Autor Tema: LOS ORÍGENES DE LA DERROTA EN BIELORRUSIA.  (Leído 283 veces)

Desconectado TITUS20050

  • Tenente Colonnello
  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 2.846
  • Mirando el pasado se comprende mejor el futuro

LOS ORÍGENES DE LA DERROTA EN BIELORRUSIA.

« en: 02 de Octubre de 2017, 05:15:11 am »
En la búsqueda de información sobre el equipamiento ruso en la zona de Ucrania encontré este artículo en la Revista de Historia Militar Soviética Nº 4 de  1989, este interesante artículo sobre la derrota soviética en Bielorrusia y la gran pérdida de material y combatientes en manos del ejército alemán, muestra la poca preparación que tenía la Unión Soviética en el comienzo del conflicto.

También y como un tipo de mea culpa muestra la tremenda dificultad que tenían los ejércitos rusos para sortear la increíble burocracia rusa que anteponía los reglamentos y planes pre establecidos de producción de armas , aviones, tanques, artillería de todo tipo y la realización de los planes formulados para la construcción de defensas en las zonas fronterizas.

Tambien muestra las dificultades en el entrenaminto militar en todos los ecalones de mendo hasta el soldado ,
asi como la casi total de equipamiento moderno en los sistema de comunicaciones en todos los niveles de los cuadros combatientes al comenzar la invacion alemana.

 LOS ORÍGENES DE LA DERROTA EN BIELORRUSIA.

En el período inicial de la Gran Guerra Patriótica, muchas cuestiones han surgido relacionadas con los dramáticos acontecimientos que sucedieron en uno de los principales sectores estratégicos y cubierto por el Distrito Militar Especial Oeste. En el período inicial de la guerra, el distrito (desde el 22 de junio de 1941, el Frente Oeste) sufrió fuertes bajas en hombres y equipamiento.

 De las 44 divisiones que existían al comienzo de la guerra durante las primeras confrontaciones con el ejército  Alemán, 24 fueron perdidas (10 de fusilero, 8 de tanques, 4 mecanizadas y 2 de caballería), las restantes 20 formaciones fueron desprovistas de la mitad de sus fuerzas como media, mientras que las fuerzas áreas del frente perdieron 1.797 aviones en los combates iniciales.

¿Qué había llevado al desastre a las tropas soviéticas en Bielorrusia durante el verano de 1941? ¿Cuál fue la razón para que una de las agrupaciones más poderosas durante los primeros días de la guerra perdiera gran parte de sus fuerzas?

Han pasado muchos años desde aquellos memorables y amargos días, muchas veces en diferentes momentos, los historiadores se han esforzado para explicar las razones para esta tragedia. Varias cifras y datos han sido dados sobre la relación de fuerzas, el número de armas y equipamiento militar, los preparativos de las tropas del Distrito Militar Especial Oeste, su condición así como también estado del teatro de operaciones militar en vísperas de la guerra, pues éste determinaría en gran medida el curso y el resultado de los enfrentamientos defensivos en Bielorrusia y que finalizaron tan infructuosamente para el Frente.

Los intentos enemigos de penetrar las defensas serían rechazados por contraataques y contragolpes de las reservas de los cuerpos y ejércitos utilizando los cuerpos mecanizados y la aviación. Se planeó que las operaciones de combate serían desviadas hacia el territorio del agresor.El Distrito Militar Especial Oeste era uno de los distritos militares más fuertes de las Fuerzas Armadas Soviéticas En términos de efectivos, solamente era inferior al Distrito Militar Especial Kiev.. Tenía alrededor de 672.000 hombres, 10.087 cañones y morteros (sin contar los morteros de 50 mm), 2.201 tanques (incluyendo 383 KV y T-34) y 1.909 aviones (incluyendo 424 de los nuevos modelos). Esto era ¼ de las tropas concentradas en los distritos occidentales y  basada en el límite entre los Distritos Militares Especiales Oeste y Kiev, estaba la Flotilla Naval Pinsk Contralmirante D. D. Rogachev).del área al sur de la frontera de Lituania hasta la frontera norte de Ucrania.
 
Además, las tropas fronterizas también estaban guardando las fronteras occidentales. En Bielorrusia, estaban organizadas en 11 destacamentos fronterizos y sumaban 19.519 hombres. Al mismo tiempo, la antigua frontera continuó siendo vigilada y aquí había una zona fronteriza y de obstáculos.  Alrededor de 5 destacamentos fronterizos estaban sirviendo en ella. Tal medida fue necesaria por la creciente actividad de inteligencia de los países, que utilizaban partisanos y otras organizaciones anti-soviéticas que quedaban en los sectores occidentales de Bielorrusia para ataques relámpagos en sus sectores.

