Tetimonio de una matanza.

Iniciado por ULRICH, 09 de Abril de 2006, 23:36:29 pm

Tema anterior - Siguiente tema

ULRICH

Miembros de los grupos de acció n especial asesinaron el 5 de octubre de 1942, en Dubnov (Ucrania), a 5000 judíos. El testigo ocular Hermann Friedrich Gräbe relata:

Moennikes y yo nos encaminamos directamente a las zanjas sin ser molestados. En un momento determinado oímos disparos, con breves intervalos de silencio. El sonido venía del otro lado de una colina. Aquellas pobres gentes, hombres, mujeres y niños de todas las edades, se desnudaban a la voz de mando de un tipo de las SS que se lo ordenaba agitando una fusta de montar o algo similar. Las víctimas iban dejando en montones su calzado, asi como la ropa de vestir y la interior, cada cosa en un lugar diferente. Vi un montón de zapatos en el que habria de ochocientos a mil pares y grandes pilas de ropa blanca y trajes. Las víctimas se desnudaban sin un grito, sin una lágrima, y permanecían esperando la aparición de otro sujeto de las SS que se encontraba junto a la fosa y blandía igualmente una fusta... Durante el cuarto de hora que permanecí en aquel lugar no oí ni un lamento, ni un ruego de clemencia. Me detuve observando una familia de unos ocho miembros...
Una mujer mayor sostenía en sus brazos a un pequeño que debería tener poco más o menos un año. La mujer cantaba mientras le mecia. El nino lanzaba pequeños gritos de satisfacción. EI matrimonio le miraba con lágrimas en los ojos. De pronto, el individuo de las SS que se encontraba junto a la fosa gritó algo a su camarada.Este separó a unas veinte personas y les ordenó que se colocaran al otro lado de la colina. Entre ellas iba la familia a la que había observado  detenidamente.Todavía recuerdo bien como una chica, de pelo negro y muy espigada, se señaló a si misma con la mano cuando pasó cerca de mi y dijo: "Veintitrés años!" Descendí de la colina y me coloque junto al foso, de enormes proporciones. Las victimas se hallaban tan pegadas unas a otras que solamente se veían las cabezas. De casi todas ellas brotaba sangre, que se deslizaba por los hombros. Algunos de los fusilados movían la cabeza como indicando que aún vivían... Me volví hacia quien había disparado. El asesino, un hombre de las SS, se encontraba sentado en la parte más estrecha de la zanja, en el suelo, con las piernas colgando hacia el interior de ésta, tenía una ametralladora sobre las rodillas y fumaba un cigarrillo. Aquellos pobres hombres desnudos seguían llegando por una escalera excavada en la tierra, en la misma pared de la fosa, y se tropezaban con las cabezas de los que habían sucumbido antes que ellos, hasta que al fin se colocaban en el lugar que les había indicado el de las SS. Se situaban ante los muertos o heridos; algunos acariciaban a los que todavía daban muestras de continuar con vida y les hablaban quedamente. Luego volví a oir una rafaga de disparos. Miré hacia el interior del foso y ví como se estremecian los cuerpos y como algunas cabezas yacían ya destrozadas sobre los cuerpos de los que habían muerto antes. De sus nucas manaba la sangre a borbotones

UN SALUDO.


Karl H. Guderian

Es muy duro, ¿lo has extraido de "Los amos de la muerte"? es que me suena mucho.

ULRICH

No la fuente es de Historia del IIreich,de Noguer.

UN SALUDO.

Ernst Barkmann

Viene acorde con el post de los Eisatzkommandos. Atroz.

ULRICH

Cierto Ernst,a raiz de tu buen post.

UN SALUDO.

Hilfswilliger


drvonz

atroz y estremecedor relato, sin palabras

Erwin J.E. Rommel

excesivamente duro y cruel   #@7


saludos

mister xixon

desgraciadamente hubo muchos parecidos, crueles, dolorosos... #@4

Sikorski

Y hay gente por ahí que todavía dice que esto no sucedió... #@6

TITUS20050

En Rusia las matanzas fueron terribles , en algunos casos por disposicion del mando aleman de la zona y a efectos de ahorrar municiones se alineaban prisioneros ante las fozas en filas de 3 a 5 personas unas delantes de otras y se los mataba con un solo disparo de fusil ,pues la bala con su gran poder de penetracion y a tan corta distancia era suficiente, tambien se los colocaba en una hilera frente a la foza comun y un soldado o suboficial les disparanba un tiro en la cabeza a cada uno para ahorrar municiones.

mister xixon

he leido algun caso que me estremcio un poco, para ahorrar municion tiraban a la gente a rios profundos, atados en parejas, usaban una bala con un individuo, y el peso muerto arrastraba al fondo al otro.... #@21