23 de Noviembre de 2019, 03:01:56 am

Noticias:

En reparación


El Ejercicio "Tiger"

Iniciado por Wobst, 12 de Enero de 2008, 06:42:34 am

Tema anterior - Siguiente tema

Wobst

El Ejercicio Tiger





Durante la guerra los alemanes se hicieron bastante expertos en encontrar locaciones que facilitaran la escucha de transmisiones provenientes del otro lado del canal de la Mancha. En abril de 1944, los puestos de escucha a lo largo de la muralla del Atlántico recibieron numerosas señales emitidas por fuerzas estadounidenses en el suroeste de Inglaterra, particularmente desde Lyme Bay y Start Bay. Los alemanes estaban escuchando las emisiones del ejercicio Tiger. Usando la playa de Slapton Sands, las fuerzas norteamericanas se disponían a practicar los procedimientos de desembarco del día D en playa Utah. La playa de Slapton Sands tenían - y tienen - gran semejanza con playa Utah en varias características, incluyendo los acantilados que surgen abruptamente después de una playa y una barrera de guijarros.



El asalto a Slapton Sands era conocido como el ejercicio Tiger, uno de varios ejercicios de entrenamiento conducidos en preparación para la inminente invasión de la Festung Europa. Tan vital era el ejercicio de acostumbrar a las tropas a las condiciones del combate que pronto enfrentarían que los comandantes ordenaron el uso de fuego real desde los buques y la artillería, cosa que se podía hacer ya que los civiles británicos hace tiempo que fueron desalojados de la región alrededor de Slapton Sands. Ya desde Diciembre de 1943 se había tomado la zona de Start Bay, en donde se encuentra Slapton Sands, como área de ejercicios anfibios. 3000 habitantes locales y sus animales, conjuntamente con todas sus pertenencias fueron evacuadas de las áreas de Slapton y Torcross por casi un año, mientras que las playas eran empleadas para ejercicios de desembarco. Un hombre prefirió cometer suicidio antes que abandonar su casa.



ubicación de Slapton Sands y la zona de los acontecimientos

El programa de ejercicios comenzó el 15 de diciembre de 1943, en la cercana Tor Bay, y ya para abril y mayo de 1943 estaban planificados dos ejercicios en gran escala. Estos fueron denominados como ejercicio Tigre, y participarían las tropas destinadas al desembarco en playa Utah bajo el mando del Almirante Don P. Moon. Se iniciaron el 22 de abril de 1944, embarcando a las tropas en las mismas naves que emplearían el día D. Seis de los días del ejercicio fueron empleados en simulacros de abordaje de las embarcaciones y acostumbrar a los soldados al mareo. En la noche del 26 al 27 de abril la fuerza principal del ejercicio se dirigió al área del desembarco antecedida por barcos limpiaminas, como si en efecto se dirigieran a la costa francesa. Ya que las lanchas torpederas alemanas, las E-boats, solían patrullar el canal de la Mancha durante la noche, las fuerzas navales británicas tenían la misión de proteger los convoyes del ejercicio. Sin embargo, no se sabe a ciencia cierta si se enviaron unidades ex profeso a cuidar el convoy o si las unidades se encontraban patrullando de manera rutinaria, desconociendo la realización de ejercicios en esos momentos. Las patrullas de la Royal Navy consistían en dos destructores, tres torpederas y dos lanchas cañoneras. Otra patrulla de torpederas fue enviada a vigilar en dirección de Cherburgo, las cuales no avistaron ninguna nave alemana.



LST 149 y 495 en Slapton Sands

Después del bombardeo simulado de la playa de Slapton Sands, siguió el desembarco donde participaron unidades de la 4° y 29° divisiones de infantería, la 82° aerotransportada y el 188° grupo de artillería del US Army. Los desembarcos continuaron durante los días 27 y 28, cuando se esperaba la llegada de otro convoy en el ejercicio. Este convoy, denominado T-4, se dividía en dos secciones. La sección Plymouth estaba compuesta por las Landing Ships Tank USS LST-515, USS LST-496, USS LST-511, USS LST-531 y USS LST-58. La sección Brixham consistía en las LST USS LST-499, USS LST-289 y USS LST-507. Estas LST transportaban tropas de ingenieros y químicos, no preparados para misiones de asalto, que iban a ser desembarcados de manera tradicional conjuntamente con algunos camiones tradicionales y anfibios, jeeps y equipo pesado de ingenieros. La escolta iba a ser provista por la Royal Navy. Se suponía que el HMS Scimitar, un destructor, iba a encabezar el convoy, mientras que una corbeta, HMS Azalea, lo cerraría.



