Autor Tema: La batalla de Urizk  (Leído 6488 veces)

Desconectado Ernst Barkmann

  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 1.233
  • SS-Obersturmführer

La batalla de Urizk

« en: 27 de Septiembre de 2010, 13:55:50 pm »
"Den Norske Legion" (Frw. Legión Norwegen) era una unidad pequeña y se compone de cerca de 1000 voluntarios noruegos que tenía un fuerte deseo de defender a sus vecinos de Finlandia contra la invasión rusa, así como la construcción de un nuevo ejército noruego. En lugar de luchar en suelo finlandés, se encontraron en Leningrado como una pequeña unidad de las SS, defendiendo Alemania, un país que había invadido Noruega dos años antes. Las tácticas de combate de los rusos, y la realidad de Frente Oriental se hizo evidente para los bien entrenados noruegos enla batalla de Urizk, donde ambas partes sufrieron bajas enormes. Esta es la historia, contada por uno de los oficiales que lucharon y sobrevivieron a la batalla.

La batalla de Urizk, 21-22 de Abril de 1942
por Bjørn Østring

Ya la semana antes del ataque, empezamos a ver a los primeros desertores rusos a través de la línea del frente. También hay que destacar que el enemigo dirigió su artillería de manera diferente de lo que previamente habiamos visto. Muy rara vez más de 2 o 3 rondas frente a un objetivo determinado, las rondas fueron despedidos con más frecuencia y con mucha más precisión que antes.


Bjørn Østring, en el frente de Leningrado.

Durante el día, también se notó una actividad significativamente mayor en el área que había entre nosotros y la ciudad de Leningrado. Y durante la noche, nuevos sonidos que nunca antes habiamos escuchado, se oian en la oscuridad. Por supuesto, el clima más cálido y el Sol podrían ser la razón. Pero el número de desertores aumentó, y parecía mucho mejor alimentados y fueron, obviamente, enviados al frente. Su principal motivo de deserción era obvio, - el deseo siempre presente de sobrevivir! Esto era evidente. Un ataque era inminente, y sus pensamientos debian haber sido: "Si cruzamos, las minas seguirán ahí y yo podremos ser disparados. Si no tenemos éxito con el ataque, nos tendremos de retirar a nuestras posiciones. A continuación, vendran las fuerzas especiales para asesinar a las tropas en retirada y recibiremos un disparo igualmente! "

Y luego venian, uno o dos a la vez. Utilizaban las trincheras. Empezamos a llamar a esta zanja "La Zanja de los desertores". Al parecer, los soldados rusos estaban pensando igual que nosotros, que sólo los alemanes ganarian la guerra.


Desertores rusos en la primavera de 1942.

El invierno anterior, con temperaturas por debajo de -30C fué terrible. Las posiciones las heredamos de la "Leibstandarte Adolf Hitler", nos establecimos justo cuando el frío comenzó y después de que la LAH fue sacada de las partes de la ciudad conquistada. Una orden de Der Führer dijo que Hitler no asumia la responsabilidad de los civiles de la ciudad durante el invierno. Los bunkers eran prácticamente cuevas de nieve, el suelo estaba congelado y era imposible cavar en el. Una de mis unidades tenía ell "techo" de su bunker tan bajo que nuestro mayor soldado no podía dar la vuelta por la noche, su cadera era demasiado ancho! El hollín de nuestras improvisadas lámparas de aceite de bacalao nos hizo ver como los africanos, pero con la piel blanca alrededor de los ojos donde la parte posterior de la mano limpiaba la humedad.

