandante del 21 Regimiento de la División.

Su orden de Batalla

Las fortificaciones creadas en la isla eran parecidas a colmenas intercomunicadas, en unas 500 cuevas de piedra caliza había instaladas nidos de ametralladora, morteros de 81 y 150 mm. Y una compañía de tanques


Las fuerzas de Estados Unidos, inicialmente compuestas por la 1ª División de Marines, cuyo comandante era el General Willian H. Rupertus.

Los Regimientos 1º de Marines al mando del Coronel Lewis Putler.

El Regimiento 5º de Marines al mando del Coronel Harold D. Harris. (en el centro)

El Regimiento 7º de Marines al mando del Coronel Helman H. Hanneken.

La 1ª División de Marines sería relevada por la 81º División de Infantería al mando del General Paul J.

La 1ª División de Marines se componía de 16.459 hombres y la 81 Div. De Infantería se componía de 10.994 hombres.
Los preparativos en los que se había previsto un bombardeo naval de cinco días quedo reducido a tan solo tres días. Los días 12 y 13 (D-2 y D-3) los acorazados Pennsylvania, Maryland, Mississippi, Tennessee y Ildaho; los cruceros pesados Columbus, Indeanapolis, Lovisville, Minneapolis, y Portland; los cruceros ligeros Cleveland, Denver, y Honolulu, y tres grandes transportistas y cinco portadores de luz realizarían el “ablandamiento” de Peleliu. La Marinas realizo un total de 519 rondas de proyectiles de 16 pulgadas, 1845 rondas de proyectiles de 14 pulgadas, 1793 bombas de 500 libras y 7e.412 balas del calibre 50 de ametralladora, a lo que se añadiría 40 rondas de 155mm long tom y 130 rondas de 75mm y 105mm. Oldendorf, almirante de la flota llego a decir que en la isla no podía quedar nada porque lo había destruido todo. No se podía imaginar lo equivocado que estaba.
El 15 de septiembre, día del desembarco, amaneció con una descarga de artillería de los buques de 15 minutos, para a continuación iniciar el bombardeo aéreo a cargo de los F4V Corsair del escuadrón VMF-114 de los marines.
        Plano para los aviadores y puntos de ataque.




A las 8 de la mañana dio comienzo el movimiento de buques y lanchas de desembarco, en la aproximación las LVT se dirigían a las playas, los hombres sentían los proyectiles silvar por encima de sus cabezas mientras en sus pensamientos surgían preguntas, ¿podre matar?, ¿cumpliré con mi deber?, ¿sere un cobarde?. En la playa ya denotaba una feroz resistencia. A medio kilómetro de la costa los japoneses abrieron fuego de morteros, algunos 99 japoneses, y fuego de ametralladora. Varias lanchas fueron alcanzadas matando a sus tripulantes y carga de marines, fueron alcanzadas y puestas fuera de combate 60 LVT y DUKW, a pesar de recibir un fuego constante las lanchas conseguían acercarse a la playa, el infierno les esperaba. Los primeros Antrac llegaban al arrecife, las explosiones provocaban enormes geiseres, varios antrac habían recibido impactos y ardían en llamas y estallaban, los primeros cuerpos ya flotaban sobre el arrecife.
             




         El Desembarco.-

A las 8´32 los marines desembarcaban en la playa, con una longitud de 2.200 m., el 1º Regimiento en los sectores 1 y 2 de White Beach (playa blanca), el 5º y 7º Regimiento en los sectores 1,2, y 3 de Orange Beach, (playa naranja). Las baterías japonesas de 47mm que se encontraban apostadas en los promontorios dominaban la playa y apoyadas por las ametralladoras de 20mm abrieron fuego, la batalla tomaba un apice de brutalidad, a medida que los marines llegaban eran recibidos con intensas ráfagas.



