03 de Julio de 2020, 14:35:08 pm

Noticias:

En reparación


Los errores de la Luftwaffe

Iniciado por Karl H. Guderian, 04 de Marzo de 2006, 16:51:04 pm

Tema anterior - Siguiente tema

Karl H. Guderian

04 de Marzo de 2006, 16:51:04 pm Ultima modificación: 17 de Julio de 2006, 00:16:30 am por Karl H. Guderian
A medida que la guerra avanza, los acontecimientos desvelan los errores cometidos en su preparación, un error de cálculo, un momento de vanidad ilimitada, una advertencia o simplemente un disparate que no fue detectado en un principio, pero que luego resulta tan evidente que parece obvio desde el principio. Cuando Hitler desveló su recien creada Luftwaffe en 1935, el mundo se quedó impresionado, aunque no podía ver, como tampoco Hitler, los errores cometidos en el camino por intentar establecer una fuerza aérea de nivel mundial. De hecho, la Luftwaffe se parecía bastante a las fuerzas aéreas inglesas y francesas. Y al iniciarse la guerra en 1939, dio la sensación de parecer mucho más poderosa. Su actuación durante la campaña de Polonia, confirmó estas opiniones.

Sin embargo, a pesar de las apariencias, la fuerza aérea alemana cometía fallos garrafales. La Luftwaffe no consiguió establecer las prioridades correctas para los nuevos tipos de aparatos y careció cada vez más de los recursos para producir cantidades suficientes de aviones. El Alto Mando padecía diferencias internas y una gran desorganización. Y Göring, el comandante de la Luftwaffe, implicado en complejas relaciones con su Führer, cometió desaciertos cruciales y dio garantías falsas. Estos y otros graves errores llevaron a la destrucción total de Alemania y la Luftwaffe (unidos a otros).

Durante el Tratado de Versalles, se le prohibiría a Alemania que tuviera fuerzas aereas. Sin embargo, Alemania sentó las bases de la Luftwaffe mucho antes de la llegada al poder en 1933 de Hitler.

En contraste, para 1935 las fuerzas aéreas de los aliados habían estado operando con restricciones presupuestarias y tenían pocos aparatos modernos. A la Luftwaffe, que partía de una situación de borrón y cuenta nueva, se le asignaron en secreto grandes sumas de dinero. EN consecuencia, desde el principio sus aparatos eran modernos, lo que la hacía ser formidable.

La Luftwaffe tuvo una ventaja adicional cuando estalló la Guerra Civil española en julio de 1936. Allí fue donde la Luftwaffe afiló sus colmillos. De inmediato, Hitler mandó sus Junkers 52 para trasladar al Ejército africano de los nacionales. Luego creó la Legión Condor, con la que las tripulaciones ganaron la experiencia en el combate moderno, en particular frente a los rusos, que daban apoyo al gobierno republicano. Al inicio de la II Guerra Mundial, la Luftwaffe era una fuerza de combate probada. Sin embargo, siguió estando plagada de problemas organizativos.

Como ministro del Aire, Göring era entrometido, indolente... De hecho estaba considerado como el principal adulador de Hitler, lleno de alabanzas excesivas para el Führer y opuesto a darle malas noticias. Y la lealtad, a menudo ciega, entre ambos hombres era mutua. A Göring le costaba dar a Hitler una apreciación táctica que éste no quisiera oír, y Hitler se mostraba incapaz de dudar de Göring. Después de todo era un heroe de la Gran Guerra y había sido herido durante el Putsch de la Cervecería al lado de Hitler.

En el orden jerárquico, después de Göring venía Erhard Milch, el secretario de Estado para el Aire. Aunque era un organizador hábil, años antes creador de la Lufthansa, era ambicioso, lo que podía resultar fatal en la jerarquía nazi.

Jeschonnek, el jefe del Estado Mayor de la Luftwaffe, era el siguiente. A pesar de su brillante capacidad táctica, por desgracia para él, era un individualista, un rasgo que en el nacionalsocialismo se consideraba sospechoso. Era el responsable de operaciones, información, logística, entrenamiento y dirección, pero sólo tenía acceso directo a Göring en cuestiones operacionales. No disponía de control directo sobre su personal, que era manejado por el Reichsmarshall, que hizo de la asignación del personal una cuestión política.

El suministro y mantenimiento de los aparatos también estaba fuera del control de Jeschonneck, lo que tenía  que paralizar a cualquiera que estuviese a cargo de las operaciones. Tampoco ayudaba mucho el hecho de que Milch y Jeschonnek no congeniaran.

