Autor Tema: León Degrelle  (Leído 12923 veces)

Karl H. Guderian

  • Visitante

León Degrelle

« en: 17 de Marzo de 2006, 21:01:33 pm »
León Joseph Marie Ignace Degrelle , nació el 15 de junio de 1906, en Bouillon, un pequeño pueblo de las Ardenas, en Luxemburgo. Su familia era católica, burguesa, de origen francés emigrados a Luxemburgo seis años antes del nacimiento de León, a raíz de la expulsión de los jesuitas y del gobierno anticlerical de Francia. León heredó la devoción y fe católicas que señalarían su rumbo por el resto de su vida.

Sus primeros estudios los cursó en un colegio de la Compañía de Jesús y culminó su educación en la Universidad Católica de Lovaina obteniendo un doctorado en leyes. Fue miembro de la Acción Católica y viaja a México como corresponsal para escribir sobre la guerra que encara Plutarco Elías Calles contra los Combatientes Cristeros que se enfrentan a la feroz dictadura de Plutarco. Degrelle, toma el grito de guerra de los cristeros "¡Viva Cristo Rey!" y a su regreso en Bélgica funda la Editorial Christus Rex.

Viaja constantemente por Sudamérica, EEUU y Canadá. Visita África, Oriente Medio y todos los países europeos. Degrelle es un convencido de que Europa tiene un destino común y que en consecuencia todos los países europeos deben unirse en pro de su común herencia cultural.

Político por excelencia, pronto se encuentra enfrentando a los corruptos partidos parlamentarios, incluyendo al Partido Demócrata Cristiano, que es respaldado por la alta jerarquía eclesiástica. Funda el Partido Rexista y comienza su lucha denunciando a la "Gran Banca Judaica" que ejercía una poderosa influencia en la economía belga. Su lucha no se limita al ámbito local sino que se extiende hasta el Congo Belga. El Partido Rexista es populista por excelencia y Degrelle trata por todos los medios de convencer a los marxistas con sus ideas de igualdad social.

El 29 de Marzo de 1932, Degrelle se casa con Marie-Paule Lemay con quien tuvo ocho hijos, siete hijas y un hijo.

El 21 de febrero de 1936, la Iglesia Católica rompe relaciones con el Partido Rexista y prohíbe a los católicos colaborar con ellos. El 24 de mayo, el Partido Rexista obtiene una estruendosa victoria en las elecciones parlamentarias ganando 34 escaños en el Parlamento Belga. Pero los demás partidos no se rinden y comienzan una lenta lucha para convencer a los jóvenes rexistas, logrando integrarlos en una falange en contra de Degrelle. Como resultado de estos hechos el Partido Rexista comienza a declinar y a desintegrarse, sin embargo, Degrelle logra ser reelegido en el parlamento.

La situación en Europa es crítica y Degrelle prevé que nuevamente Bélgica puede ser utilizada como un amortiguador entre Francia y Alemania para el momento en que se inicien las hostilidades. Pero además de preocuparse por la integridad del territorio belga, Degrelle ve más allá de las fronteras y del propio continente europeo.

A los 29 años de edad Degrelle ha refundado el sentimiento nacionalista belga y por tanto pronto se encuentra en contacto con otros nacionalistas europeos, como Cornelio Codreanu líder de la Guardia de Hierro en Rumania, José Antonio Primo de Rivera fundador de la Falange Española, Mussolini creador del Partido Fascista Italiano y Adolfo Hitler del Partido Nacionalsocialista en Alemania.

Mussolini invita a Degrelle a Roma, Churchill lo invita a Londres y Hitler lo recibe en Berlín. Degrelle se esfuerza por evitar una guerra en Europa, pero los partidos nacionalistas y los comunistas, todos juegan en pro de la guerra.

La guerra estalla en 1939, Degrelle hace lo posible por lograr la neutralidad de su país, pero el gobierno belga se inclina por los Aliados y el 10 de mayo de 1940, Alemania invade Bélgica. El Partido Rexista se pliega a la resistencia contra el invasor, pero Degrelle es apresado por la policía francesa, acusado de ser un espía. Degrelle es torturado y pronto se enfrenta a un jurado que tiene la intención de fusilarlo. Mientras se encuentra en prisión sobrevive a la masacre de Abbeville, donde un grupo de presos belgas, mujeres, niños y ancianos son asesinados.