Después de vivir en estas condiciones, fué algo mágico llegar a nuestras nuevas posiciones en Urizk, con un bunker que realmente podíamos mantenernos en pie y sentirnos seguros en el mismo momento, ya que había un techo, aparentemente, robusto. Pero a medida que avanzaba la primavera y la nieve se derretía, nos dimos cuenta de que no era nada estable, y que las paredes se derrumbaron rápidamente porque fueron hechas con tierra mezclada con hielo y nieve, además, las trincheras quedaron impracticables, llenas de barro, el barro rusoo. Nuestras posiciones se encontraban en la parte superior de una pequeña colina, y por lo tanto había un poco de drenaje. Pero a partir de un kilómetro, con trincheras húmedas fluía una corriente continua de agua fangosa. El resultado de esto fue que estábamos mojados en todo momento. A menudo, cuando ibamos a nuestras posiciones, teniamos que vadear con agua hasta nuestra cintura, y luego de 3 a 5 horas de guardia empapados. Y después caminar de regreso a nuestro bunker a través de la misma agua que a menudo tenía una fina capa de hielo que teniamos que romper. Para descansar, teníamos que subir a un banco hecho para mantener el agua fuera. Pero después de un tiempo ya no pudimos mantener el agua fuera, si dormiamos durante el día había que hacerlo sólo litera más alta, así como en los tablones fijados al techo. Nunca nos sacabamos las botas, ya que nuestros pies estaban hinchados y con ampollas y  seríamos capaces de ponerlas de nuevo.

En estas condiciones deseabamos dar la bienvenida, de nuevo, al invierno sólo para "atar el agua juntos". Curiosamente, nadie se enfermó durante estas semanas. Pero había muchos hombres heridos o muertos. Era muy tentador ir a lo largo de la parte superior de la zanja y noestar mojado. Conlos francotiradores a sólo 30 metros de distancia, esto se convirtió en el final para muchos de nuestros hombres.


Las trincheras llenas de barro.

A mediados de abril, las condiciones fueron mejor, nos permitió mejorar muchas de nuestras posiciones, mientras que el sol empezó a secar todo. Las misiones de la guardia fueron cambiadas y todo el mundo - incluso los oficiales - fueron capaces de dormir casi todas las noches. Pero tan pronto como un ataque era inminente, todos estábamos trabajando cada minuto.

Para posiciones de ametralladora y posiciones individuales, nuevos refuerzos se construyeron en las actuales trincheras durante la primaveral, mientras que " spanish riders" se trasladaron a reforzar las vallas de alambre de púas. Este trabajo fue muy peligroso, ya que los bolcheviques y nosotros estabamos trabajando en casi hombro con hombro, a pocos metros de distancia.

Una compañía de voluntarios letones nos ayudaron durante este tiempo. Su afán por el trabajo era grande, pero su odio hacia los rusos tan enorme que nos asustó. No eran como los noruegos, responsables independientes, lo hacian todo como un grupo. Siempre con un líder responsable. A partir de este punto en adelante, esta fue la forma de como vimos al enemigo, y aprendimo como debiamos de actuar a partir de que el primer ataque llegase.

El comandante de la primera compañía, Olav Lindvig de Gudbrandsdalen, fue herido por una mina. De acuerdo a las peticiones de la tropa y el comandante de pelotón,vino a hacerse cargo el Hauptscharführer Dieter Radbruch en sustitución de Lindvig. Radbruch se educó en Inglaterra y era reconocido como "Noruego". A la derecha en el frente defendido por la Compañía (visto por el enemigo) era la tropa comandada por el teniente Hjalmar Ole Jacobsen de Vestfold. En el centro fue la tropa de Per Wang de Oslo, que había estudiado teología. Mi tropa estaba en el lado izquierdo, y con una pequeña zona abierta a la segunda compañía encabezada por Karsten Sveen de Biri. La tropa más cercana a mí en este lado estuvo encabezada por el teniente Sophus Kahrs de Bergen.

Cabe señalar que el uso de "rangos de la Wehrmacht" fue otra protesta en contra de ser secuestrados para servir de unidad de las SS. Continuamos por un tiempo, pero cada vez era más difícil de mantener y, finalmente, cambiamos el uso oficial de los rangos de las SS entre nosotros.