El as de la PGM, Ernst Udet, era el responsable del suministro de aviones y respondía directamente ante Milch. Aunque tenía una personalidad atractiva, Udet era inadecuado para el cargo por su temperamento. Como en tantos otros casos del sistema nacionalsocialista, reinaba el divide y vencerás, una receta estupenda para el fracaso.

Al principio, cuando Hitler creó la Luftwaffe, la consideró un medio para amenazar a sus vecinos y obligarlos a ceder a sus demandas. Desfiles aéreos masivos durante los mítines anuales de Nuremberg aseguraban que el mensaje llegaba a su destino. En cierta forma, se podía reprochar a Hitler que, por una vez, pensará a pequeña escala. Por ser un país virtualmente sin acceso al mar obsesionado en expandir sus fronteras hacia el este y el oeste, la idea sobre la guerra que tenía Alemania era la amenaza a los vecinos con la intención de ganar algún terreno para la patria. Si tenía que haber una guerra, Hitler la veía como una marcha de la tropa hacia algún lugar, Polonia, Checoslovaquia, Francia, Noruega. La función primaria de la Luftwaffe sería,  por tanto, el apoyo a las operaciones terrestres; aunque el Ejército y la Fuerza Aérea destinaron mucho tiempo a perfeccionar en las técnicas de cooperación aire - tierra, la Blitzkrieg, con este fin, esta política hizo que la Luftwaffe se concentrará principalmente en el bombardeo en picado a costa del desarrollo de bombarderos pesados de gran alcance. Esto demostraría ser un grave error cuando se amplío la geografía del conflicto.
Por ejemplo, los ingenieros aeronáuticos alemanes desarrollaron el Junkers 87, el temido Stuka, un bombardero que se mostró muy efectivo en las primeras campañas de la Blitzkrieg, pero su escasa velocidad en vuelo horizontal (en especial al salir de un picado) lo hacía vulnerable tanto al fuego antiaéreo como a la persecución de los cazas enemigos, y fue retirado del servicio en otoño de 1943. Göring y los altos mandos de la Luftwaffe exigieron que otros bombarderos pudieran practicar el bombardeo en picado. Entre estos era muy notable el prometedor Junkers 88. Pero cuando se hubo llevado a cabo todas las modificaciones necesarias, el peso del aparato se había doblado, reduciendo significativamente sus prestaciones.
Nada de eso fue importante durante las primeras campañas de la Blitzkrieg, en que la Luftwaffe tuvo una actuación impresionante en los ataques contra blancos terrestres y en la destrucción de aparatos hostiles. Pero cuando Hitler se volvió contra Gran Bretaña y atacó a través del Canal de La Mancha, las deficiencias de la Luftwaffe se hicieron evidentes. No sólo el bombardeo en picado era improductivo sino que la Luftwaffe cometió su primer disparate más evidente al subestimar a su oponente.

A finales de mayo de 1940, durante la invasión del oeste por Alemania, Göring declaró que su fuerza aérea destruiría a la RAF y al BEF en Dunkerque. Los cazas británicos y la Royal Navy impedieron que esto sucediera; los esfuerzos de la Luftwaffe fracasaron, y casi 400.000 soldados aliados evitaron ser capturados y consiguieron cruzar el canal de La Mancha. Esto impidió que los alemanes obtuvieran una victoria decisiva.

Cuando Göring mandó a la Luftwaffe para abrir el camino a la invasión alemana de Gran Bretaña a finales del verano de 1940 se equivocó en el cálculo del potencial de combate que le quedaba a la RAF. El 1 de agosto dijo a sus generales: "El Führer me ha ordenado aplastar Gran Bretaña con mi Luftwaffe". Era la Operación León Marino. No se necesitó mucho tiempo para que Göring y sus generales, y también Hitler, se dieran cuenta de que iban a necesitar algo más que la Luftwaffe para conseguir doblegar a Gran Bretaña, o al menos para llevarla a la mesa de negociaciones.

Eran varias las razones de la ventaja británica. Con la guerra en los cielos británicos, la RAF ahorraba mucho combustible, los aparatos alemanes tenían que volar de 80 a 160 kilómetros antes de entrar en combate, mientras que los aviones británicos podían hacerlo en cuanto alcanzaban la altura operacional. Y la diferencia entre lanzarse en paracaídas sobre suelo amigo o hacerlo sobre el canal de La Mancha no pasaba inadvertida para nadie.
La RAF disponía de sistemas avanzados de vigilancia y radar, mucho más fiables que los alemanes, y el funcionamiento pleno de  la aviación y la munición británicas significaba que los británicos podían superar la producción alemana. En el crucial verano de 1940, las fabricas Vickers y Hawker de Gran Bretaña producían 500 aparatos al mes, ¡los alemanes sólo 140!.