El 28 de mayo de 1940, Bélgica se rinde y se establece un nuevo gobierno. El día 22 de Julio, Degrelle es liberado del campo de concentración de Vernet en Francia y regresa a Bélgica iniciando de inmediato la reconstrucción del Partido Rexista.

El 21 de junio de 1941, establece una alianza con los nacionalistas flamencos, un día antes de la invasión alemana a la Unión Soviética. Degrelle no olvida la ingerencia soviética y del judaísmo internacional en los asuntos belgas y crea la Legión Walonie, que luchará al lado de los alemanes en contra de lo que Degrelle considera ser el enemigo común: el Marxismo.

De soldado raso, Degrelle comienza a ascender los escalafones militares hasta llegar a General. Mediante una acuerdo con Himmler, la Legión Walonie se convierte en la 28 División de las Waffen-SS. Recibe la Cruz de Hierro y la Cruz de Caballero. Las acciones militares de Degrelle se comienzan a convertir en leyenda cuando ya está al mando de las divisiones Walonie, Carlomagno Vlandern. La suerte de la campaña en el este está echada y lleva a las fuerzas alemanas a buscar refugio tras sus propias fronteras.

En Julio de 1944 su hermano Edouard es asesinado y León es excomulgado. En Estonia, Degrelle es condecorado con las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero. Para entonces los Aliados han ocupado Bélgica.

El 2 de mayo de 1945 Himmler lo nombra General-SS. Ese día Degrelle viaja a Copenhague y tres días después se encuentra en Oslo, pero poco después las fuerzas alemanas se rinden en Noruega y Degrelle debe escapar a España. Embarca en un avión de transporte cruzando las líneas aliadas en medio de un nutrido fuego de los antiaéreos. El avión cae en la Bahía de San Sebastián al norte de España, donde Degrelle, gravemente herido, obtiene refugio político.

Los Aliados amenazan invadir España a menos que sean entregados Degrelle y Pierre Laval. Ante la presión, Franco entrego a Laval pero se comprometió a mantener a Degrelle hasta que pudiera moverse del hospital. Degrelle pasa un año hospitalizado, casi totalmente enyesado e inmóvil, pero apenas pudo mover su brazo derecho comenzó a escribir su libro "Campaña en Rusia" que fue publicada en Francia en dos ediciones.

Un año después Degrelle se refugia en un monasterio, pero en Bélgica sus familiares y amigos fueron encarcelados y torturados. Sus hijos fueron internados en centros de detención en varios países de Europa y se les cambió los nombres para evitar que la familia pudiera reunirse de nuevo. Las autoridades belgas ordenaron que no se les permitiera entrar en contacto entre sí o con sus padres.

Se le juzga en ausencia y el 29 de diciembre, se le retira la nacionalidad y es condenado a muerte por las potencias vencedoras. El nuevo gobierno belga pasó una ley llamada Lex Degrellana que declaraba ilegal poseer, transferir o recibir, cualquier libro de Degrelle o que hablara sobre él.

Permaneció en España amparado por su amigo Francisco Franco y se dedicó a escribir varios otros libros, entre ellos, "Almas Ardiendo", "Memorias de un Fascista" y "Carta al Papa". Trabajó como obrero de construcción y de la misma forma como de soldado raso llegó a general, de obrero llegó a fundar su propia compañía de construcción. Fue tan exitosa su empresa que el gobierno de EEUU le encargó la construcción de campos aéreos en España. Mientras tanto, amigos leales a Degrelle y su causa lograron ubicar a todos sus hijos y devolverlos a su padre.

Durante 40 años Degrelle pidió ser juzgado públicamente por una corte belga, pero se le negó ese derecho. Una y otra vez el gobierno belga respondió con el silencio a esa petición. Por otro lado, en varias oportunidades atentaron contra su vida en España. El 5 de julio de 1961, la policía española apresó al ciudadano israelí Zuis Alduide Idelon y a Suison Jake De Mon con pasaporte francés. En poder de esa personas se encontraron armas, medio millón de dólares y un equipo de anestesia. Ambos confesaron ser un comando israelí con la misión de secuestrar a Degrelle. Posteriormente la policía apresó al jefe de la banda local, un español llamado Rubio de la Goaquina, comunista declarado y seis de sus cómplices. Este es solamente uno de los casos de persecución que sufrió Degrelle.

