13 de Diciembre de 2019, 01:31:21 am

Noticias:

En reparación


Raid soviético sobre Berlín

Iniciado por leytekursk, 21 de Noviembre de 2007, 07:20:37 am

Tema anterior - Siguiente tema

leytekursk

21 de Noviembre de 2007, 07:20:37 am Ultima modificación: 29 de Septiembre de 2010, 04:51:15 am por leytekursk
 Leyendo las memorias del Almirante Kuznetzov, me he encontrado con este interesante relato acerca del primer bombardeo ruso sobre berlín y he creído interesante compartirlo con los amigos del foro.

 Cito:

 "Quisiera hacer una especial mención a la rama aérea de la Flota del Báltico la que actuó desde el primer día de la guerra. Los cazas, cubriendo en la medida de sus fuerzas nuestras bases, nuestros buques y nuestras carreteras.. Durante las incursiones de la Luftwaffe sobre Kronstadt, tallin y Hanko nuestros cazas lucharon furiosamente.

Aún así, el arma aérea de la flota era evidentemente insuficiente. Como ya he señalado una gran parte de ella se dedicó a atacar objetivos terrestres. Esto se debió a la situación general en el frente de batalla. En la Península de Hanko el enemigo bombardeó cada metro cuadrado de tierra. El bombardeo a nuestros aeródromos era constante. A pesar de ello nuestros pilotos siempre nos dieron una fiable cobertura aérea. Sin ella nuestra base naval, que se encontraba rodeada, hubiese caído. Ya durante los primeros días de la guerra nuestro grupo aéreo de bombarderos lanzaron ataques sobre Memel, Danzig, Gdynia y otros puertos enemigos. A partir del 25 de junio de 1941 se bombardearon los aeródromos y puertos de Finlandia (Finlandia luchaba del lado de Alemania).  Se llevaron a cabo raids en Turku, Kotka, y Tampere. También se sembraron minas en las bases navales enemigas y se efectuaron numerosos ataques a sus convoyes.

A fines de julio, los Nazis ejecutaron su primera incursión aérea sobre Moscú. Inmediatamente quisimos corresponder con una incursión sobre Berlín. Pero, ¿cómo? Habíamos planeado ataques desde la base aérea de Pillau pero ahora estaba en poder de los nazis.


Un cálculo preliminar puso de manifiesto que desde un aeródromo de Leningrado nuestros aviones podrían llegar a algún lugar más allá de Libau. Pero si se despegaba de la isla de Osel, podrían atacar a Konigsberg. Y si se volaba en el límite de su resistencia, se podría llegar a Berlín. Es cierto que tenían que volar sobre el mar y,que luego de  arrojar su carga de bombas, deberían regresar de inmediato. No podían gastar más de 20-30 minutos en ello, por que de lo contrario no contarían con el suficiente combustible para volver a sus aeródromos.

Después de consultar a nuestros especialistas descubrimos que, en caso de que los aviones cargaran todo el combustible que pudieran llevar y no más de 750 kilogramos de bombas cada uno, podrían hacer la distancia a Berlín (cerca de 900 kilómetros) en poco más de tres horas y regresar a casa con el mínimo de combustible en sus tanques.

"Esto parece tentador", pensé. "Pero, ¿no sería acaso una misión sin retorno...?


Zhavoronkov, Comandante de la rama aérea naval,  también se encontraba en una situación difícil. Por un lado, dijo que la operación era factible. Aunque el riesgo era grande, pero aún así,  la misión podría ser ejecutada. Por otra parte, asumió la responsabilidad, en caso de que la misión resultara ser un fracaso y todos los aviones se perdieran. Yo le dije: "Voy a informar el caso a GHQ." Cuando comparecí ante el GHQ para mi informe periódico desplegué ante Stalin un mapa del Mar Báltico. En este mapa aparecía la isla de Osel conectada directamente con Berlín por una línea recta. Al final de los análisis se llegó a la conclusión que aviones cargados con una bomba de 500 kilos o dos de 250 podrían llevar a cabo la misión.

Un bombardeo sobre Berlín, en caso de éxito, sería de enorme importancia. Los nazis habían anunciado a todo el mundo que la Fuerza Aérea Soviética había sido destruida.

El Cuartel General aprobó nuestra propuesta. Me dijeron que  sería responsable en lo personal por el éxito de la misión.

La operación era muy difícil. En vista de esto, se encargó su ejecución a Zhavoronkov.  El 2 de agosto, voló a un aeródromo cerca de Leningrado, donde el Primer regimiento de bombarderos torpederos estaba estacionado. Por consideraciones de secreto sólo el Comandante de la Flota del Báltico, y el General de la Fuerza Aérea MI Samokhin, fueron notificados sobre el propósito real de la visita de de Zhavoronkov.

No había tiempo que perder. Por lo tanto, temprano en la mañana del 4 de agosto, 15  bombarderos Ilyushin DB-3F (Il-4)  aterrizaron en el aeródromo de Kagul..

En la noche del 7 al 8 de agosto  los 15 fuertemente cargados bombarderos despegaron con gran dificultad. Su única protección contra la artillería antiaérea y los cazas enemigos era la altitud a la que volaban.

Se me informó acerca de su partida, inmediatamente antes de venir al GHQ a hacer mi informe periódico. Yo estaba seguro de que la primera pregunta que se me haría sería acerca de la incursión sobre Berlín.

