20 de Noviembre de 2019, 05:40:49 am

Noticias:

En reparación


Los cadetes de Saumur

Iniciado por Lothar1971, 28 de Diciembre de 2008, 02:59:10 am

Tema anterior - Siguiente tema

Lothar1971

28 de Diciembre de 2008, 02:59:10 am Ultima modificación: 28 de Diciembre de 2008, 05:28:45 am por Lothar1971
       La evacuación de Dunkerque se completó en menos de una semana y durante este tiempo se transportaron unos 350.000 soldados aliados hasta la costa inglesa. Los comandantes de división alemanes, cuyo avance habia sido detenido por orden personal de Hitler, recibieron al fin el visto bueno para seguir adelante, pero no consiguieron romper el cordón defensivo formado por la retaguardia francesa que se sacrificó para salvar a sus aliados. De todos modos, los comandantes de las divisiones Panzer necesitaban con urgencia tomarse un respiro antes de volver al combate.
       Poco después se les reclamó para participar en la segunda parte de la campaña francesa cuyo objerivo básico era avanzar hacia el sur y reducir el último foco de resistencia aliada que aumentaba por momentos. Asi, mientras la mayor parte de las unidades de la Fuerza Expedicionaria Británica (BEF) embarcaban acosadas por el fuego alemán desde las playas de Dunkerque, otros efectivos desembarcaban en Cherburgo, entre los que figuraban varias unidades blindadas pertenecientes a la 1ª División Británica Blindada, aunque la mitad de los tanques que llegaron eran en realidad vehículos obsoletos e inútiles. Por su parte los franceses tambien trataban de reunir los tanques que habian sobrevivido al terrible bombardeo vivido en el norte de Francia.
       Mientras toda esta actividad aliada tenia lugar, el ejército alemán no perdía el tiempo. Habian llevado a cabo un masivo proceso de reagrupación de fuerzas que dio lugar a la creación de cinco cuerpos de ejército blindados preparados para operar en la proxima batalla, que esta vez se desarrollaría a orillas del río Somme, el viejo campo de batalla de la Primera Guerra Mundial que se convirtío en la nueva línea de resistencia francesa. El general Guderian recibió el mando de dos cuerpos Panzer compuestos de cuatro divisiones blindadas, el XV Cuerpo Panzer del general Von Hoth todavia contaba con la 7ª Div. Panzer de Rommel y la 5ª Div. Panzer para operar a lo largo de la costa en direccíon a los puertos del Canal de la Mancha, y otros dos cuerpos más estaban listos para atacar tierra adentro con cuatro divisiones. El ejercito frances y sus aliados poco tenian que hacer contra este abrumador despliegue de fuerzas blindadas.
       La realidad fué que, tras librar algunas cruentas batallas a orillas del río Somme que incluyeron varios contraataques locales, las puntas de lanza de las divisiones blindadas alemanas empezaron a avanzar una vez más con la intención de dar el golpe final. París cayó fruto de dos poderosos movimientos de pinza, mientras las divisiones de Guderian rebasaban las defensas francesas levantadas cercca de Reims y se dirigian a toda velocidaden dirección sureste hacia la frontera suiza. La península de Cherburgo fué tomada el 19 de Junio por la 7ª Div. Panzer de Rommel. Algunos de los soldados británicos presentes en el lugar, incluidos varios integrantes de la división blindada, intentaron llegar a Inglaterra en barco pero muchos de ellos fueron hechos prisioneros.