Nuestro bunker

Nuestrass posiciones tenian una forma angular, el ala derecha estaba defendida por dos otras tropas. El terreno entre ellos y las barracas rusas era de unos 200 metros, era relativamente plana. El punto del ángulo estaba en el "Ruine Rote" (La "Ruina Roja", y mi "pata" del ángulo estaba en la colina entre lacarretera que une Oranienbaum (Kronstad) y Leningrado, a unos 250 metros de nuestro frente. Esta carretera iba paralela a nuestra primera línea de frente y pasaba por las tierras pantanosas que se estiraban hasta a la ciudad. Las trincheras de "Iván" estaban al otro lado de "Uferstrasse". Desde mi punto de vista, en el punto ángulo, tenía una trinchera que se extiendía hacia adelante hacia las posiciones enemigas . En esta posición teniamos una vista hacia atrás directamente a la "Ruina Roja." En esta zona el sargento Henrik Pedersen-Skaar de Egersund y su pelotón tenía su búnker, que fue uno de los muchos que mantuvimos. Estava muy expuesto al enemigo en esta posición, habiamos observado dos veces huellas enemigas en el techo del búnker. Al final de la zanja había una posición de ametralladora manejada por Arnold Schee de Oslo. Justo antes de este nido de ametralladora, una zanja separada excavada hacia el norteiba a  nuestro lado, paralelo al "Uferstrasse". Cada noche, poniamos un puesto de escuchas. También hubo un período en el que Iván controlaba esta trinchera durante el día. Debido a que la trinchera iba a parar al nido de ametralladora de  Schee, esta estaba apuntando directamente hacia el enemigo, durante el invierno la habíamos cubierto de nieve. Pero ahora, durante la primavera y el verano, estaba cubierta sólo con tablas y ramas, etc, que nos daba una especie de sensación de seguridad.


De izquierda a derecha: Einar Fasting, Bjørn Østring, Bjørn Noreger y Henrik Pedersen

El segundo al mando de mi tropa, el cadete de navío Arne Wilhelm-Nilsen de Østfold, fue un líder muy capaz y un gran soldado. Él tenía un buen sentido del humor y siempre estaba en calma. Los tres jefes de pelotón eran estudiantes de ingeniería Einar Gill Fasting Jr. de Hamar, el trotamundos Per Bradley de Bergen que también tenía una voz excepcionalmente hermosa y había celebrado conciertos en iglesias en toda Noruega, y Hans-Pedersen Skaar de Egersund que estudió en Kotpus. El pelotón de morteros estaba encabezado por Olaf Hidle, un agricultor de Stokke en Vestfold. Todos ellos eran grandes soldados de primera categoría y muy orgullosos de ser parte de nuestra tropa, además de ser soldados noruegos. Fuimos los primeros reclutas que nos presentamos en la escuela de Bjølsen y posteriormente formamos del primer pelotón de la primera tropade la primera cpmpañia del primer batallón que se creaó! Este se convirtió en el Batallón de Viken de Den Norske Legion (más tarde Freiw. Leg. Norwegen). Todos conocíamos de los demás sus puntos fuertes y debiles, pero visto desde el punto de vista de los alemanes, probablemente no eramos soldados de desfile. Todos eramos voluntarios y eramos de la opinión que todo el mundo en el Batallón hizo un esfuerzo por detener a los comunistas que azechaban Europa. También fuimos más allá de la etapa en la que teníamos miedo de convertirsnos en víctimas de la guerra. Para nosotros esto no era el "Campo del Honor", sólo una amarga realidad. Lo que más temíamos era perder un brazo o una pierna, o quedarnos ciegos. Pero cuando la batalla estaba en en su peor momento, todos estábamos pensando "¿y tu te has ofrecido para esto?"

La noche antes del 21 de abril escuchamos a  los blindados rusos. Durante la sesión informativa que tuve con el comandante de la compañía por la mañana, recibí la orden de llevar conmigo a otros soldados también con la formación de Pioneer y salir en un "gesträckte Ladungen" sobre Uferstrasse con el fin de dañar los panzers que podian atacarnos por una carretera que conduce a nuestra área. Detrás de nosotros había un edificio que llamamos "La lechera", y nuestro 14ªKp   estaba en una posición cercana con un cañón antitanque, tuvo que cambiar su dirección de fuego. Yo había conseguido explosivos y mechas, a las que dariamos buen uso. Se acordó que tan pronto el ataque inicial empezase,  pondríamos a todos nuestros soldados tan cerca del enemigo como fuese posible. Esto se consideró lo más seguro en las actuales circunstancias. Me arrastré hacia las  posiciones de la 2ªKp y acordé con Sophus Kahrs cómo su ametralladora y sus hombres podrían hacer prevalecer el espacio situado delante de nosotros a medida que se iba adelante. Durante nuestras conversaciones, comenzó un intenso bombardeo, que iba a durar varias horas. Yo tenía que volver en algún momento, pero esto era muy complicado, las granadas estallaban por todas partes a nuestro alrededor. Pensé en ese momento que todo lo que yo hiciese sería muy peligroso. Me vi obligado a correr riesgos por la mañana que normalmente no permitiia que ninguno de mis hombres asumiese.


