Autor Tema: Khalkin-Gol  (Leído 10830 veces)

Desconectado Kurt Meyer

  • SS-Oberführer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 4.110
  • Desculpas por mi roto español

Khalkin-Gol

« en: 29 de Octubre de 2007, 20:40:26 pm »
Un articulo extenso pero muy bueno de la guerra sovietico-japonesa de 1939


GUERRA SOVIETICO-JAPONESA

De Mayo a Septiembre de 1939, la Unión Soviética y Japón libraron feroces batallas en los ventosos desiertos de la frontera oriental de Mongolia. El antagonismo venía de antiguo. El declinar del imperio chino había alentado los apetitos territoriales de sus vecinos, y los expansionistas imperios de Rusia y Japón chocaron en Corea y Manchuria. Sus conflictivas ambiciones provocaron la Guerra Ruso-Japonesa de 1904, que terminó con la contundente victoria del Japón en 1905.


En 1918, siguiendo a la desintegración del imperio zarista, el ejército japonés ocupó las provincias más orientales de Rusia y parte de Siberia. La consolidación del régimen comunista obligó a un reacio Japón a retirarse de estos territorios en 1922. Japón reanudó su expansión imperial en 1931 con la ocupación de Manchuria y el establecimiento del estado títere de Manchukuo. En 1937, los japoneses invadieron China, tomando Shangai y Nanking.


Manchukuo



Esto, junto al Pacto Anti-Comintern firmado en 1936 entre Alemania y Japón, alarmó a la Unión Soviética. Un tratado entre Josef Stalin y el gobierno del Kuomintang de Chiang Kai-shek estableció ayuda militar y financiera para China. Unos 450 pilotos y técnicos y 225 aviones militares soviéticos se enviaron rápidamente a China.
Los incidentes a lo largo de la pobremente definida frontera entre Manchukuo y la Unión Soviética se contaban por cientos partir de 1932. En el verano de 1938, un gran conflicto surgió en el lago Khasan, 70 millas al suroeste de Vladivostok, en la intersección de las fronteras manchú, coreana y soviética, quedando los soviéticos como dueños del terreno.


La arteria de la posición soviética en el Lejano Oriente y Siberia era el ferrocarril transiberiano, que servía como único vínculo entre estas regiones y la Rusia europea. Mongolia Exterior era la clave para el control estratégico del ferrocarril transiberiano. Para asegurase la protección de tan vital ruta, los soviéticos establecieron la títere República Popular de Mongolia (RPM) en Mongolia Exterior. Un tratado de asistencia mutua se firmó en 1936 entre la Unión Soviética y la RPM.


Parte de la razón para la escalada de tensiones en la zona se debía a la facción “Atacar por el Norte” del alto mando japonés, una facción que principalmente se nutría de los oficiales del Ejército de Kwantung estacionado en Manchukuo. Una vez seccionada la arteria transiberiana, argumentaban los oficiales de “Atacar por el Norte”, el imperio japonés podría expandirse hasta incluir toda Mongolia, las provincias marítimas soviéticas y partes de Siberia. Escudados tras estos territorios-colchón, los recursos naturales y la industria pesada de Manchukuo podrían ser completamente explotados por los japoneses. Privada de apoyo exterior, la resistencia china se colapsaría.

Una pequeña disputa fronteriza en una remota área proporcionó a la facción “Atacar por el Norte” la oportunidad necesaria para realizar su ambicioso plan. Los japoneses reclamaban el río Halha como la frontera occidental de Manchukuo. Sin embargo los soviéticos alegaban que la frontera estaba 15 millas al este del Halha, cerca del pueblo de Nomonhan.


El estado mayor del Ejército de Kwantung estaba convencido de poseer una decisiva ventaja logística en tan remota área. Las cabeceras japonesas del ferrocarril se hallaban a 100 millas al este de Nomonhan. Por el contrario, la cabecera ferroviaria rusa más cercana se encontraba a 434 millas, en Borzya. Los japoneses estaban convencidos de que los rusos no podrían trasladar más de dos divisiones de infantería a esa zona. Los japoneses también estaban convencidos de que la Gran Purga Stalinista de 1935 a 1937 había mermado significativamente al cuerpo de oficiales soviético.