       Las fuerzas aliadas sólo pudieron detener el avance aleman de forma temporal en las proximidades del rio Loira. La 9ª Región Militar francesa tenia la mision de defender la línea del rio con los cadetes de la mundialmente famosa escuela de caballeria francesa de Saumur, a los que se les asigno una linea de defensa de unos 40 Kms debido a la escasez de refuerzos. El comandante de la escuela, coronel François Michon, disponia de unos 1.300 hombres incluyendo 750 oficiales cadetes y sus instructores. Contaba con el relativo apoyo de unos cuantos tanques obsoletos procedentes del arsenal de la escuela y varios tanques Hotchkiss del 19º Regimiento de Dragones que se habia retirado a aquella region. El sector que la academia debia defender se extendia desde Montsoreau hasta Le Thoureil, y contenia varios puentes, los mas importantes de los cuales estaban en Gennes, en la zona noroeste, en la misma Saumur ya que habia una carretera nacional procedente del norte que atravesaba el rio y contunuaba hacia el sur.
       Las únicas ordenes especificas que dio el coronel Michon fueron defender la linea del rio usando grupos de cadetes, cada uno de los cuales estaria dirigido por un instructor y se situaria en una posicion distinta. Michon establecion su cuartel general en una villa cercana a un castillo que dominaba la linea del rio y la isla por la que pasaba la carretera principal que unia las dos partes de la ciudad. El instructor jefe de la academia, el mayor Lemoyne, recibio la orden de situarse al frente del puesto de mando, y se envio a un cadete a la teorre del castillo para que vigilara e informarade cualquier movimiento usando el telefono de campaña.
       La isla situada en Saumur, comunicada por dos puentes estaba defendida por el teniente Gerard de Buffevent. Estaba apoyado por un grupo de hombres de la escuela que mantenian posicionesde bloqueo en el margen sur cerca de la plaza de la ciudad. Mas al oeste, en Gennes, el teniente Jacques Desplats junto con otro grupo de cadetes oficiales habia organizado la defensa en la isla. Para dotar de movilidad a la defensa el coronel Michon organizo una fuerza movil que incluia los pocos tanques que habia disponibles y varias tanquetas Panhard. Dispuso que esta fuerza estuviera a las ordenes del capitan Foltz, un instructor veterano, quien selecciono de su clase a los hombres mejor entrenados para tripular los vehículos.
       El primer contacto con el enemigo, unos efectivos aldelantados de la 1ª Div. de Caballeria alemana, tuvo lugar en el sector del teniente De Buffevent. Alrededor de la medianoche del 19 de Junio, un grupo de reconocimiento aleman avanzo cautelosamente hacia la estación de ferrocarril situada en la ribera norte mientras un oficial se dirigio a pie en direccion al cercano puente Napoleón.
De Buffevent vio acercarse a los alemanes y decidió no disparar para evitar delatar su posicion. El cadete Houbie, al mando de un cañon de 25 mm, no recibio orden de abrir fuego hasta que la columna alemana se encamino hacia el puente. En cuestion de minutos, siete tanques ligeros alemanes fueron destruidos, y se impidio el avance de los otros tanques acumulados detras. La confusion se adueñó de la columna alemana cuyo comandante no esperaba encontrarse tan fiera oposición. Ante lo sucedido, reclamo con urgencia el apoyo de la artilleria, pero los cañones no llegaron hasta el amanecer bloqueados por el atasco en la carretera de acceso. El primer triunfo animó y sorprendio al mismo tiempo a De Buffevent y sus cadetes ya que se trataba de su primera accion de guerra. Sin embargo, al llegar el nuevo dia, la artilleria alemana comenzo a disparar sobre la isla. De repente por la ribera del rio aparecio un vehículo blindado del que salio un oficial aleman con un prisionero frances ondeando una bandera blanca. El soldado aleman pidio a voz en grito que se rindiera la ciudad pero los hombres de De Buffevent no vieron la bandera blanca y abrieron fuego obligandole a retirarse.

