Opera Nazionale Balilla (Organizaciones Juveniles Fascistas)

Iniciado por Zhukov, 13 de Enero de 2008, 06:18:34 am

Tema anterior - Siguiente tema

Zhukov

Opera Nazionale Balilla (ONB).Parte 1 de 2

La voz italiana balilla es una deformación del nombre de pila Battista; que hace referencia a Giovanni Battista Perrazo, el adolescente que en 1746 inició (con célebre lanzamiento de piedra a un cónsul austriaco) la insurrección de los genoveses contra la ocupación austriaca.
Todavía hoy puede encontrarse una referencia a este personaje mítico en el himno nacional italiano (Il canto degli italiani, más conocido por "Fratelli d´Italia"), cuando dice: "...i bimbi d´Italia / Si chiaman Ba lilla".




Fundación y Distribución.

El culto al Duce tuvo una proyección social extraordinaria y como tal, fue parte principal en la obra de adoctrinamiento y encuadramiento sociales emprendida por el fascismo.

Para la integración de los jóvenes, atención prioritaria del régimen, se creó el 3 de abril de 1926 dependiendo del Ministerio de Educación y del Partido la Opera Nazionale Balilla (ONB), en la que en 1937 estaban integrados unos 5 millones de niños y adolescentes de ambos sexos (de los 4 a los 18 años), divididos según edades en Hijos de la Loba, Balillas, Vanguardistas, Pequeñas Italianas y Jóvenes Italianas, cada una de ellas a su vez estructurada en unidades de tipo pseudo-militar (escuadras, centurias, cohortes, legiones) y todas vinculadas mediante juramento de lealtad personal al Duce.

Todo lo que restaba de organizaciones voluntarias juveniles, quedó integrado en la ONB o suprimido, con la excepción de la Acción
Católica, a la que de todos modos se restringió sus ámbitos de actividad.

De los cuatro a los ocho años, los niños pertenecían a los «hijos de la loba>; a los ocho años pasaban a las «Balilla»; a los catorce años eran «Avanguardisti»; finalmente, a los dieciocho años pasaban a las «Juventudes Fascistas».




En 1929 el control de este ente público pasó directamente del PNF al Ministerio de Educación, para explotar a fondo el reclutamiento en la escuela primaria obligatoria

El carnet del PNF, instrumento habitual de facilitamiento de las carreras
profesionales, sobre todo entre los burócratas y quienes aspiraban a empleos públicos y de integración social, fue concedido a partir de 1923 sólo por períodos limitados y de un modo más bien selectivo a las generaciones adultas, sospechosas de inclinación hacia las ya «superadas» mentalidades «liberal» y «bolchevique».

En cambio, desde 1927 el acceso al partido quedó reservado a los jóvenes de veinte años que hubieran recorrido con constancia las organizaciones fascistas en sus diversos niveles: un recorrido del que la mayor parte de los muchachos y muchachas de los medios populares se separaba desde la escuela primaria.

Para ampliar las dimensiones de un partido que a inicios de los años
cuarenta llegó a englobar a la décima parte de la población adulta del país, se optó de modo preferente por los jóvenes.

Opera Nazionale Maternità e Infanzia(ONMI)

En proporción, la aportación de las organizaciones juveniles fue aún más fuerte en el caso de los Fasci femeninos, en los que se integraban muchachas bien adiestradas para asumir sus papeles públicos de visitantes domésticas de la Opera Nazionale Maternità e Infanzia(ONMI), y para prestar servicio voluntario o profesional en estructuras asistenciales o educativas.



Giovinezza fue el himno oficial del partido, que se ejecutaba en cada concentración y se repetía habitualmente en los noticieros cinematográficos, transmisiones radiofónicas y conciertos, incluso más que la Marcia reale (el himno nacional), a la que se adjuntaba en cada acto oficial.

Aparentemente se trataba de mostrar a la nación y al mundo un régimen que era expresión de juventud.   

Así, el régimen promovió medidas para incitar a la nupcialidad, y una insistente propaganda para aumentar la natalidad de las familias, con el fin de demostrar que la nación era joven, fértil y en ascenso demográfico.

Mistica Juvenil.

La «mística juvenil»sirvió para demostrar la implicación de la nación en un futuro prometedor, en contraste con los escasamente prolíficos regímenes liberales como las «decrépitas y corruptas» Francia e Inglaterra, representadas en la propaganda de los movimientos fascistas europeos como potencias en declive.