El 1º de Marines estaba siendo acosado por fuego procedente de una posición japonesa llamada “el punto” desde la cual barría White Beach, el fuego de 47mm impacto en la sección de comunicaciones destruyéndola al completo. En el Sur los problemas eran por igual, confusión, desorden, obuses y ráfagas sembraban miedo, angustia y muerte. Desde un islote a la derecha, un cañón de 47mm que no había sido detectado por los aviones de la Armada ni por las baterías de los buques machacaba las playas naranja dos y naranja tres. La playa compuesta de duro coral y extensiones de alambre de espino entrecruzado hacía que los hombres de movieran con torpeza al arrastrarse por el suelo. La playa, en toda su extensión empezaba a llenarse de marines, el tiempo corría y el descontrol parecía adueñarse de las playas. El ruido ensordecedor de los obuses hacía difícil la misión de los oficiales de organizar a sus hombres. A las playas llegaban a nado marines supervivientes de las lanchas destruidas, sin armas ni equipo. Al cabo de 15 minutos ya se empezaban a identificarse a las secciones que estaban desperdigadas y las informaciones eran actualizadas. La resistencia japonesa era feroz pero se empezaba a avanzar, los movimientos eran simples, “saltar a un agujero, mirabas a los demás, si se movían tú te movías”.
El 5º Regimiento se abrió paso en dirección al campo de aviación, logro el mayor avance al estar las baterías japonesas a mayor distancia, lograron avanzar 315 m. recibiendo fuego desde un saliente de coral, la compañía K tomo al asalto las posiciones con granadas y armas cortas. El 3º Batallón lanzo un ataque a “Ngarmoked Island” que fracaso totalmente con el resultado de muchas bajas.



Los Marines se encontraron con varios fortines que frenaron el avance, un Sherman que apareció dirigió  su fuego contra tres de los fortines y una pieza de artillería reventando cada objetivo con sus granadas de 75mm, el ataque ganaba fuerza y giraba a su derecha, hacía la selva.
Al llegar la tarde los japoneses lanzaron una fuerte ofensiva con 500 hombres apoyados con 19 tanques “Ha-go” desde las faldas de Umurbrogol contra las cabezas de playa, fuerón recibidos por fuego de ametralladora, bazokas y tanques Sherman, los japoneses se retiraron dejando 450 muertos y 19 tanques destruidos.


Al anochecer los americanos se habían adentrado 450 m. en el interior y habían asegurado un ancho en la playa de 2700 m.
Los marines ante el temor de los temidos ataques “banzai” nocturnos, establecieron perímetros defensivos, el duro coral hacía imposible cavar por lo que los marines amontonaban trozos de coral, el calor sofocante había mermado sus reservas de agua de las cantimploras por lo que los hombres masticaban pastillas de sal. Antes de amanecer llego el temido ataque, las ametralladoras batían el campo reflejando en la oscuridad las figuras de los atacantes. Los primeros claros del día ofrecían imágenes desgarradoras de cuerpos mutilados y amontonados a lo largo del campo. Pronto llegaría el reto para los marines de cruzar el campo de aviación, 300 m. sin protección y bajo fuego enemigo.
        El Aeródromo.-
El día 16 (D+1), el 5º Regimiento se lanzo a la captura del aeródromo , el calor era agotador, el sol, el humo de las descargas y la falta de agua hacía insoportable el combate. La toma se convirtió en una especie de ataque suicida, cuatro batallones (2/1, 1/5, 2/5, y 3/5) se lanzaron atravesando el campo en medio de explosiones de obuses, fragmentos de metralla rasgaban el aire sobre el terreno abierto. El cerro Blody dominaba todo el aeródromo escupiendo fuego sobre aquella pista, cinco Sherman abrían fuego sobre los tanques japoneses mientras la infantería avanzaba, pronto se convirtió en una carnicería, los marines perdieron 59 hombres mientas que las bajas japonesas superaban las 900 bajas y más de 15 blindados destruidos.






