27 de Noviembre de 2020, 04:16:23 am

Noticias:

En reparación


Batalla de las islas Kormandoskiy

Iniciado por minoru genda, 25 de Enero de 2009, 14:38:10 pm

Tema anterior - Siguiente tema

minoru genda

Las islas Kormandoskiy sonun grupo de islas rusas situadas a unos 250 kilómetros al este de la península de Kamchatka y en el mar de Bering.

Se puede decir que la batalla de las Komandorski fue  la única en la guerra del Pacífico y posiblemente de la segunda guerra mundial donde el combate se llevó a cabo al cañón, donde no participaron ni aviones, ni sumergibles y donde a pesar del control de tiro por radar de los buques estadounidenses los japoneses pudieron haberle hecho un roto a  las unidades estadounidenses
La flota japonesa al mando del vicealmirante Boshiro Hosogaya estaban formadas por dos cruceros pesados, Maya y Nachi, dos cruceros ligeros Abukuma y Tama y cuatro destructores Ikazuchi, Inazuma, Hatsushima y uno que a Leyte y a mí nos trae buenos recuerdos, el Wakaba. Acompañaban estos buques en calidad de escolta a los transportes Sanko Maru, Asaka Maru y Sakito Maru que iban hacia Attu y Kiska islas de las Aleutianas ocupadas por los japoneses para reforzarlas con tropas y pertrechos.
Los estadounidenses que a su vez supieron de las intenciones japonesas prepararon una pequeña fuerza compuesta por un crucero pesado Salt Lake City, un crucero ligero Richmond (buque insignia) y cuatro destructores Bailey, Dale, Monaghan y Coghlan,. El grupo al mando del Almirante Charles Horatio Mc Morris sale de Ducht Harbor y recibe le nombre de Task Force 16.6. Mac Morris se encontrará con una relación de fuerzas de dos cruceros a uno fuerza claramente inferior a la japonesa por cuanto los estadounidenses suponen que el convoy no llevara más escolta que alguno destructores.
El 26 de marzo los radares de los buques estadounidenses detectan el convoy japonés, Mc Morris confía en la ayuda de la aviación y en la ventaja de sus radares de tiro pero la aviación no aparecerá.
Al detectar la presencia de buques estadounidenses, Hosogaya ordena a los mercantes alejarse mientras se dirige con sus fuerzas hacia los estadounidenses consiguiendo situarse mejor desde el punto de vista táctico.
La batalla comienza hacia las 8,30 de la mañana cuando el crucero japones Nachi abre fuego desde 18000 metros contra el crucero ligero Richmond a continuación abre fuego también el Maya la acción hizo que el Richmond quedase pronto centrado e inexplicablemente los japoneses cambiaron de objetivo al descubrir al crucero pesado Salt Lake City lo que sin duda debió servir de gran alivio al Richmond que tan cerca había estado de irse al fondo.
De nuevo la suerte se alía con Mac Morris cuando el Maya sufre una avería que impide el uso de su artillería principal durante media hora, ante el negro panorama que se le presenta Mac Morris ordena a sus unidades retirarse y los japoneses les siguen los estadounidenses se defienden y logran algunos impactos de poca importancia sobre el Nachi. Los estadounidenses que habían tenido fortuna hasta ese momento empiezan a recibir impactos.
Hacia las 10,10 el Salt Lake City recibe un impacto en la cubierta y a las 10,30 uno en su línea de flotación que afecta a los servomotores de los timones y que obligan a que el buque sea gobernado por el sistema auxiliar y a mano. Los destructores estadounidenses reciben la orden de lanzar una cortina de humo para evitar ser localizados por medios visuales confiando en defenderse con el sistema de tiro por radar, sin embargo media hora más tarde del primer impacto el Salt Lake City recibe otros cuantos más que producen destrozos diversos, por contra los buques estadounidenses son incapaces de tener ningún acierto ayudados por los radares de tiro.
Los diversos impactos recibidos por el Salt Lake City hacen que se inunden las salas de máquinas y dejen fuera de servicio dos turbinas por lo que la velocidad disminuye hasta llegar a los 25 nudos. Para más agobio las inundaciones subsecuentes provocan que las calderas se apaguen dejando al crucero estadounidense al garete en una situación extremadamente dramática porque Nachi y Maya iban recortando la distancia de un modo vertiginoso. Mac Morris ordena el ataque de tres de los destructores que se lanzan a torpedear a los buques japoneses, mientras el cuarto continúa soltando la cortina de humo. El ataque es baldío pues los destructores se ven incapaces de lanzar sus torpedos ante la lluvia de proyectiles que procedente de los buques japoneses caen a su alrededor, a pesar de todo uno de ellos, el Bailey que recibe un impacto en estribor,  consigue hacerlo mientras sus dos compañeros se retiran averiados por algunos impactos, la acción de ese solitario destructor da tiempo a que el Salt Lake City solucione parcialmente sus problemas dado que ese decidido ataque hace que los japoneses se alejen para evitar los torpedos. Tras ello Hosogaya deja de perseguir a los buques estadounidenses y regresa a proteger el convoy que ya no irá a Kiska ni a Attu 