Lothar1971

28 de Diciembre de 2008, 05:00:00 am #1 Ultima modificación: 28 de Diciembre de 2008, 05:36:19 am por Lothar1971
       Para entonces el contingente principal de la division alemana ya habia llegado a la linea del rio y desplegado sus efectivos a lo largo de la orilla. Tanques y cañones antitanque ocupaban posiciones de fuego cubiertos por las casas dispuestas en el margen del rio. Desde su posiciòn estratégica, el cadete que estaba vigilando desde la torre del castillo vio la lucha entablada en la isla y señaló con precision las posiciones de la artillería enemiga, pero el coronel Michon no contaba con el numero suficiente de cañones para contrarrestar eficazmente la enorme potencia de fuego que los alemanes mostraban. Los temidos Stukas habian llegado a la zona y las primeras bombas cayeron cerca del puesto de mando de Michony le obligaron a trasladarse a otra casa situada en el interior de la ciudad. El cadete apostado en la torre del castillo tambien vio caer varios proyectiles muy cerca, de modo que abandonó el puesto de observación precipitadamente y consiguió llegar hasta un lugar seguro conduciendo su motocicleta con sidecar.
       La fuerza del teniente De Buffevent resistia con firmeza en la isla impidiendo que ningun aleman avanzase hacia el puente Napoleón. Al amanecer éste fue volado pero los alemanes redoblaron su fuego de artillería y se registraron las primeras bajas entre los cadetes. El comandante aleman, al ver el puente destruido, decidió flanquear la ciudad y envió un destacamento especial para que cubriera la zona este del rio, mientras que otro grupo se dirigia hacia el oeste, hacia Gennes.
       Varios kilómetros al este estaba el viaducto del ferrocarril defendido por un grupo de cadetes mandados por el teniente La Lance. Al llegar la avanzada alemana encabezada por el capitan Holste al puente del tren, los zapadores a las órdenes de La Lance lo hicieron explotar. Los alemanes no consiguieron devolverle su estado original hasta pasado un año. Curiosamente en 1944, poco antes de iniciarse la invasión de Normandia, la RAF destruyó ese mismo puente junto con un tunel cercano con las bombas terremoto arrojadas por el escuadrón Dambuster 617.
       Mas al este, en Port Boulet, otra fuerza alemana intentaba cruzar el rio, pero fue mantenida a raya durante varias horas. Aqui tambien volaron el puente pero las cargas fueron mal colocadas y solo parte del puente quedo demolido. Los zapadores alemanes empezaron a trabajar de inmediato mientras el fuego directo de los tanques situados en el margen opuesto ofrecia cobertura a sus operaciones.
       Poco tiempo despues se llevo a cabo otro intento de forzar una travesia y, al amanecer del dia 20, un batallon de infanteria cruzó el rio a bordo de botes neumáticos y luego estableció una pequeña cabeza de puente en la parte mas alejada de la ribera. Acosado por el intenso fuego aleman el reducido destacamento frances se retiró y organizó posiciones defensivas cerca de Fontevrault, una extensa zona de adiestramiento. Consciente de la amenaza, el coronel Michon envió las únicas reservas que le quedaban a la zona que ahora estaba en peligro. Varias tanquetas Panhard fuern atacadas mientras avanzaban por la carretera del rio, pero consiguieron llegar donde estaba el destacamento de Fontevrault con tres cañones de 75 mm intactos y empezaron a abrir fuego contra la cabeza de puente alemana.
       La cada vez mas reducida fuerza del teniente De Buffevent seguia combatiendo con fiereza en la isla, pero los ataques aereos aumentaron ya que los alemanes habian emprendido un ataque definitivo con todo su potencial. El mismo De Buffeventse percató de lo desesperada que era la situación y ordenó a los hombres que quedaban que se retiraran al margen sur para unirse al destacamento que defendia la orilla de rio, bajo el mando del teniente Perin. Cuando los supervivientes empezaron a retirarse, toda la isla pareció ser pasto de las llamas. De Buffevent se mantuvo en su puesto ofreciendo fuego de cobertura a sus hombres. Junto a el permanecian varios de sus hombres que se negaron a abandonarle. Al anochecer, De Buffevent decidio dar un último golpe de audacia a los alemanes que empezaban a concentrarse en los aledaños del puente norte. Condujo a una reducida fuerza, armada con armas ligeras y granadas de mano hasta el lado norte del rio. Los cadetes franceses se acercaron sin que los alemanes pudieran detectarlos y atacaron las posiciones alemanas arrojando granadas a un grupo de camiones de los que bajaban soldados en aquel momento. La carniceria fue terrible para los alemanes. Pero un motorista consiguio huir y dio la alarma. Al poco tiempo, una terrible descarga de artilleria arraso la zona. De Buffevent acababa de lanzar una granada dentro de un puesto de morteros aleman cuando fue herido mortalmente por una rafaga de ametralladora y cayo al suelo. Dos cadetes mas cayeron a su lado pero el resto del pequeño grupo consiguio retirarse a lugares seguros del rio, varios de ellos malheridos.