Los nazis mostraron una actividad particular en los sectores de Belostok y Brest. Así, justo en el área del 17 Destacamento Fronterizo de Brest, los 12 puestos avanzados de línea que estaban situados a lo largo de un frente de 180 kilómetros, detuvieron en 1940 1.242 espías y saboteadores, y en el primer cuarto de 1941 desarmaron a 114 exploradores nazis y combatieron las incursiones de grupos armados.
Bielorrusia en 1940
                                     


Comienzo de las operaciones del combate

Al comienzo de la guerra, la mayoría de las formaciones así como también el 13 Ejército (comandante, Teniente General P. M. Filatov) estaban en fase de reorganización, rearme y dotación. Una parte importante de las formaciones estaba debilitada en términos de personal, las de emplazamientos de guerra, tenían experiencia de combate y estaban entrenadas para lanzar el ataque.

El distrito tenía 24 divisiones de fusileros. El nivel de dotación alcanzaba del  37al 71% de lo establecido en tiempos de guerra. El nivel de entrenamiento de combate era extremadamente bajo y los estados mayores no habían sido organizados. Un gran contingente de personal llamado a filas desde la reserva, aún no había experimentado un curso de entrenamiento de combate durante el invierno y la primavera de 1941.

En muchas formaciones había un desfase de 6.000 a 7.000 hombres en términos de lo establecido para tiempos de guerra, una de las razones principales para la formación de la importante falta de personal en ellas era el envío de soldados y oficiales para formar nuevas unidades en la aviación y , en las tropas blindadas bajo la directiva del estado mayor del Distrito Militar Especial Oeste, a finales de abril de 1941, comenzaron a constituir el IV Cuerpo Aerotransportado (comandante, Mayor General A. S. Zhadov).

El suministro de transportes  para los cuerpos de retaguardia era del 40 al 45%, y esto no hizo posible hacer frente a los requerimientos de las tropas durante el combate. La situación era particularmente mala con la dotación de las tropas blindadas. De los 6 cuerpos mecanizados que estaban siendo organizados, solamente el VI (comandante, Mayor General M.G. Khatskilevich) estaba casi al completo en material. Los restantes tenían entre el 5 y el 50% de los tanques BT  Y  T-25 y éstos debían ser reemplazados por los vehículos de nuevo diseño.

La mitad de las 8 divisiones de tanques en los ejércitos de cobertura estaban faltas de personal, tres de las 4 divisiones motorizadas no tenían tanques, transporte motorizado y unidades de tracción para la artillería. Los XVII y XX Cuerpos Mecanizados (comandantes, Mayor General M. P.Petrov y Mayor General A. G. Nikitin) estaban virtualmente sin tanques. El parque de tanques estaba basado en vehículos obsoletos en torno a un 83%.

Ya en abril de1941, comenzaron a ser reemplazado por los T-34 y KV, sin embargo este proceso era extremadamente lento. Al comienzo de la guerra, solamente el VI Cuerpo Mecanizado tenía 352 nuevos tanques y esto era el 64,5% de la cantidad establecida. En los restantes 5 cuerpos no había virtualmente vehículos de diseño moderno, todo esto tuvo un efecto negativo sobre la eficiencia de las operaciones de cuerpos mecanizados en el período inicial de la guerra.

Las unidades de artillería de los cuerpos mecanizados solamente tenían entre el 7 y el 30% de las unidades de tracción (tractores). Una excepción era el VI Cuerpo Mecanizado, que tenía el 80% de los tractores.
Muchos cuerpos mecanizados estaban pobremente equipados con transportes motorizados, por ejemplo, los XI y los XVII y XX tenían entre el 8 y el 26% del número establecido de transportes motorizados. Aquí, el 30% de los vehículos a motor necesitaban una revisión grande o mediana. La situación estaba agravada por la mala capacidad de reparación y por la ausencia de repuestos.