« última modificación: 29 de Octubre de 2007, 20:46:53 pm por Kurt Meyer »

Desconectado Kurt Meyer

  • SS-Oberführer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 4.110
  • Desculpas por mi roto español

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #1 en: 29 de Octubre de 2007, 20:41:37 pm »
El río Halha, también conocido como Khalkhin Gol, fluía de norte a sur, paralelo al frente de batalla. En el centro del frente, el río Holsten confluye con el Halha. El terreno al este del Halha era accidentado, en cambio al oeste del rió se extendía una llanura vasta y desértica. Durante Julio y Agosto las temperaturas alcanzan los 104º [Fahrenheit, 40º Celsius]. El agua disponible en la zona era salobre, y su potabilización fue un gran problema para ambos ejércitos. Hordas de feroces mosquitos procedentes de los pantanos atormentaron a los soldados de ambos bandos.


En Mayo de 1939, una serie de escaramuzas instigadas por el Ejército de Kwantung entre fuerzas manchúes y mongolas desembocaron en lo que los soviéticos denominarían la Batalla de Khalkhin Gol y los japoneses como el Incidente de Nomonhan. Elementos de la 23ª División japonesa fueron enviados al combate el 14 de mayo, así como aviones de combate japoneses. El primer gran choque entre fuerzas japonesas y soviéticas tuvo lugar entre el 28 y 29 de Mayo. Ambos bandos lograron un empate. Habiéndose confiado, los japoneses fueron reforzados y organizados bajo el mando del general de división Michitaro Komatsubara en un ejército de 20.000 hombres y 112 piezas de artillería.


Algo antes, en una entrevista concedida al periodista norteamericano Roy Howard el 1 de Marzo de 1939, Stalin había avisado a los japoneses que cualquier ataque a la RPM provocaría la ayuda soviética a su estado cliente. Este aviso fue reiterado en un discurso que Stalin hizo al 18º Congreso del Partido Comunista el 10 de Marzo de 1939.


El 2 de Junio, al general Georgi Zhukov, uno de los pocos generales que había sobrevivido a las purgas de Stalin, se le confió el mando de todas las tropas soviéticas y mongolas en Khalkin Gol. Como reflejo de la importancia que el conflicto tenía para el premier soviético, Zhukov debía informar directamente a Stalin. A su llegada, Zhukov organizó concienzudamente sus instalaciones de mando y las redes de comunicación. Otra característica de su liderazgo, la disciplina, fue impuesta implacablemente entre los hombres de su lejano ejército.

Al estar en un terreno que ofrecía poca o ninguna cobertura, los primeros combates entre las fuerzas de Zhukov y Komatsubara se centraron en asegurar la superioridad aérea. Inicialmente los japoneses disfrutaron de ventaja en estos encuentros. Los pilotos japoneses eran veteranos experimentados en el combate aéreo sobre China. En la primavera de 1939, el nuevo caza monoplano Nakajima Ki.27, veloz y muy maniobrero, entró en servicio en la fuerza aérea del ejército japonés. (El formidable Mitsubisi A6M1 Zero no entraría en servicio en la armada japonesa hasta Septiembre de 1940.) 90 cazas Nakajima y sus pilotos fueron desplegados para controlar los cielos sobre Mongolia.


Los pilotos japoneses pronto hicieron notar su presencia. Cuatro aparatos soviéticos eran derribados por cada baja conseguida sobre el enemigo. Para dar la vuelta a esta situación, los soviéticos enviaron seis escuadrones del modelo mejorado del biplano Polikarpov I-152 y tres escuadrones del monoplano Polikarpov I-16 Tipo 10, totalizando más de 100 cazas. El achatado I-152 se demostró bien preparado para operar desde aeródromos desérticos, calurosos y azotados por el viento. Necesitaba un corto recorrido para despegar y era muy estable, incluso con vientos cruzados. El primer caza monoplano con tren de aterrizaje retráctil del mundo, el I-16, era muy exigente e implacable para pilotos inexpertos. La gran velocidad de aterrizaje del I-16 necesitaba de largas pistas. Pero el “tonel volador”, como el I-16 fue apodado, era veloz, trepaba rápidamente y poseía una increíble capacidad de giro.


