Arte Totalitario ,antes y durante la guerra

Iniciado por Zhukov, 22 de enero de 2007, 20:12:38 pm

« anterior - próximo »
Ir Abajo

Zhukov

22 de enero de 2007, 20:12:38 pm Ultima modificación: 21 de abril de 2008, 05:42:05 am por Zhukov
Arte Nacional Socialista Aleman I

"Hasta la ascensión del poder del Nacionalsocialismo existían en Alemania un arte considerado "moderno" o , más bien , como propiamente revela la esencia de este término, un arte diferente cada año.

Pero la Alemania nacionalsocialista exige un arte nuevamente "alemán", y ese debe ser y será, como todos los valores creativos de un pueblo, un arte eterno.

Si en vez de eso se revelase falto de tal valor eterno para nuestro pueblo, ya hoy mismo resultaría carente de un valor superior".


Discurso del Führer en la inauguración de la Primera Gran Exposición del Arte Alemán.
("Voelkischer Beobachter" , 19-7-1937)


El arte nazi buscaba superar las diferencias de clase social y cohesionar la nación en una comunidad de ciudadanos que participasen de los mismos ideales. Basicamente vincular los individuos con la nación.

La única justificación del arte era la colectividad, de la misma manera que el objetivo de la arquitectura y los mítines multitudinarios era fundir los ciudadanos en una experiencia colectiva.

Suprimía el deseo individual de experimentar e investigar, y en su lugar recetaba soluciones y formulas ideológicas dictadas.

Tambien las artes visuales reflejaron un conjunto de temas que se repetiran a lo largo de todo aquel período hasta alcanzar un significado cultural: Los movimientos juveniles, las grandes concentraciones de masas, la glorificación del cuerpo sano, el culto a la muerte heróica, las vistosas ceremonias públicas, las concentraciones multitudinarias, los estadios deportivos, las nuevas fábricas y viviendas, las autopistas, los edificios públicos, los retratos de Hitler y del partido.

Zhukov

22 de enero de 2007, 20:17:16 pm #1 Ultima modificación: 21 de abril de 2008, 05:41:10 am por Zhukov
Arte Nacional Socialista Aleman II


Pintura:
   
El arte nazi es mas alegorico que realista,se toma a las figura humanas como símbolos ideologicos..

Inspiraciones mitologicas,reiteraciones conceptuales de la patria y la raza,ensalzamiento del lider y poses heroicas definen el arte del partido y los objetivos politicos a el pueblo  de una manera monumental y ampulosa.

El estilo realza los conceptos de propaganda la mujer como madre,los campesinos y el elogio al trabajo,la raza y pertenencia,el pueblo,todo con una fuerte impronta conservadora y por momentos cursi.

Escultura:

La escultura materializó la obsesión nacionalsocialista por la raza , a la vez que actuó como complemento de la arquitectura,fue la transmisora de los valores concretos del nazismo.

A las tradicionales representaciones en la escultura alemana del soldado o el guerrero, se les añade la guerra, el partido, la camaradería, los campesinos, la maternidad, el cuerpo femenino y fecundo y el rol de la mujer.

Lo que dominó en la escultura fue la representación, inspirada en los modelos de la Antigüedad, de la belleza del cuerpo humano, idealizado.

El desnudo masculino representaba el ideal de la raza aria: camaradería, disciplina, obediencia y valor.

Su principal exponente fue Arno Breker.

Arquitectura:

La arquitectura se convirtió en la expresión más contundente del nazismo.

Sus características eran la horizontalidad, la simetría en las fachadas, el uso de pórticos, el aire de fortaleza y el hermetismo. Los pesados frontones de madera tenían por objeto impresionar e infundir respecto.

Con respecto a la ornamentación, las fachadas eran sobrias, las columnas y pilastras combinaban decoración y tecnología. El águila y la esvástica nazis eran ornamentos obligatorios.

Un buen porcentaje de la arquitectura tenía aire militar.
Las estructuras eran inexpresivas, metódicas, ordenadas...
La magnitud de los edificios empequeñecía a la persona. La arquitectura era ampulosa y reiterativa.
La impresión general era de vacío y monotonía. Su finalidad era impresionar e intimidar a las masas.

