El controvertido USS Wahoo (SS-238)

Iniciado por gaffer, 10 de Junio de 2014, 06:25:21 am

Tema anterior - Siguiente tema

gaffer

10 de Junio de 2014, 06:25:21 am Ultima modificación: 16 de Junio de 2014, 02:39:10 am por gaffer
1ª PARTE


El comandante Dudley W. "Mush" Morton

El 26 de enero de 1943, el submarino USS Wahoo (SS-238, Gato Class), bajo el mando de su comandante el indomable Dudley W. "Mush" Morton, atacan y torpedean a un convoy japonés que consistía en cuatro buques frente a la zona norte de la costa de Nueva Guinea. Para Morton y su Wahoo, esta acción seria el principio en que empezaría a perder su buena reputación como cazador de buques. Precisamente en un momento en que las noticias de la marcha de la guerra eran casi universalmente malas, y cuando la fuerza de submarinos USA se estaban empleando a fondo es su lucha contra los japoneses.

Vista del cañon del Wahoo

Morton y el Wahoo proporcionaría una oportunidad muy necesaria para dar impulso y elevar la moral de la opinión pública de su país sobre la Armada Norteamericana. Por desgracia, también resultaría ser uno de los actos más controvertidos cometidos por uno de los submarinos aliados durante la IIWW, se llegaron a propagar comentarios (unas veces susurrando al oído y, a veces, en voz alta) sobre si hubo o no racismo, asesinato o encubrimiento oficial.
LOS HECHOS

Justo antes del mediodía del día 26, Morton detecta el Buyo Maru, uno de los cuatro buques del convoy. Era un carguero fletado por el gobierno japonés para el transporte de tropas y material a las zonas de guerra alrededor de Nueva Guinea. A pocos kilómetros de la costa, el ataque de torpedo inicial de Morton hundió el barco, pero no antes de que más de 1.000 soldados nipones se lanzaran con 20 botes salvavidas de madera y bien construidos. Con las baterías casi agotadas de muchas horas de acción sumergido, Morton emergió el Wahoo en medio de los barcos japoneses, y empezó a evaluar la situación. Al darse cuenta de que los barcos estaban al alcance de territorio controlado japonés, y que la mayoría de los hombres en los barcos podrían sobrevivir y reintegrarse de nuevo bajo control japonés, Morton tomó la decisión como jefe, de terminar la misión destruyendo los barcos.

El Buyo Maru escorando

A las 13h 42' de esa tarde, dio la orden de disparar a los barcos con el cañón de cubierta de 4"/cal. 50 y las ametralladoras. Después de que primeramente hubiese algunos disparos provenientes de los botes salvavidas y mientras se acercaban a la zona del naufragio, abrió fuego de nuevo, pero esta vez mas metódicamente con la idea de destruir los botes. Su intención era la de destruir los barcos y cualquier bote o resto que flotará y pudiera transportar hombres para imposibilitar el que pudieran llegar a territorio amigo. Es decir, acabar con todo el convoy. Los informes de lo que realmente ocurrió difieren, según... Richard O'Kane, oficial ejecutivo (¿Segundo?) de Morton (que estuvo probablemente dentro durante gran parte de la acción y por lo tanto su punto de vista debió ser menos conciso), dijo: "algunas tropas japonesas fueron, sin duda, atacadas durante esta acción, pero ningún enemigo fue tirado deliberadamente de los barcos o se les arrojó al mar''. "O'Kane también declaró que Morton incluso reprendió duramente a un marinero que le disparó a un soldado nipon con un 45. Se dice que eso se debió a que el marinero vio al soldado enemigo que iba a lanzar una granada a la nave (conociendo a los japoneses, apostaría a que eso es una verdad como un templo).

Richard O'Kane, tambien destacado jefe de submarinos

En cambio George Grider, el Oficial de Ingeniería describió la acción como "minutos de pesadilla". Otro, contó, que había al menos un soldado deliberadamente abatido con fuego de ametralladora etc,etc.... Para 1.400 naufragos, la acción había terminado y el Wahoo partió de la zona. Un total de 282 japoneses habían sido eliminados por disparos. Morton informó abiertamente del incidente, tanto en forma de mensaje como en un informe de patrulla posterior que fue examinado por la cadena de mando, y finalmente, recibió el respaldo de alguien muy importante en la MarinaUSA. Sería su jefe, el almirante Charles "Uncle Charlie" Lockwood mando supremo de la flota de Submarinos del Pacífico. No se trató de ocultar o disminuir nada.