En 1934 se produjo una ampliación de su actividad a los niños de 6 años,
y se insistió aún más en la implicación de las niñas, de forma separada y vistiendo una camisa blanca en lugar de una negra, en desfiles y actividades deportivas.



Finalizada a los diez años la escuela obligatoria, sin embargo, incluso en
las ciudades constituían una minoría los jóvenes de origen popular que mantenían su afiliación, si bien ésta marcaba a menudo, para los menores y para sus familias, la diferencia entre integración y marginalidad
.
Los niños de familias pobres que accedían precozmente al trabajo, abandonaban fácilmente este tipo de actividades.

Además, la difusión de la ONB se veía fuertemente limitada en el Sur y, en general, en las áreas rurales y montañosas, a pesar de que la inscripción se convirtió en obligatoria en 1939.

Ya en 1934 se convirtió en obligatoria la instrucción premilitar para los
muchachos de 18 a 20 años, mientras que para los más jóvenes se limitó a ejercicios gimnástico-deportivos preparatorios para los ejercicios militares del llamado sabato fascista, recordada como una práctica aburrida y obligatoria por la mayor parte de los participantes.

Era, sobre todo, una jornada de inútil adiestramiento para la marcha en formación a paso romano, que implicaba sin agrado ni entusiasmo a los inscritos en el partido, bajo la batuta de su secretario Starace.

Gioventù italiana del Littorio (GIL)

Replanteando algunos debates suscitados a mitad de los años veinte
entre el ministro Gentile y el entonces secretario fascista Farinacci, a mitad de los años treinta se desarrollaron ásperas divergencias entre los jerarcas fascistas a la hora de situar a la organización juvenil bajo estrecha dependencia del PNF o más bien de las estructuras estatales.

En particular, expresando sus propias opiniones, y, como en otras muchas ocasiones, presentándolas como ideales queridos por los jóvenes, el ministro de Educación Giuseppe Bottai, que albergaba serias dudas sobre la utilidad del adoctrinamiento sistemático y hubiera querido reconocer una cierta autonomía a su propio ministerio en la formación de la juventud, acabó por enfrentarse con el secretario del PNF, que concebía al régimen como la sociedad entera que marchaba encuadrada en cerrada formación militar, a las órdenes directas del partido.



Acabó por prevalecer Starace, que en 1937 decidió la constitución de la Gioventù italiana del Littorio (GIL), con siete millones y medio de adherentes (según datos oficiales), y transformada en una estructura subalterna del partido, asistida sólo por oficiales de las fuerzas armadas.

Gruppi universitari fascisti (GUF)

En 1923 el fascismo impulsó con fervor un particular circuito asociativo,organizado en los años precedentes: el de los estudiantes universitarios y, a continuación, el de las clases finales de las escuelas superiores que daban acceso a facultades universitarias: los Gruppi universitari fascisti (GUF), que tuvieron un rápido desarrollo ya en los años veinte .


Uniforme 1930

En 1934 la inscripción se hizo obligatoria para todos los universitarios, incluido el exiguo porcentaje de muchachas que alcanzaban ese nivel de estudios.
Las jerarquías fascistas dedicaron una atención especial al crecimiento político de los afiliados a estas organizaciones estudiantiles, que eran instruidos como clase dirigente de recambio para el país.


Uniforme 1938

En 1928 el PNF exigió la creación de un campo de deportes en cada población para la práctica atlética, la gimnasia y la lucha.

Sobre todo en los centros urbanos, el régimen destinó edificios reservados como sedes propias organizaciones juveniles, para el disfrute de la radio y el cine, ejercicios militares y deportivos y para vacaciones, además de escuelas, implicando en los proyectos a los mejores arquitectos, inspirados en diseños futuristas que retomaban experiencias de la República de Weimar, o, de forma no declarada, de la Unión Soviética.

En la segunda mitad de los años treinta fueron invitadas a Italia numerosas delegaciones políticas juveniles de naciones sometidas a dictaduras filofascistas, con el fin de concertar actos de hermanamiento.



En estas organizaciones prestaron servicio cerca de 150.000 dirigentes e instructores adultos, en parte voluntarios, pero en su mayor parte retribuidos. También fueron comprometidos otros tantos oficiales y suboficiales de la milicia.