Sin embargo, para las fuerzas de la Luftwaffe todavía fue peor la falta de una estrategia meditada. Goring creyó que bastaría un aporreo brutal; estaba equivocado. En un último esfuerzo, los alemanes pasaron a bombardear los aeródromos a hacerlo contra la densamente poblada Londres, pero los británicos no cedieron. Los pensamientos de Hitler se desviaron a Rusia.
Fue en Rusia donde empezó a ser  evidente la debilidad de la Luftwaffe, en especial en su creciente incapacidad de satisfacer las demandas que se le requerían.

La Luftwaffe comenzó la campaña de una forma muy espectacular. En la primera mañana de combate, el 22 de junio de 1940 destruyó más de 500 aparatos soviéticos en tierra y más de 200 en vuelo. Al final del día, 1200 aviones, más del 25% de la flota en la línea del frente, habían sido destruidos. Pero ha medida que los panzers penetraban en el territorio ruso, a la Luftwaffe le fue cada vez más difícil atender a las múltiples peticiones de apoyo. La geografía del combate había cambiado, las demandas hechas a la Luftwaffe exigían más aparatos de los que poseía, y la producción no podía satisfacerlas.

La causa subyacente fue la negativa de Hitler a poner la economía alemana, especialmente la industria de producción de municiones, en pie de guerra hasta 1943. En consecuencia, la industria aeronáutica alemana carecía de los recursos para producir el número siempre creciente de aparatos que necesitaba la Luftwaffe.

Göring, sin embargo, acusó a Udet de las insuficiencias de la producción. Udet se deprimió tanto que se suicidó en noviembre de 1941, aunque Göring hizo anunciar oficialmente que Udet había muerto mientras probaba un nuevo arma secreta.

Pero se hizo más y más evidente que una del mayores deficiencias de la Luftwaffe era la falta de bombarderos pesados de largo alcance. No tenía nada con que atacar la industria de guerra soviética, que crecía con rapidez. Este déficit era el resultado de los errores cometidos por el alto mando de la Luftwaffe.

A mediados de la década de los 30, empezó el trabajo de desarrollo de lo que los alemanes llamaron Uralbomber, un bombardero pesado cuatrimotor diseñada para atacar Rusia. Sin embargo, Erhard Milch ordenó parar todos los trabajos del proyecto, y dispuso que todos los bombarderos debían ser bimotores. Pues se podían construir más en este tamaño, lo que mejoraba el ritmo de producción.

Sin embargo, la compañía Heinkel siguió creyendo en los bombarderos pesados y desarrolló el He177, con dos conjuntos de motores en tándem para eludir la disposición de Milch. Pero se encontraron con continuos problemas por su tendencia a calentarse demasiado. Además, la fijación de la Luftwaffe por el bombardero en picado significó que el He177 también requería esta capacidad. En consecuencia, la entrada en servicio del He177 se retardó demasiado, y los alemanes no tuvieron nada con que atacar las fábricas de municiones rusas hasta que fue demasiado tarde.

Después de la rendición en Stalingrado a principios de 1943, los alemanes fueron obligados a retroceder, lo que situó las fábricas de municiones fuera del alcance alemán, incluso para los He177. Para la primavera de 1943, la tendencia se había vuelto claramente en contra de la Luftwaffe, en especial con la aparición de los bombarderos pesados aliados,  que cada vez aparecían con más frecuencia en los cielos del Reich.
Hicieron evidente a los alemanes su propia falta de un bombardero pesado.

Tanto Göring como Hitler acusaron a Jeschonnek de los defectos de la fuerza aérea de forma que, al igual que Udet, se suicidó en noviembre de 1943. Durante dos años, los bombarderos aliados, de la clase que la Luftwaffe no había conseguido desarrollar, destruyeron la industria y las ciudades alemanas.
Saludos amigos ;)

Graf

No va contra ti Karl mi mensaje va contra la historia oficial... Las negritas son mias.