El principal ingrediente del arte,la libertad de creación y de pensamiento fue extirpado de raiz,los principales exponentes del arte aleman tomaron el camino del exilio y al abrigo de la dictadura crecieron ,con talento o sin el,los artistas oficiales del regimen.

El arte oficial del Reich de los mil años crecio y murio junto a su creador,sin legado y sin pena ni gloria.

"Este tipo  humano que ha aparecido ante el mundo entero por primera vez el pasado año, durante los Juegos Olímpicos , en su espléndida, orgullosa fuerza y salud -este tipo humano, queridos balbuceadores prehistóricos del arte , representa el tipo de la nueva época.

Y vosotros ¿que producís? ¡Lisiados deformes e idiotas, mujeres que suscitan únicamente horror, hombre más semejantes a las bestias que a los hombres , niños que , si viviesen en el modo en el que ha sido figurados , se creerían simplemente una maldición de Dios!.

Y estos espantosos diletantes tienen la osadía de mostrar todo esto al mundo contemporáneo como arte de nuestra época, más bien como manifestaciones de aquello que forma la época actual y a ella impone el propio sello."
"Adolf Hitler"

En la proxima entrega comentarios y reseña sobre Leni Riefenstahl,Arno Breker, Hermann Otto Hoyer , Albert Speer .

La historia de la Martin Luther Memorial Church de Berlin y sus ornamentos nazis.

Fuente:"Kunst in Deutschland 1933-1945"

Espero que sirva de debate y enriquezcan mi aprendizaje en estos temas.

Sigel

Interesante post, Zhukov. Efectivamente, el "arte totalitario", por llamarlo de alguna manera, buscaba monopolizar la expresión artística según sus propios parámetros de acuerdo a su propia ideología. Curiosamente, hay ciertas similitudes comunes de esta clase de expresión artística, como por ejemplo, el arte plástico NS con la plástica perteneciente al célebre "realismo socialista". Hace un tiempo comparábamos los ciclópeos monumentos soviéticos dedicaods a la Gran Guerra Patria -como el del soldado desconocido soviético en el parque Treptow o en la colina de Mamaiev- con los restos de la plástica NS alemana que sovrevivieron a la destrucción.

En lìneas generales, se nota en unos y otros un gusto por el arte helénico, por el monumentalismo faraónico, por el colosalismo romano, así como por todo lo que les pareciera "clásico", "heroico", "perfecto". Un arte, en todo caso, que manifestara la gloria guerrera -no la exaltación de la violencia extrema y sus horrores, como suele ocurrir hoy día-, sino la nobleza de las "causas justas" (que como es de presumir, siempre era la propia). Era un arte, en todo caso, propagandistico en primer término, incluso catequístico y misionero, ya que buscaba apabullar, impresionar favorablemente al espectador.

El arte como propaganda de guerra o como propaganda de la ideología política. Un arte que no busca vender -como el arte comercial-, ni buscaba denunciar -como el arte "desidente"- sino un arte que buscaba convencer. Por lo tanto un arte triunfalista, aunque cuando a veces tuviera matices sombríos.

Este "arte totalitario" no fue privativo de la Alemania NS ni la Unión Soviética. También se le puede ver en China, Vietnam y Korea del Norte, o sea, en aquellos lugares donde el stalinismo tuvo una fuerte influencia, aunque se nota menos en Cuba. Para variar, he aquí un cartel propagandístico chino:

http://tinypic.com/3y6m9th

Adviértase el aspecto idílico de la "comuna agrícola".

Sigel

Cita de: Zhukov en 23 de enero de 2007, 21:20:07 pm
ESTOY INTENTANDO ENVIAR FOTOS PERO NO ME LO PERMITE EL SISTEMA,ALGUIEN SABE COMO DEBO HACERLO?


Amigo Zhukov: Yo nunca he logrado subir imágenes directamente como hacen los camaradas, pero lo resuelvo poniendo el URL (o como se diga) donde sólo hay que cliquear para abrir la imagen. Sólo busca en http://tinypic.com
Te abre una pantalla y donde dice "Examinar" y entonces vas a la imagen que quieres mostrar, cliqueas y te salen los datos de la URL, los copias en tu post y ya está. Al menos así es como le hago yo. Saludos.