Había una aguda escasez de artillería y munición para el armamento de los tanques, solo había básicamente proyectiles de fragmentación-alto explosivo para el cañón del tanque T-34.
Relación de la Cantidad Planeada y Real de Vehículos de Combate y Artillería en los Cuerpos Mecanizados, 13-19 Junio de 1941. En este recuento de las armas de las fuerzas que operaban en este frente, fueron considerados los  cuerpos mecanizados 4°,11°,13°,14°17,20 y, se establecieron las siguientes cantidades:

Blindados:

KV1,T 34, BT 5/7,T 26, G27,28 37,40-Total requerido  6.188 unidades , total real de equipamiento 2.201  unidades
BA10 y BA20 - Total requerido 1.608, total real de equipamiento 494
Morteros de 50 y 82 mm – Total requerido  1.116, total real de equipamiento  971
Cañones de 76mm, Cañones antiaéreos de 37 y 76 mm y Cañones antitanques de  45 mm. –Total requerido 576, total real de equipamiento  529
Obuses de 122 y 152 mm.- Total requerido  456, total real de equipamiento  374

El distrito también estaba experimentado una verdadera hambre de personal. En línea con el despliegue simultáneo de una gran cantidad de formaciones de tanques y motorizadas, no había bastantes comandantes y técnicos de tanques a nivel medio e inferior. El nivel de dotación de los cuerpos mecanizados estaba al 45-55% en términos de oficiales de tanques y apenas 19-36% en términos de suboficiales.

Todo esto naturalmente llevó a una falta de coordinación en los cuerpos y con el comienzo de la guerra fueron incapaces de llevar a cabo las misiones asignadas a ellos. Según el plan, debían de estar preparados para finales de 1942. Durante los últimos días de julio de 1941, planearon únicamente entrenamiento individual de los soldados y entrenamiento de combate para los pelotones y compañías. En el entrenamiento táctico, el énfasis básico fue el desarrollo de acciones ofensivas.

Continua


Desconectado TITUS20050

  • Tenente Colonnello
  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 2.846
  • Mirando el pasado se comprende mejor el futuro

Re:LOS ORÍGENES DE LA DERROTA EN BIELORRUSIA.

« Respuesta #1 en: 09 de Octubre de 2017, 00:57:15 am »
El entrenamiento de los comandantes fue llevado a cabo con grandes interrupciones, El personal del cuerpo de oficiales estaba básicamente implicado en dirigir el trabajo de la organización de posiciones permanentes y de constituir las unidades y formaciones.

Según el plan de entrena-miento del personal, el trabajo sobre todas las cuestiones para organizar una operación ofensiva a nivel de ejército debía de ser completado el 1 de julio y para una operación defensiva el 1 de noviembre. El comienzo de la guerra impidió la realización de lo planeado.

El 14 de mayo de 1941, el Jefe del Directorio Principal de Vehículos de Motor y Blindados, Teniente General de Tropas Blindadas Ye. N. Fedorenko, propuso armar a los regimientos de tanques de los cuerpos mecanizados antes de proporcionarles vehículos antitanques y, por consiguiente, hacer que los cuerpos mecanizados estuviesen listos para entrar en combate en caso de guerra.

El número necesario de estas armas estaban disponibles en los depósitos. La propuesta al Comisariado del Pueblo para la Defensa y al Estado Mayor General fue adoptada y 2 días después la orden apropiada fue emitida. Aquí, el principio organizativo del regimiento de tanques no fue desorganizado. Sin embargo, no fue llevado a cabo pues estas propuestas debían ser implementadas solamente el 1 de julio de 1941.

La gran cantidad de equipamiento militar en los cuerpos mecanizados y sus diversos modelos (en el VI Cuerpo Mecanizado había 11 tipos de tanques) crearon dificultades para mandar for-maciones tan engorrosas, particularmente bajo las condiciones de acciones altamente fluidas.

No obstante de la alarmante situación, el mando de distrito no canceló los cursos de artillería. De hecho, las formaciones del 3 Ejército (comandante, Teniente General V. I. Kuznetsov) y del 10 Ejército (comandante, Mayor General K. D. Golubev) comenzaron la guerra sin cobertura antiaérea ya que la artillería estaba en el campo de tiro del distrito. Solamente la artillería del 4 Ejército (comandante, Mayor General A. A. Korobkov) que tenía un campo de tiro al sur de Brest había completado las prácticas y fue capaz de juntarse con sus formaciones.

Las Fuerzas Aéreas del Distrito Militar Especial Oeste consistían en 8 divisiones aéreas (4 divisiones de bombarderos, 3 divisiones mixtas y 1 división de cazas), 36 regimientos aéreos y 8 escuadrones aéreos. Estaban básicamente equipadas con viejos modelos de aviones. Así, de los 855 cazas, solamente 253 eran nuevos (29,6%) y de los 466 bombarderos del frente, sólo 139 eran nuevos (29,8%). Había una falta agudamente sentida de aviación de ataque terrestre, que era el medio básico para apoyar a las tropas. Había un total de 85 aviones, incluyendo 8 Il-2.