Aunque el I-16 no podía competir con la maniobrabilidad del Ki.27, este podía descender por la cola del adversario y desaparecer trepando. Ambos cazas soviéticos doblaban la potencia de fuego de su antagonista, presentaban cuatro ametralladoras de 7’62 mm. contra los dos cañones de 7’7 mm. del Nakajima. Los pilotos soviéticos también disfrutaban de la protección de una placa acorazada en el asiento del I-152 y del reposacabezas del I-16, características que los japoneses, en su obsesión por ahorrar peso, habían soslayado en sus ágiles cazas. Cooperando estrechamente, los dos cazas soviéticos demostraron estar a la altura de su contraparte japonesa.


Entre los aviadores enviados a Mongolia había veteranos de la Guerra Civil Española. Con un liderazgo experimentado y los nuevos cazas, los rusos lograron dar la vuelta a la situación a lo largo del verano. Las estadísticas japonesas sobre las bajas sufridas por la fuerza aérea del ejército revelan que de los aviadores caídos en combate el 10’1% fue herido o muerto entre Mayo y Junio, el 26’5% en Julio, el 50% en Agosto y el resto en la primera quincena de Septiembre. Los ases japoneses alcanzaron cifras fantásticas durante este periodo, incluyendo los 58 derribos, el record del ejército japonés, de Hiromichi Shinohara, él mismo derribado y muerto el 27 de Agosto. Los más recientes análisis de historiadores japoneses de la aviación revelan que mientras los pilotos soviéticos reclamaban cuatro veces más derribos de los conseguidos, sus propios pilotos lo hacían en una proporción de 6 a 1.


Desconectado Kurt Meyer

  • SS-Oberführer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 4.110
  • Desculpas por mi roto español

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #2 en: 29 de Octubre de 2007, 20:43:08 pm »
A pesar de que sus pilotos estaban logrando victorias, la creciente división entre el ejército de Kwantung y el estado mayor en Tokio se incrementó por la guerra aérea. Sin ningún tipo de conocimiento o aprobación del alto mando de Tokio, el Ejército de Kwantung realizó unas misiones de bombardeo el 27 de Junio contra las bases aéreas de Tamsag y Bain Tumen, muy en la retaguardia soviética.

Enfurecidos por este acto de insubordinación, los oficiales de Tokio enviaron un apabullante reproche. Se enviaron órdenes prohibiendo los ataques a aeródromos en la retaguardia soviética. Este incidente pone de manifiesto la profunda división entre los líderes del ejército japonés al más alto nivel. Profundamente preocupados por los compromisos de las fuerzas japonesas en China, el estado mayor general del ejército comenzaba a contemplar con creciente alarma el conflicto en Mongolia.


Mientras los líderes japoneses discutían sobre los objetivos de sus fuerzas en Mongolia, Zhukov y otros comenzaron a centrarse en superar los impresionantes retos logísticos de mantener una considerable fuerza defensiva en la región. En un impresionante esfuerzo, que proporcionaría valiosas lecciones para futuras operaciones, convoyes de camiones rusos conducían día y noche por las pistas del desierto, un agotador viaje de 868 millas. Los soviéticos emplearon 3.800 camiones y 1.375 camiones cisterna con combustible en su organización de los suministros. Estos camiones transportaron 18.000 toneladas de granadas de artillería, 6.500 toneladas de bombas y 15.000 toneladas de combustible, así como tropas y armas. La mayor parte del mérito de tan impresionante esfuerzo logístico es de un veterano general soviético, Grigori M. Shtern, comandante del distrito militar del Trans-Baikal.