Moisin-Nagant


Zhukov

24 de enero de 2007, 15:51:52 pm #5 Ultima modificación: 21 de abril de 2008, 05:44:38 am por Zhukov
[/img][/img]

En 1932 la iglesia Protestante Alemana quedo bajo la influencia de un movimiento Nazi llamado Bewegung Deutscher Christen,liderado por su fundador Rev. Joachim Hossenfelder.

El movimiento representaba el Cristianismo positivo segun el punto de vista  de Hitler,quien trato de forzar alianzas y el desarrollo de estas iglesias en toda Alemania.
Una de ellas consagrada en 1935,Martin Luther Memorial Church aun continua en Berlin,originalmente tenia en sus campanas y altar una svastica removidos al finalizar la guerra,pero aun contiene algunos simbolos como un Jesus musculoso y ario,figuras de tropas alemanas,cruces de hierro y .....................un busto de Adolf Hitler.

Fue utilizada por muchos mienbros del ejercito y el partido,ademas Hitler profesaba admiracion por Martin Lutero,mencionado en Mi Lucha.

Actualmente existe el plan de destruirla por considerarla en mal estado para construir una nueva iglesia,grupos de ciudadanos estan realizando colectas de dinero para salvarla.

Zhukov


Zhukov

24 de enero de 2007, 16:09:21 pm #7 Ultima modificación: 04 de noviembre de 2007, 18:14:23 pm por Zhukov









Zhukov

24 de enero de 2007, 16:49:34 pm #8 Ultima modificación: 04 de noviembre de 2007, 18:15:26 pm por Zhukov
Una revista de la Iglesia Luterana Alemana del año 1939 y algunas pinturas atribuidas a Hitler,notese el niño Jesus ario.







[/img]

Sigel

En contraste: el "arte degenerado" (entartene Kunst) rechazado y proscrito por el nacionalsocialismo (muestra de Kirchner):

http://tinypic.com/2s6a2ph

(Nótese la obvia y por lo demás cruenta crítica al oficial alemán).

Wobst

permítanme un par de imágenes:


la torre de la iglesia, que necesita una reparación urgente


el interior de la iglesia


una moneda del Reich con la imagen de la iglesia

saludos a ambos

Zhukov

28 de mayo de 2007, 19:32:53 pm #11 Ultima modificación: 23 de septiembre de 2007, 20:09:59 pm por Zhukov
Albert Speer, Biografía y Obras

Albert Speer (19 de marzo de 1905 - 1 de septiembre de 1981), llamado a veces el "primer arquitecto del Tercer Reich", otros le denominan "el arquitecto del diablo". Fue el arquitecto jefe de Hitler en la Alemania Nazi, y en 1942 llegó a ministro de armamentos en el Gobierno alemán. En la posguerra fue juzgado en Nuremberg, donde expresó arrepentimiento, y le condenaron a veinte años de prisión. Después de su liberación, llegó a ser un autor de éxito, gracias a varios libros semi-autobiográficos.


Sus primeros años

Nació en Mannheim. Pasó su infancia en la residencia familiar de la Universidad de Heidelberg. Hijo y nieto de arquitectos, descendía de una familia de la alta burguesía. En su juventud, Speer primero quiso ser matemático, pero acabó siguiendo los antecedentes familiares y estudió arquitectura. Fue alumno de Heinrich Tessenow en el Instituto Tecnológico de Berlín, y llegó a ser ayudante de éste. Después de completar sus estudios en 1931, se casó con Margarete Weber. A finales de ese año, varios de sus alumnos le convencieron para que asistiera a una reunión del Partido Nazi, donde quedó hipnotizado por la elocuencia de Adolf Hitler. En pocas semanas se afilió al Partido.

El primer cometido de Speer como miembro del Partido le llegó en 1933 cuando Joseph Goebbels le pidió que renovara el Ministerio de Propaganda. Goebbels quedó impresionado con su trabajo y le recomendó a Hitler, quien le encargó que ayudara a Paul Troost a renovar la Cancillería de Berlín. En este puesto, la aportación más notable de Speer fue la adición del famoso balcón.


Primer arquitecto del Reich

Troost murió en 1934, y eligieron a Speer para reemplazarle como arquitecto jefe del Partido. Uno de los primeros encargos después de ese ascenso fue el probablemente más conocido de todos sus diseños: la tribuna Zeppelin, el área de desfiles de Nuremberg, que se puede ver ''El triunfo de la voluntad'', la obra maestra de la propaganda dirigida por Leni Riefenstahl. En su autobiografía Speer afirmó que, cuando vio el proyecto original, hizo el comentario despectivo de que el campo de desfiles se parecía al lugar de reunión de un "club del rifle". Le retaron a que hiciera un diseño nuevo.

