05 de Agosto de 2020, 09:14:30 am

Noticias:

En reparación


“No se rinda bajo ninguna circunstancia”

Iniciado por Molders, 05 de Abril de 2006, 02:20:50 am

Tema anterior - Siguiente tema

Molders

"No se rinda bajo ninguna circunstancia"
(El Código de Servicio de Campo japonés, adoptado el 8 Ene 1941)



El campo de batalla es donde el Ejército Imperial, actuando bajo el orden Imperial, desplega su verdadero carácter, conquistando dondequiera que ataque y ganando siempre que se comprometa en combate para extender el Kodo [Literalmente "La Manera Imperial," con que las personas japonesas, logrando una unidad de mente, con el Emperador como Señor y sirviéndolo con lealtad y devoción, esforzándose por establecer una nación que contribuya a la paz y bienestar del mundo] lejano y de difícil comprensión para que el enemigo pueda admirar las virtudes augustas de Su Majestad. Aquellos que marchan al campo de batalla, por consiguiente, deben exaltar a lo largo del mundo las glorias del Imperio.

El Decreto Imperial es explícito, mientras las regulaciones y manuales definan la conducta claramente en el combate y métodos de entrenamiento. Las condiciones en la zona de combate, sin embargo, tienden a causar que el soldados olvide por las circunstancias su deber. De hecho, ellos deben ser allí cautos para que ellos no actúen de forma opuesta a sus deberes como soldados. El propósito de este código es proporcionar reglas concretas de conducta, en la luz de experiencia del pasado, para que aquellos en la zona de combate puedan actuar totalmente por decreto Imperial para reforzar las virtudes morales del Ejército Imperial.

1. El imperio
Japón es el Kokosu (Imperio). El Tenno (Emperador) reina sobre el imperio en una línea irrompible a través de las edades como el sucesor de la casa imperial establecida por el Antepasado Imperial en el momento del fundar del Imperio. Se extiende benevolencia imperial a todos, mientras las virtudes Imperiales iluminan el mundo. Las personas también, deben de legar las tradiciones de lealtad, piedad filial, y valor de generación en generación, y reforzando la moralidad.
Los soldados en el campo deben buscar lograr, con determinación inquebrantable, su misión de defender el Imperio poniendo en el corazón el carácter esencial de la politica nacional

2. El Ejército Imperial
El Ejército, bajo el orden del Emperador, ayuda llevando más allá las fortunas Imperiales reforzando las glorias del Imperio a través de la encarnación del espíritu alto de valor. Este espíritu es el factor básico comprendiendo paz universal; porque es el espíritu de justicia combinado con valor y de valor templado por benevolencia, en conformidad con los deseos Imperiales. Valor requiere exactitud, mientras la benevolencia debe ser universal. Donde este un enemigo que se atreve a oponerse al Ejército Imperial, el Ejército debe acudir y derrotarlo. Sin embargo, aunque la fuerza puede compeler al enemigo para someter, deba un lapso en virtud ocurra golpeando de aquellos que no se resisten o no puede decirse que muestra bondad a aquéllos que se rinden, por fracaso que semejante ejército es perfecto.
Modestia en su fuerza, sencillo en su bondad, el Ejército Imperial se vuelve el objeto de admiración cuando él calladamente despliega su valor y benevolencia.
La misión del Ejército Imperial es ser objeto de admiración universal a través de las virtudes Imperiales de justicia y misericordia.

3. la disciplina
El ser de disciplina en el Ejército Imperial queda en el espíritu alto de obediencia completa a Su Majestad, el Alto Gran Mariscal. debe de haber grabado profundamente en sus mentes la solemnidad del derecho de orden; mientras aquellos de rango inferior deben obedecer los órdenes con suma sinceridad..
Sobre todo en el campo de batalla se debe obervar la obediciencia con sumo rigor. El espíritu del soldado es ejemplificado mejor por aquellos que silenciosamente hacen su deber, es alegre la muerte del bravo en obediencia a una orden dada en un momento cuando ellos están sufriendo grandes penalidades.