Poco dispuestos a echarse atrás, los japoneses lanzaron una gran ofensiva con dos ejes a principios de Julio. En la izquierda, un ataque conducido por una brigada mecanizada empujaría a los soviéticos hacia el Halha. Mientras tanto, un ataque por la derecha cruzaría el río por el norte y luego giraría al sur, cortando la retirada soviética.

 
La brigada mecanizada acuartelada con el ejército japonés en Manchukuo estaba en proceso de reorganización. Tan sólo uno de los tres regimientos de carros medios planificados se hallaba completamente formado. La producción del nuevo tanque medio Tipo 973 se encontraba en proceso. La brigada no había sido dotada aún de la infantería ni de la artillería. Tres batallones de infantería fueron rápidamente retirados de otras formaciones y asignados a la brigada para la inminente operación.
 
Únicamente cuatro de los nuevos tanques Tipo 97 llegaron al 3er. Regimiento de Carros Medios. Esta unidad se vio obligada a depender de 26 tanques del anticuado modelo Tipo 89B. Con un peso de 13 toneladas, el Tipo 89B estaba movido por un motor de 120 caballos y podía dar solamente 15’5 millas por hora. El armamento principal era cañón de baja velocidad de 57mm. con una capacidad de penetración y un alcance muy limitados. El 4º Regimiento de Carros Ligeros contaba con 35 tanques ligeros Tipo 95 y ocho medios del Tipo 89A. El Tipo 95 poseía una velocidad de casi 28 millas por hora, pero su cañón de 37 mm. tenía un alcance efectivo de sólo 700 metros.


En comparación, el principal tanque soviético, el BT-7 de 13’8 toneladas, contaba con un poderoso motor de 450 caballos y suspensión Christie, dando a la máquina una velocidad de 33 millas por hora. Su armamento principal era un excelente cañón de alta velocidad de 45 mm., con un alcance de 2.000 metros. Los tanques de ambos bandos eran muy vulnerables a las armas antitanque, de las que los soviéticos poseían una abrumadora superioridad. Una brigada de tanques soviética a plena dotación consistía en 128 tanques y 24 obuses auto-propulsados de 76 mm. Una brigada acorazada del Ejército Rojo era un conjunto de tanques, infantería en camiones y artillería auto-propulsada. Los cañones auto-propulsados de 76 mm. estaban montados sobre plataformas giratorias en camiones pesados, y protegidos por escudos.


El 2 de Julio, siete batallones y medio de infantería japoneses cruzaron el Halha y tomaron los altos de Bain Tsagan. Pronto se toparon con la 11ª Brigada de Carros soviética, que, junto a la 7ª Brigada Acorazada, había sido lanzada por Zhukov a un  contraataque rápidamente organizado. Teniendo pocos cañones antitanque, los japoneses se vieron obligados a depender de los cócteles Molotov y otra serie de inadecuadas cargas explosivas arrojadizas contra los blindados soviéticos. Tras un fiero combate, los japoneses fueron desalojados de la cordillera y obligados a retirase a través del Halha. En los siguientes contraataques japoneses, la infantería fue incapaz de colaborar con eficacia con sus blindados. 44 tanques japoneses fueron destruidos o dañados. La brigada fue retirada del teatro de operaciones el 10 de Julio.
« última modificación: 29 de Octubre de 2007, 23:13:26 pm por Kurt Meyer »

Desconectado Kurt Meyer

  • SS-Oberführer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 4.110
  • Desculpas por mi roto español

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #3 en: 29 de Octubre de 2007, 20:44:07 pm »
Ignorantes de sus errores anteriores, los japoneses lo volvieron a intentar entre el 23 y el 25 de Julio. Tras un ataque de artillería preliminar, la infantería se infiltraría de noche en las posiciones rusas. Para dar mayor contundencia al ataque artillero, los japoneses trajeron seis piezas de largo alcance, el Tipo 89 de 150 mm., y, directamente de Japón, 16 cañones Tipo 92 de 105 mm.
 