Utilizó como base de partida la antigua arquitectura dórica del altar de Pérgamo, en Turquía, pero ampliada a una escala enorme, capaz de albergar hasta 240.000 personas. En la reunión del partido en el campo de desfiles, en 1934, Speer rodeó el área con 150 proyectores antiaéreos. Esto creaba un efecto de "catedral de luz", como lo llamo el embajador británico Sir Neville Henderson.

Nuremberg estaba destinada a contener muchos otros edificios oficiales nazis, la mayoría de los cuales nunca se llegaron a alzar. Por ejemplo, el Estadio Alemán tendría una capacidad de 400.000 espectadores y en él se celebrarían los Juegos Arios, sustitutos propuestos de los Juegos Olímpicos. Mientras planeaba estos edificios, Speer inventó la teoría del "valor de las ruinas" -apoyada con entusiasmo por Hitler-, según la cual se construirían todos los nuevos edificios de forma que dejaran una ruinas estéticamente agradables en el futuro lejano. Esos restos serían el testamento de la grandeza del Tercer Reich, igual que las antiguas ruinas griegas o romanas eras el símbolo de la grandeza de sus civilizaciones.

Speer tenía un arquitecto rival: Hermann Giesler, también favorito de Hitler. Había frecuentes enfrentamientos entre ambos, muchas veces en presencia de Hitler.

En 1937, Speer proyectó el Pabellón alemán de la Exposición Internacional de 1937 en París, que estaba situado justo en frente del Pabellón soviético. Su diseño pretendía representar una defensa sólida contra los embates del comunismo, aunque ambos pabellones fueron galardonados con medallas de oro por sus diseños.

Speer también fue encargado de hacer planes para la reconstrucción de Berlín, que habría de convertirse en la capital de un Estado supra-germano -"Welthaupstadt Germania"-. El primer paso de estos planes fue el Estadio Olímpico para los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, diseñado por Werner March. Speer también proyectó la nueva Cancillería del Reich, que incluía un enorme salón dos veces mayor que el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles. Hitler quería construir una tercera Cancillería, aún mayor, aunque nunca se comenzó. La segunda cancillería fue destruida por el ejercito soviético en 1945.

Del resto de los edificios planeados para Berlín, casi ninguno llegó a construirse. Se reorganizaría Berlín a lo largo de un bulevar central de cinco kilómetros. En el extremo norte, Speer pensó en un edificio con una enorme cúpula, inspirado por la Basílica de San Pedro de Roma. El tamaño de la cúpula lo haría poco práctica: más de 200 metros de alto y casi 250 metros de diámetro, dieciséis veces más grande que la cúpula de San Pedro. En el extremo sur del bulevar habría un Arco semejante al Arco del Triunfo de París, aunque asimismo mucho más grande: 120 metros de alto. El Arco del Triunfo habría cabido en su vano. El comienzo de la Segunda Guerra Mundial en 1939 llevó al abandono de estos proyectos.

Durante su tarea de reconstrucción de Berlín, Speer fue presuntamente responsable de la deportación forzada de judíos, expulsándolos de sus casas para hacer sitio para sus grandiosos planes, y del realojo forzado de ciudadanos alemanes afectados por estas obras. También estuvo presente en la Conferencia de Poznan en 1943, aunque parece que la abandonó pronto.

En el Juicio de Nuremberg, la acusación presentó como prueba una fotografía de Speer en una visita al campo de concentración de Mauthausen, donde aparece claramente rodeado de prisioneros demacrados. La acusación afirmaba que esto probaba que Speer era consciente del Holocausto. Speer se defendió diciendo que sólo se trataba de una visita para gente influyente al campo de concentración, y en ningún momento llegaron a sospechar los cometidos más infames del mismo.

Según entrevistas realizadas después de su encarcelamiento, Speer adoptó la actitud de "mirar para otro lado" en las atrocidades nazis. Por ejemplo, admitió que era consciente de la existencia de Auschwitz, y de que ahí estaban ocurriendo muchas muertes. Por ello, evitó intencionadamente visitar el campo o conseguir más detalles de lo que ocurría en realidad.