Para forjar los nuevos modelos de comportamiento de los jóvenes y las jóvenes, en 1928 el régimen se dotó de un prestigioso centro de formación de instructores deportivos en Roma, seguido poco después de una ambiciosa institución similar para las entrenadoras en Orvieto.

Se dedicaron programas radiofónicos específicos y bien dirigidos para la infancia y la juventud, que eran escuchados colectiva o individualmente por los adheridos a las organizaciones juveniles, con el fin de reforzar los lazos de grupo y la fuerza sugestiva de los mismos.

Fueron publicados numerosos periódicos especializados según el tramo de edad, con escritos e ilustraciones de los máximos talentos artísticos y literarios italianos, como apoyo ideológico a la construcción de esta cultura de base.


Piccole italiane y Giovani italiane

Para las Piccole italiane, de 8 a 13 años, se trataba de una preparación general para asumir en el futuro el papel doméstico de madre de familia, con resignación cristiana y fascista, en una actitud de politización pasiva. Más activista fue el papel reservado al nivel de edad inmediatamente superior, hasta los 18 años, las Giovani italiane, en general de extracción burguesa y con un discreto porcentaje de estudiantes.

Y aún más lo fue el de las que continuaban hasta los 21 años la adhesión a las Giovani fasciste, con un intenso aprendizaje de actividades voluntarias en servicios asistenciales.

Ningún papel guerrero o vistosamente dirigente se previó en su educación, sino que se optó por los deportes más adecuados y la gimnasia rítmica adaptada a las futuras madres, y a nivel más elitista, por la instrucción para asumir papeles de patronazgo y de control social, mientras no se dejaba de alimentar la emotividad haciendo desfilar sus secciones en las manifestaciones y, sobre todo, solicitando con fuerza en el imaginario femenino la devoción al Duce, contemplado entonces como jefe carismático y figura elegantemente viril y padre de todos los italianos.



Por otro lado, los sondeos efectuados en la memoria de los antiguos balilla y avanguardisti ofrecen en general la impresión de haber participado en las sedes de la ONB en actividades aburridas y obligatorias, en claro contraste con los recuerdos de los juegos y diversiones espontáneas, apacibles y atrayentes de su propio ambiente, lejos de la rígida dirección de los adultos en camisa negra.


Zhukov

Opera Nazionale Balilla (ONB). Parte 2 de 2


La generación de Mussolini.



En los años treinta, la imagen concreta y sumamente exaltada del joven fascismo victorioso la ofrecen sobre todo algunos centenares de miles de combatientes veinteañeros en los desiertos de Libia, en Etiopía y en la guerra civil española, que en su mayor parte crecieron encuadrados en la ONB y en la GIL, sin la posibilidad de experiencias culturales alternativas, pero con la promesa de llegar a ser un día los cuadros organizadores del tan publicitado «imperio mediterráneo».

Ahora hacían su experiencia crucial como generación, guerreando en regiones lejanas, cuyos nombres sonaban exóticos en Italia.
En la época se hablaba de ellos como la «generación de Mussolini» o la «generación del Imperio».



Era la imagen de una «Joven Italia» combatiente que, tras la fácil ocupación de Albania, no pudo soportar ulteriores pruebas militares a inicios de los años cuarenta contra ejércitos equipados de forma moderna, como el francés, el británico o el soviético, ni siquiera con el pequeño y pobre, pero decidido, ejército griego.

Al mismo tiempo, a diferencia del ejército alemán, las fuerzas armadas italianas y sus batallones especiales de camisas negras dedicados a la represión de la guerrilla no lograron derrotar a las fuerzas partisanas del área balcánica, sino que se sumieron en una agresión despiadada, contra la inerme población civil.

La prueba práctica que podría haber caracterizado firmemente como generación a los jóvenes adiestrados en los aparatos de masas del régimen, tanto de extracción popular como burguesa, hubiera sido, sin duda, la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, la mayor parte de ellos terminó por desarrollar confusamente una aversión al régimen y a sus planes de dominio en el Mediterráneo, disparatados respecto de la capacidad de movilización industrial y bélica del país.

Luego, en primer lugar, cundió una irrefrenable hostilidad al prepotente predominio aliado alemán.
Constatada la reducida capacidad bélica del aliado italiano en la agresión a Grecia y en la conducción de una guerra de desgaste contra el Reino Unido, en 1941 las jerarquías nazis animaron a marchar a trabajar en las industrias del Reich a muchas decenas de miles de jóvenes italianos, aun cuando estuvieran en edad de prestar servicio militar.