La posición antitanque de la 14ªKp

Llegó la tranquiladad justo antes de la oscuridad, y Radbruch dio la orden de seguir adelante como estaba previsto. Mientras que nos trasladamos hacia el enemigo, Nilsen Arne debía asumir la responsabilidad en nuestra posición. Nos tomó mucho tiempo para llevar todos los explosivos detrás de nosotros sin el conocimiento del enemigo. Pero pusimos losl explosivos y algunas minas Teller en su lugar. Estábamos tan cerca del enemigo que si hubiemos hablado ruso habriamos entendido lo que decian. Las trincheras enemigas estaban abarrotadas. Pero parecía nerviosos, era evidente que los soldados eran reclutas frescos venidos directamente de las escuelas de formación.


Justo antes de llegar a nuestras propias posiciones y trincheras, oí a alguien gritandome. Era mi asistente, Erik Bratlien de Nannestad, que había sido preguntado por el comandante de la Compañía para obtener inmediatamente mí afirmación, así que llegué all teléfono de campaña. -Grité  "en su lugar todas las personas conforme a lo acordado". Justo cuando volví a subir a la trinchera, comenzó un bombardeo tan intenso que tengo dificultades para describirlo. Más tarde se estimó que más de 10.000 granadas fueron lanzadas en la pequeña zona cubierta por la 1ª y 2ª compañias. Fue tan fuerte que nuestro búnker se sacudió tan violentamente con las explosiones que en realidad fué hundido en el terreno. Y todo esto mientras yo estaba acostado en la entrada con el teléfono al oído. Habíamos establecido la contraseña "Kochlöffel" esa noche, y eramos "Drei" (tres) conectados a la misma línea telefónica. Per Wang salió y nos informó que los primeros soldados enemigos ya iban hacia la "Ruina Roja" y que su asistente Per Olav Fredriksen, de Fredrikstad, iba a ponerse al teléfono en su lugar. Desapareció hacía el exterior, y sólo un par de minutos Fredriksen gritó "Wang ha caído!" Poco después la línea telefónica tuvo un impacto directo, y la conexión se interrumpió. Mi segundo en el mando, Nilsen, tuvo la responsabilidad de "Uferstrasse" y sostuvo al enemigo, apoyada por el fuego de la 2ªKp. Todo esto sucedió mientras me arrastraba hacia la "Ruina Roja" a fin de instalar el mando allí. En este momento ni siquiera estaba seguro de si ya había sido tomado por el enemigo. Tuve la sensación de que todo se movía a mi alrededor. El ruido era intenso, y la onda expansiva de las explosiones continuamente me hacían perder el equilibrio. Tratar de ponerse a cubierto no tiene ningún efecto, y no había ningún lugar seguro.


Soldado de la 'Den Norske Legion' con una ametralladora francesa Hotchkiss, Leningrado se ve al fondo.


Desconectado Ernst Barkmann

  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 1.233
  • SS-Obersturmführer