 
Pero los japoneses se vieron superados, tanto en alcance como en calibre, por la artillería de largo alcance soviética. Las 12 piezas de 150 mm soviéticas alcanzaban blancos con precisión a una distancia muy alejada de la capacidad de respuesta japonesa. Las 16 piezas de 122 mm del Modelo 1931 soviético tenían un alcance de 20.870 metros, mientras que los cañones de 105 mm japoneses sólo alcanzaban hasta los 18.300 metros. En el consiguiente duelo, los japoneses fallaron en silenciar la artillería pesada soviética.


Con la falta de efectividad de su artillería, los ataques nocturnos de las unidades japonesas fueron parados por las formidables defensas rusas. Además de trabajar para mejorar su logística, Zhukov había trabajado con diligencia en preparar una organizada defensa en profundidad. Incluso cuando los japoneses fueron capaces de tomar alguna posición, al amanecer, la artillería, los tanques y la infantería soviética reconquistaban el terreno perdido.


A finales de Julio, los japoneses se vieron obligados, con gran desgana, a pasar a la defensiva. Sus energías se concentraron en construir una serie de fortificaciones y búnkeres. El 10 de Agosto, las fuerzas japoneses que luchaban a lo largo del Khalkhin Gol fueron reorganizadas como VI Ejército. Este ejército incluía 38.000 soldados, 318 piezas de artillería, 135 tanques y 225 aviones de combate. Mientras los japoneses se atrincheraban, el general Zhukov, ahora comandante del 1er Grupo de Ejércitos, planeaba lanzarse a la ofensiva. Usaría los 57.000 hombres, 542 piezas de artillería, 498 tanques y 515 aviones de su grupo de ejércitos para un doble envolvimiento de los japoneses.


Incluso mientras rechazaba los ataques japoneses al principio del verano, el comandante soviético había estudiado las disposiciones de sus oponentes, descubriendo muchos errores garrafales. Los flancos japoneses se hallaban cubiertos por la poco fiable caballería manchú y eran vulnerables. Tampoco poseían los japoneses una reserva táctica móvil. Al ser copados con ataques por los flancos se verían obligados a concentrase en un flanco cada vez, trasladando fuerzas desde el centro o el otro flanco. Para asegurarse la sorpresa operacional, Zhukov emplearía muchas medidas de decepción. Las radios retransmitirían información falsa y sonido de construcción. Los camiones y los aviones operarían día y noche para amortiguar el sonido del despliegue de las unidades. Tales medidas convencieron a los japoneses de que los soviéticos también se atrincheraban de cara al invierno.


El 20 de Agosto se hallaban listas para el ataque en un frente de 45 millas tres grandes fuerzas soviéticas. En la izquierda soviética, encarando hacía el este, estaban la 6ª División de Caballería mongola, la 7ª Brigada Acorazada, el 601er Regimiento de Infantría de la 82ª División de Fusileros y dos batallones de la 11ª Brigada de Carros. En el centro, encargados de fijar las tropas japonesas mediante un asalto frontal, se hallaban la 36ª División Mecanizada de Fusileros, la 5ª Brigada de Ametralladoras y la 82ª División de Fusileros menos el 601er Regimiento de Infantería. En el ala derecha, encarando al norte, se encontraban la 57ª División de Infantería, dos batallones de la 11ª Brigada de Carros, tres batallones de la 6ª Brigada y la 8ª División de Caballería mongola. Como reserva había una poderosa fuerza móvil compuesta  por la 9ª Brigada Acorazada, un batallón de la 6ª Brigada de Carros y la 212ª Brigada Aerotransportada.


A las 5:45 de la mañana del 20 de Agosto, la aviación rusa desencadenó una lluvia de bombas sobre las posiciones japonesas. Una poderosa barrera de artillería atronaba desde los cañones soviéticos.  A las 9:00 las tropas soviéticas avanzaron. La decisiva batalla de Khalkin Gol daba comienzo. Los japoneses se quedaron sorprendidos por la ferocidad del ataque de Zhukov. La fuerza sur rusa, con una menor distancia que recorrer hasta alcanzar la retaguardia japonesa, y dotada con la mayor cantidad de tanques, hizo los mayores progresos durante el impulso inicial. La fuerza central, se vio enredada en una furiosa lucha. En el norte las tropas soviéticas encontraron una resistencia pertinaz y hábil.