Los marines recordarían más tarde aquel trayecto como el más largo que habían recorrido en sus vidas. Que te bombardeen con una concentración de artillería y morteros resulta aterradora, pero que lo hagan en terreno abierto se convierte en un terror exacerbado. En la parte oriental del aeródromo estaba cubierto por ciénagas donde los numerosos francotiradores japoneses que convertían el avance en un peligro constante. Tras cruzar el aeródromo el 5º Regimiento alcanzo las playas en el extremo oriental, se había conseguido cortar las defensas japonesas en dos.

El día 17 (D+2) dio comienzo con un fuerte bombardeo de los cañones de las naves y aviones de la armada, mas obuses del 1º de Marines, acontinuación  los marines avanzaron hacia el lado norte del aeródromo mientras la compañía K lo hacía por extremo oriental, el paisaje era desolador, cráteres, edificios en ruinas donde los japoneses se ocultaban en bunqueres y riscos de la parte norte, las escaramuzas eran constantes y los marines eran rechazados constantemente, se habían topado con un muro de piedra que hacían de los riscos de coral inexpugnables.




El día 18 (D+3) empezaba el 1º de los asaltos a la primera fortaleza “the point” del llamado cerro Blody Nose, el Capitán George Hunt fue el encargado de tomar esta posición al mando de la compañía K del 3º Batallón. Durante el avance, la compañía perdió sus ametralladoras bajo el intenso fuego japonés exterminando casi por completo uno de sus pelotones, la situación que se tornaba complicada empeoro, un contraataque japonés abrió un hueco en sus líneas dejando aislado el flanco derecho. Ante la situación tan crítica un pelotón de Hunt cubriéndose con granadas de humo y utilizando granadas de fusil ataco y destruyo seis posiciones japonesas, los bunqueres eran de hormigón armado interconectadas que albergaban ametralladoras pesadas, con la misma táctica fuerón cayendo posiciones hasta que la compañía K había tomado El Punto, habían hecho falta  300 bajas parta someter aquel pequeño enclave.




Nakagawa no se rendía fácilmente, durante 36 horas lanzo hasta cuatro contraataques en los que se luchó a pistoletazos, sablazos y cuchilladas, la compañía logro repeler los ataques. El primer enclave de la cordillera Umurbrogol había caído, los marines encontraron 144 cuevas, 13 cañones antitanque, y 25 fortines. Ese mismo día, la 81 División ataco la isla Angaur, tras cuatro días de fuerte lucha la isla fue tomada, los japoneses perdieron 1500 hombres y 59 prisioneros, la 81 perdió 260 hombres.
Al amanecer comenzó un fuego de artillería y morteros de 81mm sobre la cara oriental, a los observadores y aviones de reconocimiento L-2 Grasshopper del escuadron VMO-1 de los marines les resultaba muy difícil localizar las posiciones japonesas bien camufladas en los cerros, los japoneses se escondían en los laberintos de las cuevas durante los constantes bombardeos para continuación salir rápidamente a repeler los ataques de la infantería. La fortaleza “The point” seguía causando bajas a los marines en la playa.


Los servidores de ametralladora barrían las laderas a la vez que la infantería ganaba metro a metro, las fotografías de reconocimiento aéreo no habían revelado el serio problema. Tras los estallidos de las bombas y las llamas provocadas por el Napalm habían quedado expuestos una sucesión de 5 riscos de coral que se retorcían creando un laberinto de crestas y barrancos que el enemigo había convertido en una fortaleza llenando sus laderas de cuevas y fortines que los japoneses usaban magníficamente para repeler los ataques americanos.En su primer intento el Ckoronel Puller (sacapechos Puller) lanzo a sus hombres una y otra vez contra los fortines, los japoneses masacraron al 2/1 en su intento ya que los marines eran incapaces de distinguir de dónde venían las balas de desintegraban a los pelotones por el fuego cruzado.