Pero incluso esa experiencia de emigración programada de masas hacia la industria alemana provocó numerosos problemas de gestión, con manifestaciones recíprocas de intolerancia entre los trabajadores emigrantes y los aparatos industriales y la población del país aliado dominante.

La acumulación de experiencias bélicas negativas llevó a esta generación  a desarrollar una sorda hostilidad hacia las jerarquías fascistas.

[youtube=425,350]SlW4rO50N5Q[/youtube]

Aldo Vidussoni .

A fines de 1941 Mussolini trató, aunque sin resultados de recobrar la confianza de los jóvenes mediante la repentina promoción al secretariado del partido de Aldo Vidussoni, joven de 27 años, mutilado, medalla de oro de la guerra de España, funcionario del GUF y promesa postrera de un rejuvenecimiento del régimen.

En los primeros meses de 1943 Jóvenes de uniforme y de paisano fueron denunciados por derrotismo, por haber clamado contra la guerra, pero sobre todo contra la persona del Duce, definido en sus reuniones como un loco que había conducido a ellos y al país a la ruina.

Según todos los informes de la policía, las masas que protestaban estaban constituidas sobre todo por aprendices y jóvenes obreros y obreras. Una masa que, tras casi veinte años de conflicto industrial latente, se atrevió a ir a la huelga entre marzo y abril de 1943 para reclamar mejoras salariales y en oposición a la guerra, en las industrias de la Italia septentrional, desacreditando a los potentes sindicatos fascistas.

La dictadura, irremediablemente en crisis, evitó la confrontación directa, mientras acogía parte de sus reivindicaciones económicas y hacía desaparecer en los medios de comunicación cualquier referencia al gran conflicto social en curso, limitándose a detener en privado a los organizadores y a las conexiones clandestinas de la protesta, exorcizando el trauma de una represión sangrienta que muchos esperaban y que Hitler había solicitado.

[youtube=425,350]PXYHNVQi0Gk[/youtube]

Carlo Scorza .

Destituido Vidussoni, Mussolini llamó entonces para dirigir el PNF a Carlo Scorza, antiguo jefe de los escuadristas de Lucca, pero también ex-jefe de los Balilla y luego de los Fasci giovanili.
En la última reunión de los jerarcas fascistas, sin embargo, el secretario Scorza fue el único que admitió que, al igual que los obreros, los estudiantes habían acabado enfrentados con el régimen y con el partido, porque «habíamos incitado a los jóvenes a ir hacia adelante, y, de hecho, sólo hemos hecho avanzar a algunos de ellos, como conejillos de indias».

El Principio del Fin.

En la última semana de julio de 1943 cuando el golpe monárquicomilitar puso fin al régimen de Mussolini e hizo definitivamente inoperantes todos sus aparatos de movilización social, incluidas las organizaciones juveniles,inmediatamente disueltas, fueron sobre todo muchedumbres exultantes de jóvenes y de adolescentes las que llenaron las calles, actuando con un total desprecio contra los símbolos del régimen y las imágenes del dictador, y asaltando y destruyendo todas las sedes de los grupos fascistas de barrio que el ejército no había logrado ocupar.

Las negociaciones planteadas en agosto de 1943 entre el secretario de la Juventud de Acción Católica, --único circuito asociativo que continuaba siendo legal tras la supresión de los fascistas--, apoyada por el obispo de los capellanes castrenses y el obispo de los Balilla, y el gobierno militar de Badoglio para transferir a las estructuras católicas la gestión para controlar y encuadrar a la juventud italiana no tuvieron tiempo de llegar a buen término.

En el momento de su inesperada reaparición en la escena pública, convertido en el fatigado instrumento de la ocupación extranjera, Mussolini habló por radio el 18 de septiembre de 1943 con voz tétrica y apagada, casi irreconocible, para acusar a la corte y a los jefes del ejército de haber traicionado a Italia y a su juventud, arrojándole a él del poder y abandonando la alianza con los alemanes.

El hombre que un día había sido el ídolo de las jóvenes generaciones actuó como si no hubiera sido considerado muerto por los italianos, y borrado hacía dos meses por multitudes de jóvenes.