En los juicios de Nüremberg, Speer afirmó hasta el último minuto que no sabía nada del Holocausto y fue condenado a veinte años de prisión. Entonces no se contaba con los documentos ni las pruebas encontradas a lo largo de las últimas seis décadas, que según los historiadores le habrían valido la pena de muerte

De las actas encontradas por la historiadora Susanne Willems se desprende que Speer fue informado al detalle por los dos colaboradores que envió a Auschwitz en mayo de 1943. El mismo día que los funcionarios Desch y Sander estuvieron en el campo de exterminio fueron asesinados un millar de judíos del gueto polaco de Sosnowiec.

Los colaboradores de Speer "tienen que haber visto el humo que salía de las chimeneas", declaró la historiadora Willems. Según sus conclusiones, no sólo fueron testigos del genocidio, sino que además recibieron datos precisos sobre las masacres de judíos por parte del comandante de Auschwitz, Rudolf Hö. Desch y Sander regresaron al ministerio de Armamento con una carpeta llena de fotos y elaboraron un amplio informe sobre su visita.

Los archivos que analizó la historiadora hablan además de la ampliación de Auschwitz como "Programa especial Profesor Speer". El ministro de Armamento del Tercer Reich fue quien aprobó las partidas de acero y otros materiales para las obras en el campo de exterminio. Pero en sus memorias ,Speer asegura que las obras fueron una medida "humanitaria", porque se instalaron cañerías de agua y se protegió mejor a los trabajadores forzosos y a los vigilantes de enfermedades como el tifus. "Eran medidas de higiene para la fábrica de la muerte", comentó Willems.

Varios libros publicados recientemente dan detalles desconocidos sobre la vida de este personaje clave del Tercer Reich. Historiadores como Willems desentrañaron también el vínculo entre las deportaciones masivas de judíos berlineses y los planes de Speer para transformar la capital alemana en Germania.



La estrecha relación de Speer con Hitler ha servido de argumento a algunos para plantear un cierto grado de homosexualidad de Hitler. Lo cierto es que Hitler le tenía especiales consideraciones, las opiniones de Speer era siempre de alta consideración y era elemento principal en su círculo de Hierro. Es muy probable que Hitler viera reflejado en Speer al artista fustrado que vivía en el.


Ministro de Armamentos

Hitler fue siempre un fuerte apoyo de Speer, ya su vez Hitler se sentía emocionalmente apoyado por Speer. Los proyectos arquitectónicos eran considerados como una expresión fiel de los principios nacionalsocialistas. Después de que el Ministro de Armamentos y Producción Bélica Fritz Todt fuera asesinado en un atentado aéreo en 1942, Hitler le nombró su sucesor.

Speer trabajó con diligencia para incrementar la producción bélica, utilizando en ocasiones el trabajo esclavo, aunque cada vez era más claro que Alemania se enfrentaba a una derrota inminente. Intentó sin éxito poner concentrar toda la economía alemana en el esfuerzo bélico, pero la política del Partido y el círculo de allegados a Hitler se lo impidió, lo que influyó directamente en el desenlace de la guerra.

. Se encontró su nombre en la lista de miembros de un posible gobierno post-Hitler, elaborada por los conspiradores del 20 de julio. Sin embargo, la lista añadía la anotación "si fuese posible" junto a su nombre, lo que el propio Speer cree que le salvó la vida. Según su propio relato, Speer incluso planeó un intento de asesinato de Hitler en 1945, pero las pruebas independientes de este extremo son muy escasas. Speer consideraba en privado a Hitler como un ser desprovisto de humanidad. Años más tarde declaró acerca de Hitler: "En el lugar donde debia existir un corazón en el pecho de Hitler, había solo un hueco"-.