Para el 1º de marines el cerro Bloody Nose supuso un infierno, los ataques frontales incluso a bayoneta calada por las laderas se encontraban con el fuego a bocajarro japonés. El ataque a Bloody Nose Rigde (risco de nariz ensangrentada) llamada así por darse de bruces con el mismo obstáculo una y otra vez, dio unos resultados pocas veces alcanzados en combate, la gestión de Puller presionando a sus hombres a los ataques frontales llegando a sufrir el 54% de bajas pareció a muchos mandos algo imperdonable.
El 27 de Septiembre, (D+12), el 2/5 que apoyaba al 1/5 en el ataque a los cerros en la cara norte al otro lado de Bloody Nose, concentraron el fuego de tanques y de zippos (LVT que llevaban incorporados un tanque de napalm con una bomba que lanzaba su pegajosa llama a 150m) sobre una serie de colinas que los ingenieros japoneses habían convertido en un laberinto de túneles.



Los marines recibían fuego de fusilería y ametralladora procedente de aquella maraña de agujeros y fuego de mortero que provenía de la parte trasera del macizo. Para complicar la situación el 1/5 y el 2/5 recibian fuego desde una pequeña isla a cien metros de distancia, era la isla Ngesebus.
Al atardecer nueve tanques pudieron abrirse paso a lado de la compañía K descargando sus cañones de 75mm cubriendo el avance de cuatro LVT que localizaron las defensas japonesas en las zonas altas. Las LVT dispararon a bocajarro sobre los blocaos donde estaban situados los morteros que machacaban a los marines. Sin el apoyo de los morteros la resistencia japonesa se desmoronaba.



Al anochecer los marines subieron perros para protegerse de las continuas infiltraciones nocturnas, la artillería que lanzaba obuses para proteger los movimientos de los marines lanzo un obús corto cayendo cerca de los perros, el fosforo blanco los cubrió quemandoles la carne, ladrando y aullando de dolor, los cuidadores recibieron la dolorosa orden de sacrificar los animales. Horas antes había llegado la orden para la invasión de Ngesebus, había que anular el fuego que caía desde la isla sobre el flanco del 5º Regimiento y un posible desembarco de fuerzas japonesas de apoyo. También poseía un pequeño aeródromo para cazas.
El día 28 de septiembre, (D+13), a las seis de la mañana dio el comienzo el bombardeo apoyado por aviones de la infantería de marina, esta vez les tocó el turno a los F6F Helicat del portaaviones Wasp con apoyo del acorazado Mississippi machacaron la playa mientras el 3/5, encargado de la invasión, disfrutaba desde primera fila la tormenta de fuego. Cuarenta Amtracs de asalto equipados con añones de 75mm de boca amortiguada se aliniaron junto a quince tanques anfibios.



Tras tres horas de bombardeo, a las 9:11 horas y tras once minutos de viaje la primera oleada de veinte Amtracs llegaba a la orilla, la compañía K en el flanco izquierdo con la compañía I a la derecha. A las 9:30 todo equipo de asalto del batallón había desembarcado asegurando la playa, los pelotones de fusileros avanzaron hacia el interior  llegando al pequeño aeródromo, empezando una fuerte resistencia en los edificios, los japoneses habían dispuesto de fuertes emplazamientos de hormigón. La resistencia se hizo más feroz según avanzaban los marines, el terreno se volvió irregular con sucesiones de cuevas, bunqueres y fortines que había que destruir uno a uno. En Ngesebus solo había un cerro que los japoneses usaron a la perfección.




A medio día, el 3/5 pudo cruzar la primera línea defensiva y para el atardecer el avance tan solo fue de 320m., se atrincheraron para pasar la noche.
Al día siguiente, 29 de septiembre, (D+14), tras una noche infernal con continuas refriegas por las constantes infiltraciones japonesas, los marines lanzaron su ataque a las seis y media de la mañana, durante dos horas intercambiaron violentos ataques con el enemigo y a las ocho ya tenían el control sobre la pequeña isla, el resto del día lo dedicaron a “Pasar mopa” (rastrear en busca de enemigos). Antes de finalizar el día las tropas ya regresaban por un pequeño sendero de madera que unía ambas islas.

