26 de mayo de 2018, 04:12:19 am

Noticias:

Votad diariamente por el foro en los Top de historia.


La mitica Luftwaffe

Iniciado por Kurt Meyer, 27 de octubre de 2007, 01:29:08 am

« anterior - próximo »
Ir Abajo

Kurt Meyer

Récords Increíbles de la Luftwaffe







En lo referente al material humano, a los aviadores mismos, los ases de 1914-18 quedaron opacados por los superhombres de la 2ª Guerra Mundial, en especial los pilotos de caza alemanes. Si en el primer conflicto se destacó Manfred von Richthofen (El Barón Rojo) con 80 victorias aéreas, en la última conflagración se destacó Erich Hartmann, quien se anotó ¡352 triunfos!. En escasos dos años y medio de lucha.


El Barón Rojo





Erich Hartmann





Otros pilotos célebres por el número de sus victorias -todas ellas debidamente registradas y homologadas con fotografías y documentación- figuran los alemanes Joachim Müncheberg (135 victorias), y Helmut Lent (113 victorias, de las cuales 105 fueron en misiones nocturnas).


Helmut Lent





Joachim Müncheberg





Terminado el conflicto, investigadores militares norteamericanos, usando sistemas propios de FBI se dieron a la tarea de examinar los archivos de la Luftwaffe, pues no podían creer las cifras de aviones derribados por los ases de Alemania, diez veces mayor que las de sus mejores hombres. Sin embargo tuvieron que rendirse ante la evidencia, y aún consideraron que el número de máquinas abatidas por los principales pilotos de Hitler era superior al realmente declarado.


La Luftwaffe, antes de registrar una victoria de sus hombres, exigía las siguientes pruebas:


• Testimonio de dos compañeros de vuelo acreditando ser cierto el triunfo reclamado por el interesado, luego de haber presenciado el combate y visto estrellarse al avión enemigo.

• Haberse encontrado los restos del avión enemigo.

• Pruebas fotográficas obtenidas con la cámara-ametralladora con la que iban premunidas los aviones alemanes.


Este complicado sistema de homologación hizo que muchas victorias, conceptuadas como "probables" y que eran aceptadas por las demás fuerzas aéreas, fuesen rechazadas por las autoridades de la Luftwaffe.




Kurt Meyer

El as de ases alemán


La figura más descollante de la aviación alemana, Erich Hartmann, tenía sólo 20 años de edad, el 5 de noviembre de 1941, cuando derribó el primer avión de su fabulosa serie. El 13 de diciembre de 1943, año y medio después, alcanzaba 150 victorias.

El último día de la guerra, 8 de mayo de 1945, se anotó en el frente ruso su 352ª victoria. Prisionero de los soviéticos, éstos lo condenaron a 20 años de trabajo forzado en Siberia, aunque la pena le fue condonada en octubre de 1955. En forma muy curiosa, los rusos condenaron a Hartmann por haber saboteado -textual- la industria soviética al destruirle 352 aviones.


Otros ases alemanes fueron Heinrich Bartels, quién derribó 47 aviones rusos en el Este y luego 52 aparatos ingleses y norteamericanos en Europa occidental. El comandante Theodor Weissenberger, vencedor en 175 combates aéreos, derribó en el frente de Normandía, y en sólo tres semanas, 25 aviones aliados.

Heinrich Bartels





Theodor Weissenberger





Los adelantos técnicos de la aviación en la 2ª Guerra, los casi mil kilómetros por hora que podían desarrollar algunos modelos de caza, el armamento compuesto además de las ametralladoras, de dos pequeños cañones y, en los últimos años, de misiles o rockets, hicieron de estas aeronaves unas formidables maquinarias de muerte y destrucción, lo que explica el alto número de victorias obtenidas en esos años, contra el relativamente bajo logrado por los mejores ases de la Primera Guerra Mundial.

No obstante, entre todas las fuerzas aéreas que tomaron parte en el conflicto, se destacó por su efectividad la Alemania, la famosa Luftwaffe, cuya dramática historia ofrecemos a continuación.



70.000 aviones destruídos


Las cifras son pavorosas. El número de aviones aliados abatidos por la caza alemana, entre 1939 y 1945, fue de ¡70.000! De ellos, 25 mil franceses, ingleses y americanos, y 45 mil soviéticos. Es un número astronómico por lo increíble. Humo y llamas que se llevaron otras tantas vidas humanas...

