24 de Septiembre de 2020, 20:43:54 pm

Noticias:

En reparación


Un encuentro de diablos

Iniciado por Moisin-Nagant, 20 de Septiembre de 2007, 22:14:12 pm

Tema anterior - Siguiente tema

Juan Manoel

Todo bueno, pero me gustaría indicar el primer "Encuentro entre Diablos" :

El 28 de noviembre de 1942, unos 500 paracaidistas británicos del II Batallón de la 1ª Brigada de Paracaidistas Británico, comandados por J. D. Frost, saltan saltado en Depienne, al norte de Pont du Fahs, en Túnez. A causa de su pesado equipo, compuesto de armas y aparatos, no tenían bastante facilidad de movimientos. La compañía blindada y unidades de la División italiana "Superga" cercaron a los paracaidistas y la mayor parte de ellos cayeron prisioneros; sólo unos cien lograron escapar.

El 1° de Diciembre el general Nehring, comandante de las fuerzas alemanas en Túnez, dio la orden de atacar contra las fuerzas anglo-americanas en la zona de Tebourba. En la ciudad de Tebourba seguían cercadas una compañía y la sección de zapadores regimentales de Barenthin y se mantenían firmes. Todos los intentos de una brigada inglesa y de la Unidad Americana B para acabar con esa espina clavada en su carne, fracasaron. Los paracaidistas se habían defendido heroicamente desde el día 25 de Noviembre y constituían una base en plena retaguardia enemiga. El teniente coronel Koch, cuyo regimiento procedente del Suroeste atacó el encajonamiento de Tebourba, utilizó también la sección de zapadores de su regimiento, al mando del sargento mayor Ahrendt. Atravesó las defensas de retaguardia de los ingleses y estableció comunicación con los zapadores de Barenthin en Tebourba. Algunos zapadores paracaidistas británicos bloquearon la importante vía de comunicación entre Tebourba y Medjez El Bab. Con ello concluía el primer acto de la batalla encaminada a cercar Tebourba.

Entretanto las unidades de la 10° División Blindada del general Fischer se disponían para una maniobra de atenazamiento. Un golpe de enorme audacia pareció dar resultado. Pero, como sucede tantas veces en la historia de la guerra, se mezcló en los planes el general "Casualidad".

Los paracaidistas británicos que el 28 de Noviembre habían escapado de Pont du Fahs, se habían retirado al Noroeste. Llegaron al campo de batalla de Medjez El Bab en el momento preciso en que parte del regimiento de Koch se encaminaba hacia el Suroeste para cerrar el cerco detrás de las fuerzas enemigas cercadas en Tebourba. Los batallones de Koch no tenían la mayor idea cuál era la unidad que surgió de pronto ante ellos en la carretera, se colocó en posición y empezó a disparar. Los británicos, por su parte, tampoco sabían en que operación se habían mezclado, pero combatieron como demonios porque creían que estaba en juego la suerte de ellos mismos y su aniquilamiento. Así pues, se desencadenaron luchas que desbarataron el plan general del cerco alemán y dieron la posibilidad a los contingentes de las unidades anglo-americanas en Tebourba, de escapar del encajonamiento y replegarse en Tebourba Sidi Nsir y la zona de Medjez El Bab. Todo ello gracias a los paracaidistas que irrumpieron inesperadamente.


Este, creo fue el primer encuentro entre estos diablos.

Saludos.

Lenz Guderian

Me quedo con ésto...


Cita de: Moisin-Nagant en 20 de Septiembre de 2007, 22:14:12 pm
El London Times del 27 de Agosto escribió sobre los paracaidistas alemanes "Lucharon soberbiamente. Eran tropas de la mejor calidad, veteranos de Creta y Rusia, muy habilidosos. Fanáticos luchadores de su ideología. Luchar contra ellos es una educación para cualquier soldado"

Taylor

vaya encuentos de diablos :D muy buenos relatos

gaffer

muy interesante el post , es verdad que los Fallschirmjäger tenian un autentico ''spirit de corps'' , hasta tal punto que se consideraba un honor obstentar ese titulo, era como pertenecer a una élite.
una de la divisiones que se lo hizo pasar muy mal a los aliados fué la HG (Anzio por ejem.) ,aunque tenian el titulo de Fallschirmjäger no disponian de preparacion paracaidista propiamente dicha , pero ese espiritu al que nos referimos los hizo ser hasta merecedores del reconocimiento del enemigo.

un saludo.

Moisin-Nagant

De casualidad encontré otra fotografía del puente de Primosole.