 En Ngesebus los marines perdieron 15 hombres y 33 heridos, los japoneses tuvieron un total de 470 muertos y capturados.
En Peleliu, los japoneses seguían resistiendo formidablemente en la cordillera Umurbrogol, un área de 400x1200m. llenaq de escarpados cerros donde los marines por momentos no sabían donde se encontraban en cada momento.
El día 1 de Octubre, (D+17), se preparó un ataque en masa soble Bloody Nose Ridge, la sucesión de riscos con laberintos tenía un aspecto desolador e imponente, tras los constantes bombardeos que había surgido durante días. El aire estaba saturado de un hedor insoportable debido al calor, más de 40º y los cuerpos en descomposición.

El ataque se realizó el 3 de octubre, (D+19), se cambió la trayectoria del avance hacia la derecha del risco. El 7º de marines tomo el risco y a su izquierda un valle llano y abierto aparecia, con un reducto de coral conocido como five sister, (cinco hermanas). El 1º Batallón lanzo un fuerte ataque contra el cerro, una escarpada masa de coral con cinco cimas de paredes verticales. El fuego de la artillería del 11º Batallón cubrió la zona seguido de una descarga de mortero y fuego de cobertura de las ametralladoras. Durante los siguientes días se sucedían ataques de una dureza y crueldad inimaginable, heridos y muertos cubrían el cruel campo de batalla. El arriesgado y agotador trabajo de los sanitarios y camilleros moviéndose por aquel terreno bajo el intenso fuego de los francotiradores ávidos de cazarlos era siempre elogiado y agradecido por los marines.



En las “Cinco Hermanas” los marines se encontraban en terreno bajo, siendo observados continuamente por los japoneses desde sus cuevas y guaridas. Por la noche bajaban en grupos o en solitario acercándose sigilosamente para lanzarse al grito blandiendo sables, cuchillos o bayonetas.
El día 3 a las 6:55 horas, fusileros de las compañías K y I iniciaron un avance bordeando Bloody Nose Ridge y las cinco hermanas, 5oom por delante en su flanco derecho dos tanques y tres mediorugas entraban en el valle conocido como “La Herradura”, en su lateral derecho las cuevas estaban llenas de japoneses. Los marines usaban tanques, lanzallamas de mano, granadas, bazucas y cargas explosivas, a lo que los japoneses respondían con ferocidad a cada avance que se media en metros de violencia y destrucción.




 Tras cinco horas de duros combates, elementos de la compañía K alcanzaron la base al sur de cinco hermanas. Los fusileros treparon por las hermanas 1,3,4 y 5 bajo un intenso fuego que provenía de puestos no localizados del enemigo y que obligo a la K a replegarse. A su derecha el 7º de marines había tenido que retirarse de la herradura ante el número de bajas de hombres y de vehículos acorazados. Durante la noche los japoneses seguían jugando a su juego favorito de la infiltración, los marines contaron 27 muertos japoneses dentro del perímetro defensivo al amanecer.
El día 4, (D+20), se inició de nuevo el ataque sobre cinco hermanas, la destrución del laberinto de cuevas tenia máxima dificultad, al acercarse te sobrevenía el fuego cruzado de las otras cuevas, el avance era muy lento y laborioso, para poder ganar metro a metro se usaba artillería, explosivos y lanzallamas por igual.



La visión al encontrarse marines atados, cosidos a bayonetazos con los testículos y cuellos cortados dío paso a un odio que pronto recorrió por todos los marines. Las compañías K y L bajaron por el barranco de la izquierda alejándose de las hermanas 300 m. al anochecer.
El 5 de octubre, (D+21), el General Rupertus, comandante de la 1ª División hacia un balance descorazonador, un Regimiento había sido devuelto a Pavuvu deshecho, el 7º había perdido eficacia en combate y el 5º había tenido un número de bajas alarmante.
El 6 de octubre, (D+22), se organizó una línea de artillería que se extendía por delante de cinco hermanas, la herradura y el risco oriental, las potentes baterías de artillería y morteros de 60mm machacaban sin descanso las posiciones japonesas mientras los batallones tomaban posiciones.