Charles "Uncle Charlie" Lockwood

Morton realmente sobrestimó mal el número de soldados enemigos muertos, la estimación del número pudo estar entre 6.000 y 10.000. De ser así, fue un día trágico para el convoy japones. Más tarde se reveló que el Buyo Maru también llevaba a 491 prisioneros de guerra aliados (British Indian), 195 de los cuales fueron vilmente ejecutados. Esa fue la información que Morton, obviamente, no tenía en ese momento. El resto de los 1.126 supervivientes de la nave, los prisioneros de guerra, y la tripulación fueron rescatados por los japoneses.

Otra vista del submarino
[/b]

Topp

Esa es la historia que escriben los vencedores. Morton emerge en medio de los botes salvavidas del barco que acababa de hundir y comienza a destruirlos de forma sistemática para evitar que vuelvan a combatir, algo que prohíbe taxativamente la Convención de la Haya de 1907. Que hubiera pasado si los pilotos de la Luftwaffe hubiesen ametrallado a todo piloto de la RAF que se hubiera lanzado en paracaídas con la excusa de que lo hacían para que no volviesen a combatir.

Hoy en día Morton es un icono para la fuerza de submarinos USA y ejemplo para las generaciones venideras.

Pero Morton no fue el único al que se le permitió que esos hechos quedaran impunes. Leed sobre las hazañas del Lieutenant Commander Anthony Miers y su HMS Torbay y os quedaréis pasmados de como este "tipo" ametrallaba de forma sistemática a los naúfragos con la excusa de que "los submarinos no hacen prisioneros".

Y lo malo del caso es que para premiar sus actos, hasta fue condecorado con la Victory Cross.

El Kapitänleutnant Heinz-Wilhelm Eck, comandante del U852, hundió al carguero SS Peleus y luego ametralló a los supervivientes para no dejar constancia de la presencia de submarinos en esa zona. Resultado: Eck y su IWO fueron fusilados tras un juicio plagado de dudas.

Es cierto que la historia la escriben los vencedores, los mismos que aplican las leyes a su capricho.

Saludos.
Pd: Buen artículo Gaffer #@5

Balthasar Woll

Totalmente cierto Topp, acordaros de las acusaciones a Doenitz de ametrallar a los supervivientes de los barcos aliados hundidos por los "lobos grises" .
Buen artículo Gaffer, aunque hay algo que no me cuadra ¿seguro que las dos fotos son del mismo buque?, porque no me lo parece.

Saludos

Heinz von Westernhagen


minoru genda

Buen trabajo mister Gaffer  #@2 #@5
Paco lo comenta los aliados no están exentos de haber cometido aberraciones con enemigos inermes.
Si nos paramos a reflexionar sobre determinados hechos como el del HMS Torbay o del USS Wahoo y los comparamos con otros hechos de armas vemos que no solo por la similitud en lo acaecido si no por la forma de hacer justicia de las autoridades aliadas vemos la total discriminación y el trato diferente para casos idénticos o casi.
Un caso que debe llamar la atención es el del Laconia, cuando analizo detenidamente lo ocurrido no puedo dejar de pensar en lo que habría ocurrido si cuando los aviones atacaron a los sumergibles alemanes estos se hubieran sumergido arrastrando al fondo a los supervivientes del Laconia, seguramente se hubiera acusado a los comandantes alemanes de asesinato.
Como ejemplo a las actitudes de militares aliados hay uno que da escalofríos. Durante la guerra en el Pacífico hubo un momento en que los estadounidenses mataban a los prisioneros japoneses friamente y no solo eso les cortaban la cabeza que colgaban de los árboles con los cinturones de los soldados muertos.
La situación se agravó hasta el punto de que los mandos estadounidenses comenzaron a premiar a aquellos que capturaran y mantuvieran vivos a soldados japoneses lo hacía dando más tiempo de descanso, ración extra de postre e incluso permisos a quienes lo hicieran.
Ya sabemos todos que es una guerra, saca lo mejor y lo más infame del género humano, a la larga ni muchos considerados "malos" no son tan malos, ni muchos considerados "buenos" los son tanto, hay gente pa to y en todos los bandos 

josmar

Una buena investigación, Gaffer... #@5

(Yo también creo que las fotos no son del mismo buque....) #@6

minoru genda

Cita de: josmar en 10 de Junio de 2014, 13:34:52 pm
Una buena investigación, Gaffer... #@5

