16 de agosto de 2018, 21:54:32 pm

Noticias:

Votad diariamente por el foro en los Top de historia.


Todos los hombres del Führer - Ferran Gallego

Iniciado por a.axmann, 03 de enero de 2008, 22:27:58 pm

« anterior - próximo »
Ir Abajo

a.axmann

03 de enero de 2008, 22:27:58 pm Ultima modificación: 11 de septiembre de 2009, 07:15:38 am por Armia Krajowa


Bueno, en estos momentos estoy leyendo el libro "Todos los hombres del führer" del historiadoe Ferran Gallego, EDITORIAL DEBATE.

En este libro se analiza un total de 12 jerarcas del Tercer Reich: Anton Drexler, Julius Streicher, George Strasser, Ernst Röhm, Joseph Goebbels, Hermann Goering, Robert Ley, Baldur von Schirach, Heinrich Himmler, Albert Speer, Alfred Rosenberg y Martin Bormann.

Aunque todavía estoy en proceso de lectura, me pareció que habiendo superado en mi lectura la mitad del libro podía arriesgarme a recomendarlo ampliamente, aventurándome a adelantar una opinión que difícilmente pueda cambiar en lo que resta de las páginas por leer.

Estimo prudente advertir que el autor destaca por ser un especialista en historia del fascismo, ya conocemos de él varias referencias a sus anteriores libros, , pero temo que la lectura de este libro no resulta muy amena, es bastante densa, excesiva información y análisis que cuestan digerir tal como las plantea, incluso, en ocasiones he debido de releer varias páginas para asimilar mejor algunos conceptos e ideas; además, el autor peca por escribir en extensos párrafos que no dan respiro, lo que bien pudiera a ver introducido un punto y aparte, de vez en cuando, para permitirnos un aliento.

Ahora bien, supongo que se preguntarán como es que recomiendo un libro tras la anterior advertencia, pues verán, lo que estoy explicando es que la lectura no discurre fácilmente, mas ello no impide reconocer los méritos del libro en cuanto a su contenido. En tal sentido, el libro no puede entenderse como una recopialción biográfica de los personajes enunciados, pues en mi opinión resulta ser una historia del nazismo a través de sus protagonistas.



a.axmann

Nota: debe leerse supra: "haber introducido". disculpen el error, la premura me impuso dicho error.

a.axmann

Así tenemos que cuando nos hablan de Drexler, se enfoca en analizar los inicios del partido nazi, previo a la llegada de Hitler; reivindica la figura de Drexler  como político, tratando de rebatir la tesis que señala al partido de los trabajadores alemanes como algo insignificante y sin norte hasta la llegada de Hitler, tesis que atribuye a la construcción del mito de Hitler e impulsada por el propio Hitler en "Mi lucha". Además, señala que Drexler junto a Hitler elaboraron los principios del nacionalsocialismo.

Cuando se refiere a Strasser desarrolla todo un análisis acerca de lo que fue la historia del partido nazi en la década del `20 hasta diciembre 1932 -fecha en que renuncia al partido dicho personaje-. En este capítulo resulta interesante, aunque algo denso, el análisis acerca de los movimientos nacionalpopulistas en Alemania en aquella época, el período de prohibición del partido nazi, los intentos de reorganización y la refundación del partido en 1925, siendo asignado a Strasser la labor de organizar el partido, atribuyéndole el mérito en dicha labor para alcanzar la maquinaria que llevó al crecimiento progresivo del partido a partir de 1930. También es interesante la explicación relativa a la tendencia socialista de Gregor Strasser, pero moderada, no así de su hermano Otto Strasser, más radical, que se separó del partido en 1930. Según explica, Strasser en diciembre de 1932 renunció al partido apostando que podría así constituirse en una referencia para la derecha alemana por pertenecer a un ala moderada del nazismo y poder así ser llamado a formar gobierno por los conservadores, en la medida que podía tener influencia dentro de la militancia de los nazis. Strasser fue asesinado en la noche de los cuchillos largos en 1934.

La historia de Streicher es un recuento de su labor organizativa del partido en la región de franconia, su bastión Nuremberg. Dicen que goebbels tenía un mal concepto de su patológico antisemitismo pero admitía que era muy útil para el partido a nivel organizativo.