Gran parte de las jóvenes generaciones había ya matado simbólicamente al ídolo Mussolini, y sólo una exigua minoría sobre todo estudiantes muy jóvenes y ex-avanguardisti que aún no habían combatido en la guerra se ofrecieron voluntarios para batirse por el antiguo Duce en una guerra civil.

Mientras tanto, en la Italia centro-septentrional ocupada por la Wehrmacht ,en 1944 el gobierno fascista dedicó parte de sus mermadas energías a reorganizar, junto a las escuelas aún en funcionamiento, las asociaciones para muchachos y muchachas: recogió 700.000 adhesiones, y trató de hacer de ellas un instrumento de autolegitimación, consenso social y adoctrinamiento.
Y, por otro lado, para volver a plantear el mito del heroico sacrificio juvenil, aunque estos desesperados combatientes residuales se empleasen esencialmente contra los partisanos, connacionales.

Al mismo tiempo, de forma muy diferente en las diversas regiones italianas, entre 1943 y 1945 y superpuesta a la doble ocupación de alemanes y de angloamericanos, otra minoría de jóvenes la elección de rechazar el reclutamiento bajo coacción y pasar a la clandestinidad, para combatir con las armas a los alemanes y a las fuerzas de represión del gobierno neofascista.

Para gran parte de la juventud, el drástico rechazo de la guerra en curso y de la educación militar recibida por el régimen se expresó sin embargo en forma de un vastísimo fenómeno de resistencia pasiva, que llevó a la práctica totalidad de los 650.000 soldados y oficiales capturados por la Wehrmacht a preferir la prisión en los campos de concentración de Alemania y Polonia (de los que 40.000 no volverían) a aceptar las proposiciones de enrolamiento en las unidades colaboracionistas.

Mientras tanto, la gran mayoría de los hombres jóvenes se escondieron para huir del reclutamiento en las formaciones militares neofascistas o fueron constreñidos a vestir de nuevo el uniforme para hacer cesar las vejaciones a las familias o por la amenaza de fusilamiento a los rebeldes a la leva, no mostrando ninguna combatividad y desertando apenas tuvieron ocasión.



Los mismos angloamericanos vencedores renunciaron a imponer a Italia un drástico programa de reeducación de las generaciones sometidas durante 21 años al adoctrinamiento del régimen mussoliniano.

Obligación impuesta, en cambio, a la juventud alemana, que sólo había sufrido el régimen hitleriano por una década. Gran parte de los imponentes aparatos para encuadrar a chicos y chicas de modo militarista permanecieron inactivos desde 1943, pero la depuración de los educadores activos en las instituciones públicas fue mínima, y el sistema escolar definido en 1923 continuó impregnando la escuela italiana hasta casi el fin del siglo XX.

El sistema de construcciones públicas destinado a la «juventud de Estado» se empleó desde 1942 en el hospedaje de tropas y prófugos, y en la posguerra se utilizó poco y mal, también para no hacer la competencia
al circuito cultural-recreativo católico, que se convirtió en políticamente
hegemónico a partir de 1948.

Fuentes: Luca la Rovere : Giovineza in Marcia ,Le organizzazioni giovanili fasciste
             Betti , Carmen: L'Opera nazionale Balilla e l'educazione fascista,
             Addis Saba, Marina: Gioventù italiana del Littorio,
             Fincardi ,Marco: Disciplinamiento Juvenil de Masas
             (Traducción, Eduardo González Calleja).

josmar

Detallado y muy completo estudio, Zhukov. Felicidades  <<34

STEINER M

Otro desconocido tema de la vida civil durante la guerra.
Bien Zhukov.
Salu2.

Caesar

La Opera Nazionale Balilla controlaba los movimientos juveniles, organizándolos con base en la preparación física y militar, así como en la fanática obediencia al jefe De los cuatro a los ocho años, los niños pertenecían a los «hijos de la loba>; a los ocho años pasaban a las «Balilla»; a los catorce años eran «Avanguardisti»; finalmente, a los dieciocho años pasaban a las «Juventudes Fascistas».

Fanatismo desde pequeños,pero para que los preparaban,....

TITUS20050

Amigo  Zhukov he leido con detenimiento este muy buen articulo y realmente lo he disfrutado pues recrea muchas cosas que yo vivi en mi infancia en Italia en lo mejor de la Seg. Guerra.