(Yo también creo que las fotos no son del mismo buque....) #@6

En principio no son iguales pero con la afición que hubo durante la segunda guerra mundial a reformar buques igual si es el mismo pero reformado #@6
Yo también me había percatado de esa diferencia que por cierto canta mucho pero di y aún doy por sentado, mientras no se demuestre lo contrario, que se reformó ese barco
A ver si tengo un momento para averiguarlo

Heinz von Westernhagen

La primera foto del Buyo Maru es de 1908. En 1917 se nombró al buque de otra manera, pasó a manos inglesas y acabó sus días en 1947. La segunda foto sí que se corresponde con el Buyo Maru de tan trágico final... #@8

Saludos!!

gaffer

10 de Junio de 2014, 17:29:46 pm #8 Ultima modificación: 11 de Junio de 2014, 05:59:49 am por gaffer
Está por terminar y aún falta repasar algunos fallos. Pero como estoy seguro que me corregireis, el trabajo será mas  facil.
"Como disfrutan los asesinos en las guerras". No recuerdo quien dijo algo parecido,  pero se aplica a todos los bandos.
Esta noche intentaré terminarlo...un saludo

gaffer

11 de Junio de 2014, 02:24:03 am #9 Ultima modificación: 16 de Junio de 2014, 02:49:40 am por gaffer
2ª PARTE Y FINAL


Dudley Walker Morton y Richard H. 'Dick' O'Kane conversando en la ¿cubierta? del Wahoo

Se dijo en periódicos y demás medios que sólo murieron 87 japoneses. Dado el carácter más bien conservador de la sociedad americana en esos días este incidente conmocionó a algunas personas, incluyendo a otros submarinistas americanos. La repulsión a las tácticas de submarinos desarrolladas durante la 1ª WW dio lugar a un nuevo ''repaso'' de las leyes de la era post-victoriana del conflicto armado y que obligaron durante la 2ª guerra mundial a hacer caso a una serie de convenciones, restricciones  y reglas en las operaciones raider (labores de asalto e incursión) de los submarinos y buques de superficie. La formación rígurosa en esos temas durante los años 20 y 30 condujo a una mentalidad muy conservadora, entre muchos oficiales navales. La mayoría consideró que este tipo de acción estaba prohibida en los términos de los Convenios de La Haya de 1907. Sin embargo, dichos convenios eran un tanto ambiguos en algunos puntos y se dejo de darles la relevancia que tenían a raíz del ataque a Pearl Harbor (Cabreo tremendo de los americanos) que produjo que los altos mandos de la Armada USA ordenaran ''ignorar'' esas restricciones. Las continuas habladurías de asesinato y atrocidades sirvieron para mancillar la reputación de Dudley Walker Morton (Nominado 4 veces para la concesión de la Cruz Naval) y fueron probablemente la razón principal por la que nunca se le concedió la Medalla de Honor. Para algunas personas ''importantes'', les parecía impropio dar la más alta condecoración militar de la nación a alguien involucrado en un acto de tanta controversia.
Después de la guerra, varios historiadores y autores criminalizaron los hechos acaecidos aquella tarde . El autor británico Sir Richard Compton-Hall incluso acusó a la cadena de mando SubPac (Jefatura de Submarinos del Pacifico) de falta de valor moral para cuestionar el acto y enjuiciar a Morton. Debido a la pérdida posterior del Wahoo y la muerte de Morton a bordo de ella, nunca podremos saber exactamente lo que pasaba por su mente en ese momento.