Cita de: Karl H. Guderian en 04 de Marzo de 2006, 16:51:04 pm
Como ministro del Aire, Göring era entrometido, indolente... De hecho estaba considerado como el principal adulador de Hitler, lleno de alabanzas excesivas para el Führer y opuesto a darle malas noticias. Y la lealtad, a menudo ciega, entre ambos hombres era mutua. A Göring le costaba dar a Hitler una apreciación táctica que éste no quisiera oír, y Hitler se mostraba incapaz de dudar de Göring. Después de todo era un heroe de la Gran Guerra y había sido herido durante el Putsch de la Cervecería al lado de Hitler.
quote]


"Por aquel entonces (1941) Göring trataba de convencer a Hitler de esta idea (sobre Barbarroja). En una ocasión el jefe de la Leftwaffe dijo: 'Mi Führer, la decisión final es suya. Que dios le guie y le ayude a demostrar que es usted quien tiene la razón. Yo, por mi parte, me veo obligado a oponerme sobre su punto de vista sobre ete asunto. ¡Que Dios le proteja! Pero, por favor, recuerde que no será culpa mia si no puedo llevara a buen término nuestros proyectos de expabsión de la Luftwaffe'.  HItler contestó: ' Usted podrá continuar las operaciones contra Inglaterra en seis semanas'. Entonces Göring añadió: 'La Luftwaffe es el único cuerpo de las fuerzas aramadas alemanas que no ha tenido un momento de respiro desde que comenzó la guerra. Dije al principio de la guerra que entraba en batalla con todas mis unidades, y todas ella han sido empleadas ya... No estoy seguro en absoluto de que ustede pueda derrotar a Rusia en seis semanas. Las fuerzas de tierra no pueden luchar ya sin el apoyo de la Luftwaffe. Siempe estan pidiendo a gritos nuestra ayuda. Nada me gustaría tanto como comprobar que usted tiene razón, pero, francamente, dudo que así sea'...".

Tomado de: Luftwaffe de  Alfred Price.

Cosas de la historia...  ;)

Graf.

Wittmann

Fantastico,muy bueno.Desde luego a veces los arboles no nos dejan ver el bosque, nos maravillamos de los exitos militares alemanes, pero no nos damos cuenta de cuan mal preparados estaban en verdad.

Una marina pésima, al comienzo de la guerra solo podian operar 7 submarinos, unas fuerzas aéreas sin un solo bombardero estratégico,

La verdad, es que el factor suerte favoreció muuuuucho los intereses germanos al comienzo de la contienda.

Karl, felicidades. ;)

ULRICH

Buen artículo camarada,por defender un poco a la Luftwaffe creo que fallos los cometieron todas las naciones.El mayor error fué acometer acciones sobre demasiados frentes que requerían distintos tipos de aparatos para cada cometido,apostando sólo por unos ciertos tipos de modelos(caza-bombarderos por ejemplo) y desestimando otros que pudieron ser más eficaces.
Si os parece bien podíamos a empezar a debatir por lo que creeis que fué el primer fallo.Para mi las malas relaciones entre Göering y Milch(por célos del primero por la gran lavor de reconstrucción de la Luftwaffe),fueron fundamentales.En el 36,colocó a su amigo Udet como director técnico del aire,que demostraría en el futuro ser un desastre como organizador.Udet creía que la guerra sería corta y no apostaba por bombarderos de largo alcance.Creía que la lavor de la aviación era la de apoyo a las tropas de tierra.....A mi entender a lo mejor tampoco se sabía bien cual sería el tipo de comflicto y sus dimensiones geográficas,¿qué opinais?

UN SALUDO.

Karl H. Guderian

Agradezco vuestras felicitaciones... Graf, me ha sorprendido tu artículo, me ha dejado de piedra, es una auténtica paradoja de la historia (eso es lo que la hace tan atractiva), también el "creyente" Göring diría tras la declaración de guerra de Inglaterra y Francia: "Que Dios nos ayude en esta guerra".
En cuanto a tu pregunta Ulrich, yo creo que ofrece múltiples interpretaciones... Lo que si puedo afirmar con seguridad es que Hitler, cuando comenzó la guerra contra Polonia, no pensaba extender en ese momento la guerra a toda Europa, el pensó en todo momento que sería una guerra a nivel local. Pero ideas como el Plan Z (que finalizaría en el 46-47) para el desarrollo de una marina de guerra a nivel mundial indican que se preveía una larga guerra. Igual que los Stukas fueron al principio una pesadilla para los enemigos de Alemania, más tarde se demostró que hubo un fallo de cálculo a la hora de desarrollar la linea adecuada de tecnologías aéreas. Hitler sabía también que la confrontación con Rusia era inevitable. Más tarde, si no él, Stalin hubiera declarado la guerra. La historia es que yo creo que esperaba un inicio global de la guerra sobre el año 1940-1941, para poder entrar con Italia más preparada si cabe. Como bien dice nuestro camarada Wittmann, el factor suerte fue fundamental, pero además, el hecho de tener al servicio de un pueblo a los más brillantes generales. :)

Marcelo

04 de Marzo de 2006, 21:27:39 pm #5 Ultima modificación: 04 de Marzo de 2006, 21:32:02 pm por Marcelo
Citarse suicidó en noviembre de 1943


E.Udet se suicido en noviembre de 1941.