Según datos de la Luftwaffe, 15.400 de estos aparatos fueron derribados por los 105 pilotos que superaron las cien victorias aéreas cada uno. Fueron ciento cinco "ases" que desequilibraron a su favor la balanza de los récords aéreos en esa guerra.
Pero también sufrieron grandes pérdidas. Sólo en aviones de caza, los alemanes perdieron 44.000 aparatos, más 11.000 correspondientes a otros modelos.

Otro dato estremecedor es que sólo la cuarta parte de los pilotos alemanes de la promoción 1943, pudieron sobrevivir más de cuatro vuelos en misión de guerra.


El valor individual llegó a extremos casi suicidas. Allí radica lo épico de la lucha en el cielo. Ser una excelente "muñeca" como llaman al virtuoso del volante, o un piloto capaz de ganar campeonatos de acrobacia, de poco sirvió si tuvieron que enfrentarse a seis o siete aviones enemigos vomitando fuego. Entonces, lo que hacía falta para no huir era tener un corazón a toda prueba, un alto concepto del honor militar, del espíritu de sacrificio, del deber.

Durante la 2ª Guerra Mundial, dieron ejemplos de este coraje a toda prueba los pilotos japoneses -los célebres kamikazes-, los finlandeses en su lucha contra los rusos, los rusos contra los alemanes. Era gente que había anulado su propio sentido de conservación y eso explica que hayan obtenido entre 50 y 100 victorias aéreas por persona, cifras que nunca alcanzaron los pilotos de otras nacionalidades.

Kurt Meyer

Vida y muerte de la Luftwaffe





Nosotros volamos, y en el firmamento olvidamos los horrores de la guerra y de la muerte, y la destrucción que sembramos con sólo apretar un botón. No tenemos voz en los sucesos que sacuden la Tierra, nuestra misión es volar y cumplir órdenes -sostiene el general alemán Werner Baumbach, uno de los principales actores de la Luftwaffe cuyas interesantes memorias han servido para reconstruir la historia de la aviación alemana.


Werner Baumbach





Al terminar la Primera Guerra Mundial -año 1918- el tratado de Versalles disolvió la fuerza aérea alemana, dejándole solamente 140 aviones y 169 motores, únicamente para uso comercial.

Poco a poco y gracias a nuevos tratados internacionales que levantaron muchas prohibiciones a la derrotada Alemania, se fue consolidando la industria aeronáutica civil y, posteriormente, en forma semiclandestina, la de guerra.


En 1935, Adolf Hitler anunció públicamente que había creado la Luftwaffe, cuando ya ningún otro país estaba en condiciones de reclamar contra ese armamentismo. Los primeros modelos fabricados por el gobierno alemán fueron bombarderos medianos con un radio de acción de 1.600 kilómetros y capacidad para transportar 2.200 libras en bombas. Así nacieron el Heinkel He 111 y el Dornier Do 17M, además del modelo Junkers Ju 87,  conocido como Stuka.





Con estos aparatos la Luftwaffe adquirió mucha experiencia como ya lo dijimos durante su intervención en la Guerra Civil Española (1936-1939). Nada mejor que un racimo de bombas para hacer blanco seguro. Era necesario, por lo menos cuatro bombas de 550 libras cada una para destruir objetivos industriales. Además, practicaron los bombardeos en picada, con un ángulo de 20 a 30 grados, que hacía casi inefectiva cualquier acción antiaérea del enemigo.





Con este tipo de bombarderos, el Alto Mando alemán pensaba alcanzar cómodamente los objetivos situados en los países vecinos, incluyendo París en Francia. Pero, antes de estallar la Guerra Mundial, ya se perfeccionó un nuevo modelo, el Junkers Ju 88, equipado con dos motores, capaz de dar casi 600 km/h, por lo que fue bautizado como el "bombardero maravilla".





Al comenzar las hostilidades, la Luftwaffe se transformó en una fuerza avasalladora e invencible.

Polonia, Dinamarca y Noruega fueron invadidas en operaciones relámpago -la Blitzkrieg-. A ellas siguieron Holanda, Bélgica y Francia, donde la superioridad de la aviación alemana fue evidente. Los aviones de bombardeo, caza y transportes alemanes formaron el techo protector bajo el cual pudieron avanzar sin contratiempos las divisiones blindadas del ejército.

Pero el entusiasmo del Ministro Göring, responsable de la Luftwaffe, se enfrió a partir de 1940, luego de la famosísima Batalla de Inglaterra, donde los Spitfires británicos lograron detener, por primera vez en la contienda, a las entonces imbatibles águilas alemanas.