Emblema del USS Wahoo, El penacho conforma el nº de navíos hundidos


El USS Wahoo (SS-238) hundió alrededor de 20 buques japoneses durante la Segunda Guerra Mundial en el Océano Pacífico, siendo hundido el 11 de octubre de 1943 en el estrecho de Pérouse (Entre la isla de Sajalin (Rusia) y La isla japonesa de Hokkaido, en pleno mar territorial del Japón) por aviones japoneses mientras efectuaba una travesía furtiva (de las 7 que efectuó) en aguas territoriales japonesas.
80 tripulantes del USS Wahoo perdieron la vida cuando este fue hundido.



Una vista del Wahoo de salida a la caza raider (furtiva)

Dado que el llevar a cabo una guerra submarina sin restricciones y el hecho de que no había ninguna guía oficial SubPac escrita acerca de cómo hacer frente a los sobrevivientes de un naufragio, las acciones de Morton estaban claramente dentro de los parámetros de operación que se habían fijado por la cadena de mando.
REFLEXIONES Y CONSIDERACIONES

Desgranamos responsabilidades...un crimen de guerra que no lo era y que todo parece girar sobre un solo punto: Los sobrevivientes de un naufragio que, ademas, son soldados enemigos ¿Que se supone que debería haber hecho el comandante de la nave?. Esos "pasajeros" a bordo del Buyo Maru no eran hombres de negocios que van al extranjero para negociar un acuerdo. No eran refugiados que buscan la libertad, ni eran familias de vacaciones en un crucero por el Caribe. Eran soldados del ejército imperial japonés. Voluntariamente se embarcaron a bordo de un buque fletado por el gobierno japonés (que también llevaba material de guerra) con el fin de transportarlos a una zona de guerra en el que se llevarían a cabo operaciones de combate contra las fuerzas aliadas. Todos ellos sabían, seguro, el riesgo que corrían si eran detectados por un navío de guerra enemigo. Su condición de soldados los coloca en una categoría moral claramente diferente a la de los marinos mercantes, empresarios, refugiados o turistas...eso está claro. La estrategia militar nunca ha puesto en duda la legitimidad del Buyo Maru como un objetivo. De hecho, los medios de transporte de tropas eran un ''rico bocado'' para cualquier capitán de submarinos (amigos o enemigos). Hay un ''fuerte'' motivo de porque esto es así, en la historia militar del transporte de tropas de todos los ejércitos para ser atacados y hundidos, a menudo con gran pérdida de vidas. Y es, detener el movimiento de las tropas enemigas a la zona de guerra a toda costa antes de que puedan comunicarse con sus camaradas y pedir ayuda. Por lo tanto, la legitimidad del ataque inicial del Wahoo al Buyo Maru es incuestionable.

Dudley Walker Morton obtuvo la concesión de la Cruz Naval, lo sería a titulo póstumo (4 concesiones) junto al Corazón Púrpura

Curiosamente, si el ataque inicial hubiera sido un gran éxito consiguiendo que el el Buyo Maru  explosionara y se hundiera inmediatamente con todos los tripulantes y la especial ''carga'', nadie habría dudado ni una sola vez de la acción de Morton y la muerte de los soldados hubiese sido un acto de guerra. El ataque habría quedado en nada más ni nada menos que una mención en el historial de guerra del Wahoo.

Otra imagen del Wahoo desde otra perspectiva

Pero, ya que los soldados lograron salir del carguero y embarcarse en las lanchas de salvamento antes de que el barco se hundiera hace que todo cambie. Es, por ejemplo, como si merecieran algún tipo de inmunidad frente a nuevos ataques. Otro ejemplo: Si los soldados nipones se hubieran embarcado a bordo de cinco transportes más pequeños en lugar de uno grande, ¿eso les concedía la inmunidad?. No. ¿Y si se les hubiese localizado a bordo de diez barcazas grandes de metal en lugar de cinco pequeñas barcas?.  Tampoco. ¿O con unas 20 lanchas salvavidas en lugar de las barcazas?. Otra vez no. Morton hizo lo que tenía que hacer, ya que, cualquiera de esas embarcaciones eran capaces de terminar la misión encomendada al Buyo Maru (o por lo menos en parte). No se acepta el argumento de que su mera presencia en pequeñas embarcaciones les concediera el ''salvoconducto'' (Hay debate). Eso es ilógico. En cuanto a su estado de "indefensión", los soldados eran tan incapaces de defenderse eficazmente contra los ataques de submarinos (o contra cualquier otro medio de ataque...) tanto en las barcas como en el Buyo Maru. Eso dejaba a los soldados japoneses como objetivos legítimos. ¿Por qué habría que  concederle Morton inmunidad de nuevos ataques, simplemente porque ahora estaban embarcados en botes de madera en lugar de un barco construido de acero?. Algunos argumentaran que sin su equipo, eran inútiles como fuerzas de combate. Puede valer, pero sólo hasta cierto punto.