Citarlos ingenieros aeronáuticos alemanes desarrollaron el Junkers 87, el temido Stuka, un bombardero que se mostró muy efectivo en las primeras campañas de la Blitzkrieg, pero su escasa velocidad en vuelo horizontal (en especial al salir de un picado) lo hacía vulnerable tanto al fuego antiaéreo como a la persecución de los cazas enemigos, y fue retirado del servicio en otoño de 1943.


Retirado del servicio en que parte ?

Como bombardero de intrusion nocturna y avion antitanque fue usado hasta el fin de la guerra, incluyendo el frente Oeste y mediterraneo, incluso los Ju-87D jugaron un papel fundamental a la hora de recuperar la isla de Rodas en una fecha tan tardia como mediados de 1943.

Y siempre me parecio curioso que se critique duramente al Stuka en 1940, pero sin embargo nada se diga de una avion mucho mas antiguo, el Fairey Sworfish. Los britanicos los usaron hasta  1944 en tares antibuque nocturnas. Y por cierto que era un avion mas lento y mucho mas "suicida" ya que no tenia ni una sola placa de blindaje o vidrio templado como el solido JU-87D


Por ejemplo en una fecha relativamente tardia como Febrero de 1942 los britanicos lo enviaron a atacar a los buques alemanes Schnarhorst y Gneseinau que cruzaba el canal de la Mancha, alli fueron interceptados y masacrados por el mejor caza del mundo en ese momento que era el FW-190A-2....y yo digo.....no habian aprendido la leccion del Stuka  :(  ??...o quiza no era la Luftwaffe la unica que cometia errores, o quiza el Ju-87 no era tan malo...en fin.

Karl H. Guderian

Yo no discutire la valía que tuvo en su momento el Ju87, pero debes reconocer amigo Marcelo que no fue una apuesta a caballo ganador el desarrollo de este tipo de bombarderos, las necesidades de aviones hicieron que volvieran a reincoporarse. También debemos reconocer que muchas de las deficiencias de los aviones alemanes (la calidad del Fw 190 es incuestionable), fueron suplantadas con la gran valía de los pilotos germanos... ;)

ULRICH

Opino como Marcelo.El Stuka se suele criticar fácilmente.Tenía los defectos y las virtudes que tíene cualquier avión.
Fué con sus ataques de precisión parte vital del comflicto  en la guerra civil española destruyendo puentes,polvorines,embarcaciones........etc.
En Polonia fué importantísima su lavor sembrando el terror al escuchar sus sirenas(Pionero en guerra psicólógica)y por sus ataques precisos (Recordad los ataques a los puentes del Vístula,o,cuando lograron cercar al ejército Posen.
Los ataques a buques británicos hundiendo grandes cantidades de ellos y así proteger al tráfico marítimo alemán.
Los ataques a Holanda donde nuevamente los ataques de precisión son fundamentales para el paso de tropas.O en el asalto de Eben Emael o haciendo brecha en el Sedán..............
En cuanto a la Batalla por Inglaterra reconozco que falló pero tambien hay que reconocer que los Bf-109 casi sin combustible poco podían ayudar al Ju-87,pero logró algún éxito como hundir al HMS Foyke Bank.
En Grecia ,Yugoslavia,Africa,Malta sigue con su lavor importante aunque sufre bajas importantes(tambien hacen misiones arriesgadas).
En la campaña rusa,demuestra su poder de destrucción.Ademas como caza-carros se destapa,y en ataques nocturnos.
Creo que luchó con honor hasta el final.Si solo hubira tenido éxito a principios de la guerra,no se habría escrito tanto de este avión de leyenda.

UN SALUDO.