Re: La batalla de Urizk

« Respuesta #1 en: 27 de Septiembre de 2010, 13:56:46 pm »
De repente todo quedó completamente tranquilo y yo creí en ese momento que era el único sobreviviente. Yo no podía creer que nadie podría haber sobrevivido a un bombardeo. Nuestras trincheras y posiciones estaban desaparecidas por completo. Donde había la posición de ametralladora sólo quedaba un poco de madera astillada. Como un milagro, de este montón de escombros, de repente ohí la voz de Fasting  "All OK!"  Entonces tuve que tratar de tomar el control de la trinchera que conduce al "Uferstrasse", ya que el nido de ametralladoras era de gran importancia. El enemigo ahora tenía una visión perfecta en la trinchera. La trinchera estaba completamente expuesta sin cobertura alguna. De repente me di cuenta de disparos desde  arriba de la zanja, y me refugié en una boca de inspección de repuesto que habían cavado antes. Aquí me volví completamente cubierto por la suciedad de las próximas dos rondas de artillería ,que por suerte no me pegó. Tuve conmigo dos alemanes "soldados de oficina", Bauer y Wieland, que habían solicitado experiencia de batalla. Yo les había colocado aquí , cascos y granadas de mano. Originalmente yo estaba colocado aquí, ya que tenía una visión directa a la posición "Ruina Roja" por detrás, que ahora estaba infestada por los soldados rusos que tenían órdenes de seguir atacando sólo hacia adelante. Desde nuestro punto de vista, lo único que podía ver era un bosque de bayonetas, que los dos soldados alemanes ya estaban ocupados lanzando granadas de mano hacia abajo. A través de este, Schee y su ametralladora se mantuvo intacto y funcional.

Al otro lado de la alambrada, así como el espacio abierto entre yo y la "Ruina Roja" parecía como una especie de "alfombra en movimiento", que consistía de heridos y soldados rusos muertos. El aire se llenó de gritos, y era imposible distinguir cualquier orden particular o órdenes dadas por cualquier persona. A través de este, nuestra MG más cercana continua disparando precisas rafagas de fuego destinadas al avance del enemigo. Este MG fue el más importante de nuestro sistema de defensa. Pero entonces de repente me di cuenta de un cambio en su velocidad de disparo. Estaba experimentando un atasco! El soldado más cercano fue enviado hacía la MG de Saxlund, mientras yo iba hacía la posición de la Mg atascada. Aquí, el tirador ya había tomado el arma y la estaba limpiando. Bendecí el duro entrenamiento de las SS que había recibido, que nos obligaban a actuar a actuar de una forma un tanto automática en este tipo de situaciones. Jacob Kynningsrud de Østfold se había arrastrado hasta el tejado del búnker donde entregó granadas de mano a Stener Ulven de Valdres. Este quitó los seguros de las granadas y se las dió a Jacob, quien a su vez con frialdad las tiraba directamente al enemigo donde el consideraba que había mayor peligro de penetración del enemigo. El tercer tirador de MG estaba con su rifle K98 disparando sin parar. Pero muy poco después de la MG fue de nuevo operativa.

Hice una rápida visita al búnker de Per Wang, todavía estaba vivo. Parecía muy orgulloso cuando le dije que sus hombres estaban luchando con valentía y mantenían sus posiciones. 2 días antes había estado detrás de las líneas del frente, donde había conseguido hacerse con dos huevos. Nuestro bunker recibió uno de ellos en contra de mi promesa hacía él que yo le leería sus 'último ritos', cuando el cayeser en el ataque. Él "sabía" que no iba a sobrevivir, y yo le concedí su deseo.

Inmediatamente después, hice una inspección a las tropas de Per, pasé al lado de un soldado noruego sentado en uno de sus camarads caído llenar las ametralladoras en el único lugar que pudo encontrar seco - la parte de atrás de su amigo. Lo hizo con lágrimas en sus mejillas.

El segundo al mando de Per, William Andersen de Moss, que anteriormente tenía la plena responsabilidad por el flanco derecho de la tropa ahora tomó el mando completo. Radbruch se movió hacia adelante y cuatro de sus colaboradores se quedaron para hacer cumplir nuestra área. Per Wang fue trasladado junto a nosotros y detrás de las líneas.