Marineros de USS Wahoo intercambiando comida, agua y cigarrillos con pescadores malayos

Solo hay que imaginarse a un piloto derribado (como habéis comentado) o un infante de marina de EE.UU...en una circunstancia similar. Supongo que rápidamente intentaría desplazarse a zona amiga para seguir cumpliendo su juramento, aunque fuera en un papel no combatiente. Pues lo mismo de los soldados japoneses...además esos, que encima estaban altamente motivados. Dada la proximidad al territorio enemigo, estos hombres seguían constituyendo una amenaza estratégica, Morton debió pensar que no podía ir con ''medias tintas'' y, por lo tanto, debían ser eliminados. No haber llevado esa acción hasta su final habría sido una negligencia en el cumplimiento del deber. Eso dejó a Morton con una opción, la misma elección que tenía la primera vez que vio la nave: matarlos. Se habló de que el comandante del Wahoo era racista y tal...y que odiaba intensamente a los japoneses etc,etc.  Los americanos creían apasionadamente que el 7 de diciembre fue una ruptura de reglas con el traicionero comportamiento incivilizado japones (EL día de la Infamia).

Por encima de todo, los estadounidenses (todos) despreciaban la traición en todas sus formas. ¿Morton odiaba a los japoneses?. Definitivamente si, pero no en el contexto de ponerse una capucha del KKK. Los odiaba porque iniciaron una guerra brutal de conquista, atacando y matando a estadounidenses, por el tratamiento despiadado y cruel contra los chinos (Dudley "Mush" Morton conoció a su futura esposa Harriet en China...parte de su familia residía allí), los filipinos, y los prisioneros de guerra. Él canalizó ese odio con la agresividad que tiene que tener un verdadero guerrero. Puede incluso que deshumanizar al enemigo a través del odio era uno de los métodos de motivación que él eligió. Un método de mal gusto... es verdad, pero que él sentía era absolutamente esencial para que el Wahoo siguiera combatiendo a su enemigo. ¿Que es lo que le separa de cualquier otro comandante de submarinos de cualquiera de los contendientes?. Pregunto.  Morton y sus compañeros de tripulación hicieron un servicio ese día y sus acciones han sido exoneradas con el paso del tiempo y las pruebas. Esto no fue una masacre o una atrocidad. Morton no fue un asesino. Fue un duro contendiente contra sus enemigos, pero es que era absolutamente necesario ser así en
una guerra como lo fue la WWII.

Zona del hundimiento-Estrecho de La Pérouse

Saludos.
Fuentes:
http://www.submarinebooks.com/Wahoo.htm
http://www.warfish.com/patrol3con.html
http://www.warfish.com/scrap3.html
http://es.wikipedia.org/wiki/USS_Wahoo_(SS-238)
http://www.navsource.org/archives/08/08238a.htm
http://www.oneternalpatrol.com/uss-wahoo-238.htm
PD
Hay un libro dedicado al completo al USS Wahoo