A pesar de todo ello, Hitler, extrañamente le continuó considerando digno de confianza. Sin embargo, Speer, con un riesgo considerable para su propia vida, evito la realización de la política de tierra quemada deseada por Hitler, tanto en los territorios ocupados como en el suelo alemán

Después de la guerra

En los juicios de Nuremberg, Speer fue uno de los pocos oficiales que manifestaron remordimiento y se declararon culpables. Le condenaron a 20 años de prisión en Spandau, Berlín occidental, principalmente a causa del uso que hizo del trabajo esclavo. Su liberación en 1966 fue un acontecimiento mundial. Publicó varios libros semi-autobiográficos hasta su muerte en Londres en 1981. Sus obras -por ejemplo,"Dentro del Tercer Reich", sus memorias que tituló "Recuerdos" y su "Diario de Spandau" - proporcionan una mirada personal y excepcional de las grandes personalidades de la época nazi. Sin embargo, muchos críticos opinan que Speer minimiza su propia responsabilidad en las atrocidades de la época.

El hijo de Speer, también de nombre Albert, se convirtió en un arquitecto de éxito por derecho propio, y fue responsable del proyecto Expo 2000 ( la exposición mundial que tuvo lugar en Hanover en el año 2000), el diseño de la Ciudad Internacional del Automóvil de Shanghai y el complejo olímpico de Pekín. Su hija Hilde Schramm se convirtió en una conocida parlamentaria de izquierdas.




Para ver unas excelentes imagenes y notas de Guderian visiten http://mundosgm.com/smf/index.php?topic=453.120


Proxima Entrega:Constructivismo Sovietico.

Zhukov

23 de septiembre de 2007, 20:07:20 pm #12 Ultima modificación: 15 de enero de 2008, 23:16:44 pm por Zhukov
El Constructivismo Ruso

Entre 1930 y 1950, el Estado soviético organizó una larga serie de concursos públicos para cambiarle la cara a Moscú. El objetivo: plasmar los principios de la Revolución en un repertorio de obras y edificios monumentales. Aunque la mayoría de los proyectos ganadores nunca llegó a ejecutarse, sus planos y sus ambiciones marcaron a fuego la planificación urbana en el siglo XX. Estas son algunas de las quimeras arquitectónicas que Moscú nunca llegó a conocer.


Palacio de los Soviets (versión del proyecto aprobado), de O. Iofan, O. Gelfreikh y V. Schuko. Escultor, S. Merkulov. 1934



El concurso para la construcción del Palacio de los Soviets -llamado a ser el símbolo del "inminente triunfo del comunismo" en la capital del primer Estado de obreros y campesinos del mundo- fue uno de los más extensos e impresionantes del siglo. Se lanzó en 1931 y reclutó 160 proyectos, incluidos 24 enviados por participantes extranjeros (Le Corbusier y Gropius, entre otros). Por entonces ya era un hecho el vuelco de la arquitectura soviética hacia el legado del pasado, lo que explica la elección de los ganadores.

El Arco de los Héroes, monumento a los heroicos defensores de Moscú, de L. Pavlov. 1942.



En octubre de 1942, plena Segunda Guerra, el periódico Literatura i Iskusstvo ("Literatura y Arte") escribía: "Está próximo a cerrar el concurso para la construcción de un monumento a los héroes de la Gran Guerra Patriótica. Escultores y arquitectos de Moscú presentaron ya unos 90 proyectos, y también se han registrado envíos de Leningrado, Kuibyshev, Sverdlovsk, Tashkent y otras ciudades soviéticas. En total se esperan más de 140 presentaciones". Las exigencias del concurso incluían la construcción de un monumento "a los heroicos defensores de Moscú" y delegaban el sitio de su emplazamiento en los participantes. El arquitecto Pavlov, diseñador del Arco de los Héroes, sugirió erigir el monumento en la Plaza Roja.

Palacio de la Tecnología, de A. Samoylov y B. Yefomovich. 1933.




El concurso se abrió en 1933 y preveía construir un complejo de instituciones científicas y técnicas a orillas del río Moskva. La resolución industrial elegida por Samoylov y Yefomovich no implica un homenaje a la escuela constructivista, ya entonces condenada al olvido, sino más bien una ilustración del carácter tecnocrático del tema. El Palacio de la Tecnología nunca fue construido.

Edificio residencial de la plaza Vosstaniya, de V. Oltarzhevsky y I. Kuznetsov. 1947.



El arquitecto Oltarzhevsky dedicó buena parte de su tiempo a la teoría de la arquitectura y los métodos para construir edificios altos. En 1953 publicó un libro, Construcción de altura en Moscú, en el que intentaba establecer contactos entre ese tipo de arquitectura y las tradiciones constructivas rusas. Su proyecto nunca se realizó. El alto edificio de la plaza Vosstaniya fue construido según el plano de los arquitectos Posokhin y Midoyants (1953).