leytekursk

25 de Enero de 2009, 14:51:16 pm #1 Ultima modificación: 25 de Enero de 2009, 16:40:18 pm por leytekursk
Excelente Minoru,  Gracias... #@32

           El misterio del Wakaba en Surigao... vaya lio que nos hicimos con ese dichoso destructor... #@2

    Les cuento. Hace algunos años, con un grupo de amigos del sitio "De 1939 A 1945" nos propusimos hacer un trabajo sobre las batallas navales en el Golfo de Leyte. Empresa no menor... En ese tiempo no habia nada en español al respecto. Cuando tratamos la batalla del estrecho de Surigao, notamos que teniamos diferencias en cuanto al numero de destructores que llevaba la fuerza del Almirante Shima.

             No recuerdo muy bien como se resolvio el asunto, pero el problema era el destructor Wakaba, que habia sido hundido en alguna parte, antes de llegar a Surigao...

                      Quiza si Minoru recuerde mejor el lio...mis neuronas ya no son lo que fueron...

                                                       Saludos...

pio-3

Interesante relato minoru #@5 buen trabajo.

    saludos

minoru genda

Cita de: leytekursk en 25 de Enero de 2009, 14:51:16 pm
Excelente Minoru,  Gracias... #@32

           El misterio del Wakaba en Surigao... vaya lio que nos hicimos con ese dichoso destructor... #@2

    Les cuento. Hace algunos años, con un grupo de amigos del sitio "De 1939 A 1945" nos propusimos hacer un trabajo sobre las batallas navales en el Golfo de Leyte. Empresa no menor... En ese tiempo no habia nada en español al respecto. Cuando tratamos la batalla del estrecho de Surigao, notamos que teniamos diferencias en cuanto al numero de destructores que llevaba la fuerza del Almirante Shima.

             No recuerdo muy bien como se resolvio el asunto, pero el problema era el destructor Wakaba, que habia sido hundido en alguna parte, antes de llegar a Surigao...

                      Quiza si Minoru recuerde mejor el lio...mis neuronas ya no son lo que fueron...

                                                       Saludos...

Vale Leyte mejor ponemos el relato de los hechos que se puede ver en éste enlace.
http://mundosgm.com/smf/index.php?topic=4248.0

Nonsei

04 de Febrero de 2009, 15:15:04 pm #4 Ultima modificación: 04 de Febrero de 2009, 15:16:45 pm por Nonsei
La batalla de las Kormandoski sentenció a las guarniciones japonesas que ocupaban Attu y Kiska. Sin posibilidad de recibir refuerzos ni suministros, con la excepción de los que llegaban ocasionalmente en submarinos, con los alimentos racionados desde hacía meses, sin el material ni la maquinaria de construcción necesarios para reforzar las defensas y construir aeródromos para hacer frente a la superioridad aérea norteamericana, el fin de la presencia japonesa en las Aleutianas era cuestión de tiempo. Attu fue reconquistada por los estadounidenses en mayo de 1943, en una de las batallas más sangrientas de la guerra en el Pacífico. Para derrotar a los 2.800 japoneses, entre soldados y trabajadores, 15.000 soldados estadounidenses necesitaron tres semanas (frente a los tres días previstos). Tan sólo veintinueve japoneses fueron hechos prisioneros. Sin embargo, en agosto, cuando 34.000 soldados estadounidenses desembarcaron en Kiska tras una formidable preparación artillera, se encontraron con una isla desierta. Sorprendentemente, tres semanas antes los 6.000 defensores japoneses habían sido evacuados logrando romper el bloqueo sin que los norteamericanos se enterasen de nada.