4. la unidad
El Ejército admira en temor a Su Majestad como su cabeza augusta; debe unirse al emperador conforme a uno en espíritu y en cuerpo.
Una unidad del ejército debe formar un sólido grupo con su comandante como su centro siguiendo los principios básicos de orden.
Es esencial que cada hombre observe su lugar respetuosamente, siempre debe sacrificarse por el grupo, de acuerdo con las intenciones del comandante, reposando cada confianza en sus camaradas, e inclusive sin tener en cuenta su interés personal, vida o muerte.

5. la cooperación
Debe prevalecer el espíritu de cooperación para lograr la victoria.
Cada unidad debe llevar a cabo su misión con responsabilidad, honor, y confianza en los otros. Ayudándose entre si, ofreciendo enfrentar penalidades y ejerciendo toda su fuerza en cooperación, y luchando para lograr su objetivo valientemente.

6. la agresividad
La agresividad constantemente debe prevalecer en combate que se debe llevar a cabo con valentía y determinación. Al atacar, sea determinado y positivo, siempre tomando la iniciativa, luchando vigorosamente y obstinadamente, jurando no cesar hasta que el enemigo sea aplastado. En defensa, siempre retenga el espíritu de ataque y siempre mantenga libertad de acción; nunca abandone una posición. En persecución, sea inexorable.
Intente actuar audazmente en victoria; sea intrépido y calmado si se encuentra en una situación comprometida, sufra las penalidades con perseverancia indomable para superar todos los obstáculos.

7. la Convicción para Ganar
La fe es fuerza. Quién tiene fe en combate siempre es el vencedor.
La convicción para ganar crece de la constancia y el entrenamiento riguroso. Desarrolle la fuerza para conquistar al enemigo mejorando en cada momento.
El destino del Imperio descansa en la victoria o derrota en batalla. No se rinda bajo ninguna circunstancia y tenga presente su responsabilidad para no empañar la historia gloriosa del Ejército Imperial con su tradición de invensibilidad.


[1] la Gaceta de Tokio, Vol. IV, no. 9, 343-6.


http://www.warbirdforum.com/japan.htm
_________________

Nonsei

¿Alguien me puede traducir esto?

Cita de: Molders en 05 de Abril de 2006, 02:20:50 am
Sin embargo, aunque la fuerza puede compeler al enemigo para someter, deba un lapso en virtud ocurra golpeando de aquellos que no se resisten o no puede decirse que muestra bondad a aquéllos que se rinden, por fracaso que semejante ejército es perfecto.


Creo que está diciendo que hay que ser benevolente con el enemigo que se rinde, aunque la verdad es que no entiendo nada. Si fuese así, el maltrato que daban los japoneses a sus prisioneros incumpliría su código de conducta militar.

Er Chicho

Bueno... también existía una convención de ginebra y no sé que cuentos...  ::)

Nonsei

Japón no la ratificó. Para los japoneses el deshonor de la rendición era peor que la muerte, un enemigo que se hubiera dejado hacer prisionero no tenía ningún derecho.

m1 garand

 Para los japoneses el deshonor de la rendición era peor que la muerte, un enemigo que se hubiera dejado hacer prisionero no tenía ningún derecho.

Esa ecuación tiene un final terrorífico.

Nonsei

Eran igual de duros con ellos mismos. Eso lo hace menos terrorífico, o más, no sé.

electronicpunk

CitarPara los japoneses el deshonor de la rendición era peor que la muerte.


Los soldados perfectos, lastima por la batalla de Midway pero no siempre gana el mejor

Nonsei

No eran tan perfectos, el fanatismo suicida en un soldado no es siempre bueno. Las cargas banzai no son la forma de ganar una guerra.

electronicpunk

CitarNo eran tan perfectos, el fanatismo suicida en un soldado no es siempre bueno. Las cargas banzai no son la forma de ganar una guerra.


Al menos no se rinden en masa como los Franceses, ademas si la URSS gano el frente oriental es por q los soldados sovieticos no se rendian asi supieran q no podian ganar, bajo otras circustancias y sin sufrir una derrota tan increible en la isla de Midway q desmorono todos los planes Japoneses seguramente otro hubiera sido el destino de los grandes soldados Japoneses

Molders

Saludos compañeros forista:
Sin duda otro de los grandes problemas de los japoneses es que a un soldado fanatico no se le puede tener compasion. De ahi la gran masacre de japòneses en la retirada de Burma y Birmania. Respeto el espiritu de sacrificio de los nipones pero es indudable que solo los vivos regresan para seguir peleando.