El día 7, (D+23), el 3/5realizo un asalto por la cañada “Horseshoe”. En la cañada había numerosos cañones pesados en cuevas y en emplazamientos en los cerros que bordeaban la cañada. El 3ª Batallón debía destruir todas las que pudiera con el apoyo de seis carros blindados del ejército. El fuego de artillería fue devastador, durante dos horas y media obuses que llegaban desde los buques, artillería y morteros destruyeron cuevas y emplazamientos matando a muchos japoneses. >Las compañías L y I intentaron romper la barrera de las cinco hermanas desde tres puntos distintos, los cañones del 11º de marines apoyaron su avance con una saturación de proyectiles. La I avanzo 200m. por la herradura reventando y quemando cuevas ante la tenaz resistencia que ametrallaba a los marines desde tres posiciones diferentes, teniendo que replegarse finalmente. La compañía L había sido frenada en seco en el otro barranco teniendo que retirarse bajo la protección de granadas de humo.


Durante los enfrentamientos en la cordillera Umurbrogol el movimiento de tropas era constante, las compañías eran relevadas ante el cansancio y las muchas bajas que tenían. Por primera vez los vehículos blindados operación con el apoyo de fusileros con unos resultados excelentes ya que anteriormente cuando lo intentaba un blindado en solitario los japoneses suicidas lo destruían lanzándose hacia el con una mina en el pecho.
El día 8 de octubre, (D+24), los Corsairs del USMC bombardearon de nuevo las posiciones japonesas, las bombas de 450Kg caían en los barrancos y acantilados. También soltaron cientos de kilos de Napalm en la parte norte y oeste de la fortaleza japonesa quemando grandes extensiones lo que facilito la visibilidad de los artilleros que no tardaron en intensificar el fuego sobre las nuevas posiciones expuestas.


Durante los siguientes días un estado de semicalma reino, los obuses de 105 y 155mm seguían machacando las paredes de coral mientras que las patrullas se dedicaban a “pasar mopa” en busca de francotiradores mientras los oficiales debatían tratando de buscar otro camino por el que poder avanzar.
El día 12, (D+28), en el extremo de Horseshoe se encontraba el “Cerro Walt” y la “Colina 140”, el 3/5 ascendió por el camino oeste doblando a la derecha en el cruce con la “Colina Luz de Estrellas”, a las 7 de la mañana relevo al 2/5 en el lado norte de la fortaleza. La compañía L se abría camino por la parte más occidental hasta el extremo de la colina 14º y doblando al sur, mientras la K continuaba hacía la 140 para proteger el flanco de la compañía L, con la I en el flanco derecho de la K mientras el 3/5 avanzaba hacia el sur. Por delante los Sherman disparaban a bocajarro mientras los Ronsons echaban Ringleras del pegajoso Napalm con un diámetro de 100m.


Los fusileros avanzaban lentamente, a cada paso los nipones abrían fuego con fusiles y ametralladoras y morteros, una verdadera tormenta en la que los marines no conseguían ver a ningún enemigo vivo. Pronto llego la noche, los jefes de pelotón colocaron a sus hombres en las zonas adelantadas y la noche se sumió en la rutina habitual de las inflitraciones.
Día 13, (D+29), el terreno dificultaba el avance de los blindados mientras las patrullas buscaban vías para su avance ante la tenaz resistencia ofrecida desde los riscos. Los fusileros de la I progresaban en su sector destruyendo cuevas, la compañía K que avanzaba por la colina 140 reventaba posiciones defensivas, el proceso era lento y costoso. Los francotiradores causaban bajas muy elevadas.