LST 507 el 27 de abril, unas 12 horas antes del ataque

El primer signo de que las cosas no marchaban bien fue que el HMS Scimitar fue embestido por otra embarcación, y sus daños ocasionaron que permaneciera en puerto. Nadie informó al comandante de la operación de este hecho. El convoy comenzó sin escolta, y la corbeta, la HMS Azalea, no tenía contacto radial con las Landing Crafts. Actualmente se considera que fue un error de trascripción en las frecuencias, así que las embarcaciones no tenían la misma información. En resumen, el HMS Azalea se unió con el convoy y prosiguieron en el orden en que fueron mencionadas las unidades anteriores a una velocidad de 6 nudos. Mientras que el convoy se encontraba maniobrando en Lyme Bay a tempranas horas del 28 de abril, fue atacado de improviso por nueve E-boats que evadieron las patrullas aliadas. En efecto, de acuerdo con un marinero alemán, las torpederas atravesaron la pantalla de las patrullas sin siquiera verlas. Las unidades estadounidenses no recibieron aviso alguno de la presencia de unidades alemanas hasta que la LST-507 fue torpedeada a las 0204. La nave se vio envuelta en llamas, alimentadas por la gasolina de los vehículos que transportaba, y los sobrevivientes abandonaron la nave. Instantes después la LST-531 fue torpedeada, se escoró y se hundió al cabo de seis minutos. Atrapados bajo cubierta, cientos de soldados y tripulación se hundieron con la nave. La LST-289, que comenzó a retornar el fuego hacia las E-boats, recibió también el impacto de un torpedo, pero severamente dañada fue capaz de llegar a puerto. Las otras LST, conjuntamente con el Azalea, dispararon a las torpederas, las cuales usaron una pantalla de humo y su elevada velocidad (33-36 nudos) para escapar.



La LST 289 después del ataque

La ayuda tardó en llegar. A las 0225 la LST-499 llamó por radio pidiendo ayuda. Minutos más tarde, la nave que encabezaba el convoy, LST-515 emitió un mensaje de urgencia "E-boat attack." Estaciones de radio a lo largo de la costa suroeste de Inglaterra recibieron el mensaje, pero desconociendo la operación secreta que se estaba llevando a cabo no respondieron los mensajes. Sólo cuando un operador de radio del Almirantazgo escuchó las letras "T-4" se percataron que la llamada venían desde "Tigre" y enviaron ayuda. Hacia las 0240 se empezaron a dar cuenta de la extensión de los daños, con dos LST hundidas y una tercera convertida en chatarra. Además, el mar estaba cubierto de cuerpos, algunos vivos y llamando por ayuda, otros flotando silenciosamente. De los hombres que pudieron lanzarse al mar, muchos se ahogaron rápidamente por el peso de su equipo y por emplear abrigos empapados, e incluso algunos fueron empujados bajo la superficie del agua por usar sus chalecos salvavidas amarrados a sus cinturas, en vez de sus torsos. Otros sucumbieron a la hipotermia en el agua helada. Cuando al final se recuperaron los cadáveres, el recuento final ascendió a 198 marineros y 551 soldados, un total de 749, resultando el incidente de entrenamiento más costoso de los estados unidos durante la segunda guerra mundial. De hecho, las pérdidas estadounidenses fueron 4 veces más graves que las del día D en playa Utah (43 muertos, 64 heridos). En total, incluyendo las bajas por fuego amigo en el transcurso del ejercicio propiamente dicho, las bajas totales del ejercicio Tiger ascendieron a 946. (!) Torpederos de la Royal Navy pudieron ver a la distancia las luces de la batalla mientras estaban en patrulla, pero no fueron dadas órdenes de interceptar los E boats o investigar los acontecimientos, así que nada hicieron.



patrulla de E-boats

Para mantener el secreto sobre la inminente invasión, el incidente completo fue silenciado hasta donde fue posible, y la información sobre las bajas se publicó hasta después del día D. La mayor preocupación para los mandos aliados era la posibilidad de que los alemanes hubiesen tomado prisioneros que hubiesen dado información detallada sobre los planes. Diez oficiales a bordo de las LST habían participado activamente en la planificación de la invasión y conocían los nombres y la ubicación de las playas designadas en Francia, así como mapas de playa Utah (!!!), de modo que no se descansó hasta encontrar los restos de todos ellos, todos ahogados.

Después del día D poco se hizo para dar a conocer los hechos acaecidos. Se envió una escueta nota de prensa a los medios de comunicación. Acabada la guerra no se erigieron monumentos al acontecimiento, y la escasez de información llevó a algunos a pensar de que ocurría una operacion de encubrimiento. Ya en la década de 1960 se publicaron algunos libros y particulares erigieron monumentos en Slapton Sands, siendo reconocidos posteriormente por el gobierno gringo. El más conocido de estos memoriales lo constituye un tanque Sherman que se hundió a poca distancia de la orilla en un ejercicio previo, el cual fue sacado a tierra y le fue puesta una placa.