Degrelle escribió: "Si las Waffen-SS no hubieran existido, los soviéticos habrían invadido toda Europa en 1944. Habrían llegado a París antes que los americanos."

El 31 de marzo de 1994 León Degrelle murió en una clínica de Málaga.

Desconectado Hilfswilliger

  • Generalleutnant
  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 5.812
  • Fuerza y Honor

Re: León Degrelle

« Respuesta #1 en: 17 de Marzo de 2006, 21:06:11 pm »
Citar
"Si las Waffen-SS no hubieran existido, los soviéticos habrían invadido toda Europa en 1944. Habrían llegado a París antes que los americanos."


Bueno, no es del todo cierto .... ;)

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: León Degrelle

« Respuesta #2 en: 17 de Marzo de 2006, 21:10:18 pm »
Bueno, recuerdo que son las palabras de Leon Degrelle ;) (lo digo por que se que hay gente que se pensará que son mías), Leon Degrelle fue un gran hombre de su época... eso creo yo. :-\

Desconectado Hilfswilliger

  • Generalleutnant
  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 5.812
  • Fuerza y Honor

Re: León Degrelle

« Respuesta #3 en: 17 de Marzo de 2006, 21:15:17 pm »
YA, ya,  ;) ;) ;) ;) ;D ;D ;D

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: León Degrelle

« Respuesta #4 en: 17 de Marzo de 2006, 21:19:05 pm »
En realidad, fue un hombre con gran carisma y capacidad de sacrificio. ADMIRABLE, lo que ocurre es que llegó un momento que no supo evolucionar, terminó la guerra y se convirtió en un romántico frustrado. No supo encontrar alternativas al mundo nacionalsocialista.

Desconectado Hilfswilliger

  • Generalleutnant
  • Moderador global
  • Miembro Héroe
  • ******
  • Mensajes: 5.812
  • Fuerza y Honor

Re: León Degrelle

« Respuesta #5 en: 17 de Marzo de 2006, 21:21:07 pm »
En la segunda foto  ¿no fue asi, a la boda de su hija?

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: León Degrelle

« Respuesta #6 en: 17 de Marzo de 2006, 21:26:45 pm »
Si Hiwi, así es. ;D

Desconectado Nak

  • Miembro Junior
  • **
  • Mensajes: 111
  • !Wir alle wollen Hüter sein!

Re: León Degrelle

« Respuesta #7 en: 27 de Marzo de 2006, 19:45:27 pm »
Bastan las palabras, con una pasada rápida por cualquier biografía de este hombre nos damos cuenta que estamos ante uno de los grandes héroes políticos y militares del S.XX.

Zum Rhein, zum Rhein, zum deutschen Rhein, Wer will des Stromes Hüter sein?


Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: León Degrelle

« Respuesta #8 en: 27 de Marzo de 2006, 21:30:49 pm »
Muy carismático, pero cometió sus errores, al fin y al cabo era un hombre, pero a un hombre lo hace grande el saber enfrentarse a sus fallos y fantasmas, o saber vivir con ellos. ;)

Graf

  • Visitante

Re: León Degrelle

« Respuesta #9 en: 28 de Marzo de 2006, 17:01:22 pm »
Disculpenme la superficialidad y la tonteria, pero en esta foto parece Dracula:


Desconectado iskandar al mahdi

  • Miembro completo
  • ***
  • Mensajes: 155

Re: León Degrelle

« Respuesta #10 en: 28 de Marzo de 2006, 22:14:02 pm »
Pues creo que me dio la misma impresión amigo.  ;D

... ADMIRABLE, lo que ocurre es que llegó un momento que no supo evolucionar, terminó la guerra y se convirtió en un romántico frustrado. No supo encontrar alternativas al mundo nacionalsocialista.