Komatsubara estaba muy preocupado por la amenaza soviética a su flanco sur. Deseaba trasladar elementos de la 23ª División al sur para contrarrestarla, pero la presión soviética sobre sus asediadas tropas en el norte obligó al comandante japonés a reforzar este flanco. Habida la resistencia japonesa en el norte, Zhukov empleó la 9ª Brigada Acorazada y a los paracaidistas de la 212ª Brigada en su fuerza norte. Como resultado, la atención japonesa continuó centrada en el flanco norte.
Para el 23 de Agosto, la fuerza sur soviética había alcanzado la frontera de Machukuo y cortado toda posible retirada japonesa al sur del río Halha. El cerco se completó el 24 de Agosto, cuando la 9ª Brigada Acorazada contactó con la 8ª Brigada Acorazada procedente del sur.


Fuerzas japonesas retiradas de Manchukuo trataron de rescatar a sus camaradas atrapados entre el 24 y el 26 de Agosto. Los ataques soviéticos desde el aire hicieron cualquier desplazamiento por carretera muy complicado, y un ataque por parte de la 6ª Brigada de Carros forzó finalmente a los japoneses a abandonar sus esfuerzos por romper el perímetro soviético. Divididos en bolsas, los japoneses estaban destrozados para el 31 de Agosto.

Desconectado Kurt Meyer

  • SS-Oberführer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 4.110
  • Desculpas por mi roto español

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #4 en: 29 de Octubre de 2007, 20:46:01 pm »
En medio de los combates, los japoneses se quedaron sorprendidos y furiosos al saber que su aliado alemán había negociado y firmado un tratado de no-agresión con la Unión Soviética el 23 de Agosto. Los sentimientos japoneses quedaron amargamente resumidos por el periódico Asahi Shimbun: “El espíritu del Pacto Anti-Comintern ha sido reducido a un trozo de papel y Alemania ha traicionado a un aliado”. A la luz de estos hechos y ante la imposibilidad de asegurarse una victoria sobre el terreno, tanto el gobierno japonés como el alto mando del ejército en Tokio concluyeron que el conflicto en Mongolia debía concluir.


En Septiembre, tanto para prevenir cualquier avance soviético sobre Manchukuo como para continuar las operaciones en tierra si fuera necesario, los japoneses montaron una intensa campaña aérea. A tal efecto, seis escuadrones de caza fueron trasferidos desde China. Para el 13 de Septiembre, la fuerza aérea del ejército japonés había desplegado 255 aviones, incluyendo 158 cazas, a lo largo del frente. Los combates aéreos se multiplicaron en los cielos de Mongolia durante la primera y segunda semanas de Septiembre, alcanzando su clímax el día 15, cuando 200 aviones de combate japoneses golpearon las bases aéreas soviéticas en Mongolia. El fiero combate aéreo se desarrolló entre 120 cazas japoneses y 207 soviéticos. Todos los combates cesaron cuando un acuerdo de alto el fuego se firmó el 16 de Septiembre.


Los japoneses reconocieron la pérdida de 8.717 soldados y aviadores muertos y desaparecidos, y de 10.997 heridos y enfermos durante su incursión al interior de Mongolia. Fuentes soviéticas reconocieron 8.931 muertos y desaparecidos, y 15.952 heridos y enfermos. Las pérdidas reales en ambos bandos pudieron perfectamente ser superiores.


El alcance y los resultados de este conflicto no fueron ampliamente conocidos en su momento. Mortificados por su derrota en la batalla, los japoneses trataron de esconder su desgracia. Por su parte, la Unión Soviética estaba ocupada en fortalecer sus posiciones defensivas en el Oeste con la partición de Polonia y la ocupación de los estados bálticos, e hizo poco por airear su victoria.