Comisariado del Pueblo para la Industria Pesada, de I. Fomin, P. Abrosimov y M. Minkus. 1934.




Fomin -un prestigioso representante de la escuela de arquitectura neoclásica de San Petersburgo- ya había alcanzado notoriedad antes de la Revolución. Aun en los '20, un período dominado por el constructivismo, Fomin se había mantenido fiel a los principios de la arquitectura clásica e incluso había llegado a diseñar un estilo bautizado "orden proletario".


Edificio Aeroflot, de D. Chechulin. 1934




En 1934, la atención del mundo entero se posó sobre la suerte de la tripulación del rompehielos "Chelyuskin", que quedó a la deriva en un témpano de hielo luego de que la embarcación naufragara en el mar de Chukotsk. En el verano de ese mismo año, Moscú agasajó a los valerosos sobrevivientes y a los pilotos que los habían rescatado, primeros destinatarios de la distinción "Héroe de la Unión Soviética". Las nuevas tradiciones de la vida socialista reclamaban que la memoria de tan sobresaliente episodio quedara perpetuada de un modo monumental. El edificio Aeroflot, pensado para ocupar la plaza situada detrás de la estación de tren Byelorussky, fue diseñado por el arquitecto D. Chechulin como monumento a la gloria de la aviación soviética. De ahí la silueta afilada, "aerodinámica", del alto edificio y las esculturas de los heroicos aviadores que ocupan las siete arcadas abiertas.


Casa de los Libros, de I. Golosov, P. Antonov y A. Zhuravlev. 1934.




El plano de la Casa de los Libros es típico de las pautas de principios de los '30, que decretaban que un edificio era "un monumento arquitectónico": una silueta alta y trapezoidal, formas arquitectónicas simples y abundancia de esculturas en todas partes. El arquitecto I. Golosov, un constructivista prominente en los años '20, encontró a lo largo de los años siguientes soluciones interesantes en el espíritu del clasicismo soviético.


Palacio de los Soviets, de B. Iofan, V. Gelfreikh y V. Pelevin. Escultor: S. Merkulov. Versión del proyecto aprobado. 1946.




El Palacio de los Soviets estaba llamado a ser el edificio más grande del mundo. También el más alto: sus 415 metros de altura superarían a la torre Eiffel y el Empire State Building. Una estatua de Lenin de 100 metros remataría su extremo superior. Su construcción requeriría la puesta en marcha de un complejo científico y económico independiente, dotado de laboratorios especializados en óptica y acústica y departamentos dedicados al desarrollo de materiales de construcciones especiales. Las obras serían abastecidas por una línea ferroviaria exclusiva. Según decretos especiales sancionados en 1934 por el Soviet de los Comisarios del Pueblo y el Consejo para el Trabajo y la Defensa, la construcción del Palacio fue considerada un proyecto prioritario. Los cimientos de la parte superior se completaron en 1939. Las obras se interrumpieron en 1941 a causa de la guerra. Nunca se retomaron.


Edificio en Zaryadye (vista desde la Plaza Roja), de D. Chechulin. 1948.




A fines de los '40, a instancias de una resolución del gobierno soviético, los edificios altos empezaron a multiplicarse en Moscú: la Universidad de Moscú en las colinas Lenin, el Ministerio de Asuntos Extranjeros de la plaza Smolenskaya, un edificio administrativo en la plaza Lermontovskaya, los hoteles Leningradskaya y Ukraina en la plaza Komsomolskaya y la prospectiva Kutuzovsky y los edificios residenciales del terraplén Kotelnicheskaya y la plaza Vosstaniya. El único que no llegó a completarse fue el edificio administrativo de 32 pisos de Zaryadye, que había sido pensado para marcar uno de los rasgos salientes del contorno de la ciudad. Las obras se interrumpieron a raíz de la resolución del ComitéCentral de 1955, que condenaba los "excesos y la sobreornamentación arquitectónica".


Comisariado del Pueblo para la Industria Pesada, de A. y V. Vesnin y S. Lyaschenko. 1934.




