23 de Octubre de 2020, 00:55:52 am

Noticias:

En reparación


General Karl Heinz Guderian

Iniciado por Karl H. Guderian, 27 de Febrero de 2006, 17:04:16 pm

Tema anterior - Siguiente tema

Karl H. Guderian

27 de Febrero de 2006, 17:04:16 pm Ultima modificación: 11 de Abril de 2006, 23:58:19 pm por Karl H. Guderian
Aquí os deja una humilde biografía de este magnífico general que espero os guste y que haga justicia a este hombre como pocos, y si podeís aportar algo mejor que mejor. Un saludo amigos.

Nacido en 1873 en el seno de una familia que desciende de terratenientes prusianos, desde su infancia fue educado en los valores castrenses de lealtad, honor y disciplina. Cursó estudios militares en Colmar y en las Escuelas de Guerra de Metz y de Berlín. De aquí pasaría a Coblenza, donde seguiría un curso de comunicaciones por radio y aprendería francés e inglés y desarrollaría una fuerte personalidad. Despues de participar como oficial del Estado Mayor en la I Guerra Mundial, donde recibió una dura lección al descifrar los franceses la clave que el había creado en dos días, terminó el conflicto con el grado de capitán.

  Como muchos otros jóvenes ilusionados, observo la caída del II Reich que Bismarck había creado y convertido en mayor potencia europea. Heinz Guderian se convirtió en el principal teórico de la guerra blindada.

En Munich asistió envidioso a la creación del Cuerpo Acorazado británico en 1923, pero desde allí lanzaría sus primeras ideas para prototipos de blindados, que serían desarrollados en Rusia gracias al tratado de Rapallo, saltándose todas las restricciones del Tratado de Versalles. Durante todos estos años trabajo en mejorar las comunicaciones entre los tanques de una división blindada, para llegar a realizar ataques perfectamente coordinados. Tuvo serios enfrentamientos con oficiales de caballería que veían peligrar sus trabajos con estas modernas teorías.

  Contempló con preocupación el ascenso del nacionalsocialismo, pero aunque nostálgico de la época imperial no se opuso a él y con el tiempo acabó sintiendo simpatía por el hombre que sacó a seis millones de alemanes del paro y había acabado con la caótica situación social.

  En 1937 publicó Achtung Panzer! Que causó mucho sensacionalismo y críticas , en el que sostiene que los medios acorazados son el principal instrumento ofensivo al que las demás armas deben subordinarse en caso de ataque concentrado, en este mismo escrito expondría la idea de que la URSS guardaba tras sus fronteras unos 20000 tanques, de la que Jodl y los demás se rieron (más tarde lloraron por no haber creído a Guderian). Su primer encuentro con Hitler se produjo en 1934 durante unas maniobras de tropas motorizadas y blindados, donde el Führer se hizo firme defensor de sus teorías. Fue nombrado jefe de las Fuerzas Moviles en 1938, año en que también fue nombrado general y participó en la ocupación pacífica de Austria, donde pudo comprobar de primera mano los fallos y múltiples averías producidas en los blindados, problemas que se apresuró a corregir. Las Guerra Civil en España y la guerra de Etiopía hizo pensar a muchos que la victoria sólo se alcanzaría con el dominio del aire (cosa que fue cierta), pero se destinaron demasiados recursos a la Luftwaffe, que a menudo fueron mal administrados y se dejaron a un lado por el momento los desarrollos de blindados.

  En septiembre de 1939, al mando del XIX Cuerpo Panzer, pudo llevar a la práctica sus teorías en la Batalla de Polonia, donde los polacos destruyeron 600 tanques, Guderian fue el encargado de abrir el pasillo de Dantzig, durante la campaña sería visitado por Himmler, Hitler y Rommel y les mostraría orgulloso que la aplastante derrota se debía a la aplicación de sus teorías sobre blindados. Recibiría la orden de la Cruz de Caballero en su acción del 14 de septiembre en la toma de Brest Litowsk, donde los polacos fuertemente pertrechados obligaron a Guderian a realizar un ataque frontal combinado de artillería, infantería, blindados y aviación.

  Tras el éxito de Polonia se entrevistó varias veces con Hitler, pero no logró convencerle de la fabricación en masa de blindados, y del entrenamiento de las tropas de infantería sobre una base motorizada coordinados con los blindados.