Además, habiendo eliminado a la mayoría de sus líderes militares en sus purgas, Stalin estaba poco dispuesto a promocionar la victoria de Zhukov y ver emerger al general como un héroe popular. A pesar de ello, posteriores acciones durante la guerra harían que Zhukov se hiciera justamente famoso como el más grande comandante militar soviético de la Segunda Guerra Mundial. Muchas de la características de la forma de combatir rusa se pueden observar en su liderazgo en Khalkin Gol: potencia de fuego brutal, estrecha colaboración entre infantería, artillería, tanques y aviación; elaboradas medidas de engaño; y un inmisericorde sacrificio de vidas.


Cuando Adolf Hitler invadió la Unión Soviética en el verano de 1941, los japoneses se vieron tentados de unirse al asalto, pero la sombra de Khalkhin Gol pesaba. Con la influencia del grupo “Atacar por el Norte” extinguida, los planificadores japoneses comenzaron a mirar las posesiones coloniales británicas, francesas y holandesas en el sudeste asiático como posibles proyectos de expansión.


Stalin también recordaba los fieros combates en Mongolia. Aún cuando retiró 1.000 tanques y 1.200 aviones de las fuerzas del Lejano Oriente soviético para combatir a los invasores germanos que hacían impresionantes avances, 19 divisiones de reserva, 1.200 tanques y unos 1.000 aviones permanecieron en Mongolia para enfrentarse a los japoneses. Aunque pequeña para los estándares de posteriores batalles de la Segunda Guerra Mundial, la lucha entre soviéticos y japoneses en Khalkhin Gol proyectó una larga sombra sobre acontecimientos posteriores en el teatro del Pacífico y en el frente ruso.


Fuente: panzerzug.es - Artículo escrito por Sherwood S. Cordier y aparecido en el número de Julio de 2003 de la revista World War II)

Traducido por McLarry


Desconectado Fug

  • General Leytenant
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 5.514
  • La Guerra es el Mal en sí

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #5 en: 29 de Octubre de 2007, 21:29:02 pm »
Ahora te subo unas imagenes y algunos mapas de las operaciones para que las intercales. Saludos.   <<37


Tropas Sovieticas en la zona.
1- Sargento de la 11º Brigada de Carros, con uniforma de zonas calidas (panama), Julio de 1939
2- Comandante de compañia de la 6º Brigada Blindada, con casco de carros, Agosto de 1939.
3- Tropas de reconocimiento de la 11º Brigada de Carros, camuflado con la vegetacion tipica de la zona, lleva una catana japonesa Julio 1939
« última modificación: 29 de Octubre de 2007, 22:07:05 pm por Fug »

Desconectado Moisin-Nagant

  • Mladshriy Leytenant
  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 5.124

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #6 en: 29 de Octubre de 2007, 22:40:52 pm »
Muy bueno el articulo, me gusta tambien como se aprecian los rangos del segundo hombre en la imagen de Fug, esos rangos fueron cambiados durante la segunda guerra mudnial, hay pocas fotografias donde se aprecian bien.

Gracias a los dos!!

Desconectado Fug

  • General Leytenant
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 5.514
  • La Guerra es el Mal en sí

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #7 en: 29 de Octubre de 2007, 22:43:16 pm »
Los cifras, como siempre habra que revisarlas, ya que el numero de carros sovieticos me parece escesivo.

Cañones pesados Japoneses de 150 mm capturados en la campaña



Desconectado Fug

  • General Leytenant
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 5.514
  • La Guerra es el Mal en sí

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #8 en: 29 de Octubre de 2007, 22:48:37 pm »
Uniformes de Unidades de Carros de Combate 1936-1941




Desconectado Fug

  • General Leytenant
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 5.514
  • La Guerra es el Mal en sí

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #9 en: 29 de Octubre de 2007, 22:59:54 pm »
Tropas Paracaidistas (VVS), 1939



Piloto de Combate, uniforme 1935-1941



Caza Polikarpov I-153 en mision de ataque al suelo.