Al respecto con el animo de agregar cosas al articulo me gustaria hacer algunas consideraciones :
Si bien ingresaban todos los jovenes a partir de los 8 años a Los Balilla , no era exactamente asi ,la mayor parte de este conjunto de jovenes provenia de las clases medias , medias superiores y dirigentes, los trabajadores nunca dejaron a los niños concurrir a las organizaciones facistas creadas por Mussolinni ya que por naturaleza eran revolucionarios y en muchos casos contrarios al regimen por ser monarquicos.

Tambien es cierto como dice el articulo que ,si tu intencion era progresar no tenias otra alternativa que entrar en el sistema facista manejado por los funcinarios del regimen. En mi caso como llegue a Italia con solo 5 años y era hijo de un ciudadano Italiano pero con ciudadania Argentina ,no podia pertenecer a ninguna organizacion del regimen salvo que mis padres lo solicitaran,cosa que nunca sucedio pues ni mi padre quiso y luego que el fue al frente mi madre siempre se nego.

El juramento de L'Opera Balilla si era algo que se debia efectuar en todas las fiestas patrias y en la fecha de creacion de la organizacion por todos los colegios de enseñanza primaria y los chicos lo repetian como si dijeran un poema sin mucha idea de por que se hacia incluyendome a mi.

Es probable que cuando se produjo la revolucion encabezada por Badoglio y la reinstalacion de la monarquia se produjeran manifestaciones en las zonas ocupadas por los aliados, pues te puedo asegurar que esto jamas hubiera sido posible en las   zonas bajo ocupacion alemana ya que la represion de las unidades Alemanas de ocupacion seria terrible.

Si recuerdo que mi madre me conto que en la zona de Milan donde teniamos familiares y donde fue nuestro primer lugar de residencia las huelgas siempre estaban a la orden del dia ,pero se terminaron con el paso de aliados a ocupados de los italianos.Tambien es sierto que los valientes Camisas Negras no bien se enteraron de los desembarcos Aliados y luego de la reinstalacion de la monarquia desaparecieron como ratas cuanse unde el barco ,muchos se fueron a la zona del sur de italia como refujiados para salvarse de la represion popular y otros se fueron hacia el norte a la zonas bajo regimen de la republica de Salo y los Alemanes.

Por ultimo con respecto al Himno Italiano no e encontrado en el mismo ninguna estrofa donde se nombre a los Balilla y ,si alguien quiere conocerlo se lo puedo enviar por MP , quizas la confusion provenga de que existieron dos Himnos uno de la epoca de Garibaldi y uno de la epoca de la guerra, tengo que averiguar con algun amigo Italiano cual es el que se uso durante la guerra

Zhukov nuevamente muchas gracias por traeme nuevamente los recuerdos queridos y tristes de esa epoca <<30 <<34



- | Dimitry Lavrinenko | -

Zhukov, no paras de sorprenderme, sigue asi y felicitaciones por esta tan buen trabajo.

Zhukov

Muchas gracias por las felicitaciones y el apoyo,Compañeros. <<37 <<37

TITUS,seguramente removió viejos recuerdos el relato ,pero tus recuerdos como testigo directo de estas historias son un aporte de mucho valor para mí. <<37

Zhukov

Cita de: TITUS20050 en 13 de Enero de 2008, 17:51:02 pm

Por ultimo con respecto al Himno Italiano no e encontrado en el mismo ninguna estrofa donde se nombre a los Balilla y ,si alguien quiere conocerlo se lo puedo enviar por MP , quizas la confusion provenga de que existieron dos Himnos uno de la epoca de Garibaldi y uno de la epoca de la guerra, tengo que averiguar con algun amigo Italiano cual es el que se uso durante la guerra

Zhukov nuevamente muchas gracias por traeme nuevamente los recuerdos queridos y tristes de esa epoca <<30 <<34






Yo lo encontré en este himno pero no se cual de todos es.
Seguramente tu me ampliaras el tema estimado TITUS.

Fratelli d'Italia

Fratelli d'Italia,
l'Italia s'è desta,
dell'elmo di Scipio
s'è cinta la testa.
Dov'è la vittoria?
Le porga la chioma,
che schiava di Roma
Iddio la creò.

Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò.
Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò!
Noi fummo da secoli
calpesti, derisi,
perché non siam popoli,
perché siam divisi.
Raccolgaci un'unica
bandiera, una speme:
di fonderci insieme
già l'ora suonò.

Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò.
Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò!
Uniamoci, uniamoci,
l'unione e l'amore
rivelano ai popoli
le vie del Signore.
Giuriamo far libero
il suolo natio:
uniti, per Dio,
chi vincer ci può?

Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò.
Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò!
Dall'Alpi a Sicilia
Dovunque è Legnano,
Ogn'uom di Ferruccio
Ha il core, ha la mano,
I bimbi d'Italia
Si chiaman Balilla
,
Il suon d'ogni squilla
I Vespri suonò.

Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò.
Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò!
Son giunchi che piegano
Le spade vendute:
Già l'Aquila d'Austria
Le penne ha perdute.
Il sangue d'Italia,
Il sangue Polacco,
Bevé, col cosacco,
Ma il cor le bruciò.

Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò.
Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò!

Letra: Goffredo Mameli, Musica: Michele Novaro.


TITUS20050

Amigo Zhucov el himno es el mismo , lo que pasa que a la version en uso despues de la caida de Mussolinni se le quitaron algunas estrofas y quedo asi compuesto

Fratelli d'Italia,
l'Italia s'è desta,
dell'elmo di Scipio
s'è cinta la testa.
Dov'è la vittoria?
Le porga la chioma,
che schiava di Roma
Iddio la creò.

Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò.
Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò!

Noi fummo da secoli
calpesti, derisi,
perché non siam popoli,
perché siam divisi.
Raccolgaci un'unica
bandiera, una speme:
di fonderci insieme
già l'ora suonò.

Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò.
Stringiamoci a coorte,
siam pronti alla morte.
Siam pronti alla morte,
l'Italia chiamò!

todo el resto desaparecio del himno y es el que se canta en la actualidad
Es probable que el anterior dsea el que proviene de la epoca de Garibaldi y se le agrego la parete que dice I bimbi d'Italia ,Si chiaman Balilla







Zhukov

04 de Febrero de 2008, 21:41:52 pm #10 Ultima modificación: 04 de Febrero de 2008, 21:43:55 pm por Zhukov
Scouts contra el Fascismo.
Aquile Randagie, Las "Aguilas Vagabundas"


La ley Nº5 art.3 (9 de enero 1927) de la "Opera Nanionale Balilla" (ONB) decreta la disolución de las secciones scouts en los centros con menos de 20.000 habitantes y obliga al resto a adoptar las iniciales ONB sobre sus propias insignias.



El 24 de enero el Papa Pío XI disuelve por sí mismo las secciones de la ASCI (Associazione Scout Cattolici Italiani), citando al Rey David: Si debemos morir que sea por vuestra mano, Señor. antes que por la mano de los hombres".

Ante la supresión del movimiento, algunos jefes deciden permanecer fieles a la Promesa y a la Ley: Giulio Cesare Uccellini, jefe del MI II. que tomara el nombre de "Kelly" durante la resistencia, y Andrea Ghetti. scout del MI IX. alias "Baden" que define de esta forma el movimiento clandestino de las "águilas vagabundas" (aquile randagie):

"El movimiento scout clandestino en la mente de Kelly tiene una doble finalidad: mantener la idea de personalidad, de libertad, de autonomía, de fraternidad y preparar las unidades para el momento de la reconstrucción. Teniendo una fuerza propia de resistencia ideológica para impedir a los jóvenes la aceptación de una sola visión de la vida, de la historia, de la política. El valor de esto está en el hecho que podíamos decirle "NO" al fascismo, cuando todos se doblegaban ante El a pesar de las denuncias con interrogatorios en las sedes fascistas y en las jefaturas de policía, pero nuestro "NO" se mantenía intacto".



De esta forma se originó el primer grupo católico antifascista que inicia el período llamado "jungla silenciosa" (giungla silente), compuesto por alrededor de 20-25 inscriptos pues a medida que el grupo crecía sus integrantes debían partir a varios frentes militares.

Practicar escultismo en esos días podía aparejar ser descubierto e ir a juicio, con el arresto de los padres y la pérdida de varios beneficios del Fascio: que para los adultos significaba como mínimo la pérdida del puesto de trabajo y para los jóvenes la exclusión de la escuela, y además la violencia (incluso física) de las escuadras fascistas.

Las "águilas vagabundas" no tenían sede y las informaciones para los interesados en entrar se daban en las tardes dominicales en algunos monumentos históricos de la Plaza del Duomo, obviamente sin fecha ni firma.