En el frente soviético las victorias de la fuerza aérea de Hitler fueron relativamente fáciles, hasta que los rusos pudieron perfeccionar sus propios modelos, contando con la imponderable alianza del factor climático, el "General Invierno" que los salvó.


En agosto de 1941, los bombarderos Heinkel He 111 tuvieron que ser retirados del Frente occidental, ya que los aviones de caza enemigos les causaban demasiadas bajas. La autonomía de vuelo de los cazas Messerschmitt Me 109 resultó muy corta como para poder escoltar a los bombarderos en sus incursiones y darles suficiente protección sobre territorio enemigo.

Cuando Estados Unidos entró en la guerra, y comenzó enviando a Europa 700 bombarderos de gran alcance -las "Fortalezas Volantes"- con sus correspondientes aviones de escolta, la Luftwaffe debió duplicar sus esfuerzos. Al principio el Ministro Göring menospreció el aporte norteamericano, afirmando muy suelto de cuerpo que "Estados Unidos podían producir Fords y Chevrolets, pero que no podían nunca fabricar buenos aviones". La realidad desmintió esta idea, y a partir de entonces, la aeronáutica alemana intentó obtener una producción frenética, que fuera capaz de hacer frente a la cada vez más numerosa aviación aliada.


Este esfuerzo se hizo sin control ni planificación. La Messerschmitt no sólo siguió fabricando sus excelentes modelos de combate, sino que también intentó producir bombarderos, prototipos de reconocimiento y aún planeadores gigantes. La Junkers, famosa por sus primeros Stukas, se dedicó a hacer aviones de caza y de instrucción, con una variedad de modelos que llegaba a ser confusa.


En septiembre de 1944, la producción de mensual de aviones llegó a un máximo de 3.129 unidades, incluyendo los primeros modelos cohete y de reacción. La Luftwaffe, planificada para ser una destructora arma de ataque, comenzó a fracasar cuando se trató de defender al propio territorio alemán, amagado por incursiones aéreas en aumento.





Hacia fines de la guerra, los ingenieros alemanes ya habían perfeccionado el Komet -el caza cohete- y las bombas voladores V-1 y V-2. Pero ya era demasiado tarde para equilibrar el tremendo peso de las victorias aliadas, y prácticamente no tuvieron oportunidad para demostrar su eficacia. Si se hubiesen anticipado unos meses antes, la Luftwaffe se habría convertido en una apocalíptica máquina demoledora, pero el destino no lo quiso así, decretando la derrota definitiva del colosal imperio nazi.


Fuentes: Articulo original de Miguel Angel Tolosa
             Las imágenes fueran todas añadidas por mi

Fug

Las "Peleas de Perros"  (ok Kurt) era cuando en un combate quedaban los aviones rompian formaciones o el combate era muy complejo, y cada uno se buscaba la vida como podia, pero en general ,en al WW2, hubo muchas tacticas de combate, como cubrirse unos a otros, etc, las mismas formaciones hacian que unos estubieran en superioridad tactica sobre los otros, esto si influyo tambien bastante,  Solo con recordar como ejemplo, la formacion de 3 dedos alemana durante la batalla de Francia y principios de la Inglaterra, que les daba una superioridad en combates contra otros cazas enemigos,  El estudio de estas tacticas, sobre todo por parte alemana durante la G.C.Española les hizo estar en superioridad ante el enemigo, Amen de el buen entrenamiento y aparatos de que disponian.

ravenraider

entrar aqui; http://www.alahispania.com/articulos/ases.html , es el "Club de los 300" sólo pilotos de la Lutwaffe 



saludos

Kurt Meyer

31 de octubre de 2007, 15:27:41 pm #5 Ultima modificación: 31 de octubre de 2007, 15:30:50 pm por Kurt Meyer
Hartmann fué derribado 18 veces.

Pocos fueron los aces que nunca fueron derribados. Dentre ellos podriamos citar el grande Marseille.

Saludos

PD. Una pelicula de Hartmann o de un heroe aleman? Jamás.

PD2: Para los americanos hasta lo "avión" de los hermanos Wright eran superiores a cualquier otro avión del mundo. Pero por cierto que no erán. Si quieres comparar lo mejor avión americano de la epoca, el Mustang, con el mejor caza alemán, de la epoca, el Me-262...creo que no se necessita decir más nada.