Desconectado Kurt Meyer

  • SS-Oberführer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 4.110
  • Desculpas por mi roto español

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #10 en: 29 de Octubre de 2007, 23:18:58 pm »
Muy buenas imágenes Fug. Gracias <<34

Desconectado Bruno

  • Oberstleutnant
  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 2.875
  • El gran circo se ha ido el público esta satisfecho

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #11 en: 29 de Octubre de 2007, 23:47:10 pm »
Excelente trabajo colegas.

Aquí adjunto algunas imágenes scaneadas del libro de Dimitar Nedialkov, titulado "In the Sky of Nomonhan", un libro muy interesante que recomiendo a todos aquellos que quieran saber algo más de este conflicto, pero por supuesto desde la perspectiva de la guerra aérea.






Desconectado Kurt Meyer

  • SS-Oberführer
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 4.110
  • Desculpas por mi roto español

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #12 en: 29 de Octubre de 2007, 23:58:01 pm »
Gracias Bruno.

Otras imágenes

El Ki-27




Pilotos japoneses





El I-16





Desconectado Fug

  • General Leytenant
  • Miembro Héroe
  • *****
  • Mensajes: 5.514
  • La Guerra es el Mal en sí

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #13 en: 30 de Octubre de 2007, 00:02:46 am »
Pues Bruno, te contesto como tu una vez ami en un concurso, jeje. Esto es un foro en castellano, asi que aparte de la recomendacion que se agradece, pues podeis poner algo.

Pero por fabor, al igual que se corrigen errores tipograficos, etc, tambien se pueden corregir o modificar Palabras poco objetivas.

Como en el caso del buen texto anterior, pues hay algunas que "Ya presuponen a Zhukov, como algien tiranico, sin interes por sus tropas, etc" cuando, por lo menos en el tema de que hablamos, no hay "datos" especificos sobre esto.

Cito:

A su llegada, Zhukov organizó concienzudamente sus instalaciones de mando y las redes de comunicación. Otra característica de su liderazgo, la disciplina, fue impuesta implacablemente entre los hombres de su lejano ejército

De todos es sabido, que la disciplina es piedra central de cualquier ejercito, lo de impuesta implacablemente, creo que esta fuera de lugar.


Zhukov ...se hiciera justamente famoso como el más grande comandante militar soviético de la Segunda Guerra Mundial. Muchas de la características de la forma de combatir rusa se pueden observar en su liderazgo en Khalkin Gol: potencia de fuego brutal, estrecha colaboración entre infantería, artillería, tanques y aviación; elaboradas medidas de engaño; y un inmisericorde sacrificio de vidas.

Las perdiadas sovieticas fueron iguales o inferiores a las japonesas, por lo que no se que vidas se sacrificaron imnecesariamente??  La potencia de fuego Brutal, o Gran Apoyo Artillero a sus tropas. Es cuidar de estas no?

Ahora no hablamos de Zhukov en si, pero si la forma en que nos predisponen a un tipo de pensamiento. Por lo general, el articulo me parece batante bueno.

Saludos.




Desconectado Bruno

  • Oberstleutnant
  • Administrador
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 2.875
  • El gran circo se ha ido el público esta satisfecho

Re: Khalkin-Gol

« Respuesta #14 en: 30 de Octubre de 2007, 00:10:17 am »
La Batalla de Khalkhin Gol es conocida en japonés como ノモンハン事件 o Nomonhan jiken, esto es: "Incidente de Nomonhan".

Dada la puntualización anterior aquí se presentan algunas imágenes adicionales del libro citado.


 






Asimismo este hipervínculo les llevará a un artículo exhaustivo, que sobre el tema ha sido publicado por el Colegio de Comando y Estado Mayor Norteamericano,  en su serie de estudios denominados "Leavenworth Papers":  http://www-cgsc.army.mil/carl/resources/csi/drea2/drea2.asp

Aconsejo la lectura del mismo,  estoy seguro a más de uno gustará su contenido.  Muy profesional.   

 

Real Time Web Analytics