Los fascistas intentaron infiltrarse en las "águilas vagabundas" sin éxito porque eran sistemáticamente despistados. Para no permanecer aislados. Se instaura una nutrida correspondencia con scouts extranjeros que durará en todo el tiempo de la clandestinidad y que permitirá, a las "águilas vagabundas" mantenerse siempre actualizadas metodológicamente con la evolución del escultismo mundial.

Las comunicaciones de las águilas Vagabundas eran mantenidas, por todo el período de la clandestinidad, la tradición de la inaugiración del año scout en setiembre, la visita navideña al Hospital de niños. La fiesta del carnaval, la repetición de la promesa el 23 de abril en comunión ideal con todos los scouts del mundo, el campamento de San Jorge, el campamento de verano.

Algunas comunicaciones dentro de las "águilas vagabundas' se realizaban (en clave) mediante la publicaci6n "II Club dei Ceffi" que será sustituida en 1940 por "Estate Parati".

[youtube=425,350]BVg4TnrwE6w[/youtube]

En 1933, superando grandes dificultades, una delegación de cinco "águilas vagabundas", incorporadas al contingente suizo, participa en el Jamboree de Gödollo (Hungría) y se encuentran con Baden-Powell por primera vez.

En 1934 se forma un grupo de "águilas vagabundas" con cinco rovers de Monza que habían mantenido vivo el escultismo clandestino después de la prohibición.

En 1935 Baden (Andrea Ghetti) obtiene su título en filosofía rehusando usar la "camisa negra" fascista, obligatoria durante la defensa de la tesis; en el curso de la fiesta de graduación comunica su decisión de entrar al seminario y su inminente partida.

En setiembre de 1936 Kelly (Giulio Uccellini) participa de una peregrinación de scouts extranjeros a Lourdes y hace un voto para la reconstrucción de la ASCI.

Un año más tarde, en agosto de 1937, las "águilas vagabundas" participan del Jamboree de Voghelenzang (Holanda) incorporadas a la delegación scout de Córcega. El 9 de agosto Kelly, Baden y su hermano Vittorio se encuentran con Baden-Powell que los recibe oficialmente como la delegación italiana, expresando con palabras de homenaje su solidaridad, mostrando preocupación por los riesgos que acarrea una organización clandestina. BP designa a Kelly como Jefe y le encarga la conservación del espíritu scout con prudencia, para no originar incidentes diplomáticos.

En 1938 las "águilas vagabundas" participan del Jamboree Nacional Suizo de Zurich y un año más tarde Baden es ordenado sacerdote en el Duomo de Milán y se convierte en el asistente espiritual de la organización.

En 1940 se inicia la guerra en Albania, Somalia, Libia y Grecia. Las "águilas vagabundas" mantienen una estrecha correspondencia con los scouts en el frente y en los campos de concentración, causando una intervención del oficio "Censura Corrispondenza" de Roma sospechando de algunos términos como "aquile randagie" (águilas vagabundas), "estote parati" (Estad preparados o Siempre listos) y "traccia" (huella) pensando que se trataba de un código cifrado e impulsa una severa investigación militar.

El 4 de octubre de 1942 se lee en un periódico: "ha sido transportado al Hospital Mayor. en estado de coma y sangrando desde la carretera de Niguarda y Bresso. Se encuentra en graves condiciones por las lesiones en todo el cuerpo (fractura de tres costillas, conmoción cerebral) y la fractura de la clavícula izquierda así que no ha podido ser interrogado, pero no hemos podido averiguar en qué circunstancias ha estado involucrado".

De este modo se relata la emboscada que le tendieron a Kelly las escuadras fascistas que fue atrapado cuando regresaba en bicicleta de una reunión y tuvo como consecuencias problemas de audición y pérdida de equilibrio.

Se inicia luego el experimento scout en el Seminario Teológico de la Diócesis Ambrosiana con dos directrices: una propagación del escultismo a través de los nuevos sacerdotes y la segunda constitución de una unidad scout tras la fachada del seminario.

El 26 de julio de 1943 durante la Mesa del Campamento estivo de las "águilas vagabundas" con una trapa de romanos y parmesanos en Colico, un granjero anuncia la caída del fascismo, lo cual provoca una natural alegría y conmoción en todos. Baden grita: la Mesa continúa!". Se planifica la reconstrucción de la ASCI, clausurada desde 1928.

Fuente: Carlos Edmundo Herrera Otoya , El Arte de los Bosques.