Balthasar Woll

31 de octubre de 2007, 21:09:27 pm #6 Ultima modificación: 31 de octubre de 2007, 21:14:25 pm por Balthasar Woll
Me parece que estais un "pelin" equivocados a tenor de lo que he leido en los últimos mensajes. Para empezar no se llamaban "peleas de perros" sino "combates a cara de perro".
Tambien he visto que nombrais la tactica de los "tres dedos" usadas por la Luftwaffe durante las batallas de Francia e Inglaterra, es totalmente falso, durante la Guerra Civil española el piloto Werner Moelders se dio cuenta de que esta fomación era anticuada y ademas era inadecuada para la velocidad de los Bf 109 (ya la utilizaba Oswald Boelcke en la primera guerra mundial) y la cambio por el de la formación de 4 aviones (Schwarm) volando en parejas (Rotte). El jefe de la pareja se encargaba de la navegación y el punto que era el otro piloto de cada pareja se encargaba de la protección . Estas tacticas probadas en nuestra guerra civil fueron adoptadas por la caza alemana y tambien por la britanica cuando se dieron cuenta que era superior a la suya propia.

Por cierto, no se puede comparar el Mustang con el 262 por la sencilla razón de que no son de la misma clase, al Mustang hay que compararle con el Ta 152, este último era mucho mas rapido que el avión norteamericano.
Hay una anecdota en la cual a finales de 1944 Kurt Tank dijo haber sido interceptado por cuatro aviones P-51 Mustang mientras volaba en un Ta 152H con dirección a la fábrica de Focke-Wulf en Cottbus. Como no podía entablar combate con los aviones enemigos ya que iba sin municion para su armamento , el diseñador del Ta 152 utilizó el motor MW-50 y alcanzó rápidamente los 755 km/h que le permitieron escapar de los cuatro cazas aliados. Valer aclarar que no hay ninguna evidencia que soporte esta historia, no existe de este encuentro en los registros aliados, por lo que lo único que valida esta historia es la palabra de Tank.

Saludos


Kurt Meyer

Bién, creo que és exactamente lo que he dicho, la formación elegida para lo inicio de la guerra fué a la de cuatro dedos.



Topp

Buen trabajo Kurt <<37

Anota además entre los requisitos para la concesión de un derribo, el testimonio de alguna unidad de tierra que hubiese visto el combate y los restos del avión derribado.

CitarDerribar un Mustang al finar de la guerra no debía ser nada facil no? eran teóricamente superiores a los aviones alemanes no?.


Lo que era superior fue la preparación y experiencia de los pilotos. Al final de la guerra ya quedaban pocos experten y el grueso de los cazadores eran bisoños de escasa preparación.

En igualdad de pilotos, no creo que un Fw 190 D9 tuviese demasiados problemas para merendarse a un P-51 D.

Y no hablemos del Ta-152, la diferencia con el Mustang era estratosférica. Su altura de combate, capacidad de ascensión y potencias de motor y fuego, eran un combinado demasiado demoledor para el caza norteamericano. Hubiera sido el rey del boom & zoom, un interceptor puro.

Hablamos siempre a igualdad de pilotos.

Saludos.

Marcelo

Bueh destrozar aviones en tierra cualquiera lo hace...porsupuesto que si un aerodromo es sorprendido tambien es es una falencia de la Fuerza Aerea propietaria de ese aerodromo.


SB-2 destruidos en tierrra por el JG 52.


Kurt Meyer

Otro de los grandes: Gerhard Barkhorn (301 derribos)


Kurt Meyer

A este le gustaba las Kurvenkämpfe: La estrella de Africa - Hans-Joachim Marseille (158 derribos), para muchos historiadores, lo mejor dentre todos los pilotos de caza.



Kurt Meyer

El creador de la tactica de cuatro dedos, y el primero a bater los 80 derribos del Baró Rojo, Werner Mölders (115 derribos)



Marcelo

Y dos videos para ver muchos combates aereos de la Luftwaffe hasta que se les salgan los ojos, son 107 min de tiros, que los disfruten.  <<36

http://video.google.es/videohosted?docid=-5485457673080832753

http://video.google.es/videohosted?docid=3974783083811734280



Marcelo

De nada muchachos, se los merecen ( bueno casi todos se los merecen)  <<1

http://video.google.es/videohosted?docid=4686665565608575703

En este puede ver a un Erich Hartmann , raro por que fallecio en 1993, el documental debe ser del mismo año,

Ir Arriba