03 de Julio de 2020, 00:33:28 am

Noticias:

En reparación


El asombroso vuelo de Kanichi Kashimura

Iniciado por Nonsei, 07 de Abril de 2010, 12:46:31 pm

Tema anterior - Siguiente tema

Nonsei

07 de Abril de 2010, 12:46:31 pm Ultima modificación: 07 de Abril de 2010, 19:59:00 pm por Nonsei
Kanichi Kashimura fue un as de la aviación japonesa, con un total de 12 derribos en las guerras en China y en el Pacífico. Pero si se hizo un piloto famoso en su país no fue por sus victorias sobre aparatos enemigos, sino por una acción singular que protagonizó cuando era todavía un piloto novato con poca experiencia de combate.



Kashimura nació en la provincia japonesa de Kagawa en julio de 1913. Se alistó en la Marina y obtuvo sus alas de piloto en julio de 1934. Cuando comenzó la guerra con China fue destinado como piloto de caza al 13º Grupo Aéreo, en Nanking, a donde llegó en octubre de 1937. En su primer combate, el 22 de noviembre, logró derribar dos aviones enemigos.

El 9 de diciembre, durante un combate contra Curtiss P-40 de la fuerza aérea china sobre Nanchang, después de derribar un avión enemigo colisionó en vuelo contra otro aparato, que le arrancó parte del ala izquierda de su avión. Kashimura supo mantener la calma, y pilotando su Mitsubishi A5M con gran habilidad logró regresar a su base con el ala seccionada. Después de cuatro intentos fallidos, logró aterrizar su avión, aunque no fue precisamente un aterrizaje suave. Kashimura salió indemne de su aparato destrozado ante la mirada de todos los presentes. Entre los testigos había varios periodistas, que además habían logrado hacer fotografías de la hazaña de Kashimura. Si no hubiese sido por la presencia de los periodistas posiblemente nadie se habría enterado de lo que acababa de hacer, pero la prensa se encargó de dar publicidad a la historia, lo que convirtió a Kashimura, contra su voluntad, en un héroe nacional.


El avión de Kashimura volando con el ala izquierda seccionada



Aproximándose a la pista de aterrizaje



Kashimura se dispone a tomar tierra



Fotografía tomada tras el aterrizaje forzoso


En marzo de 1938 Kashimura regresó a Japón después de haber obtenido 8 victorias en sus combates contra la fuerza aérea china. Fue destinado como instructor al Grupo Aéreo Yokosuka. Se había convertido en el hombre que había aterrizado con una sola ala, una auténtica celebridad y un modelo a seguir para los nuevos pilotos. En 1939 fue destinado por segunda vez a China, pero como para entonces la fuerza aérea china había perdido gran parte de su capacidad de combate no logró sumar ninguna nueva victoria a su palmarés.

Kashimura fue ascendido a alférez en octubre de 1942 y dos meses después fue destinado al 582º Grupo Aéreo, en Nueva Guinea, donde entró nuevamente en combate. El 6 de marzo de 1943 participó en una misión de escolta de bombarderos que iban a realizar un raid en las islas Russell. Dos de los zeros de la escolta no regresaron de la misión, uno de ellos el del alférez Kashimura. Fueron interceptados por P-39 del 67º Escuadrón de Caza, pero estos centraron sus ataques en los bombarderos en picado Aichi D3A y no reivindicaron el derribo de ningún Zero. Ese día tan sólo hubo hubo una reivindicación de un Zero abatido en la zona, presentada por el sargento Robert H. Banner, artillero de un SBD Dauntless del VMSB-132 (Marine Scout Bombing Squadron 132), que afirmó haber disparado contra un A6M 25 Km al sureste de las islas Russell. Pudo ser el Zero de Kashimura.



http://www.cieldegloire.com/010_kachimura_k.php
http://forum.axishistory.com/viewtopic.php?f=65&t=158360&p=1426285

kater

Interesante nonsei, no sabia esta historia, me hace recordar la experiencia en la guerra del golfo de un F15 que perdio el ala y regreso intacto.

Saludos

Heinz von Westernhagen

Pero con dos motores,Kater...con dos motores...La habilidad de este piloto japonés, en fin... #@32
saluten!!

kater

Cita de: Heinz von Westernhagen en 30 de Abril de 2010, 21:59:40 pm
Pero con dos motores,Kater...con dos motores...La habilidad de este piloto japonés, en fin... #@32
saluten!!


Pero de todos modos no deja de ser toda una proeza... ¿o no?

Saludos