Y yo tenía razón. Me di la satisfacción de informar que la operación ya se había puesto en marcha.
Los alemanes jamás habrían imaginado nuestro ataque. A medida que nuestros aviones se acercaban a Berlín, desde tierra se les solicitaba su identificación y su ruta. Ellos pensaban que se trataba de aviones alemanes extraviados. Incluso se les daban las coordenadas para aterrizar en aeropuertos alemanes cercanos. Hipnotizados por la maquinaria de propaganda de Goebbels los puestos de observación de tierra jamás habrían imaginado que eran aviones soviéticos los que volaban sobre sus cabezas. Mientras las hordas germanas acosan Leningrado y Moscú, bombarderos soviéticos se dirigen a la capital del Reich a una altura de 7.000 metros.

Los bombarderos avistaron las luces de Berlín desde lejos. La ciudad ni siquiera estaba oculta con oscurecimientos. Las incursiones británicas no habían sido muy exitosas por lo que ni siquiera las alarmas aéreas sonaron.

El navegante Khokhiov se orientó por las luces de la ciudad y las características visibles del terreno, tales como ríos, lagos y carreteras, para determinar el curso y para llevar a los aviones a sus objetivos militares en Berlín. A pesar de que nuestros aviones ya estaban sobre sus blancos, aún no había flak Después de haber lanzado su carga de bombas, los 15 bombarderos revirtieron su curso. No podían permitirse el lujo de observar los resultados de la incursión aérea. Se encendieron los focos de búsqueda y se inició un furioso fuego antiaéreo.

La misión estaba cumplida. La Fuerza Aérea Soviética había realizado su primera incursión de Berlín "la primera en la Gran Guerra Patria " Las tripulaciones estaban tan felices que los peligros del vuelo de ida y vuelta y la reserva limitada de combustible en los tanques estaban casi olvidados.

Los nazis no podían imaginar que eran aviones soviéticos quienes habían bombardeado su capital. Al día siguiente, en los periódicos alemanes apareció un informe del Alto Mando alemán que decía:

"La fuerza aérea británica bombardeó Berlín. Hubo víctimas muertos y heridos. Seis bombarderos británicos fueron derribados." Al comentar el informe, el Mando Británico comentó: "Ayer el Alto Mando alemán informó que el jueves por la noche, aviones enemigos atacaron lugares en el oeste de Alemania, lanzando bombas sobre Berlín, causando bajas entre la población civil.

"Declaramos oficialmente que ningún avión de la Real Fuerza Aérea  ha atacado Berlín durante la noche de ayer."

No hay razón para dudar de este comentario. Los alemanes se vieron obligados a sacar por conclusión de que el ataque fue ejecutado con éxito por los bombarderos soviéticos.

La primera incursión fue seguida por otras. Pero las dificultades aumentaron.. El enemigo aumentó ostensiblemente su defensa antiaérea. Berlín fue rodeada por un elaborado sistema de Flak.

El gabinete de Hitler exigió al Alto Mando que  debería  "eliminar las bases aéreas y navales en las islas de Osel y Dago, y sobre todo los campos de aviación de bombarderos soviéticos que lanzaron raids sobre Berlín." Nos vimos obligados a mejorar la protección de los aeródromos. Gran cantidad de armas antiaéreas fueron trasladadas a Osel y Dago.

El último ataque se hizo el 5 de septiembre. Cuando las fuerzas soviéticas tuvieron que abandonar Tallinn, fue imposible realizar más bombardeos sobre Berlín. Los bombarderos soviéticos realizaron 10 incursiones sobre Berlín. Lanzaron 311 bombas y se registraron 32 grandes incendios comprobados.

Bombardero mediano Ilyushin DB-3F (Il-4)






                                                                         Saludos...



 

Topp

Bombardeos soviéticos sobre Berlín en ... ¡¡¡1941!!! <<8 <<8 <<8

Buen trabajo leytekursk <<34

Saludos.

Nonsei

Imagino que el mayor valor de esas misiones sería propagandístico, pero sin embargo parece entenderse por el texto que mientras los alemanes se las adjudicaron a los británicos y los británicos las desmintieron, los soviéticos se quedaron callados. ¿Cuál sería la razón para no darles publicidad?

josmar

 ¡¡ Asombroso...!! Me era totalmente desconocido el tema...
Un gran hallazgo LeyteKursk.  <<34

Fug

Yo si lo conocia, pero no con tantos detalles, muy bueno.


           
El Almirante Nikolai Kuznetsov.                                 S. F. Zhavoronkov

Fug

Quizas si se la dieron, solo que si los mismos alemanes lo negaban y decian haber derribado aparatos britanicos. no ze.

Balthasar Woll


Stauffenberg


- | Dimitry Lavrinenko | -

Al igual que Fug, también conocía el tema, pero no tanto ene xtenso.

Muy buen relato, felicidades.

Armia Krajowa

Muy buen relato Leytekursk, te felicito, y desconocido para muchos, entre otros para mi :).

Caesar

Bombardeo curioso y sipcológico para los soviets,sabían antemano que no podrían hacer demasiado daño,que quizás no volverían,y lo hicieron,... <<37

leytekursk


Tiene algunas similitudes con el raid de Doolittle sobre Tokio...aunque es anterior.

                                                          Saludos...

                             

STEINER M

Ha tenido menos resonancia pública. Es mucho menos conocido.

Fug

Cita de: STEINER M en 02 de Diciembre de 2007, 19:20:33 pm
Ha tenido menos resonancia pública. Es mucho menos conocido.


Pues si, ya sabemos que de la URSS, se conoce primero lo malo, jeje, y despues muy poquito de otras cosas.

Ademas lo de Doolitte ese, es que no hemos tragado tropecientas pelis.

Los rusos, estubieron bombardeando instalaciones y demas en profundidad durante toda la guerra, aunque claro esta, que ni por mucho se parecia a los bombardeos occidentales sobre alemania.

STEINER M

Ha pasado mucho tiempo, ya se deberían haber escrito libros al respecto de la actividad aérea soviética contra Alemania. Es una pena.
Quizás no quieran contarlo.