También fallida fue la estructura organizativa de las fuerzas aéreas del distrito, el Grupo de Ejércitos Centro fue apoyado por una gran formación de aviación, una flota aérea, y esto hizo posible tener el empleo masivo de la aviación sobre los ejes de las principales agrupaciones. El Distrito Militar Especial Oeste no tenía tales formaciones. Todas las formaciones aéreas estaban distribuidas entre el distrito y los ejércitos. No había un mando centralizado de aviación. Además, el 37,5% de las divisiones áreas estaban compuestas y estaban armadas con bombarderos, aviones de ataque terrestre y cazas.

El equipamiento fue lento en ser dominado. Había una aguda escasez de dotaciones entrenadas. Las fuerzas aéreas del distrito tenían solamente 224 aviones no operativos, y, de hecho, en caso de alerta de combate 342 aviones de combate no podían despegar. Un quinto de las dotaciones podían volar durante el día bajo condiciones medias. Sesenta y cuatro dotaciones (15%) podían realizar salidas diurnas en mal tiempo en aviones nuevos y solamente 4 de noche.

Debido a la escasez de aeródromos, las fuerzas aéreas estaban basadas en grupos. Una parte de los aeródromos no tenían el equipamiento necesario, vías de acceso, comunicaciones, capacidad para almacenar combustible, y suministros de munición. Así, de los 57 aeródromos operativos situados al oeste de Minsk, había combustible en solamente 22. Ya que la mayoría de los aeródromos solamente podían recibir modelos antiguos de aviones, la construcción acelerada estaba en camino en 39 aeródromos con una pista de aterrizaje pavimentada.

La profundidad de la situación de las unidades y formaciones aéreas tenía una media de 60-100 kilómetros para los cazas y la aviación de ataque terrestre y de 120-300 kilómetros para los bombarderos. Una parte de los aeródromos de cazas estaba situada en directa proximidad con la frontera estatal. Debido a la escasez de aeródromos y a la reconstrucción de los existentes, un número significativo de aviones se había acumulado en ciertos aeródromos.

Aquí, una gran parte de los nuevos modelos de aviones estaba en los aeródromos situados cerca de la frontera dentro del rango de alcance de la artillería enemiga. Por ejemplo, en el aeródromo de Dolubovo que estaba a 10 kilómetros de la frontera, había 73 aviones destinados (incluyendo 50 nuevos MiG-3) del 126 Regimiento Aéreo de Cazas de la 9 División Aérea Mixta (comandante, Mayor General de Aviación A. S. Chernykh).

El mando del distrito prestó un gran trato de atención a la organización de ingeniería del territorio bielorruso y particularmente del saliente de Belostok, sin embargo, no hubo tiempo suficiente para completar esto así como también otras medidas. Tras la anexión de la Bielorrusia Occidental a la URSS en 1940, una línea de áreas fortificadas comenzó a ser establecida a lo largo de la nueva frontera estatal.

Hubo planes para construir cuatro zonas fortificadas: Grodno, Osovets, Zambrov y Brest, cada una de entre 80 y 180 kilómetros de largo y 3-8 kilómetros de profundidad. El lado delantero debía de correr a 2-8 kilómetros de la frontera. El plan general para la construcción defensiva tenía pensado la terminación de la construcción y el equipamiento de la primera zona de centros defensivos y puntos fuertes de las áreas fortificadas en 1940-1941.

En años siguientes (hasta 1945) había planes para construir las segundas líneas y equipar completamente el grueso de las áreas fortificadas de la segunda línea (en la antigua frontera), que estaban a 200-300 kilómetros de la primera: Polotsk, Sebezh, Minsk, Slutsk y Mozyr.

Los centros defensivos y puntos fuertes formaban la base de cada área fortificada,en junio de 1941, de los 1.174 emplazamientos artilleros permanentes planeados, 505 habían sido construidos y 193 habían sido equipados y armados (38,4%). Tal cantidad de centros defensivos y puntos fuertes no hizo posible establecer un fuerte sistema defensivo de áreas fortificadas además el nivel de dotación de sus guarniciones era bajo.

Poca atención se prestó a trabajar sobre las cuestiones de cooperación entre las guarniciones de las zonas fortificadas y las tropas de campaña. Los ejercicios conjuntos fueron realizados con extrema rareza. Así, para 1941, el distrito solamente planeó uno de tales ejercicios para las unidades de la 27 División de Fusileros (comandante, Mayor General A. M. Stepanov) del 3  Ejército y la zona fortificada de Grodno.