El hedor y la contaminación de los cuerpos en descomposición eran insoportables, los cadáveres japoneses se podrían al sola las pocas horas de fallecer ante la atmosfera putrefacta de la isla, sumado a los excrementos y la imposibilidad de tapar los cadáveres las miles y miles de moscas inundaban aquellos valles, pronto aquella insalubre condición hizo aparecer casos de diarrea graves. Por primera vez en el mundo se pulverizo sobre las áreas de combate un nuevo insecticida DDT, aunque los marines comentaron que no vieron reducirse aquella población de mosquito azul.
El día 14, (D+30), de nuevo los Corsairs llevaron a cabo un ataque con Napalm sobre la derecha de la compañía K, la compañía I realizo un asalto de exploración, pero ante los intensos disparos de los francotiradores detuvieron la descarga de los morteros.


El día 15, (D+31), el área de Umurbrogol se había reducido a 400m., llegaron unidades de la 81ª División del Ejército, dando un merecido descanso al 3/5. Se trataba del 2º Batallón del 321 Regimiento de Infantería (los Wildcats). Los chicos de la 81 avanzaron adelantándose en el valle y fuerón atacados por ambos flancos, un error que pagarían con la vida muchos soldados.

La batalla llegaba a su fin, ya solo la resistencia provenía de unos últimos cerros que fueron de nuevo machacados con toda clase de obuses y granadas, la presión de la infantería sumaba los últimos metros en aquella terrible y feroz batalla.
El precio pagado por una isla tan pequeña y para muchos innecesaria fue atroz.
La 1ª División de marines tuvo un total de 6.526 bajas, de las cuales 1.252 fueron muertos y 5.274 heridos.
La 81 División de infantería tuvo un total de3.278 bajas, de las cuales 542 muertos y 2.736 heridos.


Los japoneses tuvieron 10.900 muertos, tan solo 7 soldados y 12 marineros sobrevivieron, el resto, un total de 302 prisioneros eran trabajadores auxiliares de otras nacionalidades orientales que se fueron rindiendo en determinadas fases de la lucha.

La 1ª División de marines recibió por sus acciones en Peleliu y Ngesebus la citación Presidencial a la Unidad.


Los mandos norteamericanos dijeron que conquistarían la isla en cuatro días, después de dos meses y el gran número de bajas quedo en entredicho la mala preparación y falta de información para esta batalla. Si consideramos el número de hombres que participaron, tuvo mayor tasa de bajas de todas las batallas del pacifico. La isla de Peleliu nunca se usaría para posteriores ataques de las fuerzas Estadounidenses.
Si algo se saco en positivo de esta batalla fue la experiencia a la hora de asaltar posiciones fortificadas que luego se encontrarían en Okinawa.
PELELIU HOY.
               
               

Fuentes.-
Libro The Pacific. De Hugh Ambrose.
Foros. Segunda Guerra Mundial,
            QuHist.com
            Historia Mundo.
Wilkipedia.
Libro Diario de un Marine de E.B. Sledge.


Desconectado josmar

  • Moderator
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.680
  • Konteradmiral

Re:Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu

« Respuesta #1 en: 24 de Abril de 2016, 19:52:49 pm »

   ¡¡¡¡¡.......Buen trabajo, Mister....!!!!!      #@32


Desconectado Lothar1971

  • Oberstleutnant
  • Moderator
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 2.938

Re:Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu

« Respuesta #2 en: 24 de Abril de 2016, 20:18:41 pm »
Buenisimo el articulo Míster... #@32

Me gustó mucho el libro "Diario de un marine" que refieres, me pareció muy bueno... Y la serie también #@5