Bueno, en mi opinión Degrelle ya había hecho demasiado como persona por defender su causa. Perdida la guerra y después de las energías gastadas, creo que es comprensible que haya pasado a ser una persona que se dedicara mayormente a  "recordar sus memorias". :-\

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: León Degrelle

« Respuesta #11 en: 28 de Marzo de 2006, 22:37:50 pm »
Me refería más a que se sumió en un ideal romántico, ni mucho menos quería decir que volviera a la política, de hecho no podía volver a su país.

Siempre siguió con la foto del Führer encima del escritorio, era un romántico frustrado. :-[ :'(

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: León Degrelle

« Respuesta #12 en: 27 de Junio de 2006, 13:07:51 pm »
El fin de la epopeya

P.— Si pudiera hacerlo, volvería usted a empezar de nuevo la tarea que emprendió y que finalmente se saldo para usted con un fracaso?

R.— En la línea de lo que fue mi ideal si. Pero no según las normas miserables de los políticos degenerados de hoy. El poder que siempre me intereso no tiene nada que ver con las contorsiones de efectos liliputienses Este poder depreciado lo rechazaría incluso si me lo ofrecieran sobre un trono de oro macizo. ¿Para que iba a aceptarlo? Fracasaría. No existe un solo caso en el que el parlamentarismo de los charlatanes demagogos y de los traficantes no haya fracasado. Ya fuese con la República de Weimar, con el Frente Popular de León Blum, o en Bélgica bajo el fúnebre magisterio del enterrador modelo que fue el señor Pierlot.

Durante mi vida de jefe político y de soldado di todo a mi pueblo con fervor de un amante. Se me ha rechazado, y lo reconozco. En vez de recriminaciones vanas, y a la orilla del Mare Nostrum que nos dio la civilización, prefiero la contemplación de mis adelfas, de mis hibiscos y de mis palmeras que cortan en estrías el cielo azul metálico. Un sol apolineo me nutre. Cada mañana , deslizo con amor mi rosa mas suave por los labios de mármol de la diosa romana que protege mi terraza y mis sueños. ¡La belleza! ¡La belleza¡ Ella embalsama y sublima mis recuerdos. Ella mantiene mi fe en el destino humano. Mis pulmones atrapan la vida, los perfumes y la dulzura del viento en los arboles. Una gran pasión me ilumina el corazón. Y Dios habita en mi.

Si, por un milagro, algún día el destino me volviera a avisar,  aun acudiría a la cita, pero a la cita de los forjadores de pueblos, de los maestros de la vida, los únicos que me interesan.

P— Es usted feliz?

R.— He tenido en la vida mi pesada parte de sufrimientos y de penas. Las espantosas prisiones de 1940 me pesaron como la mas dura de las cruces. En los cuatro años de frente ruso estuve en el limite de las peores pruebas que un ser humano pueda soportar. Después, hicieron morir a mi hermano, a mi madre y a mi padre. Durante catorce años ni siquiera supe que había sido de mis hijos. Mi único hijo varón, apenas recuperado, murió en Sevilla, en plena calle, en un accidente de trafico.

Pero ¿de que voy a quejarme? Quise llenar mi alma de grandeza, y es un alimento que cuesta muy caro. Pago la cuenta. Mas la dicha que tuve siguiendo mi vocación, y forjándome un alto destino, compensa las mas acerbas amarguras.

Veo, con la mirada limpia, que esta vida me ha dado un máximo de congojas y de alegrías. Recapitulo. Valía la pena. Soy feliz. si, soy feliz.

P— Le resulta duro el exilio?

R.— Me ha agobiado siempre terriblemente. E1 vagar sin fin me produce una melancolía sofocante. Contemplo los Pirineos con mirada soñadora. Y siento pinchazos en el corazón cuando veo fotos de la vieja fortaleza de Bouillon y de las riberas de mi Semois natal. Pero es algo personal. Y se mantener el animo. La vida me ha curtido el carácter. Ante la desgracia hay que conservar la mirada altiva. Solo estamos vencidos cuando nuestra alma esta vencida. El infortunio no es mas que un incidente.