Basado en la info de:

http://www.mikekemble.com/ww2/tiger1.html

http://members.iinet.net.au/~gduncan/1944.html

http://www.exordio.com/1939-1945/militaris/batallas/ofensiva-aliada/tigre.html


saludos a todos  <<34

Stauffenberg

Buen artículo Wobst, conocía la historia pero no tan en detalle

Saludos

STEINER M


Hilfswilliger

Enhorabuena por el articulo  <<37

m1 garand

si yo también había oido el tema en un documental,pero tu trabajo es fenomenal.

enhorabuena.

Balthasar Woll

Ya conocia esa historia, buen trabajo Wobst .

Saludos
Recordad, votad por nuestro foro en los Top de Historia

Kurt Meyer

Pués no conocia esta historia. Un trabajo muy bueno Wobst <<37

Saludos

TITUS20050

Wobst muy bueno y muy ilustrativo de las desinteligencias de los mandos militares en algunas operaciones encubiertas  <<30

josmar

No lo habia visto hasta hoy. Un gran y detallado trabajo. Enhorabuena... <<34

Günter

Lo primero enhorabuena por el articulo. Lo segundo, a mi me suena que en un ejercicio pasaron 2 fw 190 (creo) y los ametrallaron. Sabe alguine algo? lo he buscado pero no encuentro nada.

Jorge

Habia leido algo de este tema, pero no tan detallado, me parecio muy interesante, saludos  <<25

Wobst

Gracias por sus comentarios kameraden  <<18

realmente, de los Fw 190 no he leído nada, aunque no creo que con la superioridad aérea aliada...

saludos

stuka

No habia oido de esto NUNCA. Primera vez que se de esto.
cuidaros

Taylor

28 de Septiembre de 2008, 19:57:53 pm #13 Ultima modificación: 24 de Febrero de 2010, 21:06:51 pm por Taylor
Excelente aporte, nunca habia escuchado tal simulacro.
Gracias por colocarlo.









zalv-2

Nonsei

Elena Ochoa es una psicóloga que se hizo bastante famosa en España a comienzos de la década de los 90, cuando presentaba un programa sobre sexo en televisión, toda una novedad en la televisión española. La doctora Ochoa estuvo luego unos años colaborando en El País Semanal. En uno de sus artículos contaba sus recuerdos de cuando era niña e iba a pasar los veranos al sur de Inglaterra para aprender inglés. Esto es parte del artículo:

(...) Una de las familias con las que conviví recibía asiduamente la visita de dos tíos-abuelos, veteranos de la Segunda Guerra Mundial. Una tarde me invitaron a dar un paseo por la legendaria playa de Slapton Lee, ahora convertida en reserva natural. Fue en esta playa y en otras que bordean la costa del sur de Devon en la que algunos amigos de estos dos veteranos y un gran puñado de soldados americanos perdieron la vida en los entrenamientos que fueron la antesala del "día más largo", y que, todavía mucho tiempo después, aquellos viejos desgranaban emotivamente de su memoria. Me relataron despacio, con una voz baja que yo recuerdo quebradiza, apoyados uno a cada lado de un tanque conmemorativo de las semanas que antecedieron al Día D, cómo cientos y cientos de chicos fueron enterrados sigilosamente, con la luz de luna como único testigo: ni una lápida, ni un solo signo que delatase al mundo las lagunas con olor a muerte que brotaban a diario de las prácticas militares que asegurarían el éxito en el histórico desembarco de Normandía. Alguien, creo recordar que una mujer, lo denunció por aquel entonces a los periódicos locales e intentó comprobarlo hurgando en la tierra que guardaba los presuntos huesos de los caídos. No se sabe por qué, tanto el dueño del terreno como las autoridades de la zona pusieron tal cúmulo de inconvenientes que la denuncia terminó por convertirse en una leyenda más a confiar de padres a hijos. Como otras anécdotas contadas por aquellos y otros testigos, omitidas en los libros de historia, dicen que por falta de pruebas.

El tanque en el que se apoyaban los veteranos tiene que ser el Sherman de la fotografía que puso Wobst. Sabemos que es cierto que hubo cientos de muertos en los ejercicios de preparación de los desembarcos de Normandía. No sólo en el Ejercicio Tiger. Los ejercicios se hacían con fuego real, y hubo muchas víctimas de fuego amigo. También sabemos que todo lo que ocurrió en los ejercicios, incluyendo las muertes por accidente, o el propio Ejercicio Tiger, era secreto y no se dio a conocer hasta el final de la guerra. La historia de los enterramientos ocultos ya es más difícil saber si era una leyenda local nacida del secretismo de los militares o si de verdad existieron. La autora nos habla de finales de los años 60, hace ya unas cuantas décadas. No sé si alguien sabe más sobre el tema, si la leyenda continúa en la región, si aparecieron los enterramientos o si nunca existieron.