Para comunicaciones entre las tropas (a pesar de la incesante importancia de la radio), el Distrito Militar Especial Oeste antes del comienzo de la guerra empleó básicamente el telégrafo y las líneas telefónicas del Comisariado del Pueblo de Comunicaciones. Los suministros de materiales de construcción disponibles para el distrito para construcción y reparación de las líneas permanentes de comunicación en el caso de guerra, solamente podían satisfacer el 10-20% de los requerimientos de una operación a nivel de frente en el período inicial de la guerra.

La regulación de equipamiento de comunicaciones de las tropas del distrito estaba disponible en las siguientes cantidades: radios (ejército y aeródromo por un 26-27%, cuerpos y divisiones con 7%, regimientos con 41%, batallones con 58% y compañías con 70%); equipamiento de aparatos (telégrafo con 56% y teléfono con 50%); cable (telégrafo con 20% y teléfono con 42%). Esto era claramente insuficiente. Al comienzo de la guerra, el estado mayor del distrito no tenía equipamiento móvil de comunicaciones.
Continua

Desconectado TITUS20050

  • Tenente Colonnello
  • Moderadores
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 2.846
  • Mirando el pasado se comprende mejor el futuro

Re:LOS ORÍGENES DE LA DERROTA EN BIELORRUSIA.

« Respuesta #2 en: 12 de Noviembre de 2017, 00:30:30 am »
La agrupación de cuerpos mecanizados soviéticos fue también infructuosa. Los más débiles de ellos (XI y XIV) estaban en los flancos y fueron incapaces de rechazar los potentes ataques iniciales de los tanques enemigos.

Las tropas del distrito tampoco habían completado su despliegue operacional. No habían sido llevadas a la preparación para el combate. Las formaciones de los ejércitos de cobertura estaban en sus posiciones permanentes o en campamentos y no esta-ban preparadas para rechazar la agresión.

El mando del distrito no mostró iniciativa, no alertó a las tropas y las llevó a las líneas defensivas. En verdad, el anterior traslado de las tropas a las posiciones preparadas a lo largo de la frontera había sido prohibido por I. V. Stalin con objeto de no provocar una guerra.

Una correcta pero aislada decisión fue tomada el 15 de junio de 1941. De acuerdo a ella, los II (100 y 161 Divisiones de Fusileros), XLVII (55, 121, 143 Divisiones de Fusileros). XLIV (64 y 108 Divisiones de Fusileros) y XXI (17, 37 y 50 Divisiones de Fusileros) Cuerpos de Fusileros, que estaban a 150-400 de la frontera estatal, comenzaron a trasladarse hacia ella. Pero desafortunadamente esto fue con retraso. El plan del distrito no estaba diseñado para un ataque sorpresa enemigo. La única variación de las operaciones de las tropas fue rechazar los primeros ataques y entonces pasar a la ofensiva.

Así, la guerra cogió a las fuerzas y formaciones de campaña del Distrito Militar Especial Oeste inmovilizadas. El agrupamiento definido por el plan de cobertura no había sido desplegado y las tropas fueron a la batalla en las condiciones en que estaban al comienzo de la guerra. Esto no aseguró una fuerte defensa de la frontera estatal o una cobertura de la movilización y despliegue de las fuerzas principales del distrito. Además, tal agrupamiento de fuerzas predeterminó el lanzamiento de ataques enemigos envolventes de flancos y acciones aisladas de las tropas del distrito.

Nada fue hecho para asegurar el mando firme de los ejércitos y apoyar el contacto continuo con ellos. La confianza sobre las instalaciones de cable, las líneas permanentes de comunicaciones y los centros del Comisariado del Pueblo de Comunicaciones, fue errónea. Los grupos enemigos de sabotaje desorganizaron las comunicaciones por cable durante las primeras horas de las operaciones de combate y en muchos sectores incluso mucho antes de éstas.

Éste era el estado general de las tropas del Distrito Militar Especial Oeste y del teatro de opera-ciones al comienzo de la Gran Guerra Patriótica. Tuvo un impacto decisivo en el negativo resultado de las primeras operaciones defensivas de las tropas del Frente Oeste y llevó a la derrota en Bielorrusia.

Todo esto mas las acciones combinadas del Ejercito Aleman  y el permanente apoyo aereo brindados por la F.A. alemanapermitio abrir importantes brechas en el frente defensivo y avansar muy rapidamente a las fuerzas invasoras.El costo de estas terribles fallas en la defensa y contrataques del Ejercito Ruso fue ademas de enormes perdidas en hombres ymateriales queluegocosto a Rusia enorme s esfuerzos de produccion en especial vehiculos blindados y aviones.

 

Real Time Web Analytics