El  verdadero sacrificio del exilio no esta ahí.. Lo que me resulta mas duro y cruel, es sentir que las decenas de años durante los cuales hubiera podido hacer algo grande se van silenciosos e inútiles. Llevaba en mis fuerzas tumultuosas, que distinguía imperfectamente. Yacen inertes en el fondo de mi soledad. Lo que hubiera podido realizar para mi, y sobre todo para los demás, me fue prohibido. El exilio me enterró vivo. Desde 1945 solo he sobrevivido en hibernación.

Este es el verdadero drama de mi exilio: estrechar contra mi corazón posibilidades incandescentes, sofocadas por una capa de plomo. Yo estaba hecho para crear. Desde hace decenas de años mis brazos permanecen caídos. ¿Seré solo el parado de la epopeya, con las herramientas des trozadas para la eternidad?

P.— Mi ultima pregunta: ¿Que siente usted cuando rememora lo que fue su vida?

R.— Cuando reflexiono sobre lo que ha sido mi vida solo tengo un sentimiento. Y es de inmenso pesar. Lamento que no hayamos triunfado. Siento que no hayamos podido modelar este conjunto europeo, que hubiera sido señor del universo para siempre, y que habría asegurado a la raza blanca el gran dominio universal del orden y del espíritu. Cuando vemos lo que nos ha sucedido, lo que largos años de victorias de los demás nos deparo, esta anarquía, esta desbandada del mundo blanco y su deserción en toda la Tierra, cuando observamos en nuestros propios países la descomposición de las costumbres, la ruina de la patria, la ruina de la familia, la ruina de la religión, la ruina del orden social y el fracaso de toda autoridad, cuando observamos el insaciable apetito de bienes materiales que devora indistintamente a ricos y a pobres, a menesterosos y a holgazanes, sucediendo a la gran llama del ideal que nos animaba a nosotros..., pues bien, tenemos que concluir que verdaderamente escogimos el lado bueno.

Abandonados por una sociedad inhumana, miles y miles de muchachos y muchachas, nacidos para desarrollarse física y moralmente, hoy en día, a menudo, no son mas que una masa de tristes drogadictos con el corazón vacío.

Millones de parados alzan sus inútiles puños contra sus falsos e incapaces dioses.

La pequeña Europa de hoy, ese Mercado Común (¡común!) que huele a agrio de rebotica, no puede dar la felicidad a los hombres. La sociedad de consumo ya no es una civilización, es un vertedero.

Alzadas sobre ciento cincuenta Estados Anárquicos, y dominándoles desde lo alto de su dictadura económica, técnica y política, dos superpotencias se miden, exhibiendo sus cohetes, y dispuestas a hacer saltar todo para asegurarse, una u otra, su indiscutible hegemonía. En ese marco, los pueblos son solo unos frágiles juguetes manipulados por los dos piratas rivales. Quien puede asegurar hoy que sus hijos, o el mismo, no serán barridos un día, en un segundo, de la existencia y del magnifico confort en el que han situado su vida? Entonces, de que les habrá servido?

P.— Y usted, ¿no lamenta nada?

R.— Ante esta quiebra de la posguerra, ¿por que nosotros, los vencidos provisionales , vamos a tener que agachar la cabeza? Al menos , con energía y sufrimiento, queríamos algo grandioso. Ahora ya no tenemos mas que un deseo: que el ideal que ardía en nosotros renazca rápidamente en el mundo.

Luchare con todas mis fuerzas, hasta el ultimo segundo de mi existencia, para que, de un modo e ejemplar, permanezca viva en el corazón de los jóvenes nuestra epopeya, su fe luminosa y el afán de servir, jalonada por el sacrificio de tantos de nuestros camaradas que quedaron helados en las nieves del Este.

<<La sangre de los héroes muertos cruzara Europa como un río de vida>>

Señale en mi mitin de París de marzo de 1944, en el Palacio de Chaillot después de Tcherkassy.