No hubo más se escucharon más celebraciones rusas cuando me adelanté de nuevo a través de las trincheras, sólo horribles gritos del enemigo. Hidle constantemente disparaba granadas de mortero sobre mi cabeza, que volaban en baja trayectoria antes de golpear de forma conjunta con las rondas del antitanque de l 14ªKp posicionada en "La Lechería". Ahora incluso se podía escuchar como la artillería pesada de la unidad de artillería de Arnfinn Vik cubria el área enemiga. Con precisión quirúrgica, sólo a metros de distancia de nosotros, protegieron la "Ruina Roja", así como el área inmediatamente detrás donde nuestros hombres se cubrian. El efecto de este bombardeo debió haber sido enorme, y pudimos ver las interminables secuencias de soldados rusos retirarse antes de que se encontraron con el fuego de ametralladoras de sus propios "funcionarios políticos". Estos oficiales, muy temidos por los oficiales rusos, así como soldados de a pie,celebraban el poder masacrar a sus propias tropas en el caso de retirada. El pobre enemigo se desvaneció por completo.


Los chicos de Østring en Urizk.

Cuando llegué a la posición de ametralladora de Schee, me encontré con mi asistente, Erik Bratlien, que vadeaba a través de la trinchera con agua hasta la cintura . Con varios paquetes de cigarrillos en la boca y una mano y la mitad de una botella de coñac en la otra dijo: "Señor, no debe ser usarse nuestras reservas antes de que consigan un impacto directo?" Decidí entregar raciones de alcohol a todos, incluyendo a aquellos que tenían prohibido beber. Schee, quien estaba a cargo de la MG, puso un cigarrillo en su boca en el momento que dos rusos apareció justo en frente de él. Sabía que iban a lanzar granadas de mano contra él a menos que pudiera disparar más rápido. Al disparar una serie de rondas en ellos gritó: "Señor, ¿me puede dar una fuego por favor?" No era sólo la formación que creó buenos soldados. Ser noruego fué más importante.


Mirando sobre el frente parecía muy peligroso. Había tantos soldados rusos sobre el alambre de púas que, literalmente, podría haber caminado a través de ella. Pero no hubo más ataques del enemigo, sólo los médicos que estaban tratando de ayudar de la mejor manera que podian. La artillería rusa comenzó a disparar de nuevo, pero golpeó por detrás de nosotros. Estábamos seguros de que ellos creían que nos habían exterminado y que ahora nos retirabamos. Incluso si estábamos agotados, encontramos nuestras palas y comenzamos a mejorar nuestras posiciones.

Una pesado oficial ruso fué muerto ahorcado encima del alambre de púas con un documento alrededor de su cuello. Necesitábamos ese documento para nuestra inteligencia. Al cabo de un rato, el asistente de Wang, Per Fredriksen Olaf, me lo entregó. Él se había arrastrado fuera de su posición y se lo arrancó del cuerpo. Los documentos fueron enviados de inmediato hacia atrás las oficinas.

¿ Que sucedió? Eramos unos 50 hombres entre la tropa de Per y la mía más algunos Panzergrenadiers, defendiendo la zona que recibió el ataque principal, que fue de alrededor de "Ruina Roja." Pero sólo había tres muertos. De la parte rusa utilzaron más de 1.000 soldados contra nosotros. Dado que las fuerzas atacantes no eran las fuerzas regulares que habían estado combatiendo a lo largo de la primera línea durante algún tiempo, no fueron capaces de romper a través de nuestras líneas, y parecían completamente inconsciente sobre nuestras posiciones y los puntos débiles. Para impulsar su propios soldados en el frente de esta manera y estilo que los rusos se debía considerar un acto criminal en contra de sus propias tropas. El hecho de que se habían almacenado munición y, especialmente, granadas de mano y granadas de mortero, durante la semana antes del ataque, nos ayudó enormemente.

Estuvo relativamente tranquilo durante 3 semanas, antes de un ataque menor que llegó por "Uferstrasse" contra nuestras posiciones de la 2 ª Compañía. El ataque fue combatido eficazmente la espalda. Durante este contraataque, también destruimos varios de sus bunkers. Cuando después buscamos estos búnkeres, descubrimos una gran cantidad de alimentos enlatados de América. Esto fue un verdadero shock para mí en ese momento. Estados Unidos estaba ayudando el comunismo!