...Desde Pearl Harbor hasta su último y fatal viaje, en 1943, la gesta heroica del submarino de Estados Unidos mas osado de la Segunda Guerra Mundial. Lo cuenta el único miembro superviviente de su equipo- Forest J. Sterling .  El USS Wahoo (SS-238) fue el submarino norteamericano mas exitoso de la Flota del Pacífico en la SGM. Fue el primero en penetrar en un puerto enemigo y hundir un barco. Japonés en este caso. Y fue el primero en atacar a todo un convoy sin ayuda de nadie. En sus 11 meses ''cortos'' de vida  el  Wahoo logró un increíble porcentaje de 21 objetivos hundidos, con un total de más de 60.000 toneladas. Sterling tuvo suerte (por eso lo cuenta) porque a sólo 45 minutos antes de salir de la isla de Midway para la que sería su última y fatal patrulla, Sterling fue transferido repentinamente a otros cometidos. El resultado es este libro, donde el autor cuenta y escribe sobre la notable tripulación, su capitán y el barco (como vivían el día a día etc...). El Capitan de Corbeta  Dudley 'Mush' Morton ''el agresivo'' era el orgullo de la flota de submarinos. Ganaría la Cruz de la Marina (Navy Cross) en 4 ocasiones...la última a titulo póstumo.  Su oficial ejecutivo de la nave Richard H. 'Dick' O'Kane. O'Kane acabaria con tres concesiones de la cruz naval y una Medalla de Honor al mando del submarino USS Tang (SS-306) También se libró por los pelos.  Sterling cuenta la historia como nadie más podría hacerlo (6 patrullas) Es un relato verdadero de la guerra submarina estadounidense de un hombre que vivía ... y vivió para contarlo.

Topp

No estoy de acuerdo en absoluto con tus conclusiones sobre la legalidad de los actos de Morton. Todas tus reflexiones sobre el origen de su mujer, su odio a la traición (España podría hablar un poco sobre el tema de la traición estadounidense), etc están muy bien, pero desde el momento que un militar se convierte en naúfrago pasa a estar protegido por las leyes. Y lo está aunque se encuentre a 100m de las costas propias o del territorio que quería conquistar. Otra cosa es la interpretación que los aliados hicieron de las leyes y convenciones imperantes. Diciendo que éstas tenían capítulos ambiguos hicieron lo que les dio la gana y hay sobrados ejemplos de ello

¿Me sacas la misma conclusión de Heinz-Wilhelm Eck, o para él si existían las leyes?

Si lo que hizo Morton lo hubiesen hecho los comandantes alemanes, hubiesen condenado hasta el gato del cuartel de Dönitz y los pelotones de fusilamiento habrían tenido trabajo extra.

O como me juzgas la masacre de Malmedy. Un grupo de batalla que avanza y no se puede parar a custodiar, curar o a alimentar prisioneros y se deshace de ellos porque no los iban a dejar a sus espaldas ... ¿o sí?. Según tu regla de tres eso es legítimo, pero no para los aliados que enjuiciaron y ejecutaron a todo SS con el que se cruzaron.

Hellmuth von Ruckteschell, capitán del crucero auxiliar Widder se libró del pelotón por las dudas que tenían sobre las acusaciones y le cayeron diez años por el horrísono hecho de disparar "diez minutos más de la cuenta sobre un barco que estaba siendo abandonado" y que seguía disparando con su artillería.

¿Era legítimo o no hacerlo?

Gaffer, para mí "Mush" Morton fue uno de tantos asesinos con galones que existieron durante la guerra y que demuestran como la guerra saca al bárbaro que llevamos dentro. Su suerte fue que su bando ganó la guerra y pasaron un tupido velo sobre su masacre. Si lees sobre la fuerza submarina norteamericana verás que la mayoría de los comandantes y oficiales de ella se mostraron horrorizados con el acto de Morton. Richard "dick" O'Kane, segundo en el Wahoo, no tuvo demasiados problemas en conseguir su Cruz del Honor como comandante del Tang sin recurrir a los métodos de Morton.

Si los prisioneros o náufragos no tuviesen tal consideración, la guerra - que ya de por sí es algo bárbaro - se convertiría en un asesinato consentido.

Marineros de USS Wahoo ofreciendo comida, agua y cigarrillos a unos refugiados malayos (no eran tan malos?)


No eran refugiados, sino pescadores que intercambiaban sus capturas por artículos USA

Saludos.

Heinz von Westernhagen

¿Es lícito que un sumergible abra fuego contra botes de soldados "naúfragos" enemigos que te están disparando con sus armas cortas?... #@8

¿Puedo acogerme al hecho de que algunos de ellos van armados, para abrir fuego...aún estando los pobres en el medio del mar, matarile?... #@27

Si no quieres hacer una matanza desde tu sumergible de metal, y por desproporción de medios, casi valía más que te retires...a no ser que estés dispuesto a todo.