A los pesimistas, el idealismo puede parecerles hoy pasado de moda. Mas sin el, ningún resurgimiento de los pueblos es posible. La inmolación de los muchachos caídos para crear una Europa de carne y hueso, sus virtudes, sus lecciones proféticas, alqun día, estoy seguro de ello, traerán de nuevo la vida. Quizá sobre nuestras tumbas. Nosotros, los precursores, no conoceremos, sin duda, la Tierra Prometida, pero otros la alcanzaran. Europa se erguirá sobre sus piernas tambaleantes. La grandeza nunca se da en vano. Aparece raramente. Pero cuando surge su fuego, tarde o temprano se reanima.

En tanto que exista un idealista, la salvación será posible.

Los tontos, los mentirosos y los insultadores solo tendrán su momento. La mediocridad se derrumbara y se ahogara en su mezquindad. Entonces reaparecerá el héroe, a caballo sobre sus sueños. Legiones de jóvenes se alzaran para unirse, en la misma fe, a los nuevos constructores de un mundo justo, en el que las fuerzas sociales actuaran solidariamente y las fuerzas morales revivificaran a los pueblos.

Europa, unida al fin material, moral, militar y diplomáticamente, y fuerte por la conjunción de sus tres elementos constitutivos— la civilización occidental, el motor germánico y la reserva humana eslava—, renacerá mejor preparada y mas perspicaz. Esta vez ya no la detendrán como en 1945.

¡Y esto es todo!

Les he dicho lo esencial de lo que me propuse realizar y de lo que fue mi lucha.

Al servicio de mi fe, mi vida ha sido una espada. Permaneció inflexible tanto en la suerte como en el infortunio. Lo han visto ustedes a plena luz.
 

A todos, en el mundo entero, mi saludo de soldado y un fraternal.  ¡adiós!


Asociación Cultural de Amigos de León Degrelle

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: León Degrelle

« Respuesta #13 en: 27 de Junio de 2006, 13:14:38 pm »
Cuestionario breve a León Degrelle

¿Cual es el principal rasgo de su carácter?

- El espíritu de conquista.

¿Cual es la cualidad que desea en un hombre?

- El valor.

¿Cual es la cualidad que desea en una mujer?

- La dulzura.

¿Que es lo que más aprecia en sus amigos?

- La lealtad.

¿Su principal defecto?

- Creo deben decirlo los demás.

¿Su ocupación preferida?

- Escribir.

¿Su sueno de dicha?

- Llegar al poder.

¿Cuál seria su mayor desgracia?

- Morir.

¿Que quisiera ser?

- El que reedificara Europa.

Dónde deseaba vivir?

- En Andalucía.

¿Que color prefiere?

- El azul.

¿Que flor prefiere?

- La rosa.

¿Que pájaro prefiere?

- El águila.

¿Cuales son sus autores preferidos en prosa?

- Napoleón.

¿Cuales son sus poetas preferidos?

- Rilke.

¿Cuales son sus héroes de ficción?

- Carlos él temerario.

¿Cuales son sus heroínas de ficción?

- Agustina de Aragón.

Cuales son sus compositores preferidos?

- Wagner y Beethoven.

¿Cuales son sus pintores predilectos?

- Goya.

¿Cuales son sus héroes de la vida real?

- Hitler.

¿Cuales son sus heroínas historial?

- Eva Braun.

¿Que detesta mas que nada?

- La vulgaridad.

¿Que caracteres históricos desprecia mas?

- El asesinato de Europa cometido por Churchill.

¿Que hecho militar admira mas?

- La ruptura de las Ardenas en Sedan en mayo de 1940.

¿Que reforma admira mas?

- La Nacional Socialista.

¿Que dones naturales quisiera tener?

- Amar a los otros (espiritual) y fuerza, para no cansarme nunca (físico).

¿Como le gustaría morir?

- Luchando por mi Ideal.

¿Cual es el estado presente de su espíritu?

- Optimista de fe en la vida.

¿Que hechos le inspiran mayor indulgencia?

- Los que se derivan de amar.

¿Cuál es su lema?
 

Quien no se expone, no se impone.

 
Asociación Cultural "Amigos de Léon Degrelle"

Karl H. Guderian

  • Visitante

Re: León Degrelle

« Respuesta #14 en: 27 de Julio de 2006, 10:46:57 am »
Algunas fotos de Degrelle encumbrado en su gloria militar en la ciudad de Bruselas.






 

Real Time Web Analytics