  Ocho meses más tarde lideró la misma formación en Francia. El plan de Manstein estuvo coordinado con la buena mano de Guderian. El éxito del avance sobre Sedán, con el cruce del Mosa mucho antes de lo previsto, en una coordinación magistral de todas las armas, constituyó una prueba irrefutable de sus teorías acerca del uso de las formaciones blindadas. Su rápido avance en dirección al canal le valió una amonestación verbal del mariscal de campo von Kleist, que le ordenó cesar el avance, Guderian dimitió, pero von Rundstedt no aceptó su dimisión consciente de la importancia de Guderian, esta parada le hizo encontrarse con un de Gaulle que no esperaba encontrarlo allí, al que destruyó la mayor parte de sus tanques. El día 20 Guderian rompía las lineas francesas en dos y llegaba a Abbeville, su magistral forma de hacer la guerra fue reconocida a ambos lados del Canal. Él quiso enviar tropas a Dunkerque para cerrar el paso a los británicos, pero todos sabemos lo que paso, 300000 ingleses huyeron a traves del canal.

  Durante la Operación Barbarroja estuvo encargado de abrir la brecha en el frente central en Brest Litowsk. Al principio queda un poco sorprendido ante la decisión de Hitler de abrir un segundo frente (muchos lo consideraban la causa de la derrota en la PGM) pero obedeció. Al mando del 2º Panzergruppe, siempre en primera linea (como Rommel ); obtiene éxitos fulminantes al mando de lo que empieza a conocerse como la Panzerarmee Guderian, su avance fulminante le hace participar en el cerco de casi 500.000 hombres en Minsk. Avanzando rápidamente hasta Smolensk donde rodeo a 300.000 hombres, lo que provocó un enfrentamiento con von Kluge, otros de los jefes de un panzergruppe, que llegó a retarlo a muerte. Con el camino libre hacia Moscú tras el reabastecimiento, fue el encargado de completar la espectacular pinza que atrapó a 665.000 hombres y 884 carros en Kiev el 26 de septiembre, dejando a la URSS al borde del colapso en una de las operaciones más brillantes de la guerra (este movimiento fue realizado en contra de sus deseos, el era partidario de continuar con el avance hacia Moscu y lo manifestó abiertamente al mismo Hitler ante el que estuvo a punto de dimitir). Desde una posición muy alejada de Moscú comenzó su avance hacia la capital, alcanzando sucesivamente Orel el 3 de octubre, el 25 Chern, quedando el avance estancado por la falta de tanques y repuestos en el cerco de Tula a finales de noviembre con la aparición de los T-34 y los siberianos. Se vio obligado a detener su vertiginosa marcha hacia Moscú. Ordenó una retirada táctica hasta Orel ante la imposibilidad de mantener las posiciones alcanzadas, y Hitler le destituyo en Diciembre. Durante meses permaneció bajo arresto domiciliario, desde allí contempló las derrotas de El Alamein y Stalingrado.

En el mes de enero de 1943 fue nombrado Inspector General de las Tropas Blindadas, participó con devoción en la fabricación de los Tigre y Panther. Desarrollo una nueva cadena de montaje mucho más rápida. Siguió desde Orel la evolución de la batalla de Kursk y los resultados de los nuevos blindados con gran expectación.

  Después del intento de asesinato de Hitler en julio de 1944, en el que él no participó por considerarlo deslealtad y violación de su juramento, se convirtió en jefe del Estado Mayor del Ejército con la esperanza de salvar a Alemania del comunismo que volvía vengativo tras las barbaridades cometidas por los Einsatzgruppen en Rusia. En este puesto ordenaría detener la matanza de polacos en el verano de 1944 tras la insurrección de Varsovia. Predijo que Alemania no tenía recursos suficientes para llevar a cabo la ofensiva en la Árdenas, el tiempo le dio la razón.  En marzo de 1945, tras una nueva pelea con Hitler presentó su dimisión. El 10 de mayo de 1945 fue apresado por los estadounidenses, que no lo liberarían hasta 1948, sin cargos por supuesto. Aquejado de graves problemas de salud, en 1952 publicó su autobiografía Panzer Leader, en la que relata la caída del III Reich con sarcasmo. Murió en 1956 pudiendo estar orgulloso de lo que hizo en la vida. Sus teorías fueron ampliamente estudiadas por las mejores academias militares hasta la I operación Tormenta del Desierto.

  Este hombre no da la imagen de lider despiadado, brutal y radical, que muchas personas suelen atribuir a los generales de la Werhmacht sin pararse a meditarlo muchas veces (o a comprobarlo). La mejor cualidad de este hombre es que para él siempre primó el profesionalismo por encima de todo, oponiéndose a cualquier tipo de crueldad innecesaria. Siempre se enfrentó a Hitler verbalmente cuando lo consideró necesario, lo que le costó su sustitución en diciembre del 41. Siempre defendió la no intervención de las Fuerzas Armadas en asuntos políticos. Sus grandes victorias y sus revolucionarias teorías unidas a su profesionalismo le confieren un puesto de honor entre los grandes generales de la historia.