a.axmann

Interesante saber que Rohm en 1925 se marchó a Bolivia como instructor militar del ejército de dicho país, pero fue llamado por hitler en 1930 para que regresara a dirigir las SA, lo que asumió en enero de 1931. Tras el fracaso del golpe de 1923, Rohm integró diversos movimientos patrióticos de tendencia conservadora, incluso, procuró unificar las organizaciones de derecha. Pero, cuando Hitler sale en libertar y se produce la refundación del partido nazi, se impone la política de actuar en solitario, desechando cualquier alianza o unificación de movimientos de derecha, esto desautoriza a Rohm en los lineamientos políticos que venía adelantando, lo que sumado a otros desencuentros dentro del partido produce que se marche al exterior. Sin embargo, Hitler en 1930 requería de alguien que pudiera disciplinar a las S.A., que habían crecido demasiado para entonces, entonces consideró en llamarlo de regreso. Rohm, inmediatamente, asumió una política de unificar el poder en torno a su persona, a manera de constituirse en un punto de referencia dentro del partido, gracias a las fuerzas que representaban las S.A. Rohm para aquella época había asumido una tendencia de radicalización, en lo que no desistió tras el ascenso al poder, manifestando que la revolución aún continuaba, no estaba consolidada. Esta situación creó gran incomodidad en Hitler, lo que aunado al hecho de las fricciones que tenían Goring, Himmler -subalterno de Rohm para ese entonces, pues las SS estaban adscritas a las S.A.-, y Goebbels, condujeron a la noche de los cuchillos largos.

a.axmann

En el capítulo relativo a Goebbels explica la extraordinaria labor de este personaje en la conquista de Berlín para los nazis, explicando algunas estrategias de éste en el cumplimiento de esa labor. Destaca la labor propagandística de Goebbels durante el régimen. Cabe destacar que en el curso de la guerra, Goebbels asumió la práctica de no negar los hechos -cuando comenzaron a sumarse las derrotas- por el contrario, las admitía, pero las manipulaba para que así fuesen aceptadas pero planteándolas de tal forma que podían ser aprovechadas a manera propagandística para impulsar el patriotismo. Interesante el análisis respecto al famoso discurso de febrero de 1943, relativo a la "guerra total", lo que de alguna manera lo catapultó como un candidato a sucesor de Hitler y, por tanto, le ganó la animadversión de los otros aspirantes. Goebbels, en los inicios del nazismo, era de la tendencia socialista, corriente que se inscribía bajo la tutela de Strasser, pero a partir de 1926 asumió su lealtad total para con Hitler. Para los últimos años de su vida, esa tendencia de izquierda revivió -parcialmente- nuevamente.

a.axmann

Respecto a Goring plantea su evolución dentro del partido y luego dentro del régimen. Quizás este personaje por ser más conocido no aporta mayores sorpresas que reseñar.

El capítulo sobre Robert Ley nos aporta un extenso examen acerca de la política social del régimen, casi que el personaje se limita a encabezar el título de esta sección del libro, pues, el extenso análisis acerca de la conquista de la clase obrera por parte del nazismo y la construcción del Frente Alemán del Trabajo es lo que ocupa principalmente este capítulo.

Cabe destacar que el autor señala que es un error común  de los historiadores separar el estudio del aspecto represivo del nazismo y de su desconcertante obra social, considera que ello impone que entonces el nazismo resulte un fenómeno incomprensible, pues una cosa no puede ser explicada sin el elemento de seducción de las masas.

El autor explica que el salario real de los trabajadores no creció, pero las mejoras generales que obtuvieron compensaron ello, así como el pleno empleo que se logró. El desarrollo de un plan de ahorros, de vivienda, de planes vacacionales, de consumo, incluso, el carro popular permitía otorgarle a los trabajadores un poder de distinción social para ese entonces como era tener un carro, así como señala que el viajar era algo muy raro para los trabajadores en esos tiempos, por lo que fue otra gran reinvindicación para la clase trabajadora.

El nazismo insistió en superar los conceptos marxistas de lucha de clases, invocando la unidad del pueblo alemán como fuerza vital del bienestar colectivo. El trabajador ya no pertenecía al proletariado, ahora era parte integrante de la comunidad nacional, era el pueblo alemán, ya no existía esa distinción entre clases.

El Frente Alemán del Trabajo fue organizado superando la concepción tradicional de los sindicatos, asumió la función de un gran organismo del Estado que asumió todas las responsabilidades relacionadas con los trabajadores y la relación laboral, quizás dirigido por una acción de control total sobre la vida social del trabajador, pero ello impuso que sus funciones implicaran algunos enfrentamientos con los ministerios de economía y del trabajo, lo que hasta la llegada de la guerra produjo un constante enfrentamiento por el desempeño de cada vez mayor competencias relativas al trabajador.

Con la llegada de la guerra, el Frente Alemán del Trabajo perdió su poder, pues existían prioridades como era la economía de guerra, adquiriendo preponderancia Goring, Speer, Himmler y Sauckel en el desempeño de sus funciones.


a.axmann

Bueno hasta aquí les dejo este relato, pero verán que resulta muy interesante, pues es un repaso a la historia del nazismo a través de sus personajes.

Espero que sea de vuestra satisfacción este apretado resumen de la parte que tengo leída del libro...

saludos,

##@

Ir Arriba