"... Cuatro torres que alcanzan los 160 metros erigidas sobre un estilóbate que armoniza con la pared del Kremlin. Una construcción rítmica, expresada en cuatro elementos verticales y la columnata del estilóbate, crea una extensión visual clave para el encuadre longitudinal de la plaza y responde a la pared del Kremlin. Las divisiones verticales corresponden a las cuatro divisiones de la torre del Kremlin y son necesarias para integrar el edificio al conjunto. El proyecto prevé un único vestíbulo de la longitud de la Plaza Roja".


El Hotel del Soviet de Moscú ("Moskva"), de L. Savelyev y C. Stapran. 1931.




En 1931, el Soviet de Moscú llamó a concurso para construir un hotel de mil habitaciones según los criterios más sofisticados de la época. Se presentaron seis proyectos. Desde el punto de vista del planeamiento urbano, el edificio tenía una profunda significación: estaba ubicado en la intersección de la calle principal, Gorky Street, con la proyectada nueva "Avenida Ilyich", una calle inmensa que desembocaría en el Palacio de los Soviets. Las paredes del futuro Hotel Moscú estaban en plena construcción cuando el académico A. Schusev, nombrado director del equipo de arquitectos, cambió los planos de la fachada para que reflejaran el nuevo espíritu monumental y el giro hacia la tradición clásica. Según la leyenda, las dos versiones de la fachada fueron sometidas a consideración de Stalin, que estampó la firma de su aprobación en ambas. De ahí que la fachada del hotel resultara completamente asimétrica. La obra concluyó en 1934. La Avenida Ilyich nunca llegó a existir, pero algún rastro de sus primeros escarceos sobrevive hoy en la plaza Manezh.


Breve Historia

Entre 1930 y principios de los '50, la arquitectura de Moscú sin duda ocupa un lugar central en la construcción de la era socialista.
Su naturaleza y sus objetivos específicos ilustran de manera notable la utopía arquitectónica del socialismo.

Es el período en el que florece el trabajo de los más grandes arquitectos soviéticos (B. Icfan, A. Schusev, I. Zholtovsky, los hermanos Vesnin, I. Fomin, L. Rudnev, I. Golosov, V. Schuko).

De entre las proyecciones de largo alcance del primero de los planes quinquenales estalinistas, el plan general de reconstrucción de Moscú, de 1935, eclipsa a todos los demás.

Según el plan, Moscú debía convertirse, en el plazo más corto posible, en la pieza sobresaliente de la capital del primer Estado socialista del mundo.

El plan general contemplaba desarrollar la ciudad como un sistema unificado de autopistas, plazas y terraplenes con edificios únicos que encarnarían las ideas y los logros del socialismo.

Pero también incluía algunas fallas mayúsculas, en especial vinculadas con la preservación del legado histórico de la ciudad.
La naturaleza específica del proceso arquitectónico de la época estaba absolutamente determinado por esquemas gubernamentales ambiciosos. Para llevarlos a cabo se organizaron largos concursos arquitectónicos y se invitó a arquitectos de distintas orientaciones y escuelas de pensamiento a presentar sus proyectos.

Los concursos para los proyectos del Palacio de los Soviets (1931-1933) y para el edificio del Comisariado popular de la Industria Pesada (1934) fueron particularmente notables en cuanto a intención y resultados.

Aunque finalmente ninguno de esos proyectos fue realizado, los planos presentados por los participantes tuvieron una significativa influencia en el desarrollo de Moscú y muchos se ganaron un lugar en los archivos de la planificación urbana del siglo XX.

En aquel entonces, este estilo de arquitectura, como la literatura y el arte que le eran contemporáneos, era promovido como una implementación ejemplar de los métodos artísticos "más progresistas" del "realismo socialista".

Considerados a la distancia, es evidente que los mejores ejemplos de esa arquitectura -la mayoría de los cuales jamás trascendieron las mesas de dibujo- son más profundos e interesantes que las normas ideológicas en cuyo marco fueron diseñados.

Fuente:Pagina 12 Radar,ARNHEIM, Rudolf. "Arte y percepción visual" Nueva versión. Editorial Alianza Forma.


josmar

El mejor calificativo, que se le puede dar a este trabajo, es....¡¡¡ Espectacular, Zhukov...!!! <<37


Natalya Meklin

Hola, este asunto es una marabilla,muy bonito, muchas gracias.

Ir Arriba