       El comandante aleman decidio desistir en su intento de cruzar el rio y llegar a la ciudad de Saumur y en su lugar concentró sus esfuerzos en flanquearla. La tarde del 20 de Junio un poderoso grupo de combate atacó Les Rosiers y se aproximo a la posición del teniente Jacques Desplats que estaba defendiendo el sector de Gennes. Fue esa zona la que tuvo que soportar los combates de mayor intensidad en las siguientes horas. Desplats voló el puente de la zona norte y se mantuvo firme en su posición de la isla manteniendo intacto el puente hacia la orilla sur. Entretanto el coronel Michon habia sido informado por teléfono de que Gennes era atacada y decidió enviar alli a su escuadrón de vehículos blindados a las ordenes del capitan Foltz. El coronel estaba convencido de que sus hombres podian hacer frente a los alemanes, al menos de momento, y asi lo comunico a sus superiores en Azay-le Rideau. Fue quizas uno de los pocos informes de combate optimistas en llegar de aquella region en mucho tiempo.
       Pese a todo el tiempo se agotaba para los valerosos cadetes franceses. Los alemanes, frustrados por su incapacidad para cruzar el rio Loira, presionaron al Alto Mando aleman en el cuartel general de la 1ª Division de Caballeria para que resolvieran el probelma sin mas dilación. Numerosos elementos de artilleria fueron movilizados para entrar en acción y se repitieron los ataques de bombarderos en picado. Los franceses empezaban a sentir la presión y, protegiendose como podian del fuego enemigo, llevaron a cabo otro intento de atravesar el rio por tres lugares de manera simultanea. El teniente Perin, responsable de la defensa de la zona mas alejada de la ribera, ordenó volar el puente sur y con ello corto la ultima via que conectaba la isla con la ciudad, pero en Gennes el enemigo consiguio cruzar y al final se hico con el control de la isla. El teniente Desplats murió mientras arrojaba su última granada a las fuerzas alemanas y con el murieron la mayoria de sus cadetes. Tan solo un puñado de ellos logró alcanzar el margen sur gracias a varios vehiculos blindados que habian pasado cerca poco antes de haber sido destruido el segundo puente.
       Una vez capturada la isla los alemanes no tuvieron problemas para alcanzar la otra orilla pues la oposición ofrecida por los obsoletos tanques franceses fue muy escasa. Michon se dio cuenta que el final estaba cerca y decidio jugar su última baza, un contraataque dirigido a desalojar a los alemanes del margen sur. El cuartel general de Michon designo al capitan Delmotte como jefe de la operacion y le fueron entregadas todas las fuerzas móviles que estaban disponibles. La abigarrada fuerza de Delmotte estaba integrada por varios tanques H-39, algunos de los Panhards que quedaban y dos pelotones de cadetes de la escuela de infanteria de Saint Maixens. Las fuerzas blindadas francesas poco podian hacer contra las alemanas pero no dudaron en emprender el ataque ya que los jovenes cadetes estaban dispuestos a morir por el honor de su escuela. Al acercarse a la columna alemana que avanzaba por la carretera del rio, el tanque de vanguardia dirigido por el teniente Pitiot fue atacado por fuego antitanque que mato al joven oficial que se encontraba en la torreta. Otro tanque quedó envuelto en llamas y toda su tripulacion pereció. Sin embargo los cadetes de infanteria francesa siguieron adelante liderados por el capitan Delmotte hasta rebasar las ametralladoras alemanas que cubrian la carretera. La mayoria de los cadetes pereció durante la carga de 300 metros y los supervivientes tuvieron que soportar un terrible contraataque. Algunos de ellos se reunieron con su comandante que milagrosamente aun seguia en pie.
Entonces empezó a caer un intenso fuego de mortero. Los defensores franceses habian agotado todas sus esperanzas y, tras recibir ordenes de retirarse, el coronel Michon abandonó todo nuevo intento de defender el Loira ante la masacre que ello supondria. Recibieron la orden de retirarse hacia el sur en direccion al rio Vienne, y aun en plena retirada, el cuerpo blindado del capitan Foltz consiguió destruir dos tanques alemanes.
       Los cadetes de Saumur habian luchado heroicamente durante mas de dos dias sin descanso, y habian retenido a la division de caballeria de elite alemana en la orilla del rio. Aunque las perdidas humanas fueron elevadas, estos oficiales cadetes demostraron lo que una fuerza motivada, aun disponiendo unicamente de armas ligeras, podia hacer cuando se la necesitaba. Es posible que la batalla de Saumur fuera solo una escaramuza -que a lo sumo apareceria como una nota a pie de pagina en los anales de las batallas libradas en la Segunda Guerra Mundial- pero hasta la fecha sigue siendo un ejemplo de coraje y lealtad humanos que sirvio para salvar el honor de la caballeria francesa. En homenaje a estos valerosos cadetes, el puente de Napoleón de Saumur recibió el nuevo nombre de Pont des Cadets, un nombre que en la actualidad exhibe con orgullo.




       

pio-3

Enhorabuena Lothar muy interesante.Yo lo conocia solo como tu decias por una pequeña escaramuza. #@32


   Saludos

Balthasar Woll

Buen artículo Lothar  #@5 .

Saludos

Lothar1971

Gracias, siempre me han interesado las pequeñas historias en las que los protagonistas hacen mas de lo que ellos creen que pueden hacer, el esfuerzo y la superacion, para mi son un ejemplo a seguir......

gaffer

Cita de: Balthasar  Woll en 28 de Diciembre de 2008, 11:18:23 am
Buen artículo Lothar  #@5 .

Saludos


me sumo  #@1 buen trabajo.

un saludo.
PD permiso de fin de semana apañero  #29

kater

Esos tipos son unos berracos, gracias por este excelente relato.

saludos