Puede ser interesante plantearse qué habría ocurrido si el resultado de la batalla de las Kormandoski hubiese sido distinto. Si los japoneses hubiesen roto el bloqueo y hubiesen conseguido reforzar a las guarniciones en Attu y Kiska, y además ocupar alguna isla cercana y finalizar la construcción de aeródromos que les diesen cobertura aérea para acabar con las continuas incursiones de los bombarderos estadounidenses, la defensa japonesas de  las Aleutianas se habría visto enormemente reforzada. Si además esto ocurría después de una victoria naval frente a la flota del contraalmirante McMorris (y recordemos que las Aleutianas eran territorio norteamericano ocupado por los japoneses, con el valor propagandístico que eso les daba), la cantidad de recursos desviados al Pacífico Norte por los estadounidenses habría sido mucho mayor. Una vez reconquistadas las islas ocupadas por los japoneses, los estrategas norteamericanos se plantearían seriamente utilizar esas fuerzas para atacar Japón desde el norte, a través del archipiélago de las Kuriles. La ruta de ataque desde el norte, utilizando las Aleutianas como plataforma ofensiva contra las Kuriles, fue varias veces planteada por los planificadores estadounidenses, aunque finalmente fue descartada para no distraer fuerzas de los teatros de operaciones del Pacífico Central y Suroeste. Sin embargo, en el caso de que la presencia militar norteamericana en el Pacífico Norte hubiese sido mucho mayor a consecuencia de las operaciones para reconquistar las Aleutianas, es posible que los estadounidenses se hubiesen decidido por la ofensiva desde el norte, cambiando toda la estrategia estadounidense para la guerra en el Pacífico.

josmar


Topp

Un poco forzada tu teoría, Nonsei.

Decantarse por la ofensiva desde el norte y dejar cientos de destacamentos japoneses perdidos en tantas islas en el sur, no me parece lógico.

Saludos.

Nonsei

Lo cierto es que eso se hizo, y no con pequeñas guarniciones perdidas en algún atolón del Pacífico. Se dejaron de lado Indochina, Malasia, las Indias Orientales y Formosa, por no hablar de China. También podían haber pasado de las Filipinas, pero pesaron más en este caso los motivos políticos que los puramente estratégicos. En los últimos meses de 1943 los aliados tuvieron que decidir los ejes de avance sobre Japón. Las opciones eran: la defendida por la US Navy (Nimitz y King), un avance por el Pacífico central, ocupando las islas Gilbert, las Carolinas, las Marianas y Formosa (Taiwán); la de MacArthur, empeñado en liberar las Filipinas con sus fuerzas del Pacífico Sudoeste; y la de Churchill, que quería reconquistar Birmania y Malasia y, en colaboración con las fuerzas chinas, volcar la guerra en el continente asiático. Esta última fue descartada, y, aunque se puede decir que se llegó a una solución de compromiso, se impuso en gran parte la estrategia de la Marina, y su avance de isla en isla a través del Pacífico central. Pero supongamos que el teatro de operaciones del Pacífico Norte hubiese ganado importancia en ese año si los japoneses hubiesen conseguido reforzar su presencia en las Aleutianas. Por motivos estratégicos, pero también políticos, los estadounidenses no iban a dejar aisladas las guarniciones japonesas y olvidarse de ellas, porque, recordemos, ocupaban territorio estadounidense (de hecho no lo hicieron ni cuando los japoneses habían renunciado ya a tratar de reforzarlas). Iban a enviar las fuerzas que hiciesen falta para reconquistar las islas ocupadas, y una vez conseguido, con todos los recursos destinados al Pacífico Norte a su disposición, se plantearían utilizarlos en un avance directo contra Japón, a través de las Kuriles.

montefusco

todavía no entiendo donde fallaron los japoneses. Si averiaron a los cruceros estadounidenses y los pusieron en fuga, porque cancelaron el convoy? Que debió haber hecho Hosogaya, o la presencia de la fuerza estadounidense fue lo suficientemente disuasiva como para abortar la misión independientemente de cual hubiera sido el resultado entre ambas flotas? En ese caso la US Navy fue la gran ganadora, sin más estrategia que asustar con sus cruceros a Hosogaya.

Y si hubiera llegado el convoy, cuanto hubieran cambiado las cosas? Una base aérea japonesa no hubiera podido sostenerse mucho tiempo y hubiera terminado siendo neutralizada. Y la guarnición, con más o menos hombres hubiera quedado igual de condenada.

Nonsei

21 de Abril de 2009, 21:56:43 pm #9 Ultima modificación: 21 de Abril de 2009, 22:01:08 pm por Nonsei
No discuto el resultado final, pero la diferencia está en que los japoneses y los estadounidenses pudieron haber librado una larga batalla de desgaste si los japoneses no hubiesen renunciado a la defensa de las Aleutianas tras la batalla de las Kormandoski. Aunque el resultado hubiese sido igualmente una victoria norteamericana, habría cambiado mucho la situación estratégica general si hubiese tenido lugar después de varios meses de combates si los japoneses hubiesen decidido defender las islas.