Desconectado minoru genda

  • Itto Heiso
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.342

Re:Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu

« Respuesta #3 en: 25 de Abril de 2016, 10:14:24 am »
 #@32
Buen trabajo mister  #@5
No obstante mi tirón de orejas cariñosísimo #@25 #@2 Los dibujos del inicio dos mapitas coloreados con el archipiélago de las Palau y la isla de Pelelíu marcando los lugares y la acción unidos a otra afoto trabajada que marca también lugares los hizo el menda  #@25 #@2 #@5
Esos gráficos los usé en su día para ilustrar un trabajo sobre esta batalla los colgué en imagesack y se fueron al peo #@21
Me alegra un montón que te hayan sido útiles y que los hayas encontrado para ilustrar el curro muy bueno por cierto #@5 insisto  #@32
Se me olvidaba, si necesitas algún gráfico o foto para otro trabajo puedes, si te parece y apetece, preguntarme, si lo tengo te lo paso para que lo uses  #@5
« última modificación: 25 de Abril de 2016, 12:50:24 pm por minoru genda »

Desconectado mister xixon

  • SS-Sturmbann-führer 9ª Division Panzer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 2.680
  • Mister Xixón- puxa asturies.

Re:Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu

« Respuesta #4 en: 25 de Abril de 2016, 19:38:25 pm »
te acordaras querido xixones que te pedi permiso para usaaarlos #@25 #@2 #@2
saludos #@2 #@2 #@2 #@5

Desconectado Heinz von Westernhagen

  • SS-Brigadeführer
  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.533

Re:Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu

« Respuesta #5 en: 26 de Abril de 2016, 13:03:32 pm »
Buen trabajo, MX...excelentes fotos y mapas. #@5

Como anécdota, decir que hubo guerrillas japonesas dando problemas a los americanos en la isla hasta Abril de 1947: fecha en la que el Segundo Teniente Ei Yamaguchi se rindió junto con 33 hombres pertenecientes al 2º Regimiento de Infantería y otras unidades, una vez convencidos de que la guerra había terminado...

Saludos!! #@24

Desconectado minoru genda

  • Itto Heiso
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.342

Re:Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu

« Respuesta #6 en: 26 de Abril de 2016, 13:07:51 pm »
te acordaras querido xixones que te pedi permiso para usaaarlos #@25 #@2 #@2
saludos #@2 #@2 #@2 #@5
Cierto, y yo te lo dí, ¿como no iba a hacer algo así por un colega? #@5
Lo que dije fue en plan jocoso y porque no mencionaste a lo excelso e intrépido forista minoru, lobo de los 77 mares y demás charcos #@25 #@2 por su ayuda pequeña sí pero ayuda #@25 #@2 #@5
En fin que algo hay que decir pa tocar los cataplines ya que lo que has hecho está impecable  #@5
Felicidades mister y ya sabes cualquier cosa que necesites ... pelas no que de eso tengo lo justo y tampoco voy a derrochal-lo #@25 #@2

Desconectado mister xixon

  • SS-Sturmbann-führer 9ª Division Panzer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 2.680
  • Mister Xixón- puxa asturies.

Re:Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu

« Respuesta #7 en: 26 de Abril de 2016, 19:11:43 pm »
Muy cierto Heinz, lo tenia con los apuntes y se me olvido incorporarlo #@21 #@2 #@2
Compañero minoru te agradezco de corazóny algo (que no sean pelas #@2) pedire #@2 #@2
saludos #@2 #@5

Desconectado Lenz Guderian

  • Oberstleutnant 2da. División Panzer
  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 2.708
  • La Voluntad y el Error son los padres de lo vivo.

Re:Las Fauces del Infierno. La Batalla de Peleliu

« Respuesta #8 en: 27 de Abril de 2016, 03:26:35 am »
Con una histroria como esta se experimenta la sensación de ansiedad, de desesperacion de la batalla Y mas cuando esta ilustrada de esta manera. Con los mapas seguido de las fotos que los complementan. Entre las muchas cosas que están, me pregunto que destino tuvieron esos prisioneros japoneses

Muy Bueno. Relato completísimo y redondo en todo Felicidades
« última modificación: 08 de Mayo de 2016, 07:35:42 am por Lenz Guderian »

 

Real Time Web Analytics