Fuimos notificados de que nuestra unidad se había mencionado en las publicaciones militares alemanes "Heeresbericht" y "Korpstagesbefehl N º 147" con la siguiente redacción:

Für besondere Tapferkeit vor dem Feinde habe ich heute im Namen des Führers und Obersten Befehlshabers der Wehrmacht verliehen:

Das Eiserne Kreutz 1. Klasse an:
Leg. Sturmbannführer A. Qvist

Das Eiserne Kreutz 2. Klasse an:

SS-Ostuf. Radbruch                     1/Kp.
Leg.-Ostur. Ingier                        Srab
Leg. Ustuf. Braset                        3/Kp.
Leg. Hascha. Østring                   1/Kp.
Leg. Oscha. Nilsen A.                  1/Kp.
Leg.-Uscha. Bryhn                       1/Kp.
Leg. Schtz. Ulven                        1/Kp.
Leg. Schtz. Lüttichau                   1/Kp.
Leg. Schtz. Sörensen                   1/Kp.
Leg. Schtz. Nielsen H.                  1/Kp.
Leg. Schtz. Tönnesen                  1/Kp.
Leg. Sturm. Engen                       1/Kp.

 

             I.V.

             v. Böckmann

             General d. Infanterie

Arthur Qvist era nuestro comandante del Batallón.
Dieter Radbruch era el comandante de la 1 ª Compañía
John Braseth era el oficial al mando para la 3 ª Compañía.
Agust Ingier estuvo a cargo del Batallón medico.
Halfdan Bryhn médico de la 1 ª Compañía.
Ulven y Nielsen era de tropas de Per Wang, mientras que Fenrik Arne Wilhelm-Nilsen, Lütichau, Sørensen, Tonnesen y Engen era de mi tropa.

 
Unos días más tarde fue ascendido a oficial. Esta promoción fue ordenada por el alto mando después de mis esfuerzos en Urizk y sólo se dió por mis logros militares en el campo de batalla. Yo estaba en ese momento, y estoy todavía hoy, muy orgulloso de lo que pasó esos días en el frente de Leningrado.

La ceremonia de entrega de las Cruces de Hierro iba a tener lugar en relación con la visita de nuestro líder y primer ministro Vidkun Quisling en la Constitución de Noruega el día 17 de mayo. Pero se decidió que sólo  el comandante Qvist se reuniese con él en esa fecha, y que la entrega de premios que iba a pasar 5 días antes. Cuando me enteré de la hora exacta de llegada de Quisling, me las arreglé para (ilegalmente y sin la aprobación previa del comandante Qvist) reunirme con él en persona y que le informasen 25 voluntarios noruegos, venidos directamente de las trincheras. También me las arreglé para hablar 20 minutos en conversación privada con Quisling, lejos de todos los demás.


Østring y Quisling y los 25 voluntarios.


Østring y Quisling

( Østring era un amigo personal de Quisling incluso antes de la invasión alemana de Noruega. El propósito de esta conversación fue la insatisfacción de los soldados desplegados en el frente de Leningrado estar bajo mando alemán. Qvist posteriormente voló de regreso a Noruega, junto con Quisling antes de regresar a Leningrado como comandante, mejoró mucho a los ojos de las tropas).

Más tarde, Quisling y yo, junto con Sverre P. Riisnæs (Ministro de Justicia) y Kriegsberechter Oscar Bang visitamos el cementerio de FRW. Legión Norwegen en Seloe Krassnoe.
 La batalla de Urizk fue una de las muchas batallas que como soldados voluntarios noruegos y como una unidad tendría que luchar contra los rusos. Muchos de mis compañeros voluntarios fueron asignados para otras unidades de las SS después de la disolución de la Legion Noruega, y experimentamos batallas mucho más sangrientas, violenta e intensa en otros frentes. Pero para mí personalmente, fue la batalla que se destacó como la más feroz y más violenao que luché durante la Segunda Guerra Mundial. Y para algunos de mis amigos más cercanos, así como muchos de los soldados enemigos de Rusia, la batalla de Urizk sería la última. Pagaron el precio final.