Hilfswilliger

Creo, que Alemania tenia en la fuerza aerea solo, un complemeto de la fuerza terrestre, no dandose cuenta en un principio que era totalmente necesario el dominio del cielo para ganar, si, de acuerdo en polonia y francia ganaron la supremacia aerea, pero tambien ahi que ver en contra de los aparatos a los que se enfrentaban, indudablemente el caza bombardero para ciertas misiones de apoyo a tierra es importantisimo. pero como se vio más adelante los bombarderos estrategicos de gran autonomia y capacidad, asi como los cazas "interceptadores", fueron los que ganaron la guerra

Karl H. Guderian

Modero mi postura acerca del Stuka, y con respecto a lo de Udet, tienes razón (supongo que me equivoque poniendo el número) :D,pero comprobe lo de que el Stuka fue retirado y es cierto... también es cierto que en misiones nocturnas se seiguió utilizando. ;)

montefusco

Cita de: Hilfswilliger en 06 de Marzo de 2006, 00:33:01 am
Creo, que Alemania tenia en la fuerza aerea solo, un complemeto de la fuerza terrestre, no dandose cuenta en un principio que era totalmente necesario el dominio del cielo para ganar, si, de acuerdo en polonia y francia ganaron la supremacia aerea, pero tambien ahi que ver en contra de los aparatos a los que se enfrentaban, indudablemente el caza bombardero para ciertas misiones de apoyo a tierra es importantisimo. pero como se vio más adelante los bombarderos estrategicos de gran autonomia y capacidad, asi como los cazas "interceptadores", fueron los que ganaron la guerra


¿realmente fue así? ¿cuan efectiva fue la ofensiva estratégica contra el Reich? La mayoría reconocen que no dio resultados práqcticos sino hasta mediados de 1944 cuando los estadounidenses lanzaron el "plan del petróleo", que paralizó a una Luftwaffe ya muy debilitada principalmente por la perdida de pilotos entrenados. Aun así esta superioridad hubiera servido de poco si no se animaban a lanzar la invasión terrestre. Y en el Pacífico también, si no hubiera sido por el poder destructivo de la bomba A, la invasión del japón metropolitano era indispensable para ganar la guerra. Creo que la historia militar, y no solo de la 2a Guerra Mundial, ha demostrado que el poder aereo no gana por si solo las guerras si no se integra con una estrategia coherente de tierra, mar y Aire, casos como Vietnam o Afganistan (durante la invasión soviética y en la actualidad) demuestran que el dominio del aire por si solo no puede compensar las falencias de la estrategia o las debilidades en tierra. En ese sentido los alemanes no erraron tanto al entender a su FA como martillo de su ejército de tierra.

¿eran inadecuados los bombarderos alemanes en 1940? ¿que bombardero de 1940 era adecuado? La Luftwaffe erró mucho más en no reconocer la importqncia de los cazas, en no producir suficientes aviones de este tipo ni entrenar bastantes pilotos para tripularlos hasta que fue demasiado tarde. Tanto que al inicio de la batalla de inglaterra la superioridad alemana en cazas monomotores era de solo 30 aviones. Pero las criticas a la Luftwaffe van entrelzadas con el error estructural del III Reich durante la guerra: tomársela como una guerra limitaqda y de corto alcance y no movilizar todos sus recursos a la producción de guerra.

Hilfswilliger

¿Estamos debatiendo los errores en el plano estrategico o tactico?. Porque cambia considerablemente el arma aerea en ambos casos. ¿o no es asi?.

ravenraider

siempre he pensado que uno de los errores básicos de la Luttwaffe fue no tener pilotos navales, es más, no tener portaaviones con pilotos preparados, que seguro habrian dado un giro a la segunda guerra mundial y a la carrera de ingenieria de aviación

saludos

Hilfswilliger


STEINER M

Cita de: Erwin J. Rommel en 02 de Enero de 2009, 08:48:59 am
siempre he pensado que uno de los errores básicos de la Luttwaffe fue no tener pilotos navales, es más, no tener portaaviones con pilotos preparados, que seguro habrian dado un giro a la segunda guerra mundial y a la carrera de ingenieria de aviación.



Tenía pilotos navales que se iban a destinar al portaaviones "Graf Zeppelin". El fallo fue hacer caso a Goering en apropiarse de toda la Fuerza Aérea (incluida la dependiente de la Kriegsmarine; tal y como hizo con los paracaidistas)y no dejar que se desarrollase independientemente para equipar al que iba a ser el primer portaaviones del 3er Reich.
En otro foro hablé de ellos. Hubo un grupo de Stukas con alas plegables que se entrenaban en ataques antibuque.
Te saludo.