Karl H. Guderian


Karl H. Guderian

Una de las mejores fotos de Guderian que he visto, me encanta. ;D

Caesar

Que estaría pensando en esta última foto,mirando a Hitler ,creo que no....

Karl H. Guderian

Es una foto bárbara, muy profunda... :-\

Karl H. Guderian

Algunas fotos más de Guderian, esta la encontré hace poco por ahí.



Inspeccionando los Tiger en Jarkov en abril del 43.


Karl H. Guderian

«Entre las dos guerras mundiales me consagré a la fundación de las tropas acorazadas alemanas. La 1 Guerra Mundial había aportado una serie de ejemplos sobre el transporte de tropas en automóvil. Pero estos movimientos habían tenido lugar detrás de un frente fortificado.

Los libros y artículos que atrajeron principalmente mi interés e hicieron fructificar mi fantasía fueron los de Fuller, Liddell Hart y Martel.

Estos soldados clarividentes investigaban, ya en aquel tiempo. para hacer de los carros de combate algo mas: un arma auxiliar de la Infantería. Los ponían como centro de la naciente motorización de nuestra época y serian así los innovadores del nuco modo de conducir una guerra de gran estilo.

En tierra de ciegos, el tuerto es rey. Como nadie se ocupaba de estas cuestiones, pronto se me consideró como un experto en ellas. Carecía de toda practica en relación con los carros armados; hasta entonces no me había sentado nunca en uno de ellos.

En mil novecientos veintinueve había llegado al convencimiento de que los carros de combate no alcanzarían decisiva importancia actuando solamente en cooperación con la Infantería. El estudio de la historia de la guerra, los ejercicios en Inglaterra y las propias experiencias con nuestros carros simulados, fortalecieron en mi la opinión de que los carros de combate solo estarían capacitados para el mas elevado rendimiento cuando las otras armas, de las que hasta ahora habían sido conceptúa dos como auxiliares, fueran usadas con igual denominador que ellos en cuanto a rapidez y movilidad sobre el terreno.

Para mis propuestas no encontré ninguna comprensión. El general Stülpnagel me diría: "Es usted demasiado impetuoso, creame; nunca veremos rodar los carros de combate alemanes."

El año mil novecientos treinta y tres trajo el nombramiento de Hitler como canciller del imperio y con ello un cambio completo en la política interior y exterior del Reich. Hitler mismo se intereso por las cuestiones referentes a la motorización y a las tropas acorazadas. Quedo vivamente impresionado por la rapidez y precisión de movimientos de nuestras unidades, y exclamo: "Esto puedo necesitarlo. ¡ Quiero tenerlo!"

A partir de entonces formulé las que creía condiciones básicas del arma acorazada: "Solo del movimiento sale la victoria. No podemos ni queremos proteger y apoyar a la Infantería a lo largo de semanas y meses, con un terrible consumo de municiones, sino que queremos en un corto plazo de tiempo descargar un fuerte golpe al enemigo, penetrar en profundidad en su sistema de defensa y al mismo tiempo paralizarlo.

Vemos en el arma acorazada algo más que un medio adicional para la Infantería en movimiento, que puede proporcionar la decisión de la batalla en muchas imaginables situaciones de la Infantería. Los motores de los carros nos permiten llevar nuestras armas sobre el enemigo sin previa preparación del fuego y por ello cuidamos de que se den las más importantes premisas para su entrada en acción: terreno apropiado, sorpresa y empleo en masa."

Si estas condiciones eran aprobadas, estaban asentadas las bases para una nueva forma de hacer la guerra.»

Karl Heinz Guderian

Karl H. Guderian



Guderian en el Time, un honor que pocos hombres conocen.





Guderian a la cabeza de sus tropas




Karl H. Guderian


Caesar

En Nuremberg,foto de pudo ser y no fué...

Karl H. Guderian

Pues si, seguro que estarán rememorando los pormenores y pormayores que les impidieron la victoria en la guerra. :-\

Karl H. Guderian

Personalmente, debo decir que me encantan sus fotos con el uniforme negro de los tanquistas.



Es un grande, el Marte del siglo que nos precede.

Caesar


Karl H. Guderian

Pues eso tu veras camarada... ya aprenderás ;D ;)

Caesar

Tu eres el aprendiz,recuerdas!  ;D ;D ;D