- - - - - - - - - - - - - -  -




BJØRN ØSTRING

Fecha de nacimiento: 23 de septiembre 1917 en Gjøvik, Noruega

El Sr. Ostring es considerado por muchos como "La Voz" de los voluntarios noruegos de las SS. Si bien la mayoría de sus colegas prefieren una vida anónima y rara vez hablan públicamente de su pasado, el Sr. Ostring ha asumido su voz y es a menudo entrevistado en los medios de comunicación y por los historiadores. Él ha dedicado su vida a preservar la historia de los voluntarios noruegos, así como la historia del partido NS ( Nasjonal Samling)

Bjørn Ostring se unió al NSUF (organización juvenil del NS) en la década de 1930 y al NS en septiembre de 1935, y fue por tanto uno de los primeros partidarios de Vidkun Quisling y su política. Su carrera militar comenzó en 1937 cuando se unió a la Guardia Real.

Se trasladó a Oslo durante el otoño de 1940 y fue promovido como Líder Nacional de NSUF. Fue uno de los primeros voluntarios para Den Norske Legion, que pasó a llamarse más tarde FRW. Leg. Norwegen. Él era un miembro muy activo de la Legión, y fue galardonado con EKII, la Medalla del Frente Este y la insignia de Frontkjemper.

Más tarde sirvió en la guardia personal de Quisling "Førergarden" en la residencia Gimle, donde fue responsable de las medidas de seguridad alrededor de Quisling.

Después de la guerra, fue condenado a 7 años de cárcel por traición, pero cumplió dos años y fue liberado en 1949. Desde entonces ha trabajado como pintor, un oficio que aprendió en la cárcel.

Él es hoy jubilado y vive una vida tranquila con su esposa en un modesto apartamento fuera de Oslo.


Fuente: http://www.frontkjemper.com/index_files/urizk.htm
« última modificación: 27 de Septiembre de 2010, 14:01:46 pm por Ernst Barkmann »

Desconectado gilfi

  • Oberleutnant zur See
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 1.371
  • Bismarck

Re: La batalla de Urizk

« Respuesta #2 en: 27 de Septiembre de 2010, 15:46:52 pm »
Me a gustado mucho el artìculo , desconocia los detalles de esta batalla
Felicidades #@32

Saludos

Desconectado gaffer

  • Oberst
  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 3.988
  • ( gaffer )

Re: La batalla de Urizk

« Respuesta #3 en: 27 de Septiembre de 2010, 16:28:35 pm »
 #@1 Y a mi ...me parece que ya tenemos ganador al mejor articulo para la proxima edición  ¢@10 ¢@10 , no se por que me dá.

saludos  #@5

Desconectado josmar

  • Moderator
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 4.771
  • Konteradmiral

Re: La batalla de Urizk

« Respuesta #4 en: 27 de Septiembre de 2010, 18:53:50 pm »
Una narración muy interesante, que mantiene el ritmo hasta el final....Mi felicitación.. #@5


jamrolly

  • Visitante

Re: La batalla de Urizk

« Respuesta #5 en: 11 de Octubre de 2010, 17:32:00 pm »
 #@5 realmente es interesante leer todos estos testimonios, ya que nos enseñan mucho mas que lo que uno piensa de lo que realmente paso en la segunda guerra mundial, otra vision diferente a la mostrada por los estados unidos #@1, me gusta mucho este articulo

Desconectado Heinz von Westernhagen

  • SS-Brigadeführer
  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 6.537

Re: La batalla de Urizk

« Respuesta #6 en: 12 de Octubre de 2010, 00:57:08 am »
Muy ameno y con buenas fotos, Barkmann!! #@5
Saluten!!

Desconectado Eversti

  • Alikersantti
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 910

Re: La batalla de Urizk

« Respuesta #7 en: 12 de Octubre de 2010, 14:41:02 pm »
me es imposble el ponerme en la piel de esta gente cuando acabó la guerra, eran los perdedores, considerados traidores, perseguidos, juzgados (algunos) y ejecutados bastantes....

Lo que si es cierto es que este tipo de Unidades de voluntarios, políticamente "fuertes", muy adoctrinadas, funcionaron en combate de una manera ejemplar, lástima que luego ese mismo adoctrinamiento hiciera que escribieran sus páginas más negras.

Buen artículo.

 

Real Time Web Analytics