De los 282 hombres eliminados en los botes por el fuego del USS Wahoo, 87 eran japoneses y 195 eran prisioneros indios. No hubo ninguna baja ni contusionados en el USS Wahoo debido a los disparos japoneses...si es que éstos dispararon alguna vez. A toro pasado, actos como el de Morton siempre tendrán detractores y admiradores, justificándolos para bien o para mal una y mil veces con argumentos de todo tipo. La verdad de lo que pasó allí nunca la sabremos.

Imagino que Morton se pondría nervioso al verse en medio del fregado...y tomo una decisión. Equivocada, pero la tomó. Una pena que su última patrulla sea eterna, porque me hubiera gustado conocer lo que le pasó por la cabeza en esos momentos (ya sabéis: Mis Memorias, Tomo I).

Por otra parte, coincido con Topp.

Un buen y polémico artículo, Gaffer...Ahora, a esperar las opiniones del resto de foreros sobre el asunto. #@5

minoru genda

Polémico a tope, el artículo provoca controversia, mucha controversia.
No voy a hablar sobre mi idea relacionada con el ataque a Pearl Harbor que generaría una situación aún más polémica, hay mucha gente que sabe mi opinión al respecto y esta se aleja mucho de las tesis oficiales, pero en fin vamos a dejar eso para otro momento si es que hay debate sobre ello.
En lo que respecta a la actitud de Morton poco puedo decir que no haya dicho y no solo me remito a lo ya dicho suscribo punto por punto lo que muy acertadamente ha dicho Paco.
No obstante incido sobre el caso Laconia y la actitud posterior de los sumergibles alemanes que sirvió para que en el tribunal de Nüremberg se pretendiera llevar por delante a Dönitz y acabara condenado a diez años de prisión.
Por otra parte y puestos a analizar la actitud de los altos mandos de la US NAVY tenemos  ciertas decisiones controvertidas de Ernest J. King que además influyeron en el destino de competriotas, para nada enemigos,.
Este almirante desdeño las tácticas británicas de convoyes y modos de defensa contra los U-Boote actitud que provocó, en los inicios de la participación estadounidense ya en guerra y en la batalla del Atlantico, elevadas pérdidas humanas y materiales solo por el hecho de que King consideraba a los británicos "inferiores" en cuanto a conocimientos bélicos y tácticas navales.
Este almirante que se había "olvidado" de sus obligaciones en el caso arriba citado no tuvo reparos en presionar para que el capitán de navío Bey fuera condenado por el hundimiento del Indianápolis a sabiendas de que se estaba cometiendo una gran injusticia por el modo desgraciado en el que ocurrió ese incidente.
Bey que ya estaba bastante tocado por haber perdido a muchos de los hombres a su mando solo necesitaba el pequeño empuje de una condena injusta para después de un tiempo suicidarse víctima de los remordimientos que sintió en parte "gracias" a esa condena
Bey fue la cabeza de turco necesaria que probablemente salvó la cabeza del propio King o alguno de sus amigos en el mando.
Pregunto, ¿que se podía esperar en el caso Morton de unos mandos que sacrificaron a un inocente del bando propio para salvar su culo? Respondo, exactamente eso, intentar tapar o minimizar los efectos del hecho infame.
Por cierto prefiero no hablar del tema general Yamashita, otra víctima conveniente del alto mando estadounidense y concretamente de Douglas Mac Arthur.

josmar

Cita de: Topp en 11 de Junio de 2014, 09:02:09 am
... pero desde el momento que un militar se convierte en naúfrago pasa a estar protegido por las leyes. Y lo está aunque se encuentre a 100m de las costas propias o del territorio que quería conquistar.
Otra cosa es la interpretación que los aliados hicieron de las leyes y convenciones imperantes.


Partiendo de esta premisa, huelgan las disquisiciones.....
Saludos.

Balthasar Woll

Poco puedo añadir a lo ya dicho, suscribo punto por punto lo dicho por Minoru y Topp. Y por último añadir, que según los parámetros por los que luego juzgaron a los comandantes alemanes, el capitán Morton fue un criminal de guerra.

Saludos